Semanario Expresión up

JORGE IZQUIERDO CASTAÑEDA: “EL APORTE DE LAMBAYEQUE A LA INDEPENDENCIA FUE IMPORTANTE E INMEDIATO”

Escribe: Semanario ExpresiĂłn
Edición N° 1123

  comentarios   

En diciembre del 2020, Lambayeque cumplirá 200 años desde la proclamación de su independencia. La fecha, que debe concitar el júbilo e interés general de la población, servirá también para poner sobre la mesa cuestiones históricas, como la revaloración de los precursores y próceres olvidados, a cuyo ejemplo urge mirar por sus expresiones de civismo y e identidad patriótica.

 

Expresión conversó con el historiador Jorge Izquierdo Castañeda, permanente estudioso de la gesta independentista de Lambayeque sucedida el 27 de diciembre de 1820, pero además de los pasajes previos y posteriores a dicho acto, que convirtieron a la “Ciudad Evocadora” en la primera en liberarse del yugo español en el norte del país sin presencia del ejército liderado por José de San Martín.

El próximo año se cumplirá el bicentenario de la independencia de Lambayeque, ¿hay tiempo aún para organizar una celebración acorde con tan importante acontecimiento?

Es demasiado tarde, pero algo vamos a hacer y en eso tenemos mucho que ver con Trujillo. Trujillo está celebrando el bicentenario de su independencia (que se cumplirá el 29 de diciembre del 2020) desde hace más o menos siete años, participando sus universidades y sus instituciones civiles. Nosotros, absolutamente nada.

Lo que podemos hacer es entregarle al Concejo Provincial de Lambayeque tres expedientes: uno, de más o menos 120 páginas, del aporte lambayecano al triunfo de la independencia nacional, mucho de ello inédito; la biografía de Juan del Carmen Casós Barrionuevo, un prócer poco conocido e investigado, y otro sobre la presencia de lo Húsares de Junín en Lambayeque.

El aporte de Lambayeque a la causa libertadora, cuando el general San Martín se establece en Huaura, fue notable…

Y fue inmediato.

Se enviaron caballos, milicias, dinero, vituallas, paño…

Todo. La Intendencia de Trujillo era rica, por eso San Martín pasa a Huaura para estar más cerca al norte. Lambayeque era un partido de la Intendencia de Trujillo y fue el primero en declararse independiente. A esa declaración se sumaron Trujillo ciudad, Chiclayo, Ferreñafe, Tumbes y Piura.

Lambayeque aportó mucho: hombres, caballos, vituallas de toda especie, cordobán, jabón para el aseso de las tropas libertadoras. Recordemos que apenas desembarca San Martín en Pisco una epidemia diezmó a las tropas chileno – argentinas que habían llegado con él.

A ello se suma que parte del Ejército Libertador parte con Álvarez de Arenales al sur…

Y fue así como proclamaron su independencia Ica, Nasca, Moquegua, Cerro de Pasco y Huánuco. Esos pueblos se liberaron antes, eso está bien, no hay discusión, pero el primer pueblo en el norte fue Lambayeque y sin presencia del ejército de San Martín.

¿Y entonces por qué la discusión siempre con Trujillo, si la independencia de Lambayeque fue dos días antes que la suya?

Cada vez que ha brotado ese debate Trujillo ha retrocedido. Ya en 1921, para el centenario de la independencia, una comisión de notables lambayecanos llegó a Lima para demostrar de manera inobjetable que Lambayeque proclamó su independencia antes y el tema quedó zanjado.

Hace décadas también hubo discusión respecto a la voluntad de los peruanos por la independencia. ¿Fue una decisión natural o impuesta por los ejércitos de San Martín y Bolívar, como se ha dicho en algún momento?

A fines del siglo XIX muchos historiadores colombianos y venezolanos decían que la independencia se hizo en el Perú sobre un pueblo que no la quería y eso es falso. A lo largo del siglo XVII se produjeron cerca de 23 rebeliones con ciertas características. En el siglo XVIII ni hablar.

Hubo una del coronel José Gómez que intentó tomar el Real Felipe y en ese intento hubo varios participantes. Después de develada la insurrección huyeron tres. De dos se sabe que llegaron a Chile y retornaron con la expedición de San Martín. Todos los historiadores, entre ellos Germán Leguía y Jorge Basadre, han estudiado al respecto. Pero del tercero, llamado Mariano Casas, ¿qué se sabe?

Hace siete años encontré un expedientillo. Mariano Casas llegó a Lambayeque huido de Lima. Se pleiteó con una autoridad aquí, fue a Chiclayo y estuvo apoyando a la causa libertadora por órdenes del entonces gobernador político y militar de Lambayeque, Juan del Carmen Casós Barrionuevo.

Vamos a rescatar esa información, porque incluso hay documentos firmados por él. Ese es uno de los aportes que hace Lambayeque a la historia del Perú.

Otro es el caso de Francisco Santos, que en 1750, tras una rebelión en Lima y Huarochirí, llega al corregimiento de Saña y fue delatado y ahorcado en donde se encuentra hoy la estatua de la libertad en la Plaza 27 de Diciembre de Lambayeque.

