Semanario Expresión up

PEOT Y AGRICULTORES DEL VALLE VIEJO ENFRENTADOS: JUNTA DE USUARIO DE OLMOS ESTARÍA TRAFICANDO CON EL AGUA

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1097

  comentarios   

  • Comuneros reciben al año 12 millones y medio de metros cúbicos de agua reciben.  

 

El mal uso del  agua a manos de  los agricultores del Valle Viejo de Olmos ha hecho que estos se enfrenten al Proyecto Especial Olmos Tinajones y a la Concesionaria H2Olmos. Los comuneros están derivando el agua de manera ilegal al valle de Cascajal.

 

La  Junta de Usuarios de Olmos, encabezada por su presidente Daniel Manrique del Carpio, recibe la dotación de agua de 406 millones de metros cúbicos del trasvase del río Huancabamba, según el contrato de Concesión de Irrigación Olmos que estipula disponer al año la irrigación de 38 mil  hectáreas en Tierras Nuevas y cinco mil 500 hectáreas en el Valle Viejo, comprendido por los bloques de riego El Imperial, La Mina Pumpurre, Miraflores, Las Norias y La Juliana.  

 

Agua

El ingeniero Leopoldo Fernández León, gerente del PEOT, manifiesta que según el contrato, a los agricultores del Valle Viejo de Olmos,  desde el año pasado se le han estado entregando 12 millones y medio de metros cúbicos de agua para las cinco mil 500 hectáreas. Sin embargo, estos aseguran que no les son suficientes.

Anota que los agricultores no quieren presentar ante el PEOT su plan de cultivo, que es importante para verificar si realmente están sembrando las cinco mil 500 hectáreas de cultivo.

“Los agricultores del Valle Viejo de Olmos, quieren una dotación de 20 mil metros cúbicos de agua por hectárea y por  año”, manifiesta.

Asimismo, refiere que los 12 millones y medio de metros cúbicos de agua por año son suficiente para los agricultores, por lo que deduce que el agua ha estado siendo derivada para otro lado.

 

Visitas

El PEOT establecerá un mecanismo para garantizar que el agua que se les da a los agricultores desde el trasvase, a través del Túnel Trasandino y la Presa Limón, llegue a las parcelas sin problemas por lo que ya vienen realizando visitas inopinadas para constatar de cómo le debe ser utilizada el agua y no de la forma de como ellos quieren hacerlo, por eso retomarán la mesa técnica de trabajo para realizar las coordinaciones correspondientes.

En el Valle Viejo de Olmos estarían realizando un mal manejo de agua cediendo a intereses, ya que pese a recibir 12 millones y medio metros cúbicos de agua, muchos agricultores no tienen acceso al recursos, lo que responde al mal manejo de la Junta de Usuarios de Olmos, presidida por Daniel Manrique, que es la entidad encargada de distribuir el agua.

“La Junta de Usuarios de Olmos estaría comercializando el recurso hídrico, no hay de otra explicación, porque si a ellos le han dado 12 millones y medios de agua y tienen sembrado 285 hectáreas, dónde se ha ido el resto de agua”, indica Leopoldo Fernández.

 

ANA

Los agricultores del Valle Viejo de Olmos han recibido 12 millones y medio de metros cúbicos de agua al año para el riego de 285 hectáreas que consigna formalmente en los pedidos de la junta de  usuarios, por lo tanto durante el 2018 recibieron el doble del producto hídrico ya que solo necesitaban de cinco millones 700 de metros cúbicos de agua.

El director de la Autoridad Administrativa del Agua Jequetepeque Zarumilla, Elmer García Samamé, indica que la ANA ha suscrito el contrato de la Concesión de Irrigación Olmos para garantizar que se cumpla con la legislación hídrica del país, en ese sentido ha otorgado licencia de uso de agua a la Concesionaria H2Olmos para que brinde el servicio de suministro de agua a los usuarios del Valle Viejo y Tierras Nuevas, todo ello con arreglo del contrato de concesión. Este contrato tiene carácter de ley y su cumplimiento es auditado en forma permanente por los diversos órganos de control.

