Semanario Expresión up

PARA LA CREACIÓN DE NUEVOS DISTRITOS EN LAMBAYEQUE: NINGUNO DE LOS TRES PROYECTOS PRESENTADOS CALIFICA DE ACUERDO A LEY

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1137

  comentarios   

  • A nivel nacional, solo el 20 % de circunscripciones territoriales tiene límites definidos por ley.

 

En el Perú existen dos mil 94 circunscripciones territoriales. Esa es la sumatoria del total de distritos (mil 874), provincias (196) y departamentos (24). De estas, el 80 % no tiene límites definidos por ley, principalmente en la costa y sierra. La diferencia con la selva es que muchas de las circunscripciones son de creación reciente.

 

La ausencia de límites definidos al interior del territorio nacional es un problema que se arrastra desde el nacimiento de la República. De hecho, la nueva de demarcación territorial es del 2002 y esta señala que les compete a los gobiernos regionales analizar el territorio y sanearlo.

 

LÍMITES INTERDEPARTAMENTALES

En el caso de Lambayeque, la demarcación de límites con los departamentos vecinos se encuentra en un proceso avanzado, que de continuar con los pasos establecidos en la norma podría originar que a inicios del 2020 se cierren los acuerdos con Piura, Cajamarca y La Libertad, respecto a las delimitaciones.

Por ejemplo, con Piura, se tiene el 100 % del tramo de límites saneado y el acuerdo entre los gobernadores regionales ya fue suscrito. Solo se espera que dichos acuerdos sean ratificados por los consejos regionales para adquirir rango de ley.

Con Cajamarca, los acuerdos de límites a nivel de equipos técnicos están al 70 %. Con el vecino departamento falta definir las fronteras concernientes a Ferreñafe y Chiclayo con las provincias de Santa Cruz y San Miguel. Actualmente existe un área de controversia debido al proyecto de creación del distrito de Udima, en jurisdicción de Cajamarca, cuya extensión se superpondría sobre espacios considerados dentro de la provincia de Chiclayo, en las nacientes del valle del río Zaña.

Respecto a La Libertad, el tramo de límites está saneado y los acuerdos a nivel de equipos técnicos se encuentran al 95 %. El asunto pendiente entre Lambayeque y La Libertad es el de Punta Chérrepe, cuya pertenencia – como se ha demostrado histórica y documentalmente – es a la provincia de Chiclayo.

 

SENSIBILIZACIÓN DE AUTORIDADES

Gisella Santibáñez Anto, subsecretaria de Demarcación y Organización Territorial de la Presidencial del Consejo de Ministros – PCM, comenta que el objetivo con las nuevas autoridades regionales y locales, que ingresaron a gestión hace diez meses, es se pueda emprender un proceso de largo aliento para continuar en la tarea del establecimiento de límites en las circunscripciones a nivel nacional.

“Hemos encontrado buen ánimo en ellas y esperamos que ese buen ánimo se mantenga durante todo el período de gestión, porque parte del trabajo que está haciendo justamente la PCM es visitar departamento por departamento y sensibilizar e informar sobre este trabajo a todos los actores. Vemos un escenario interesante para cerrar todos aquellos procesos en los que ya falta muy poco”, menciona.

De acuerdo a la norma vigente, para que un proceso de establecimiento de límites se concrete de manera eficaz debe sustentarse en dos herramientas: el Estudio de Diagnóstico y Zonificación – EDZ, en el que se identifica la situación particular de límites y organización territorial de una provincia; y el Saneamiento y Organización Territorial – SOT, documento que contiene los expedientes individuales de las acciones de demarcación necesarias para el saneamiento de límites y la organización del territorio que hayan sido declaradas procedentes. Ambos son elaborados por el órgano técnico de demarcación territorial del gobierno regional y aprobados por el consejo regional, previa opinión favorable de la Secretaría de Demarcación y Ordenamiento Territorial de la PCM.

 

LA ADECUACIÓN

Empero, existen casos de autoridades que han acordado la definición de límites sin seguir los pasos establecidos por la norma técnica, lo que les resta legalidad, mas no legitimidad. Al respecto, Santibáñez Anto refiere que se trabaja para que dichos acuerdos se adecúen a lo establecido por el marco legal, a fin de preservar la expresión de voluntades entre las partes.

