Semanario Expresión up

HUGO GUERRA ARTEAGA: “QUIENES DEFENDEMOS LA CONSTITUCIÓN SOLO PODEMOS REFERIRNOS A VIZCARRA COMO DICTADOR”

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1174

  comentarios   

  • El doctor en Ciencias Políticas Hugo Guerra Arteaga cuestionó que el Tribunal Constitucional haya avalado la disolución del Congreso el año pasado.
  • Para Guerra Arteaga, el gobierno de Martín Vizcarra quiere implantar la “ideología de género” en el país.

Siempre polémico, el periodista y doctor en Ciencias Políticas Hugo Guerra Arteaga analizó la gestión del presidente Martín Vizcarra Cornejo, a quien “por una cuestión de principios” prefiere llamarlo “dictador”. A su juicio, el mandatario dejó de ejercer constitucionalmente el poder cuando disolvió el Parlamento el 30 de septiembre del año pasado y, desde entonces, solo se habría dedicado a promover la “ideología de género” y atacar a las Fuerzas Armadas.

“En septiembre del 2019 Martín Vizcarra, respaldado por cuatro oficiales generales de las Fuerzas Armadas, esos mismos innobles que permitieron que se les pusiera un mandil rosado por encima del uniforme sagrado de la patria, dio un golpe de estado, que fue relativamente legitimado por un Tribunal Constitucional, en el que cuatro magistrados adictos al régimen y de ideología marxista dijeron que era un acto correcto. Desde aquel entonces dejó de ser el presidente accesitario que por orden constitucional debía ocupar el cargo, tras la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski. Por una cuestión de principios, quienes defendemos la Constitución solo podemos referirnos a él como un dictador”, apuntó.

Señaló que Vizcarra Cornejo le debe muchas explicaciones a la población, pues tiene 49 investigaciones por una serie de graves acusaciones por presunto el dispendio de los fondos públicos, cohecho activo y pasivo y asociación ilícita para delinquir, desde la época en que fue gobernador regional de Moquegua.

“Ahora último Vizcarra fue sometido a un proceso de vacancia que no concluyó como debería porque hubo una manejo político extraño por parte de los fujimoristas y de Alianza Para el Progreso, que le salvaron la vida en una acción que la historia juzgará. Sin embargo, los últimos audios lo muestran en una dimensión diferente, de alguien que se cree por encima del bien y del mal y ordena modificar los registros de entrada a palacio de gobierno, que por su naturaleza tiene equivalencia a declaración jurada, por lo que su acción es punible por ley, pero además muestran cómo manipula a todo el Ministerio de Cultura para que su amigo personal Richard Swing consiga contratos”, cuestionó.

 

Ideología de género

Por otro lado, Hugo Guerra refirió que el régimen de Martín Vizcarra se basa en un pensamiento neomarxista que responde a los postulados del filósofo italiano del siglo antepasado Antonio Gramsci, quien señalaba que la evolución del comunismo a nivel mundial no pasa por un enfrentamiento armado, “sino por la destrucción de la sociedad”.

“Gramsci hablaba de destruir a la familia tal como la entendemos y allí tenemos a la ideología de género, los mandiles rosados, la homosexualización de los niños, la pornografía y la pedofilia que libremente el Ministerio de Educación difunde por la radio y los medios impresos. También tenemos un ataque permanente a nuestras Fuerzas Armadas, llevándolas a juicios innobles, bajo el pretexto de acusaciones por violaciones a los derechos humanos. Se busca reducir el honor, la integridad y la importancia de nuestras fuerzas tutelares”, dijo.

Resaltó que hay una diferencia entre la igualdad de las personas y la igualdad planteada por el globalismo y marxismo cultural que propone la “ideología de género”. A su parecer, todos los peruanos, por el solo hecho de vivir en una república, tienen los mismos derechos ante la ley, sin distinción de su orientación sexual, pues la igualdad se da en cuanto a la dignidad. No obstante, para él existe un “complot internacional” promovido por la Organización de las Naciones Unidas – ONU, según la cual existen 112 identidades de género.

“Es muy diferente la igualdad en dignidad y reconocimiento de derechos con la igualdad que termina en extremismos absurdos como el que proponía Gloria Montenegro cuando era ministra de la Mujer o Flor Pablo en Educación, cuando decía que los niños de 11 años debían aprender a tener sexo anal. Debemos decirlo así de crudo para que no nos engatusen con palabras bonitas. La igualdad es por dignidad ante la ley y ante Dios. Todo lo demás son politiquerías que quieren destruir el orden civilizatorio”, opinó.

