Semanario Expresión up

PARA EVITAR CONFLICTOS EN LA PESCA: ARTESANALES DEMANDAN REGULACIÓN DENTRO DE LAS CINCO MILLAS MARÍTIMAS

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1147

  comentarios   

  • Señalan que hasta las tres millas deben pescar solo caballitos de totora y chalanas de hasta cinco toneladas.
  • La Federación Unificada de Pescadores del Norte pide que se declare en veda la anchoveta.

 

Según el Artículo 63.1 del Decreto Supremo Nº 012-2001-PE, el cual aprueba el Reglamento de la Ley General de Pesca – Ley Nº 25977, la zona comprendida “entre las cero y cinco millas marinas está reservada para el desarrollo de la actividad pesquera artesanal y de menor escala”. Dicha autógrafa, en su Artículo 20, señala que la extracción artesanal es aquella que se realiza mediante embarcaciones menores con predominio del trabajo manual.

 

Al respecto, el secretario general de la Federación Unificada de Pescadores del Norte, Héctor Galán Llontop, refiere que la norma engloba a todos los pescadores artesanales en su conjunto dentro de las cinco millas, sin hacer distinción entre la capacidad de bodega que tiene cada embarcación, lo cual hace que aquellas que son un poco más grandes pesquen más cerca a la costa, yendo en detrimento de las más pequeñas.

Explica que hasta las tres millas deben pescar embarcaciones con una capacidad de, por ejemplo, 12 metros cúbicos, incluyendo caballitos de totora que llevan de 25 a 30 kilos y chalanas de hasta cinco toneladas con redes de cerco; mientras que de las tres millas en adelante aquellas con capacidad de hasta 32 metros cúbicos.

Comenta que la zona de las tres millas es un área rica en recursos hidrobiológicos tales como los mariscos y tramboyos. “Para la ley todo es pesca artesanal, tanto las pequeñas, medianas o grandes embarcaciones de hasta 32 metros cúbicos de capacidad en bodega, y eso genera un problema porque los más pequeños no quieren que los más grandes invadan la zona donde ellos pescan. El Ministerio de la Producción debe regular eso”, sostiene.

Por otro lado, asegura que en Lambayeque no han tenido problemas con embarcaciones industriales que no hayan respetado el espacio de las cinco millas destinadas para la pesca artesanal.

 

VEDAS  

Asimismo, el dirigente señala que, tras el levantamiento de la veda de Bonito, en los últimos días se ha reportado una pesca diaria de 50 toneladas de dicho pescado tanto en Santa Rosa como en San José, lo cual hace prever que habrá disponibilidad de este recurso durante los meses de verano.

No obstante, refiere que ahora están solicitando que se declare la veda total de la anchoveta, pues está capturándose especies juveniles de siete centímetros, cuando lo normal debería ser de 12. Apunta que ya los pescadores de Chimbote y del Puerto de Malabrigo han realizado marchas solicitando dicho pedido, al cual Lambayeque también se suma, pues el deseo es que la anchoveta se reproduzca.

Explica que un pez de 12 centímetros como la anchoveta sirve de alimento a otras especies más grandes como la Cachema, el Bonito, el Suco, etc., por lo que extraer ejemplares jóvenes de este pez perjudica a todo el sistema marino y en consecuencia a los pescadores, tanto artesanales como industriales. 

Refiere que otra especie a la cual se le ha estado encontrando en tamaño pequeño es el Suco, el cual antes se capturaba de 30 a 40 centímetros, pero ahora solo se encuentra de 10 a 20.

“El suco puede caer a veces accidentalmente en las redes de pesca, pero también es cierto que hay embarcaciones más grandes, industriales, que capturan de todo. Los pescadores deben saber que si capturan ejemplares que no han llegado a su madurez están en la obligación de devolverlas al mar, porque el pez tiene que reproducirse y crecer. Si no cuidamos este recurso, dentro de poco no vamos a ver suco en el mar, por eso exhorto a los hermanos pescadores a cuidarlo, porque al fin y al cabo, mientras más crezca el Suco, a mejor precio se venderá en el mercado”, sostiene.   

 

DESEMBARCADERO

Por otro lado, Galán Llontop menciona que si bien las obras del desembarcadero en San José están a un 90 %, se firmó un acta en la que se previó como fecha para la inauguración del mismo el 26 de enero, pero por inconvenientes que son ajenos a su conocimiento, esta se retrasará posiblemente hasta junio, por lo que solicita celeridad a las autoridades competentes.

