Semanario Expresión up

ÁNTERO FLÓRES – ARAÓZ: “EL ADELANTO DE ELECCIONES NO SOLUCIONA LA CRISIS”

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1127

  comentarios   

  • El exministro del gobierno aprista considera que Martín Vizcarra debería conformar un gabinete de ancha base, que tenga una agenda común con el Poder Legislativo.
  • El también excongresista señala que la popularidad del mandatario es efímera, por lo que debe enfocarse en resolver los problemas centrales del país.

 

Ántero Flores – Aráoz Esparza es una voz autorizada para opinar sobre la política nacional. Compitió en el último proceso electoral y fue uno de los pocos candidatos que no abandonó la contienda, a pesar de los resultados que mostraban las encuestas. Exregidor, congresista, presidente del Congreso y ministro de Defensa, el reconocido político y jurista ha recorrido casi todos los cargos públicos y hoy, con la experiencia a cuestas, cuestiona la propuesta del presidente Martín Vizcarra Cornejo, respecto al adelanto de elecciones, pues considera que esta medida agrava la situación política y social del país.

 

Desde que el presidente anunció su proyecto de adelanto de elecciones, la turbulencia no ha parado. Al contrario, ha ido acrecentándose. Además, el Ejecutivo tampoco ha tenido la capacidad de resolver y afrontar los conflictos sociales con la misma firmeza con que se ha enfrentado al Congreso. ¿Cuál es su análisis de la situación?

Yo estoy muy preocupado porque en lugar de que se busque la conciliación entre los dos poderes del Estado, con una agenda común y un norte adecuado, ambos se están peleando y la verdad por puro gusto, porque estamos en un país maravilloso que tiene de todo, incluida gente laboriosa y emprendedora que se grafica en la economía informal, ya que al no encontrar caminos adecuados para crecer, buscaron el autotrabajo y lo han logrado.

Además, tenemos un país que en materia de minería tiene una cordillera, no con un ramal, sino con tres ramales de norte a sur, llena de minerales metálicos y no metálicos, y aún así no se quiere explotar, porque hay una supuesta conflictividad socioambiental que, a mi juicio, es artificial, porque la minería moderna es muy cumplidora de los estándares del medioambiente. 

En este escenario de confrontación entre los poderes del Estado, al que se suma la mediatización de la justicia con los casos ‘Lava Jato’, ‘Lava Juez’, y otros más, los partidos políticos tampoco han tenido capacidad de respuesta…

La justicia se está dejando presionar por la mala prensa que atemoriza a los jueces y fiscales, tal como se ha visto en el caso de Keiko Fujimori. Yo soy insospechado de ser fujimorista, inclusive su padre me botó del Congreso en el 92, pero es una barbaridad lo que le han hecho a ella. Estas prisiones preventivas y preliminares son medidas que deberían ser excepcionales y hoy son de lo más regular. Eso está pésimo. Los jueces se mueren de miedo de hacer algo que pueda considerarse inadecuado por la prensa.

Y en esta situación se nota también la ausencia de los partidos políticos…

Sin ninguna duda, porque los han deshecho. El 2020 o 2021 vamos a encontrarnos con unas elecciones en las que no debe extrañarnos si hay más candidatos que socios del Club de la Unión.

Usted ha sido congresista, ministro y es abogado. ¿Le gusta la conducción de la Comisión de Constitución que seguirá con Rosa Bartra a la cabeza?

Soy franco, la ha manejado bastante bien. Ha logrado sacar algunos dictámenes razonables y algunos otros también equivocados.

¿Es lo mejor que tiene el fujimorismo en el Congreso?

No, creo que hay otra gente. Están Úrsula Letona Pereyra, Miguel Torres Morales y Karla Schaefer Cuculiza. En todas las bancadas hay gente apreciable, como también despreciable.

¿Está de acuerdo en que el fundamento utilizado por el presidente de la República para pedir el adelanto de elecciones, que fue puntualmente la inmunidad parlamentaria, sea revisado por la Corte Suprema?

Yo no estoy de acuerdo en esa revisión de la Corte porque creo que hay mejores mecanismos. La inmunidad no es un derecho de los parlamentarios, es un derecho del Parlamento. En consecuencia, si es su derecho, esta institución tiene la prerrogativa de concederlo o no. Ahora, si la crítica es que se blindan congresistas y se dejan las cosas ‘a las calendas griegas’; es decir, sin resolver, lo lógico es que se imponga  un plazo y un silencio positivo para que, por ejemplo, si en un plazo de dos meses el Congreso no resuelve un caso, se considere otorgado el levantamiento de la inmunidad.

Por algunas horas el Perú tuvo presidente sin bancada en el Congreso…

Y discúlpame, ¿cuál es la diferencia con bancada y sin bancada si no le hace caso ni la toma en cuenta?

¿Cuán débil hace a un presidente no tener representación en el Congreso?

