Semanario Expresión up

CONTRALORÍA ADVIERTE IRREGULARIDADES EN OYOTÚN: CONTRATAN CONSTRUCCIÓN DE COLEGIO CON EXPEDIENTE DEFICIENTE Y COMITÉ MAL CONFORMADO

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1135

  comentarios   

Más de cuatro millones de soles están en juego en Oyotún, debido a las deficiencias encontradas en los actos preparatorios para la contratación, ejecución y supervisión de la obra de mejoramiento del colegio primario N° 10045 ‘Inca Garcilaso de la Vega’.

 

El Órgano de Control Institucional – OCI, de la Municipalidad Provincial de Chiclayo, competente para la fiscalización de las actividades en la comuna distrital de Oyotún, ha emitido el Informe N° 018-2019-OCI/0425-SCC, en el que da cuenta de los hallazgos en la revisión de los actos preparatorios, procedimientos de selección, ejecución contractual y supervisión de la obra: ‘Ampliación y mejoramiento del servicio académico de la Institución Educativa Primaria N° 10045 Inca Garcilaso de la Vega’, valorizada en cuatro millones 641 mil 152.95 soles.

La convocatoria del proceso fue lanzada a través del Sistema Electrónico de Contrataciones del Estado – SEACE, el 9 de septiembre pasado y el 20 del mismo mes se otorgó la buena pro, resultando adjudicatario el Consorcio Zaña, integrado por Corporación Emanuel & LS SAC y Capulí Contratistas Generales SAC. En segundo lugar, de acuerdo al orden de prelación, quedó el Consorcio Iván Eloy, el mismo que ha presentado recurso de apelación.

El comité encargado del procedimiento tuvo como presidente a Luis Arévalo del Castillo y estuvo integrado por Jesús Salinas Burgos y Luis Alvarado Torres.

Del mismo modo, el 30 de septiembre, el comité adjudicó la supervisión de la obra, con un valor referencial de 161 mil 946.79 soles.

La supervisión fue ganada por el Consorcio Virgen de la Puerta, integrado por AVC Infraestructuras EIRL y Biarking Proyectos y Construcciones SAC.

 

EL PROYECTO

La obra, financiada con recursos de la Reconstrucción con Cambios, se regula por las disposiciones extraordinarias de la Ley N° 30556 y el Reglamento de Contratación Pública Especial para la Reconstrucción con Cambios, aprobado en julio del 2018.

Así, la Municipalidad Distrital de Oyotún lanzó el Procedimiento de Contratación Pública Especial N° 3-2019-MDOOYOTUN-1, bajo el sistema de contratación de ‘suma alzada’, estableciendo un plazo de 180 días calendarios para la ejecución de la obra educativa. En el proceso participaron la Unidad de Abastecimiento, Control Patrimonial y Maquinaria, así como la Subgerencia de Infraestructura y Desarrollo Urbano y Rural.

 

ACTOS PREPARATORIOS

OCI Chiclayo detectó tres situaciones adversas en los actos preparatorios para la realización del proceso de contratación.

Por ejemplo, el expediente técnico fue aprobado con deficiencias e incompatibilidades, y publicado en el SEACE para la difusión de la expresión de intereses de manera incompleta, afectando la transparencia y la finalidad pública.

El expediente técnico fue aprobado con Resolución de Alcaldía N° 067-2019-MDO, el 26 de abril de este año.

Tras la revisión se encontró que el valor referencial establecido en la memoria descriptiva no se concilia con el valor establecido en el presupuesto ‘resumen’; que existen inexactitudes respecto al plazo de ejecución de obra y equipamiento; que las especificaciones técnicas de las partidas de mobiliario no contienen descripciones objetivas y precisas de lo que se requiere adquirir, situación que se repite respecto al equipamiento.

Se encontró también deficiencias en los planos de la obra a ejecutar, los metros, presupuesto de obra, el calendario de avance de obra valorizado, las fórmulas polinómicas y ausencia del Estudio de Mecánica de Suelos (no fue publicado en expresiones de interés).

 

ESTUDIO SIN FIRMAS

Respecto al Estudio de Mecánica de Suelos, contenido entre los folios 287 y 329 del expediente técnico de obra, se encuentra en copia simple y no contiene la firma de los consultores encargados de elaborar el expediente técnico, que para este caso fue Consultora Global L&D SAC.

