Semanario Expresión up

LLUVIAS RECIENTES FUERON DETERMINANTES: INCREMENTOS DE CAUDAL PERMITEN MAYOR ALMACENAMIENTO EN TINAJONES

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1154

  comentarios   

  • Reservorio fue cerrado el sábado último para garantizar agua para uso poblacional.
  • EPSEL no paga por el recurso al operador del sistema hidráulico.

 

Tal como sucedió en el 2016, el reservorio de Tinajones presentaba déficit en el almacenamiento de agua, lo que obligó al concejo de cuenca a resolver el cierre del sistema para el uso agrícola, a fin de asegurar que los 64 millones de metros cúbicos que había hasta ese día sean destinados únicamente al consumo poblacional.

 

Los 64 millones de metros cúbicos contabilizados hasta el viernes incluían el volumen de sedimentos en el reservorio. Sin embargo, hasta el cierre de este informe, Tinajones recibió la carga máxima de 206 mil 341 metros cúbicos por segundo.  

La situación crítica se había originado por la ausencia de lluvias en la cabecera de la cuenca. Según información reciente del Proyecto Especial Olmos Tinajones – PEOT, operador del sistema hidráulico mayor de Tinajones, el reservorio incrementó su volumen bruto de 63 millones de metros cúbicos a más de 68 millones, gracias a la presencia de lluvias, lo que permitió que se disponga la dotación del recurso para el uso agrícola.

 

CIERRE DEL RESERVORIO

El viernes último se reunió el consejo de cuenca con participación de los funcionarios de la Entidad Prestadora de Servicios de Saneamiento de Lambayeque – EPSEL, quienes demandaron la aplicación de lo señalado en el marco normativo nacional en situaciones de emergencia hídrica, respecto a frenar el suministro de agua para el uso agrícola y garantizar el recurso disponible para abastecer a la población a través de las plantas potabilizadoras.

El agua que distribuye EPSEL a los usuarios de Chiclayo, José Leonardo Ortiz, La Victoria y Pimentel, es la que se recibe en las lagunas de Boró, alimentadas a su vez por lo derivado desde el reservorio de Tinajones.

“Estamos pidiendo que se garantice la dotación de agua necesaria para poder continuar brindando el servicio, que es nuestra preocupación y lo que dice la ley. La prioridad la tiene la población, sabemos que Tinajones también vierte agua para uso agrícola. Sin embargo, aquí hay un bien mayor que es el uso del agua para la población”, señaló Giovanni Milla Risco, gerente legal de la empresa del agua.

Milla Risco dijo que en el plan de contingencia de EPSEL se tiene como prioridad el mejoramiento de la calidad del agua, debido a que el recurso que recibían las plantas de tratamiento presentaba algas.

EPSEL utiliza 54 millones de metros cúbicos de agua al año para el suministro de sus dos plantas de tratamiento de Chiclayo y las dos de Lambayeque, lo que representa una dotación diaria de mil 700 litros por segundo: mil 500 que se almacenan en Boró y 200 litros para las plantas de la ciudad de Lambayeque.

“En Tinajones hay un proceso de eutrofización, por lo que el agua que almacena no puede ingresar directamente a las lagunas de Boró porque las contaminaría. Sin embargo, nosotros manejamos un plan de contingencia y estamos dando un tratamiento previo para que las plantas de tratamiento puedan recibir el recurso. Tenemos que garantizar dos cosas técnicas: calidad y cantidad”, manifestó Roberto Vallejos Cortez, subgerente de Producción de EPSEL.

La eutrofización es un proceso de acumulación de residuos orgánicos que causa la proliferación de algas.

Añadió que en la periferia de la ciudad se presentan reclamos por la reducción del suministro de agua potable, debido – explicó – al incremento del consumo en época de verano, además por el aumento de usuarios en la zona urbana debido al crecimiento vertical de la ciudad.

“Estamos atendiendo con 12 camiones cisternas, propiedad de EPSEL y OTASS. Estamos manejando un plan de contingencia de producción y distribución”, indicó Vallejos Cortez.

 

DEUDA PENDIENTE

El PEOT informó que si bien se debe garantizar el suministro de agua para el consumo poblacional, EPSEL actualmente mantiene una deuda que bordea los siete millones de soles como usuaria del recurso que administra la entidad técnica en el sistema de Tinajones.

EPSEL tiene la condición de ser un usuario más. Sin embargo, explicaron funcionario del PEOT, no asume el pago por el recurso, pese a que desde hace diez años aproximadamente existe la base legal para el cobro del servicio.

A diferencia de la empresa del agua, la administradora de la central hidroeléctrica de Carhuaquero sí cumple con el pago por el uso del recurso al administrador del sistema.

 

+NOTICIAS

  • Más de 31 mil hectáreas de arroz en el valle Chancay Lambayeque fueron limitadas en sus planes de riego debido al cierre del reservorio de Tinajones.

Deja tu Comentario