 

CONCESIONARIA

El gerente de la Concesionaria Trasvase y H2Olmos, Alfonso Pinillos Moncloa, manifiesta que siempre al Valle Viejo se le entregado agua. Actualmente, dicha zona cuenta con el 20 % de las áreas sembradas.

El agua que está recibiendo la Junta de Usuarios de Olmos la está  derivando a otra aérea que no pertenece al proyecto, como es el valle de Cascajal. Ellos mismos le están quitando agua al Valle Viejo, por eso no les alcanza para sus cultivos.

“Cuando dividen la cantidad de agua que el contrato establece y se la llevan a otro lado, obviamente el agua no alcanza para los agricultores, porque por beneficiar a otras zonas, ellos son los perjudicados”, relata.

 

DENUNCIA

La concesionaria ha presentado una denuncia ante la policía y la fiscalía sobre el ingreso ilegal que han realizado unos agricultores a una aérea que le corresponde a la concesión.

La cantidad de agua que existe está establecida en el contrato de concesión y eso se tiene que respetar,  el agua es un bien que hoy en día es limitado.

 “Solo son 400 millones metros cúbicos de agua, si le doy agua al Cascajal, de hecho que el Valle Viejo se quedará sin el producto hídrico. Cuando uno realiza un proyecto debe saber la cantidad de agua que existe, con esa cantidad de agua se puede saber qué cultivos se puede sembrar en los terrenos. Si el agricultor decide sembrar un cultivo que demanda mayor uso de agua, debe de utilizar un pozo, ya que la dotación del producto hídrico del río Huancabamba no es muy alta”, refiere Pinillos Moncloa.

De las cinco mil 500 hectáreas del Valle Viejo, 400 o 600 se encuentran sembradas y al parecer se estaría dando mal uso del agua. Además, está comprobado que el agua que se le dota a los agricultores  está siendo derivada a otras zonas como es Cascajal.

“Esa es una de las discusiones principales que tenemos con el señor Manrique del Carpio, ya que el beneficio debe ser para el departamento y para los agricultores y no para otras zonas”, precisa Alfonso Pinillos.

 

AGRICULTORES

Daniel Manrique del Carpio, presidente de la Junta de Usuarios de Olmos, refiere que la Concesionaria debió construir las tomas en el sector La Juliana para atender al Valle Viejo, pero eso no ocurrió ya que solo se limitaron hacer trabajos complementarios en aquellas que ya existían.

“Allí existe un desarenarador para atender al Valle Viejo de Olmos con hidrantes de los cuales solo uno está operativo y tiene la capacidad para mil 500 hectáreas y solamente atiende a 50 hectáreas con 100 litros. Las aguas que se van al Valle Nuevo siguen su curso del río. La bocatoma Miraflores tiene todas las infraestructuras para atender a las tierras nuevas”, afirma.

 

HECTÁREAS

Dentro del contrato se establece que se debe entregar agua a las cinco mil 500 hectáreas del Valle Viejo de Olmos. El dirigente afirma eso no se está cumpliendo, porque no hay infraestructura y los agricultores no son responsable de eso, ya que la construcción de las infraestructura menor, como son los canales, es responsabilidad del Estado.

Justifica la intervención en la infraestructura de concesión al señalar que la bocatoma La Juliana siempre le correspondía a ellos y solo la han recuperarlo. La estructura actualmente está a su cargo. “La tomamos de forma pacífica, no se ha violentado ninguna cerradura, no existen daños de ninguna naturaleza”, señala.

 “Yo me pregunto no somos iguales ante la constitución y la ley, por qué la discriminación, se tendría que corregir ese contracto porque es discriminatorio y además nadie tiene que pasar por encima de los convenios internacionales”, expresa Manrique del Carpio.

Asimismo precisa que el cultivo de babano orgánico en el Valle Viejo se sembró porque el mismo PEOT lo impulso y que actualmente han cortado el agua perjudicando a los agricultores. 

Deja tu Comentario