Semanario Expresión up

EN CARTA, CARLOS RONCAL HACE DESCARGO DE IMPUTACIONES DE LA FISCALÍA: ¿A QUÉ JUEGA EL MINISTERIO PÚBLICO?

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1033

  comentarios   

Aclara que fiscales cuentan con colaborador eficaz con doble código. Niega haber tenido algún tipo de participación en el asesinato del auditor de la SUNAT, Luis Cieza Herrera, y hace serias revelaciones de la forma como se realizan las investigaciones

 

 

¿A qué juega la Fiscalía Provincial Contra la Criminalidad Organizada de Chiclayo?, ¿Por qué incriminar al empresario Carlos Roncal Miñano y su hermano, Samuel Roncal Miñano, con el asesinato del auditor de la SUNAT, Luis Roberto Cieza Herrera?, ¿En qué sustenta sus acusaciones el Ministerio Púbico para sindicar al empresario como integrante de la Organización Criminal “La Hermandad del Norte”? ¿Qué presiones existen para tomar como valederas de prioridad las declaraciones de un colaborador eficaz con doble código?, ¿Por qué no valorar los argumentos de defensa y persistir en encerrarlo en una celda del penal de Picsi por 36 meses mientras dura una investigación preventiva?

 

En una carta dirigida en sobre cerrado  a la redacción del Semanario Expresión, el empresario Carlos Roncal Miñano, quien actualmente se encuentra en la clandestinidad en salvaguarda de uno de los valores más preciado después de la vida, la libertad, analiza cada una de las acusaciones que hasta el momento le han sido formuladas por fiscales de la Fiscalía Provincial Contra la Criminalidad Organizada de Chiclayo.

 

En un primer punto destaca que el supuesto principal sospechoso de los preparativos del asesinato del auditor de la SUNAT, Luis Roberto Cieza Herrera,  Alexander Siesquén Sampén, ha negado en todas las diligencias preliminares que las declaraciones de los colaboradores eficaces y de los testigos claves "fueron montadas" con el objetivo de incriminarlo, así como causar daño a los empresarios Carlos Roncal Miñano y a su hermano, Samuel Roncal Miñano.

 

DOBLE TESTIGO

La suspicacia de que existen una serie de vacíos en la investigación y que a pesar de haberse presentado las pruebas que traen abajo las acusaciones, lo lleva a analizar la pregunta y respuesta N° 05 de la declaración del testigo clave N° 01-2016, las cuales están contenidas en la carpeta fiscal N° 2406045600-2016-20-0, y amparadas en el expediente judicial 5972-2016-1706-JR-PE-06, sobre ampliación de formalización de investigación preparatoria y requerimiento de mandato de prisión preventiva, del 22 de setiembre pasado.

 

En el documento, el Ministerio Público sustenta que de acuerdo a lo revelado por el colaborador eficaz N° FPC15012016, quien no es más que David Ángel Guerrero Rodríguez – alías “Ñoño”, “Gordo” o “Carnicero”, y que por curiosidades de la vida también tiene el código N° 01-2016 de testigo clave. Cómo es posible que la Fiscalía puede utilizar a la misma persona para que corrobore lo dicho por él mismo; al respecto existe una denuncia ante la OFICINA DE Control Interno del Mnisterio Público sobre este tema. ¿Cómo una persona puede a la vez ser colaborador eficaz y Testigo Clave con diferente código?, ¿Qué se esconde?, o ha ¿Quién se quiere proteger?

 

COLABORADOR EFICAZ

La ley que permite la colaboración eficaz es bien directa; pues, excluye a los cabecillas y a la gente más importante. Los colaboradores de la justicia son de abajo, los que han participado en los puntos intermedios o bajos de una organización, para poder delatar a sus jefes.

 

Con la información que brinda el colaborador eficaz, la Fiscalía puede saber cómo se cometió el delito, sus actores, sus participantes, los medios que se utilizaron e incluso de que tipo de organización estamos hablando.

 

La persona que quiere convertirse en un colaborador eficaz debe comprometerse a abandonar las actividades delictivas, además de comprometerse con la justicia a no dar datos contradictorios. Además, toda la información que dé a la Fiscalía debe ser corroborada.

 

Sin embargo, es de público conocimiento que el colaborador eficaz  en el presente caso es el N° 15012016, y que a la vez es también testigo clave N° 01-2016, cuyo nombre es David Ángel Guerrero Rodríguez, conocido como “Carnicero”, “Ñoño” o “Gordo”, quien en su declaración del 20 de enero del año 2016 no menciona para nada al empresario Carlos Roncal Miñano, ni a su hermano Samuel Roncal, pero extrañamente la  Fiscalía los considera potenciales criminales, que mediante acciones mediáticas o instigadoras dirigen una peligrosa organización criminal denominada por la Policía y el Ministerio Público como “Los Empresarios del Norte”, y “La Hermandad del Norte”.

