Semanario Expresión up

POR PRIMERA VEZ EN 185 A脩OS: CHICLAYO TENDR脕 PLAN METROPOLITANO Y DE ACONDICIONAMIENTO TERRITORIAL

Escribe: Daniel Gustavo Vera
Edición N° 1154

  comentarios   

  • Estudios fueron adjudicados en diciembre pasado por el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento.
  • Inversión asciende a casi tres millones de soles.

 

“Chiclayo, una desordenada ciudad de casas a medio terminar y destartalados mototaxis que viajan a saltos por los mismos lugares”. Así describe a la capital de Lambayeque Sebastián Montalva, en un reportaje sobre la Ruta Moche publicado en El Mercurio, de Santiago de Chile, y replicado por varios medios de la región, entre ellos La Nación, de Bueno Aires.

 

La intención de Montalva fue trasladar la percepción de los turistas que recorren los magníficos sitios arqueológicos entre Lambayeque y La Libertad, donde florecieron culturas preincas como la Mochica, Sicán y Chimú.

En el mismo reportaje el periodista dice lo siguiente de la capital liberteña: “Trujillo, una ciudad bastante más ordenada y que tiene un colorido y fotogénico centro colonial”.

Lo descrito no es ficción. Para nadie es un secreto la ventaja urbanística que Trujillo ha logrado en las últimas décadas frente a Chiclayo, aun cuando las condiciones geopolíticas y económicas de esta ciudad han sido mayores.

La clave del avance trujillano radica en la planificación, que pese a haber tenido deficiencias ha dado resultados tangibles.

 

DOCUMENTO VIGENTE

Actualmente Chiclayo, en cuyo distrito capital habitan aproximadamente 552 mil habitantes según el último censo del 2017, y con una población provincial de 799 mil, carece de una herramienta técnica que permita la regulación de su crecimiento.

El documento vigente fue formulado en el 2009 sin una visión metropolitana pese a las características de la zona conurbada, con un período de vigencia del 2010 al 2015. Sin embargo, su aprobación por el concejo provincial fue recién en el 2016, por lo que se trata de un plan desactualizado.

Aquel documento, formulado como iniciativa de la sociedad civil, a través de los colegios profesionales y universidades locales, recibió la resistencia de las autoridades de ese momento, principalmente del alcalde Roberto Torres Gonzales, hoy encarcelado.

Fue tal la oposición al Plan de Desarrollo Urbano – PDU 2010-2015, que algunos regidores oficialistas llegaron al extremo de agredir física y verbalmente al decano del Colegio de Arquitectos de Lambayeque cuando exponía la necesidad de su aprobación ante el concejo.

 

PLANES TRUNCOS

Desde luego, el PDU de hace más de una década no es la única herramienta que ha buscado el ordenamiento de la ciudad. Cuando aún existía el Instituto Nacional de Desarrollo Urbano – INADUR, varios de sus técnicos colaboraron con la formulación del Plan Director de 1992, el mismo que se aprobó con un horizonte de 20 años, pero que estuvo vigente hasta enero del 2016. En total 24 años.

De lo propuesto por el Plan Director gran parte quedó en el tintero. Se proyectó el ensanche de calles, la prolongación de vías previa expropiación de predios, la regulación del coeficiente de construcción (máximo de pisos a construir por zonas), la habilitación de nuevos espacios públicos, la obligatoriedad del tendido de redes de electrificación y telefonía en un sistema subterráneo y más, muchas mejoras más que nunca se aplicaron.

Viajando en el tiempo, aparece el plan de la década del 70, que a diferencia de los otros dos fue aprobado con financiamiento. De su ejecución fue posible definir el trazo actual de las avenidas más importantes de la ciudad como la Augusto B. Leguía, la creación del único complejo para el comercio mayorista (Moshoqueque), la construcción del único Parque Zonal (el de La Victoria), la conexión de vías, la construcción del Centro Cívico, donde están los edificios de las entidades estatales y otros proyectos, que se complementaron además con la ejecución de las iniciativas de vivienda social del segundo gobierno de Fernando Belaunde Terry, entre 1980 y 1985.

 

LO DESPERDICIADO

Sin embargo, otras valiosas herramientas fueron postergadas, olvidadas, desaprovechadas e incluso desaparecidas por las autoridades locales. Chiclayo accedió al programa de Ciudades Sostenibles impulsado por Naciones Unidas. De hecho iba a ser ciudad piloto en el Perú, pero el desinterés municipal echó el esfuerzo por la borda.

Logró que se elaboren los Mapas de Vulnerabilidad y Mitigación de Riesgos que nunca fueron tomados en cuenta. Incluso el gobierno danés financió el estudio para un Sistema Metropolitano de Transporte Masivo, el mismo que hoy está inubicable.

El Programa de la Naciones Unidas para el Desarrollo – PNUD, y una universidad local financiaron el estudio Geo Chiclayo, para el manejo de los residuos sólidos, que nunca fue aplicado, en tanto la corrupción alejó a la cooperación suiza que hasta el 2018 financiaba el proyecto Chiclayo Limpio para resolver el problema de la basura y su tratamiento final.

Como cereza del pastel se tiene que la Municipalidad Provincial de Chiclayo, a través de un convenio con el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, contrató a un equipo técnico (financiado por el ministerio) para elaborar un Plan de Desarrollo Metropolitano, pero debido a las diferencias entre las posiciones del alcalde David Cornejo Chinguel (también encarcelado) y los profesionales, este dispuso su cambio, lo que generó que al fin de su mandato no solo se contamine el proyecto Chiclayo Limpio, sino también quede en nada lo del plan.

