Semanario Expresión up

DENUNCIAN COMPETENCIA DESLEAL: PRODUCTORES NACIONALES PERJUDICADOS POR IMPORTACIÓN DE ARROZ LIBRE DE IMPUESTOS

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1041

  comentarios   

Los productores de arroz se han declarado en pie de lucha a nivel nacional y exigen al gobierno la derogatoria de dos decretos supremos que los perjudican directamente al admitir la importación del cereal con aranceles mínimos y, en algunos casos, inexistentes, lo que genera un escenario de competencia desleal que afecta los intereses del sector agrario.

 

En 1991 se establecieron los aranceles a la importación de arroz con el Decreto Supremo N° 016-91-AG, y con el Decreto Supremo N° 115-2001-EF se puso en marcha la Franja de Precios con el objetivo de estabilizar y proteger la producción nacional, teniendo en cuenta que los países exportadores, a los cuales el Perú compra el cereal, subsidian sus agriculturas.

 

Sin embargo, con los Decretos Supremos N° 103-2015-EF y N° 055-2016-EF se modificó y habría desnaturalizado los fines y objetivos del sistema de Franja de Precios, por lo que en la actualidad el arroz importado, con los ajustes realizados a la aplicación del derecho específico, paga un arancel irrisorio que en la mayoría de los casos llega a cero, no cumpliendo el propósito de estabilizar el costo de importación del producto y limitar el impacto negativo de la volatilidad de los precios internacionales y el subsidio extranjero.

 

La consecuencia directa es que los precios del arroz en cáscara de la producción nacional han disminuido considerablemente, afectando a más de 120 mil familias que participan de la cadena productiva en el país.

 

PROTESTA AGRARIA

El martes, como parte de la protesta convocada a nivel nacional, los productores del valle Chancay Lambayeque se movilizaron a lo largo de la carretera Panamericana Norte hasta la Gerencia Regional de Agricultura, donde se entrevistaron con el titular sectorial, Ricardo Romero Rentería, y el prefecto departamental, Rafael Aita Campodónico, a quien entregaron un memorial para que sea elevado a la Presidencia del Consejo de Ministros – PCM y al despacho del mandatario de la nación, Pedro Pablo Kuczynski, exponiendo la problemática que actualmente atraviesan.

 

“Exigimos el respeto de la Franja de Precios, porque con los decretos supremos de los años 2015 y 2016 se afecta directamente a la producción nacional. Al bajar los aranceles puede importarse arroz a bajo precio, sabiendo que la agricultura en otros países es subsidiada, mientras que la producción nacional no recibe ninguna contribución del Estado. Eso es competencia desleal”, mencionó Jesús Niquén Matallana, presidente de la Asociación de Productores de Lambayeque.

 

Dijo que a nivel nacional existen 400 mil hectáreas de arroz. Solo en el valle Chancay Lambayeque son 18 mil hectáreas las destinadas a la producción arrocera.

 

“Queremos que el presidente de la República cumpla con su promesa de defender la producción nacional y que respete la Franja de Precios”, indicó.

 

DESINTERÉS DEL GOBIERNO

Para la Asociación Peruana de Molineros de Arroz – APEMA, el gobierno ha mostrado “nulo interés en establecer condiciones justas para la producción interna”. Como responsable directo del problema se señala al Ministerio de Economía y Finanzas – MEF.

 

Los productores han acudido hasta en dos oportunidades a la Comisión Agraria del Congreso de la República, entre el 8 y el 14 de noviembre, sesiones en las que el MEF no tuvo participación activa con sus principales funcionarios, pese a que la agenda de las reuniones era iniciar un proceso de diálogo para buscar soluciones a la problemática actual.

 

“Exigimos que se deroguen los decretos supremos que han modificado la fórmula para obtener la Franja de Precios, sistema que sirve para la protección de cuatro productos: el arroz, el maíz, los lácteos y el algodón. Esta se activa cuando, por ejemplo, el arroz importado ingresa a un precio muy bajo”, señala Luis Gasco Arrobas, presidente de la APEMA.