 

El sujeto –según su declaración que obra en la carpeta fiscal N° 2406045600-2016-20-0- relata que a partir del año 2011 habría una organización criminal liderada por los hermanos “Sánchez Coronel”, y menciona a un promedio de 30 personas que integrarían la presunta organización, pero no menciona a Carlos Roncal Miñano. Mucho menos, sindica que los hermanos Roncal Miñano hayan ordenado asesinar al auditor de la Sunat, Luis Cieza Herrera. En otras acciones, la Fiscalía falta a la verdad por razones y motivos que  sólo los responsables de llevar a cabo la investigación lo saben. ¿Cuáles serán sus razones?

 

¿VERDAD O MENTIRA?

En la misiva, Roncal Miñano hace saber que es de público conocimiento que el colaborador eficaz N° 15012016 es la misma persona que tiene asignado el código N° 01-2016 y al que la Fiscalía le ha dado tanta importancia y prioridad, e incluso por esta supuesta “irregularidad” existe una investigación en Control Interno del Ministerio Público contra dos fiscales.

 

Además, en su declaración ante Fiscalía del 9 de febrero del año pasado, David Ángel Guerrero Rodríguez – alías “Ñoño”, “Gordo” o “Carnicero”, el colaborador eficaz con los códigos N° 15012016 y N° 01-2016, dice: “Lo estaban arreglando, ofreciéndole plata, pero no quería recibirles y por el contrario les estaba haciendo levantamiento y jodiendo, y por ello lo estuvieron amenazando de muerte”.

 

Sin embargo, en la ampliación y formalización de la investigación preparatoria la Fiscalía toma como revelador otro dicho del colaborador eficaz antes descrito,  sorprendiendo a la juez del Sétimo Juzgado de Investigación Preparatoria de Chiclayo, Mary Isabel Núñez Cortijo, al señalar en uno de los elementos de supuesta convicción del Ministerio Público que: “lo querían matar porque habría recibido dinero y no había cumplido con el trato”.

 

Con esa diatriba por parte del Ministerio Público – señala Carlos Roncal en si misiva- muchas dudas quedan en el aire. ¿A Luis Cieza lo mataron por no recibir dinero y seguir investigando? o ¿Lo mataron por recibir dinero y no cumplir con lo pactado?

 

¿SE BUSCA UN CULPABLE?

Queda claro –señala- que el Ministerio Público viene utilizando a una misma persona con código como colaborador eficaz y testigo clave para acusar al empresario Carlos Roncal Miñano y su hermano Samuel Roncal Miñano, como los autores intelectuales del asesinato del Auditor de la SUINAT, Luis Cieza Herrera, pero para ello utiliza a la misma persona, colaborador eficaz y testigo clave, lo que evidencia que existe una grave falta objetiva de veracidad con la presunta intención de hacer daño, bajo la premisa de “defender el principio de legalidad”. Sin embargo, claramente se nota que no existe total objetividad y profesionalismo.

 

Y ahora, ¿Por qué la Fiscalía no muestra a la juez las actas en reserva de los colaboradores eficaces y de los testigos?; simple, porque allí quedaría demostrado que el “colaborador eficaz y el testigo clave son la misma persona” y que en sus supuestas declaraciones de ayudar a esclarecer hechos criminales, se contradice, lo que lleva a presumir que lo dicho por el colaborador eficaz signado con el código N° 15012016 y también el código N° 01-2016, David Ángel Guerrero Rodríguez (alías) “Carnicero”, “Ñoño” o “Gordo”, es totalmente falso, ya que de ser cierto y haber estado en el lugar y en el momento que relata, jamás pudo haber borrado hechos de su mente.

 

El empresario agrega que sus abogados y ahora la comunidad, no encuentran una explicación objetiva en cuanto a cómo los representantes del Ministerio Público a cargo de la investigación, han podido tomar en cuenta la declaración de una persona que es testigo clave y colaborador eficaz. En una de ellas – declaraciones “voluntarias”- señala que el auditor de la SUNAT, Luis Cieza Herrera, le habrían ofrecido dinero para que no siga investigando, pero al no aceptar lo habrían asesinado.

 

Sin embargo, en otra declaración señala que a Luis Cieza Herrera le habrían dado dinero, pero que como no cumplió con el trato, lo asesinaron. ¿Cómo creer en  esa dos versiones, cuando el que las vierte en una misma persona y no las precisa a pesar de haber estado presuntamente en los momentos en que sucedieron los hechos?, precisa Carlos Roncal desde la clandestinidad.