“El desembarcadero de San José va a tener una extensión de 500 metros. Lo que falta terminar es una parte del cabezo y de los accesorios. Lamentablemente los gremios pesqueros allá están un poco desilusionados, porque no se va a respetar la fecha de inauguración establecida en el cronograma”, indica.

Del mismo modo, asegura que ya hay un proyecto por 20 millones de soles para la construcción de un desembarcadero pesquero en Santa Rosa, del cual deben realizarse este año los estudios del perfil de proyecto.

“La flota de Santa Rosa y de San José es numerosa, por eso con un solo desembarcadero no se daría abasto. Allí llegarían embarcaciones de entre cinco y diez toneladas. Las más grandes estarían fondeadas (ancladas). Por eso se hace necesaria la presencia de otro desembarcadero para que la flota pueda contar con el servicio. Eso sí, la prioridad serán las embarcaciones pequeñas, en caso hubiese espacio para las grandes se vería la forma de que también desembarquen allí”, asegura.

 

SEGUROS

En tanto, indica que en Lambayeque hay aproximadamente 350 embarcaciones (120 de ellas pertenecen a Santa Rosa), de las cuales el 90 % está cumpliendo con contratar el seguro particular que exige la Dirección General de Capitanías y Guardacostas para zarpar.

Sin embargo, refiere que una de sus luchas es para que desde el Estado se les brinde un seguro a todos los pescadores que ingresan a altamar, puesto que las negociaciones para el Seguro Obligatorio de Pescadores Artesanales – SOPA, no llegaron a buen puerto.

Además, expone que otra de sus demandas es la pensión para los pescadores, pues menciona que un pescador ingresa al mar aproximadamente hasta los 60 años, de allí en adelante es más difícil que puedan continuar con la actividad de la pesca. En consecuencia, asegura, hay muchos pescadores que se encuentran en estado de abandono.

“Es injusto que estas personas brinden tantos años de su vida por la pesca, por alimentar al pueblo peruano y que ni siquiera reciban una pensión”, sostiene.

 

CONTAMINACIÓN 

Otra de las problemáticas que resalta Galán Llontop es la referida al Dren 4000 que traslada aguas servidas al mar de Santa Rosa. Señala que la contaminación por las aguas servidas del dren ha hecho que en la zona norte de la playa ya no puedan pescarse mariscos, sino que deban irse hasta el sur, al sector denominado ‘Playa Hondo’, a fin de evitar especies contaminadas.

“Nosotros le hemos presentado al Ministerio de la Producción un proyecto de recuperación de ecosistemas, a través del cultivo de algas marinas, de modo que los peces puedan alimentarse y reproducirse. Queremos recuperar el ecosistema de la pesca artesanal, no es posible que cada que llega el verano Santa Rosa sea catalogada como una playa no apta”, asevera.

Asimismo, señala que el efecto del calentamiento global ha hecho que todo el 2019 se den fuertes oleajes y la temperatura del agua cambie bruscamente de fría a caliente, haciendo que los peces se retiren.

Del mismo modo, revela que existe un acuerdo de todos los gremios pesqueros, desde Tumbes hasta Áncash, de no permitir más exploraciones petroleras hasta las 200 millas, pues consideran que la misma afecta a productos como el bonito y la anchoveta que se encuentran hasta la medianía (70 millas).

 

IMARPE

Según el Instituto del Mar del Perú – IMARPE, en noviembre los desembarques en Santa Rosa disminuyeron respecto a octubre, de 237.9 toneladas a 195.8. Los productos que más se pescaron son: la Lisa, el Suco, la cachema, el tollo común, la cabrilla, la raya águila y el pámpano. En cuanto a los invertebrados, los de mayor reporte fueron el cangrejo violáceo, el cangrejo ‘cokerri’ y la Pota.

Asimismo, en ese mes la Temperatura Superficial del Mar – TSM, presentó anomalías de temperatura, tanto positivas como negativas, de un grado. Además, se registró variaciones del viento de débil a fuerte, produciendo condiciones de oleaje variable, principalmente entre el 20 y 30 de noviembre.

 

+ NOTICIAS

  • Según el dirigente pesquero, hay más de tres mil 500 pescadores en todo el litoral lambayecano.

Deja tu Comentario