Semanario Expresión up

ASEGURA JEFE DE LA DESA LAMBAYEQUE: “NO A TODOS LOS ALCALDES LES INTERESA LA SALUD AMBIENTAL”

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1147

  comentarios   

  • Juan Ordinola Falla, jefe de la Dirección Ejecutiva de Salud Ambiental de Lambayeque, revela que el Plan Verano Saludable arrancó con la participación de solo un municipio, de los 11 que conforman la franja costera departamental.
  • La autoridad exhorta a las instituciones, entre ellas a EPSEL, a no verter aguas sin tratar al Dren 4000.

 

Los resultados del último Reporte del Índice de Calidad Sanitaria de Playas, el cual arrojó a la de Puerto Eten como la única apta para los bañistas, es una evidencia de la falta de compromiso por parte de las autoridades municipales. Según manifiesta el titular de la Dirección Ejecutiva de Salud Ambiental – DESA, Juan Ordinola Falla, de los 11 burgomaestres de los distritos del litoral lambayecano convocados en diciembre pasado para el inicio del Plan Verano Saludable, solo se hizo presente el de Monsefú.

 

“No a todos los alcaldes les interesa la salud ambiental, no se le da la importancia necesaria al tema, pese a que en el resto del mundo hoy es algo prioritario. No sé por qué en el Perú las autoridades no se interesan. Bien podrían hacer sus planes de contingencia sobre playas en el verano, porque la misma Ley Orgánica de Municipalidades en su artículo 80 les da competencias sobre saneamiento, salud y salubridad”, menciona.

 

REPORTE DE PLAYAS 

Ordinola Falla explica que para catalogar a una playa como saludable esta debe cumplir una serie de requisitos como tener un índice menor a 200 Número Más Probable – NMP, de coliformes termotolerantes en el agua por cada 100 mililitros, es decir, heces fecales; la no existencia de residuos sólidos en 10 metros cuadrados, la disponibilidad de tachos de basura en un radio de 30 metros y la operatividad de servicios higiénicos (incluye baños químicos).

En ese marco, señala que de las ocho playas evaluadas (Ciudad Eten, Lagunas y Naylamp, aún tienen pendiente el análisis), solo dos cumplen con el criterio de la calidad microbiológica del agua: Lobos con cuatro NMP de coliformes termotolerantes por 100 mililitros y Puerto Eten con dos. En tanto, Monsefú, Santa Rosa, Playa Hermosa, Las Rocas, Pimentel y San José, superan los 1600 NMP de coliformes.

Apunta que bañarse en aguas con presencia de coliformes termotolerantes puede generar enfermedades dérmicas en los veraneantes como la dermatitis, y otras como enterocolitis, conjuntivitis, otitis, etc.

En cuanto a la limpieza de su arena, son Puerto Eten, Las Rocas y Pimentel las playas que obtuvieron la calificación de buena; Playa Hermosa y San José de regular; y Lobos, Monsefú y Santa Rosa de mala.

Respecto a la presencia de recipientes de residuos sólidos en un radio de 10 metros, indica que solo Puerto Eten y Pimentel cumplen con este criterio, lo mismo que para la disponibilidad de los servicios higiénicos.

“A diferencia de otros años en los que se calificaba a las playas como saludables, regularmente saludables y no saludables, esta vez la Unidad de Ecología y Protección Ambiental de la DESA ha sido más estricta en su evaluación, toda vez que si una playa incumple uno de los cuatro indicadores, inmediatamente es considerada como no saludable, ya no hay un término medio. Sin embargo, ya compete a las municipalidades darle solución a la problemática de sus playas, pues la DESA es un ente vigilante”, comenta.

 

DRENES

Asimismo, Ordinola Falla señala que la contaminación por coliformes termotolerantes indica la presencia de bacterias como el ‘Escherichia Coli’, lo cual se debe a la contaminación a causa de los drenes que desembocan al mar, particularmente del Dren 4000, que vierte las aguas residuales de Santa Rosa y por efecto de la corriente llegan hasta Playa Hermosa, Las Rocas, Pimentel y San José.

Explica que si bien el Dren 4000 se encuentra administrado por el Proyecto Especial Olmos Tinajones – PEOT, las plantas procesadoras, las plantas de faenamiento de pollos y hasta la misma Empresa Prestadora de Servicios de Saneamiento de Lambayeque – EPSEL, vierten aguas crudas (sin tratar) al dren, a través de tuberías de 20 a 50 pulgadas.