 

DE LA ESPOSA

Sin embargo, de acuerdo a la acusación fiscal, el representante del Ministerio Púbico afirma que las declaraciones de los colaboradores eficaces CE15012016 y TC01-2016, los que son la misma persona y se contradicen, han sido corroboradas con la declaración de la viuda de Luis Cieza Herrera, Liliana Arenas Abanto, y apuntan también contra el contador de la empresa Agro Pucalá, Antonio Arenas Delgado, a quien sindican que le habría ofrecido una fuerte suma de dinero para que no siga investigando a sus jefes.

 

En este caso -señala Carlos Roncal- no tiene nada que ver con Agro Pucalá desde Agosto del 2014, pero que la empresa azucarera sigue funcionando y se encuentra en manos de otros empresarios, que por casualidad en la actualidad siguen siendo investigado por presunto desbalance patrimonial, evasión tributaria y lavado de activos.

 

“La misma viuda de Luis Cieza Herrera, hace notar en su declaración tener conocimiento que el contador Antonio Arenas, es contador de Agro Pucalá. Sin embargo, el fiscal a cargo de la investigación habría agregado que Carlos Roncal tendría intereses comerciales sobre Pucalá, y por eso se me quiere vincular con dicha persona, cuando con Agro Pucalá no tengo nada que ver desde hace tres años”, explica.

 

Revisando las declaraciones de Liliana Arenas Abanto –señala Carlos Roncal en su carta- se aprecia que la acusación hacía su persona es subjetiva, pero a pesar de ello la fiscalía falta a la verdad; pues, en sus declaraciones – Liliana Arenas- en ninguna parte menciona a Carlos Roncal.

 

“Hasta la fecha el Ministerio Público no ha podido demostrar si Antonio Arenas Delgado trabajó para Carlos Roncal. Es más, en la carpeta fiscal obran los informes emitidos por la SUNAT donde claramente se señala que dicho contador nunca se apersonó al ente recaudador como contador, apoderado o realizar algún trámite a nombre de Carlos Roncal”, detalla.

 

Asimismo – explica el empresario- que contra su persona pende la acusación fiscal que señala que el Contador Antonio Arenas le habría ofrecido a Luis Cieza, por encargo de Carlos Roncal, la suma de 500 mil dólares, para que no lo siga investigando.

 

“Al representante del Ministerio Público – a través de mí defensa- se le ha solicitado que revele qué testigo, qué colaborador o en qué tomo y página de la carpeta fiscal, se encuentra la supuesta manifestación que señala que Carlos Roncal mandó asesinar a Luis Cieza Herrera, pero previamente le envió 500 mil dólares para que deje de investigarlo”, sostiene en su carta.

 

LAPTOP DE LUIS CIEZA

En un primer momento- relata- los representantes del Ministerio Público señalaron que de la visualización de la Laptop del auditor de la SUNAT, Luis Cieza Herrera, se habría logrado obtener información que la víctima investigaba a un total de 36 empresas, las que serían de propiedad de Carlos Roncal Miñano; sin embargo, es el caso que esa auditoria corresponde al año 2013 en donde el empresario Carlos Roncal era auditado por el ejercicio fiscal del año 2010.

 

En esa visualización de la Laptop – sigue relatando en su carta- se puede apreciar que el auditor Luis Cieza Herrera emite documento a otro funcionario, en la cual le pide información de todas las empresas vinculadas a Carlos Roncal Miñano. Éste otro funcionario le envía un correo electrónico a Luis Cieza Herrera, con el detalle de 36 empresas, las mismas que se repiten entre sí, debido a que en algunas el apellido Roncal aparece como socio, en otras como gerente, y algunas como gerente adjunto. De todas ellas, se reducen a nueve empresas que pertenecer a su familia.

 

“De las 9 empresas, 5 pertenecen a su hermano Samuel Roncal, otras dos a sus hijos, y solamente tres están a nombre de Carlos Roncal Miñano. De las tres que quedan o están a mí nombre; una de ellas es la que se dedicaba a la venta de libros y fue constituida en el año de 1986 y dejó de activar en el año de 1994. Una segunda fue dada de baja, quedando solamente una activa, y que no tiene ninguna fiscalización pendiente ni mucho menos proceso administrativo o legal con la Sunat”, señala.

 

En el acta de visualización elaborada por la Fiscalía, se señala que el auditor Luis Cieza Herrera iba a demostrar que Carlos Roncal tendría vínculos comerciales con Pucalá, lo cual es de público conocimiento, pues – según señala en la misiva- Carlos Roncal ha mantenido relaciones laborales y comerciales con Pucalá hasta el mes de agosto del año 2014, fecha en que por mandato judicial hubo cambios en la administración judicial.