 

Proceso electoral

En cuanto al proceso electoral en curso, indicó que todavía mantiene dudas sobre si, efectivamente,  se realizará. En caso de que suceda, consideró que tampoco se puede confiar en la transparencia del mismo, pues habría sido convocado por una “dictadura”. A ello sumó que las leyes que regularán estos comicios son “experimentales”, pues tanto el tiempo para la inscripción de los candidatos en los partidos, el desarrollo las elecciones internas y la conformación de alianzas, es demasiado corto.

“Se calcula que tendremos 24 fórmulas presidenciales en un país que debería haber aprendido que con dos o tres listas es más que suficiente. El resto es una pérdida de tiempo y un robo indirecto del dinero de los aportantes, ya sean públicos o privados”, comentó.

Asimismo, señaló que la Oficina Nacional de Procesos Electorales – ONPE, recién se ha constituido, mientras que el Jurado Nacional de Elecciones – JNE, aún no ha sido renovado, pues falta que el Colegio de Abogados de Lima designe a uno de los miembros que formará parte, pero por “una mafia que no permite el acceso al nuevo decano” esto no ha podido realizarse.

Consideró como positivo que no se implemente el voto electrónico, pero tiene dudas sobre cómo se triplicará el número de mesas de votación y cómo se hará la convocatoria de alrededor de 20 millones de electores en plena pandemia, sobre todo porque los mayores de 65 años tienen impedido salir.

“Se tendrá que aceptar que desde los 65 años el voto no sea obligatorio y se quiten las multas. Si antes de la pandemia se instalaban cinco mil mesas de votación, ahora habrá 15 mil. ¿Qué partido tiene esa cantidad de veedores? Se abre un espacio para la manipulación. ¿Cómo será el sistema de votación? ¿Quién supervisará? Si no acude el 50 % de la población a votar tendrá que anularse el proceso, quizá sea necesario cambiar la legislación, pero esos son temas que en el Congreso no están siendo atendidos. Estamos contra el tiempo, este será un proceso improvisado, desordenado”, mencionó.

 

Candidaturas

En tanto, señaló que de las 24 posibles candidaturas solo hay cuatro o cinco candidatos que son respetables, entre las que destacó a la de Rafael López Aliaga, Hernando de Soto y Raúl Díez Canseco. Apuntó que, de elegir mal, la población no será víctima, sino cómplice de lo que ocurra en el próximo período gubernamental.

“La mayor parte de los candidatos son caciques de sus grupos electorales, porque esos no son partidos. Son los plata como cancha, los jovencitos que aún no dejan los pañales, que lloran frente a un problema y quieren meterse a gobernar el país. Tenemos a una señora como Fujimori, a quien le robaron las elecciones en el 2016, pero que - teniendo la posibilidad de restablecer el orden - perdió por sí sola la mayoría en el Congreso y cuando pudo vacar al dictador Vizcarra no lo hizo. ¿Qué confianza podría darnos?”, anotó.

Señaló que las redes sociales solo llegan a un 15 % de la población, lo cual limitará el acceso a la información de los candidatos, sobre todo porque no habrá presentaciones personales ni debates. A ello añadió que los medio de comunicación no difunden lo que “incomoda” al presidente Vizcarra, con lo cual la responsabilidad del elector se vuelve aún mayor.

 

Prensa

Por otro lado, el también periodista señaló que hoy la prensa nacional atraviesa por un “período oscuro”, pues la ética habría sido dejado de lado en prácticamente todas las empresas comunicacionales, que han perdido también su sentido de responsabilidad social y se han vuelto “rabonas” del régimen de turno.

“Los consorcios mediáticos están económicamente quebrados. El ocaso del papel fue acelerado por la pandemia y las plataformas digitales aún no les permiten operar con la estabilidad suficiente para generar utilidades. La televisión incluso está cayendo a una velocidad más rápida que el papel. La prensa es una industria que se ha deslegitimado en su lucha diaria. La mayor parte de los conductores en televisión dejaron de hacer periodismo para convertirse en activistas, agitadores”, refirió.

Lo más grave – manifestó – es que se ha llegado a dos fenómenos. El primero es el de la posverdad”, el cual consiste en que cada quien defienda su propia verdad, desconociendo que la verdad es una sola; mientras que el segundo es el de la “capa mágica”, el cual consiste en ocultar los actos desfavorables del gobierno.

“Cada que Vizcarra se mete en problemas porque hace declaraciones inconvenientes o porque recibe una denuncia adicional, los medios adictos sacan su capa mágica. El otro día Vizcarra estaba en un pueblo del interior del país  y le tiraron comida en señal de protesta. Por Internet lo vimos en directo, pero los canales no lo transmitieron, incluso se atrevieron a decir que la gente aplaudía al presidente. ¿Qué confianza puede haber así? Han perdido toda legitimidad, todo respeto”, concluyó.

Deja tu Comentario