No es una cuestión matemática, es una cuestión de calidad. Así tengas una bancada de un solo integrante que pueda argumentar en defensa de los proyectos y las políticas de Estado del Ejecutivo, ya estás llenando un vacío; pero acá prácticamente ha sido desgranada la bancada y queda solo la coronta que no se puede comer; ergo, no sirve para nada.

Y eso es lo que le está pasando al presidente Vizcarra…

Sin ninguna duda. Si son tus socios políticos, debes que tener una buena relación. No puedes prescindir de ellos, porque te quedas sin los voceros de tus proyectos.

¿Al presidente, le está pasando factura los altos índices de popularidad que ostenta? ¿El creer que como tiene respaldo popular ya no necesita de los congresistas?

No lo sé, hasta ahora no lo entiendo. Cada día me pregunto qué pretende Vizcarra, pero lo peor es que hay cosas pendientes por resolver y se olvida el presidente que la simpatía que hoy le expresan las encuestas es efímera. Hoy estás arriba y mañana caes al sótano. Uno debe tener permanencia y saber qué necesita gente para replicar sus ideas.

Lo que está sucediendo con Tía María, con un Ejecutivo débil que finalmente cede ante la presión social, ¿genera consecuencias mayores a la de otros conflictos que se presentaron en en el pasado?

Por supuesto, porque hay varias cosas en simultáneo. Está Las Bambas, que es un proyecto enorme y sigue medio paralizado; Quellaveco, que ya entró en funcionamiento, pero le han puesto nuevas condiciones y ahora Tía María.

Además, la interrupción de la carretera a la que le llaman el corredor minero que llega hasta Matarani, el corte del oleoducto y un incendio en las oficinas de una petrolera en El Alto. Esto es un desmadre, parece que no hubiera gobierno ni policías y el presidente, en aras de luchar por la vida e integridad de las personas, no pone orden. La policía es la llamada a mantener el orden público o restablecerlo cuando se quiebra y acá se ha quebrado mediante la perpetración de delitos.

¿Está faltando un buen manejo del Gobierno Interior con un Ministerio del Interior y un servicio de inteligencia que funcione de verdad?

El Ministerio del Interior puede tener todos los proyectos inteligencia, pero si el presidente no le da el pase, no hace nada. Lo que está faltando en nuestro país es lo que ponen las gallinas.

¿A Vizcarra se le ha ido el país de las manos y por eso pide adelanto de elecciones?

Yo no sé por qué pide adelanto de elecciones, si eso no soluciona la crisis. Al contrario, la agrava, porque con las reformas electorales que se han hecho, habrá un festival de partidos y candidatos. Mientras tanto, las izquierdas se siguen uniendo y estas quieren la destrucción del país.

¿Son las izquierdas las que están detrás de los problemas sociales en este momento?

No tengo duda, muchos son conflictos artificiales.

Con esa situación descrita, ¿es posible llegar a abril del 2020 con un escenario político alentador que permita decir que el próximo presidente será mejor?

Yo quisiera que lleguemos al 27 de julio del 2021 con este gobierno y que desde ya se pongan de acuerdo con el Congreso para que luego se haga un gabinete de amplia base con participación de personas independientes que no tengan nada que ver con el gobierno.

¿Se debería convocar el Acuerdo Nacional de manera urgente?

Es el único facilitador que queda, pues todos los expresidentes están presos o en problemas; en la Iglesia el cardenal Cipriani ya dejó de ser arzobispo y el nuevo recién ha sido elevado de sacerdote a arzobispo y no tiene la experiencia adecuada, mientras que el cardenal Barreto adolece de realismo de las cosas; y el doctor Bedoya Reyes, que era el único que quedaba, está próximo a cumplir 101 años y ya no tiene la vitalidad de antes. Entonces, no tenemos referentes, salvo el Acuerdo Nacional.

¿La enemistad pública entre Martín Vizcarra y Mercedes Aráoz es peligrosa? ¿Es posible pensar en un escenario de golpe de Estado?

No, un vicepresidente es la llanta de repuesto de un carro y solo sirve para suplir a la otra cuando se malogra, pero mientras tanto está en la maletera sin servir de nada. El vicepresidente es una autoridad latente, no actuante. Incluso cuando el presidente se enferma o sale de viaje, el vicepresidente no queda encargado de la presidencia, solo del despacho.

Si tuviera la oportunidad de darle un consejo a Martín Vizcarra, ¿cuál sería?

Primero entenderse con todos los sectores y después hacer un gabinete de ancha base y con una agenda común para estos dos años que quedan.

¿Si lo llamarán a asumir una cartera ministerial, aceptaría?

Las veces que me han llamado, sobre todo en el gobierno de Kuczynski, he dicho que no por distintas de situaciones. El actual mandatario directamente no me ha pedido nada y prácticamente no lo conozco.

 

Deja tu Comentario