 

¿ACASO PROTEGE A ALGUIEN LA FISCALÍA?

Asimismo – detalla- que en la carpeta fiscal de investigación obra el oficio N° 052-2017- Sunat, en el cual se informa que Carlos Roncal ha sido objeto de tres fiscalizaciones. En efecto, la SUNAT no miente, ya que el empresario acepta haber sido fiscalizado en el mes de febrero del año 2013 por el ejercicio fiscal del año 2010; en noviembre del mismo año fue fiscalizado  por el ejercicio fiscal del año 2011 y en abril del año 2015, se le fiscalizó los años 2013 y 2014.

 

Además, al concluir la fiscalización, la SUNAT emite informe con el término “No Conforme”; pero el Ministerio Público no detalla el pedido que hizo Carlos Roncal a la Sunat para que detalle el significado de “No Conforme”, el cual al ser aclarado determina que la fiscalización ha concluido, pero le determinaron el pago de un impuesto.

 

“La Fiscalía tampoco señala que la SUNAT hizo un requerimiento de pago, y yo hice efectivo el pago, emitiendo la Sunat resolución de determinación de deuda, con saldo cero. Todos estos documentos se los hemos alcanzado a través de mi abogado defensor a la Fiscalía, pero al parecer no lo han valorado o no lo quieren valorar”, señala.

 

De igual manera, aclara que su conducta ante la SUNAT siempre ha sido de sometimiento y colaboración ante cualquier fiscalización, e incluso nunca apeló a instancias superiores para negar algún pago.  

 

CON SU HERMANO

Aclara que a pesar que su hermano Samuel Roncal Miñano es empresario, nunca ha hecho ningún tipo de negocio con él y no se explica bajo qué razón la Fiscalía a cargo de la investigación lo vincula.

 

“Las acusaciones son a título personal, yo no tengo ningún tipo de negocio en sociedad con mi hermano, siempre hemos sido independientes en nuestros negocios”, indica.

 

Agrega también que con oficio N° 054-2017 –Sunat, el ente recaudador da cuenta al Ministerio Público que el contador Antonio Arenas Delgado ha sido asesor de Samuel Roncal Miñano y de la esposa de éste. Sin embargo, como la Fiscalía no puede demostrar que el Contador Antonio Arenas no tiene ningún vínculo con Carlos Roncal, se acoge a la rama familiar para imputarle un delito que – según señala- no ha cometido.

 

“Ha pesar que ya se ha demostrado con documentos fehacientes, la Fiscalía no nos toma en cuenta por olvido, por falta de interés o por presunta digitación, sigue basando su acusación en subjetividades y relatando hechos irreales y fantasiosos”, indica en la misiva dirigido al medio de prensa.   

 

Otro punto importante y que cae en subjetividades por parte de la Fiscalía –señala- son las declaraciones de Luis Miguel Jiménez Palma, ofrecidas el 3 de junio del año 2016. La mencionada persona es jefe de seguridad y defensa nacional de SUNAT, quien relató que a fines del mes de enero del año 2016, a un familiar de Luis Cieza Herrera le entregaron una hoja de ficha Reniec conteniendo impresa la foto del contador Antonio Arenas Delgado.

 

“Lo delicado que revela el vigilante es que señaló que en la parte del reverso se había escrito: “contador de la empresa Agro Pucalá”, manifestando que es él quien está metido en todo; sin embargo, la Fiscalía lo vincula con Carlos Roncal por haber tenido intereses económicos con dicha empresa, pero previa digitación para que me involucren”, señaló.

 

ABSURDA VINCULACIÓN

Relata que la acción en contra de su apellido, no es más que una acusación absurda y subjetiva. Aclara que a la Fiscalía se le ha demostrado que el contador Antonio Arenas nunca trabajó para Carlos Roncal.

 

“Es más, la empresa Pucalá ha enviado un escrito al Ministerio Púbico, diciendo que la persona de Antonio Arenas tampoco ha sido contador de la empresa azucarera, y que es una persona desconocida para ellos”, detalla.

 

Otra acción que demuestra que el contador Antonio Arenas no tiene nada que ver con Carlos Roncal, es que al allanar su casa, no se ha encontrado ningún tipo de documento que demuestre que trabajaba para él.

 

“Durante el registro domiciliario por parte de la Fiscalía, se han encontrado documentos de asesorías a diferentes empresas y personas naturales, pero ningún papel que demuestre que el señor Antonio Arenas, ha trabajado para mí, lo cual demuestra que nada tiene que ver con mi persona y empresa”, recalcó. 

Deja tu Comentario