 

DESPUÉS DE EL NIÑO

Entre enero y abril del 2017, Chiclayo, la ciudad sin pendiente en el suelo, con un colapsado sistema de agua y alcantarillado, con tuberías inexistentes por el paso del tiempo en varias partes de su jurisdicción y sin sistema de drenaje pluvial (aunque alguna vez lo tuvo), resultó una de las urbes más golpeadas por el Fenómeno El Niño, evento que se caracteriza por sus fuertes lluvias que originan desbordes e inundaciones.

En sí, de las cuatro regiones del norte del Perú (Tumbes, Piura, Lambayeque y La Libertad), la tercera fue la más golpeada, sumando 41 mil damnificados, 93 mil afectados, cuatro mil 400 viviendas colapsadas, cuatro mil 500 casas inhabitables y más de 19 mil afectadas, según cifras oficiales.

La respuesta del Estado fue la creación de la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios y la aprobación de un Plan de Reconstrucción que contempla una serie de obras de urgente necesidad, como el drenaje pluvial para Chiclayo, José Leonardo Ortiz y La Victoria, los distritos que forman parte de la zona metropolitana y agrupan a la mayor población de la provincia.

En paralelo, el Ministerio de Vivienda decidió lanzar, para todas las provincias afectadas por El Niño, un concurso para la elaboración de los planes de desarrollo, acondicionamiento territorial y desarrollo metropolitano, el mismo que inicialmente fue declarado desierto, pero que además presentó observaciones de la Contraloría General de la República por vicios en el proceso.

 

ACONDICIONAMIENTO TERRITORIAL

Superado el asunto, el 2 de diciembre del 2019 el Comité de Selección designado por el Ministerio de Vivienda adjudicó la buena pro para la contratación del “Servicio de consultoría para la elaboración de Planes de Acondicionamiento Territorial, Planes de Desarrollo Metropolitano y Planes de Desarrollo Urbano en las regiones de Lambayeque y La Libertad, bajo los alcances de la Reconstrucción con Cambios”, proceso dividido en ítems.

De ese modo, la formulación del Plan de Acondicionamiento Territorial para Chiclayo y los planes de Desarrollo Urbano – Tipo 3, para las localidades de Cayaltí – Zaña, Picsi, Oyotún, y Pucalá – Huaca Rajada, y Tipo 2 para Tumán, ha sido adjudicada al Consorcio Planes Norte, conformado por las empresas Instituto de Consultoría S.A., HK Consulting SAC e Inmobiliaria Alpamayo S.A.

La contratación, ascendente a un millón 698 mil 800 soles (aproximadamente 488 mil 160 dólares americanos), tiene como plazo de ejecución 225 días calendario para el caso del Plan de Acondicionamiento Territorial – PAT, de Chiclayo y 175 días para los planes de desarrollo urbano de las localidades citadas.

Desde el 2 de enero a la fecha, la contratista ha debido presentar su Plan de Trabajo y avanzar en el segundo entregable, que comprende el diagnóstico y la primera etapa de capacitación, respecto al PAT de Chiclayo. A los 215 días de iniciado el período contractual, aproximadamente en agosto próximo, debe tenerse la versión final del estudio para ser entregada a la municipalidad provincial y aprobada por el concejo para la emisión de la ordenanza que lo ponga en vigencia.

Previo a ello, el consorcio debe recibir la conformidad de la Dirección de Urbanismo y Desarrollo Urbano – DUDU, del Ministerio de Vivienda.

 

DESARROLLO METROPOLITANO

El 2 de diciembre pasado el Ministerio de Vivienda también otorgó la buena pro para la elaboración del Plan de Desarrollo Metropolitano PDM, Chiclayo – Lambayeque, con un financiamiento de un millón 246 mil 800 soles (aproximadamente 358 mil 275 dólares americanos), para ser formulado en 325 días calendario.

La contratación se ha realizado con el Consorcio Mavek SAC – Protec SAC – Luis Rojas, conformado por Mavek Consultoría y Proyectos SAC, Protec SAC y Luis Teófilo Rojas Jaimes.

De acuerdo al cronograma, en estos momentos el consorcio debe estar elaborando el tercer entregable del PDM. El plan debe ser aprobado por el consejo provincial, tras la revisión de la DUDU.

El mismo consorcio ha recibido la contratación para elaborar los planes metropolitanos de Trujillo y Chepén – Pacasmayo, en La Libertad, valorizados en un millón 780 mil soles y un millón 803 mil 600, respectivamente.

Siendo así, a semanas de cumplir 185 años de creación política, la provincia de Chiclayo tendrá por primera vez un Plan de Acondicionamiento Territorial y uno de Desarrollo Metropolitano. Ojalá que ambos documentos no pasen a la fila de los planes truncos o desperdiciados.

 respuesta de Alfredo Gonzales Burgos el 2020-05-16.

Felicitaciones a Semanario Expresi贸n Regional, por esta nota esclarecedora sobre los estudios del Plan Metropolitano de Chiclayo, y de los Planes Directores de otras varias localidades. Se debe tener en cuenta que estos planes se deben exponer a la poblaci贸n para tener en cuenta su opini贸n, antes de entrar a la etapa de aprobaci贸n final. Si no ha sido estipulado, pues debe incluirse pues estamos a tiempo. El desarrollo urbano de Chiclayo ha sido groseramente manejado con interferencia y beneficio de particulares antes que los de la mayor铆a. No tenemos parques de 50, 20 o 12 H谩, y de mercado mayorista, pues el de Moshoqueque hace tiempo debi贸 ser erradicado a los extramuros de la ciudad. Tampoco tenemos avebnidas de circunvalaci贸n, ni siquiera el esbozo de una autopista perif茅rica, como la de la ciudad de San Juan en Argentina, a pesar que el releve chiclayano es favorable al carecer pr谩cticamente de cerros en su 谩mbito.

Deja tu Comentario