“Se observa que el numeral 2.3 del mencionado estudio de mecánica de suelos señala que con la finalidad de definir el perfil estratigráfico del área de estudio, se realizaron 2 calicatas o pozos de exploración como puntos de investigación del suelo estudiado; no obstante el literal b) del numeral 11.2 de la Norma Técnica E.050 Suelos y Cimentaciones, señala que el número de puntos de investigación nunca será menor de 3, evidenciándose que el estudio de mecánica de suelos del proyecto se realizó sobre la base de una cantidad de puntos de investigación menores a las mínimas establecidas en la normativa”, precisa el informe del OCI.

Se añade que el estudio tampoco contiene lo mínimo requerido de acuerdo a lo establecido en el Artículo 12 de la Norma Técnica E.050 Suelos y Cimentaciones, observándose que carece de información previa (plano de ubicación y acceso, plano topográfico con curvas de nivel y la situación legal del terreno), y los planos de ubicación del programa de exploración (ubicación y distribución de los puntos de investigación).

 

¿DIRECCIONAMIENTO?

Otro de los aspectos que arroja el informe elaborado por el Órgano de Control Institucional – OCI es que el área usuaria consideró exigencias desproporcionadas respecto a los profesionales que ocuparían el cargo de Especialista en Topografía, Seguridad y en Instalaciones Eléctricas, hecho que habría limitado e impedido la concurrencia de postores.

Por ejemplo, para el Especialista en Topografía se requirió de un ingeniero topógrafo y agrimensor, con título profesional registrado en la Superintendencia Nacional de Educación Universitaria – SUNEDU y con una experiencia efectiva mínima de 12 meses como especialista en topografía o topógrafo en ejecución de obras generales que se computan desde la colegiatura.

Para el cargo de Especialista en Seguridad se pidió un ingeniero de materiales, con título inscrito en SUNEDU y con la experiencia mínima de 36 meses como especialista en seguridad, salud ocupacional y medio ambiente y/o especialista de seguridad y salud ocupacional y/o especialista en seguridad en ejecución de obras en general, también computada desde la colegiatura. En tanto para el puesto de Especialista en Instalaciones Eléctrica se requirió un ingeniero electro mecánico, con experiencia mínima de 24 meses.

Para el OCI, tales exigencias se pueden considerar como de inobservancia de lo establecido en el segundo párrafo del Artículo 13 del Reglamento de Procedimiento de Contratación Pública Especial para la Reconstrucción con Cambios.

 

OBRA SIN ACCESIBILIDAD

De identificó también que el expediente técnico no contempla la accesibilidad de la infraestructura a construir para personas con discapacidad hacia el segundo nivel, generando el riesgo de afectar su seguridad y limitando el desplazamiento autónomo.

“Al respecto, la normativa aplicable para todas las edificaciones que presten servicios al público establece de manera obligatoria que se deberán crear ambientes y rutas accesibles que permitan el desplazamiento de personas con discapacidad, en las mismas condiciones que el público en general; del mismo modo, establece que todas las edificaciones de uso público deberán ser accesibles en todos sus niveles para personas con discapacidad, por lo que se observa que dichas disposiciones fueron trasgredidas en el diseño del proyecto, conllevando a que se restrinja el desplazamiento autónomo en condiciones de seguridad de las personas con discapacidad y/o adultos mayores”, señala el informe de control concurrente.

 

COMITÉ DE SELECCIÓN

Sobre el comité de selección, el Órgano de Control Institucional – OCI Chiclayo, sostiene que las personas designadas como suplentes no pertenecen al órgano encargado de las contrataciones y que el segundo miembro titular, quien es a su vez jefe de Abastecimiento, no cuenta con certificación otorgada por el Organismo Supervisor de Contrataciones del Estado – OSCE, generando el riesgo de afectar la eficiencia y eficacia, así como la legalidad y el correcto funcionamiento de la administración pública.

Los hechos fueron comunicados al alcalde de Oyotún, Luis Chávez Becerra, con el Oficio N° 1086-2019-OCI/0425, del 4 de octubre pasado.

Deja tu Comentario