“La creación de los drenes no surgió naturalmente, fue por mano del hombre y con el objetivo de drenar el agua de cultivo del arroz y así evitar la salinización de los terrenos de cultivo. Hace muchos años esta agua era limpia e incluso había vida, uno podía encontrar peces. Ahora solo hay agua pestilente, residual”, sostiene.

Así, explica que el Dren 1000 que queda en el caserío de Bodegones en San José vierte al mar del mismo distrito, el 3000 hace lo mismo en Pimentel, el 4000 en el de Santa Rosa y el 5000 en el de Monsefú.

“Son las municipalidades las que deben agruparse y hacer un trabajo conjunto con las fiscalías medioambientales, el PEOT y demás autoridades para solucionar este problema respecto al tratamiento de aguas servidas, pues este es un tema multisectorial”, manifiesta.

 

PISCINAS

Por otro lado, Juan Ordinola explica que para calificar a una piscina como saludable lo que se evalúa es la operatividad y buen funcionamiento del sistema de recirculación del agua, lo cual incluye la trampa de pelos, el sistema de cloración y las bombas para succión.

Asimismo, refiere que es importante la limpieza del estanque, cuya agua debe tener el cloro libre residual necesario que es de 0.2 a 0.4 partes por millón de cloro. “Nosotros nos encargamos de tomar las muestras, las analizamos en el laboratorio y de estar el agua contaminada podemos retirarle la autorización sanitaria y damos cuenta a la municipalidad para que adopte la sanción correspondiente”, menciona.

Además, advierte que el agua no debe tener residuos sólidos y que debe asegurarse la presencia de tachos de basura.

 

RESIDUOS HOSPITALARIOS

De otro lado, apunta que es competencia de la DESA la vigilancia de los residuos sólidos hospitalarios, punto sobre el cual a inicios del año pasado detectaron una acumulación de hasta 20 toneladas de desechos en el Hospital Regional por más de 72 horas, límite después del cual indica la norma técnica que se vuelven un riesgo para la salud de las personas.

“Les hicimos la amonestación correspondiente y al ser notificados contrataron a la empresa operadora para que transporte los residuos sólidos a una infraestructura de disposición final, subsanando así la falta. De no haberlo hecho, inmediatamente íbamos a proceder a realizar la denuncia y a aplicar las multas respectivas”, advierte.  

 

HIGIENE ALIMENTARIA

Asimismo, anota que todos los establecimientos de venta de comida en el departamento deben contar con sus instrumentos de gestión de calidad, así como buenas prácticas de manipulación de alimentos, programas de higiene y saneamiento, y control de puntos críticos, todo lo cual debe ser verificado por la municipalidad correspondiente.

Además, señala que sería ideal que cuenten con el Plan HACCP, el cual es un sistema de gestión de inocuidad de los alimentos sobre la base del control de puntos críticos; es decir, potenciales peligros en los ingredientes y los distintos procesos de producción de los alimentos.

“Trabajamos en forma conjunta con las subgerencias de las distintas municipalidades brindándoles capacitación en cuanto a temas normativos, pues debe sancionarse e impedir que los mal llamados restaurantes expendan alimentos que pueden estar contaminados, atentado no solamente contra la salud de la población, también contra la limpieza del entorno, tal como ocurre con la venta informal de comida en las playas”, sostiene.

 

ZOONOSIS Y CONTROL VECTORIAL

Respecto a la prevención de enfermedades transmitidas por animales, refiere que la meta del programa de vacunación antirrábica canina el 2019 fue llegar a 90 mil canes, de los cuales se alcanzó un 84 %.

En cuanto a la prevención del vector ‘Aedes aegypti’, causante de enfermedades como el dengue, zika y chikungunya, expone que para este verano la Gerencia Regional de Salud – GERESA, contrató a 50 técnicos en enfermería para que vayan casa por casa haciendo el trabajo de verificación del vector y su eliminación, a través del Piriproxifen, producto que detiene el crecimiento de la larva.

Apunta que la intención es no repetir lo sucedido en el 2019, año en el que hubo más de 600 casos de dengue y un fallecido por esta causa.

“El ciclo biológico del vector para convertirse de huevo a larva, luego a pupa y después a adulto puede durar de 15 a 20 días, pero por las altas temperaturas se acorta a 10 o 20. Este mosquito puede crecer hasta en el agua que cabe en la tapa de una botella, por lo que exhorto a la población a eliminar todo posible criadero del vector. Además, es importante tomar conciencia al ir a los cementerios de no llevar floreros con agua, sino utilizar arena húmeda, pues es en los campos santos donde existe gran riesgo de contraer esta enfermedad”, refiere.

Deja tu Comentario