Semanario Expresión up

EDWIN OVIEDO: UN AÑO EN PRISIÓN PREVENTIVA Y DOS JUICIOS POR INICIAR

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1146

  comentarios   

  • El 6 de marzo se instala el juicio oral contra el empresario azucarero por la muerte de Percy Farro Vitte.

 

El 31 de diciembre se cumplió un año desde que el mandato de prisión preventiva por el caso “Wachiturros de Tumán” fue ratificado contra el empresario Edwin Oviedo Picchotito. Durante este tiempo su defensa ha buscado los mecanismos legales que le permitan enfrentar el proceso el libertad, pero hasta el momento han sido vanos. En tanto, la Fiscalía Especializada Contra la Criminalidad Organizada – FECOR, lo acusó por los asesinatos de Manuel Rimarachín Cascos y Percy Farro Vitte, y el Poder Judicial ha decidido que – en efecto – el ex hombre fuerte de la Federación Peruana de Fútbol debe ir a juicio.

 

La prisión preventiva por 18 meses, contra Oviedo Picchotito, fue dispuesta el 7 de diciembre del 2018 por el Octavo Juzgado de Investigación Preparatoria de Chiclayo, que despacha el juez Carlos Chanamé Chumán, quien aceptó el requerimiento presentado por el fiscal coordinador de la FECOR Lambayeque, Juan Manuel Carrasco Millones, el que desde el 2015 investiga el caso “Wachiturros de Tumán”.

La tesis fiscal es que la organización criminal se dedicó a realizar acciones con el propósito de silenciar a los opositores a la administración judicial que el Grupo Oviedo mantenía, por mandato del Séptimo Juzgado Civil de Chiclayo, en la agroindustrial Tumán.

En consecuencia, a Edwin Oviedo se le sindica de ser el cabecilla de la organización criminal que se formó para mantener el control de la Empresa Agroindustrial Tumán, la misma que incurrió en una serie de ilícitos que van desde la tenencia ilegal de armas hasta el homicidio calificado.

Precisamente, al empresario se le señala como autor mediato del asesinato del exdirigente de la azucarera Manuel Rimarachín Cascos y del trabajador de Construcción Civil Percy Farro Vitte.

La decisión de Chanamé Chumán fue ratificada el último día del 2018 por la Primera Sala Penal de Apelaciones de Lambayeque.

La fiscalía considera que el accionar de “Los Wachiturros de Tumán” se vio fortalecido con el apoyo político que recibieron de varios excongresistas, entre ellos Javier Velásquez Quesquén, Héctor Becerril Rodríguez y Marisol Espinoza Cruz.

 

HÁBEAS CORPUS

Tras la confirmación de la prisión preventiva, los abogados de Oviedo Picchotito presentaron un hábeas corpus, cuya resolución fue adversa a su excarcelación en primera y segunda instancia. El asunto está aún pendiente de resolución en el Tribunal Constitucional.

La Primera Sala Penal de Apelaciones de Lambayeque ratificó la improcedencia del hábeas corpus presentado por la defensa del empresario contra el mandato de prisión preliminar por 18 meses, confirmado el 31 de diciembre del año pasado en el marco de las investigaciones del caso “Los Wachiturros de Tumán”.

Con la Resolución N° 5, del 15 de marzo, los jueces superiores Quispe Díaz, Sánchez Dejo y Rodríguez Llontop, confirmaron en todos sus extremos la resolución del 18 de febrero emitida por el Segundo Juzgado Unipersonal de Chiclayo, que declaró liminarmente improcedente la demanda de hábeas corpus a favor de Oviedo Picchotito.

El expresidente de la Federación Peruana de Fútbol presentó el hábeas corpus contra el juez Carlos Chanamé Chumán, y contra las integrantes de la Primera Sala Penal de Apelaciones, conformada por las jueces Ana Salés del Castillo, Margarita Zapata Cruz y Marisol Vásquez Ruiz, quienes confirmaron el mandato de prisión.

Para ratificar la negación del hábeas corpus, el Poder Judicial tomó el fundamento del juez de primera instancia, quien rechazó el recurso considerando que Oviedo Picchotito había presentado una casación contra la resolución que confirmó la prisión preventiva.

La sala señaló en su resolución que por la existencia del recurso de casación, la resolución que confirmó la prisión preventiva contra Oviedo Picchotito carecía de firmeza y, por lo tanto, no podía aplicar las excepciones señaladas por el Tribunal Constitucional y la Corte Interamericana de Derechos Humanos a favor del investigado, debido a que se trata de una medida de prisión provisoria y variable.

Además, argumentó que como el plazo de prisión dispuesto es de 18 meses, existía tiempo suficiente para que la Corte Suprema de la República se pronuncie respecto a la casación en un plazo razonable.

 

CASACIÓN

A mediados del 2019 la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema de la República declaró infundada la casación que presentó la defensa de Edwin Oviedo.

El tribunal, presidido por el juez supremo César San Martín Castro, convocó a las partes procesales a la audiencia que se realizó en Palacio de Justicia, en Lima.

En la sesión, realizada el pasado 6 de junio, el abogado del expresidente de la Federación Peruana de Fútbol, César Nakazaki Servigón, solicitó declarar fundado el pedido de casación, debido a que la medida cautelar de prisión preventiva habría sido dictada contra su defendido cuando este ya no era parte del proceso de investigación.

También alegó la presunta violación del derecho al proceso predeterminado por la ley y falta de control de legalidad de la prueba, al sostener que los cargos contra Oviedo Picchotito se basan en declaraciones de un colaborador eficaz y de un testigo anónimo.

Empero, la sala presidida por San Martín Castro determinó que se no encontró contradicciones entre los testimonios de los colaboradores eficaces que vinculan al empresario azucarero con los hechos imputados a la supuesta organización denominada “Wachiturros de Tumán”.

 

ACUSACIÓN

En mayo del 2019, la FECOR formalizó la acusación contra Oviedo Picchotito como autor mediato del asesinato de Manuel Rimarachín, solicitando al Poder Judicial que se le imponga una condena de 26 años de prisión, además del pago de una reparación civil ascendente a dos millones de soles.

Similar requerimiento, pero con una reparación de un millón de soles, solicitó el fiscal Juan Manuel Carrasco Millones por la muerte de Percy Farro Vitte.

Junto a Oviedo Picchotito han sido acusados exfuncionarios y extrabajadores de la Empresa Agroindustrial Tumán, para quienes se pide condenas de entre 26 y 29 años de cárcel.

 

JUICIO ORAL

Pasado el control de acusación, el 23 de diciembre pasado, el Poder Judicial dispuso que Edwin Oviedo vaya a juicio oral el 6 de marzo de este año por la muerte de Percy Farro.

La decisión del juez del Octavo Juzgado de Investigación Preparatoria, Carlos Chanamé Chumán, es que el proceso de juzgamiento se realice en la sala de audiencias ubicada en el establecimiento penitenciario donde el empresario cumple el mandato de prisión preventiva.

Sus coprocesados son Segundo Ordinola Zapata, Pablo Arce Benites, Wilfredo Rodríguez Ortiz, Ismael Campos Effio y Feljud Castro Banda, quienes se encuentran en libertad.

El mismo magistrado deberá pronunciarse sobre el requerimiento acusatorio por la muerte de Manuel Rimarachín Cascos, para – en función de ello – resolver si admite o no el juicio oral.

Deja tu Comentario