Semanario Expresión up

TRANSPORTISTAS DEMANDAN ORDENAMIENTO A LA MPCH: CINCO MIL TAXIS DE CHICLAYO CUENTAN CON GPS

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1111

  comentarios   

“Estas tres últimas gestiones, dos terminadas y una que empiezan, no representan ninguna esperanza de solución para nuestro querido Chiclayo. Cada vez vemos con mucha pena cómo nuestras autoridades no se esfuerzan lo necesario y se presentan sin un plan de gobierno anticipando, por lo que seguimos con gente improvisada que llega al sillón municipal sin saber qué cosa hacer”, señala Segundo García Sánchez, presidente de la Corporación de Taxis de Lambayeque.

 

El dirigente de la organización que agrupa a más de 50 empresas de taxis, señala que es urgente que en la ciudad se emprendan acciones concretas para el reordenamiento del transporte y una de ellas es la construcción de un depósito municipal en el que sean internados los vehículos que no reúnen los requisitos para circular o prestar servicios públicos.

Actualmente, las unidades vehiculares intervenidas son trasladadas a parte del terminal al lado de EPSEL o en los exteriores de las comisarías.

García Sánchez recuerda que a inicios de la gestión del ahora recluido exalcalde David Cornejo Chinguel se tomaron acciones a través del CEPRI Chiclayo para que se concesione la construcción y operación del depósito municipal, pero que al igual que otros muchos proyectos de la ciudad todo quedó “en letra muerta”.

“No creo que sea muy difícil para la municipalidad gestionar la construcción de un depósito y dar una solución al caos que ahora se ve afuera de todas las comisarías. Esto pasa por falta de gestión y desconocimiento de los funcionarios de la municipalidad, quienes no son capaces de hacer y ordenar”, manifiesta.

 

CAOS Y CORRUPCIÓN

El dirigente añade que tampoco se percibe voluntad para el ordenamiento y eficacia en el funcionamiento de la Gerencia de Desarrollo Vial y Transportes.

“El desorden fomenta el escenario propicio para la corrupción y ya sabemos quiénes son los beneficiados. Cuando no hay formalidad O entrega de documentación a los transportistas en los plazos establecidos, se benefician los que fiscalizan, porque estos son los que piden sobornos”, manifiesta.

Según indica, la gerencia de transportes del municipio no tiene una base de datos actualizada y, por lo tanto, no conoce cuántos vehículos de cada modalidad circulan por la ciudad.

“En pleno siglo XXI es vergonzoso que el municipio no tenga los datos actualizados, hay vehículos que tienen tarjeta de operatividad pero sus expedientes no existen en el municipio. ¿Cómo se hizo? Nosotros le hemos dicho a la municipalidad que si no actualiza su base de datos será imposible ordenar el sector transportes”, señala.

 

REGISTRO DE UNIDADES

De acuerdo con cifras de la corporación, en Chiclayo circulan aproximadamente 25 mil vehículos dedicados al servicio de taxis entre formales e informales. Para la municipalidad, las cifras son inexactas.

El año pasado, por ejemplo, cuando se formuló el Plan Regulador de Rutas se consignó, en el mismo documento, que en la ciudad transitaban ocho mil, 11 mil y 13 taxis.

“Eso demuestra que no hay trabajo de campo ni actualización del servicio de transporte público en ninguna modalidad. Hasta ahora nadie nos puede decir cuántos vehículos oficialmente hay en la ciudad”, menciona.

Segundo García sostiene que una forma de actualizar la información municipal es convocando a una reinscripción general de las unidades dedicadas al transporte público, validando únicamente a quienes reúnen todos los requisitos.

“Debería realizarse un censo vehicular, pero para ello debe haber la voluntad de querer hacer las cosas bien. En estos momentos hay más de seis mil expedientes a la espera de ser resueltos por la administración municipal y con mucha pena debo decir que nuevamente se ha designado en Transportes a personas que no tienen ningún conocimiento, gente que tiene interpretaciones personalísimas de las normas pese a que el Reglamento Nacional de Transporte es único, facultándole a la municipalidad administrar y normar de acuerdo a su realidad”, explica.

Añade que en las anteriores gestiones municipales hubo mafias enquistadas en el área de Transportes y precisa que en los últimos años solo puede destacar el trabajo realizado por Edwin Vásquez Sánchez, a quien – asegura – “nadie pudo acusarlo de corrupción”.

 

SEGURIDAD EN EL SECTOR

Respecto a seguridad, García Sánchez comenta que la corporación ha redoblado sus esfuerzos por garantizar mecanismos que permitan mayor resguardo tanto a los transportistas como a los usuarios.

Desde el 2015, ante la ausencia de la protección policial, las empresas de transportes empezaron a organizarse a fin de mejorar la seguridad. Cada empresa – afirma – tiene registrados y filtrados a sus conductores.

“Ahorita tenemos cinco mil unidades con GPS que circulan en la ciudad, todas interconectadas a tres centrales de monitoreo. Esto nos ha permitido recuperar en tiempo récord las unidades desviadas y reducir el pago de cupos por aparente vigilancia. Las extorsiones en transportes se han reducido en 90 % en el sector”, manifiesta.

Acota que con ayuda de la Policía Nacional del Perú se filtra las nóminas de los conductores adscritos a las empresas de taxis y se trabaja en una estrategia para interconectar las centrales de comunicación con las unidades de emergencia.

Deja tu Comentario