 

******

 

JUAN DEL CARMEN CASÓS

Prócer olvidado de la independencia de Lambayeque

Escribe: Jorge Izquierdo Castañeda

Don Juan del Carmen Casós Barrionuevo, fue Sargento Mayor por su Majestad del Regimiento de Infantería de Milicias Disciplinadas de Lambayeque y Chiclayo, grado que ostentaba al momento de la insurrección (27 de diciembre de 1820), además del cargo de regidor perpetuo del ilustre cabildo de Saña en el partido de Lambayeque.

A su mando y órdenes se encontraban los reconocidos próceres lambayecanos don Juan Manuel Aniceto Iturregui Aguilarte, capitán de milicias de caballería de Ferreñafe, y el capitán don Juan Pascual Saco Oliveros, capitán de milicias de infantería del pueblo de Lambayeque, ambos de notable actuación la noche en que Lambayeque juró de facto ser libre de toda opresión, rompiendo con este sublime acto las ligaduras que la ataban al régimen peninsular.

Juan del Carmen Casós Barrionuevo, nació en la ciudad de Lima, capital del virreinato del Perú. Fue miembro activo del “Club Patriótico” o “Sociedad Secreta” fundada por Juan Manuel Aniceto Iturregui Aguilarte, además de eficaz colaborador de la independencia de Lambayeque.

Producido el revolucionario pronunciamiento contra el régimen español, la memorable noche del 27 de diciembre de 1820, Casós, en su calidad de comandante militar de la plaza, se mantuvo al frente dirigiendo con firmeza el accionar de los patriotas lambayecanos. Fue él, quien comisionó al valiente y entonces capitán de milicias disciplinadas de Lambayeque don Juan Pascual Saco y Oliveros, intimara la rendición de los oficiales realistas del Escuadrón de Dragones acantonado en la casa de la “Aduana”, hoy sede de la Institución Educativa “27 de Diciembre”.

Juan del Carmen Casós, recibió el despacho de general de brigada el 30 de noviembre de 1821, y estaba incluido, en calidad de asociado, a la Orden del Sol desde el 12 de diciembre del citado año, conjuntamente con el prócer lambayecano don José Rivadeneira y Tejada. El 10 de octubre de 1825, Casós, fue condecorado por el Congreso con la “Medalla de Honor del Libertador”, por sus caros servicios prestados a la campaña final de la independencia del Perú.

Fue hijo legítimo de don Juan Carlos Casós, natural de Francia, y de doña María Ángela Barrionuevo, oriunda de la ciudad de Lima. Su padre ostentaba el pomposo título de Médico y Cirujano por su Majestad en todos sus dominios y Teniente de Protomédico por el Real Protomedicato del Supremo Gobierno de este Reino. Radicaba en Lambayeque desde aproximadamente mediados del siglo XVIII, hasta que acaeció su muerte en 1787.

Después de una ardua investigación, hemos comprobado que en todo ese tiempo el médico francés vivió con su familia en la mansión virreinal ubicada en la vereda izquierda de la primera cuadra, saliendo de la plaza principal, de la antigua cuadra del “Cabildo” después calle de “San Roque”, hoy calle “2 de Mayo”, colindante con la vieja esquina denominada, en el siglo XVIII, “del Mascarón”.

Casona virreinal en la que desde, aproximadamente, las cuatro últimas décadas del siglo XIX, viviera también el cónsul de Inglaterra en esta ciudad, don Guillermo Valentín Fry. De ahí que la casa fuera, en su momento, sede del consulado de ese país en Lambayeque.

O sea, y para más detalles, en la casa que adquiriera, a principios del siglo XX, don Augusto Castillo Muro, casado con la poetisa doña Juana Rosa Sime Manuel de Villena, padres del historiador lambayecano Augusto Castillo Muro Sime.

El prócer Juan del Carmen Casós Barrionuevo, dejó de existir en la ciudad de Cajamarca, el 20 de agosto de 1826, a la edad de 72 años. No cabe duda que el tiempo fue el motivo principal para que sus restos no fueron conducidos a Lambayeque, dado lo dificultoso y largo del trayecto. Con esto no se cumplió uno de sus más caros deseos, el de ser sepultado a los pies del retablo de Nuestra Señora de las Mercedes en la iglesia parroquial de Lambayeque. Sus honras fúnebres, se efectuaron el 22 de agosto de 1826, en la iglesia catedral de Cajamarca, conocida también como la iglesia matriz de Santa Catalina o de El Sagrario, situada en el centro de la ciudad, al noroeste de la Plaza de Armas.

 respuesta de Ramiro Flores el 2019-11-03.

Soy yerno de Doña Bertha Alicia Casos Lora, ella menciona algunos pasajes de du investigacion, muchas gracias por la investigacion. Por los aportes a la independencua el General Don Juan del Carmen Casos Barrionuevo deberia eregirsele su monumento.

Deja tu Comentario