“Todo acuerdo de límites debe encuadrarse en procesos que la propia normativa establece, pero en la PCM también somos conscientes que ha habido mucha desinformación en el trámite de estos procesos que a veces son complicados, multiactor y por eso estamos tratando de buscar mecanismos que permitan que donde hay acuerdos o logros avanzados se pueda retomar, pero ya con lo que dice la norma. Esos acuerdos deberían ser inválidos, pero como estamos formulando el nuevo reglamento de la Ley de Demarcación Territorial, estamos tratando que los acuerdos previos se adecuen”, explica.

La labor se centraría – añade – en la ratificación de los avances por parte de los consejos regionales.

“La idea es involucrar a los consejos regionales y que sean ellos quienes tomen la decisión política de que aquellos procesos avanzados o acuerdos previos se incorporen al proceso regular. Para eso estamos dando una disposición muy específica, que justamente permitiría que aquellos acuerdos de límites que se hayan hecho en años posteriores puedan incorporarse en el expediente de Saneamiento y Organización Territorial, a fin de salvarlos”, manifiesta.

 

REQUISITOS MÍNIMOS

En lo que sí es muy clara la norma es en que no se admiten concesiones. Esto, sobre todo para la creación de nuevas circunscripciones territoriales.

Por ejemplo, entre el 2016 y el año pasado se presentaron en el Congreso de la República tres iniciativas legislativas para la creación de distritos en Lambayeque. La primera, el Proyecto de Ley N° 0217/2016-CR, presentado por el excongresista Héctor Becerril Rodríguez, para la creación del distrito de Pampa Grande, que se desmembraría de Chongoyape.

Dicho proyecto carece de viabilidad, debido a que uno de los requisitos para la creación de nuevas circunscripciones es que exista una dinámica poblacional creciente y de acuerdo a lo informado por el Instituto Nacional de Estadística e Informática – INEI, la población de Pampa Grande no crece.

Otro caso es el del Proyecto Legislativo N° 2787/2017-CR, para la creación del distrito de Penachí, al separarse de Salas, presentado por el excongresista Marvin Palma Mendoza y, por insistencia, por los exlegisladores Milagros Takayama Jiménez y Héctor Becerril Rodríguez. El proyecto también es inviable, debido a que propone que el distrito nazca con una capital de 572 habitantes.

De acuerdo a la norma vigente, una nueva capital distrital debe tener, como mínimo dos mil 500 habitantes.

Eso sucede también con el Proyecto Legislativo N° 3433/2018, para la creación del distrito de Tongorrape, al desprenderse de Motupe, también presentado por Milagros Takayama. La iniciativa planteó crear el distrito con una capital de 748 habitantes.

Actualmente, a nivel nacional existen en promedio 400 distritos con menos de 500 habitantes.

A ello se suman dos proyectos legislativos más: la creación de la provincia de Zaña, que incluiría a los actuales distritos de Oyotún, Nueva Arica, Cayaltí, Zaña y Lagunas; y la creación de la provincia de Olmos. Ambos son del 2016.

En tiempos recientes se han presentado más de 160 proyectos de ley para la creación de distritos y ninguno ha calificado de acuerdo a los requisitos que establece la norma. Por otro lado, de mil registros de límites distritales que existen en el país, solo 156 han calificado como tal.

 

TAREA DEL EJECUTIVO

“Se necesita mayor educación y orientación y la PCM tiene la tarea de salir a explicar los procesos. Lo que planteamos es que con el próximo congreso podamos trabajar con la Comisión de Descentralización a fin de coordinar acciones. Hay muchas propuestas que son populistas y no tienen mayor fundamento. Lo que queremos es informar a la población y que esta tenga una idea, por lo menos, general del tema, de tal manera que cuando escuche ofrecimientos referidos a la demarcación de límites o creación de nuevas circunscripciones, sepa claramente qué es posible y qué no”, menciona.

Anota que otro aspecto que se debe tener muy presente es que la creación de nuevas circunscripciones no necesariamente significa la asignación de nuevas cargas presupuestales al Estado. Una nueva provincia o un distrito reciben el presupuesto que proporcionalmente se recorta a la jurisdicción de la cual se desprenden.

“La definición de límites es una tarea estrictamente del nivel ejecutivo en sus distintos niveles (nacional, regional y municipal). El apoyo de los actores políticos es importante, pero las competencias son estrictamente ejecutivas”, manifiesta.

Deja tu Comentario