 

LA FRANJA DE PRECIOS

En el país, la Franja de Precios se modifica dos veces al año, en abril y en septiembre.

 

En abril del 2015, la tonelada métrica de arroz importado tenía un precio referencial de 441 dólares americanos, a los que se sumaban entre 120 y 160 dólares por impuestos, generando una protección al arroz nacional. Es decir, la tonelada de arroz importado ingresaba al país con un valor de 600 dólares, aproximadamente, que es, en promedio, lo que cuesta producir la misma cantidad de cereal en el Perú.

 

Sin embargo, a inicios de año, con las modificaciones realizadas por el Ministerio de Economía y Finanzas, el gravamen al arroz importado, en determinado momento, ha llegado a cero, comercializándose a un menor precio que el que se produce en el país.

 

“Acá el Estado no subsidia la producción agrícola, lo que está haciendo es subsidiar la producción extranjera y esto genera una total distorsión en el mercado interno. Lo que debemos resaltar también es que pese a que el arroz importado ingresa con un precio más barato que el nacional, esa reducción no ha beneficiado al ama de casa o a los consumidores finales, sino únicamente a determinado grupo de importadores o comerciantes que han visto la oportunidad de mezclar el cereal importado de mala calidad con uno de marca nacional, para así venderlo a un mayor precio. Por ejemplo el arroz tailandés que a inicios de año costaba 120 soles el saco, ahora se vende a 95 soles”, explica Gasco Arrobas.

 

PERJUICIOS

La competencia desleal ha originado que el precio del arroz en cascara que se produce en el país caiga y que los agricultores pierdan al no poder equiparar sus costos con el cereal importado.

 

“A los productores nacionales nos cuesta producir una tonelada de arroz aproximadamente 600 dólares y el arroz importado ingresa a un costo de 440 dólares en el mismo volumen. Al Perú siempre ha ingresado arroz del Uruguay, del Brasil y de Argentina. El arroz tailandés, por su baja calidad, tenía una participación mínima en el mercado interno, pero ahora ha desplazado considerablemente tanto al de los países vecinos como al producto nacional”, refiere el presidente de la APEMA.

 

Hasta hace unos años al Mercado Mayorista de Santa Anita ingresaban mil toneladas mensuales de arroz importado. Actualmente, la importación se ha incrementado en 300 %.

 

“Nosotros tenemos una de las más altas tasas de producción a nivel regional y probablemente a nivel mundial. En Arequipa se producen 14 toneladas métricas de arroz por hectárea, lo que es un récord a nivel mundial. Aquí, en el norte, entre Piura y el valle de Jequetepeque se tienen niveles de producción de 10 a 12 toneladas por hectáreas, son promedios altos. Producimos 400 mil hectáreas al año en el Perú, y eso nos da como resultado aproximadamente tres millones de toneladas métricas de arroz cáscara, que al ser llevadas al servicio de maquila dan como resultado un millón 900 toneladas del cereal”, detalla.

 

Añade que a nivel continente el Perú es uno de los principales consumidores de arroz. Se estima que cada peruano consume cerca de 55 kilos de arroz al año.

 

“Siempre se ha importado casi el 8 % de la demanda de arroz en el país, lo que equivale a 150 mil toneladas al año, más o menos, cifra que se ha incrementado considerablemente por todas estas ventajas que existen a favor de la importación en perjuicio de la producción nacional. Es probable que este año se cierre con 300 mil toneladas métricas de arroz importado”, enfatiza.

 

Gasco Arrobas menciona que la situación afecta a todos, principalmente a los pequeños agricultores.

 

“Hay gente que vive únicamente del arroz, son 120 mil familias las que dependen del arroz sin contar a las que se benefician con los negocios indirectos que genera la industria, ya sea con el sector transporte, comercio o logístico”, señala.

Deja tu Comentario