Semanario Expresión up

CIRO SALAZAR MONTAÑO: “LAS AUTORIDADES NO ESCUCHAN A LOS COLEGIOS PROFESIONALES”

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1117

  comentarios   

Las autoridades regionales y municipales están próximas a cumplir los primeros seis meses de gobierno y hasta el momento – a decir del decano del Colegio de Ingenieros del Perú – CIP, Consejo Departamental de Lambayeque, lo que se ve es que están “en incubación”, con magros resultados y falta de capacidad para enfrentar los problemas que afectan a la población lambayecana.

 

Salazar Montaño dialogó con Expresión y mostró su preocupación por la ausencia de obras y proyectos, que a estas alturas – sostiene – ya deberían haber empezado a ejecutar tanto el Gobierno Regional de Lambayeque como los municipios, principalmente el de Chiclayo.

¿Cómo evalúa hasta el momento el desempeño de las autoridades regionales y municipales en Lambayeque?

Están en un proceso de incubación y podría hasta justificar que no hay ejecución de obras trascendentales a nivel nacional porque la gestión pasada no dejó ningún expediente para que se pueda financiar y en estos momentos estar desarrollándose. Al contrario, se retrocedió. Los proyectos que se tenían del Hidráulico Sicán y la Montería fueron desactivados y hoy ya no existen. No hay ningún otro estudio o expediente que le permita a la actuar gestión poner en ejecución.

Sé que se están elaborando algunos estudios, sobre todo para el desarrollo del presupuesto institucional y los encargos realizados por la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios.

Eso en relación al gobierno regional, ¿y sobre la Municipalidad Provincial de Chiclayo qué se puede decir?

Que es una institución quebrada, que a lo largo de estas últimas gestiones se ha convertido en una entidad inerte o inútil, porque no tiene modo de acción. Las municipalidades son los instrumentos de desarrollo en todos los ámbitos, pero esta no tiene los medios, porque toda la recaudación que existe se va en gasto corriente, pago de personal, servicios y deudas. Más aún si se tiene en cuenta los juicios, los arbitrajes… Se puede sintetizar que la Municipalidad Provincial de Chiclayo está bajo un manto de ineficiencia, corrupción y sobrepoblación de servidores.

Situación que ha agravado el actual alcalde con la contratación de decenas de personas con remuneraciones por encima de los cinco mil soles para cumplir funciones medias…

Si ya había demasiada gente debió de trabajar con los mismos. Por otro lado, para traer a personal especializado un sueldo de cinco o siete mil soles es bajo, se necesitan sueldos altos.

¿Todo lo que pasa en el municipio se puede justificar en problemas anteriores o también existen hechos que son de entera responsabilidad de la actual administración y no se asumen como tal?

No hay ni una sola obra. Hace aproximadamente tres semanas le envié un documento al alcalde pidiéndole a nombre del Consejo Departamental del Colegio de Ingenieros del Perú que se inicie con el parchado y recapeo de las calles de la ciudad, que como todos conocemos están en un estado calamitoso. Una labor tan sencilla, que deberían hacerla, sigue sin darse.

Creo que el problema ya no es solo del alcalde, sino también de los funcionarios, porque son estos los que tienen que ejecutar e implementar los recursos. Ese es un detalle que también debería evaluarse.

En seis meses de gestión es fácil determinar si se tiene a un buen gestor y a la luz de los resultados esa no es precisamente la calificación que le corresponde al alcalde Marcos Gasco.

Hay muchos errores que ha cometido el alcalde y esto, en una ciudad que está muy sensible, crispada ante cualquier error o acto negativo, genera reacciones.

Considero que Marcos Gasco, que tiene seis meses en el cargo, debería hacer una evaluación de todo lo actuado para ver en qué se está equivocando. Yo no necesito ser decano del Colegio de Ingenieros para decir que esta gestión es poco eficiente. No hay obras hasta ahora y eso no está bien. Tiene que cambiar y no solo en su actitud, sino también en los funcionarios que deben ejecutar las órdenes que dictamina él y su concejo municipal.

Respecto a los regidores, estos tienen un rol muy importante, porque no solo son proponentes en la sesión de concejo, sino también fiscalizadores. Hay tres regidores que hacen oposición, pero su labor no solo puede ser de protesta, también deben ir a la denuncia.

¿Qué espera del alcalde Marcos Gasco?

Que se rectifique. Nuestra orden desde el comienzo de la gestión ha sentado una posición muy firme: estamos para apostar y contribuir. No busquen en nosotros confrontar o enemistarnos, porque sino las aspiraciones de la orden se quedarán truncas.

El gobernador regional, por ejemplo, está enemistado conmigo sin que yo le haya hecho algo. Se ha molestado por declaraciones publicadas en Expresión (Edición 1105) sobre nuestra posición técnica respecto a su propuesta del uso de Tinajones para el abastecimiento de agua por gravedad para consumo poblacional a todo el departamento. ¿Quién pierde? Lambayeque, porque nuestra orden, que debería estar aportando al desarrollo regional, no es escuchada por la gestión.

Las autoridades tienen que entender que son políticos y que están sujetos a la crítica de la función que desarrollan. No se trata de críticas personales o familiares, sino a la gestión que hacen. Lamentablemente no escuchan a los colegios profesionales.

¿Se anteponen otros intereses a los de Lambayeque?

El objetivo común es Lambayeque y eso es lo que entienden las autoridades. Nuestra misión como colegio, sabiendo que somos, con mucha modestia lo digo, los depositarios del conocimiento científico y técnico en Lambayeque, es proponer y pedimos que se nos escuche al menos. Si se niegan a escucharnos, no podemos responder con una patada tampoco, porque quien perderá será Lambayeque.

Hay que tender puentes para buscar lo más conveniente para nuestra región, eso es lo más importante.

¿Cuántas veces se ha reunido con el alcalde Marcos Gasco?

Una sola vez y fui para hablar del problema del alcantarillado. Nosotros tenemos un objetivo como colegio que es lograr la ejecución de un proyecto integral de agua y alcantarillado para Chiclayo, porque es la obra más importante que necesita la ciudad.

Sabemos que la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios ha programado un financiamiento de 400 millones de soles para intervenir en el saneamiento de Chiclayo y José Leonardo Ortiz, pero es una inversión que resultará vana, porque será el cambio de tubos por tubos.

Nosotros estamos trabajando en una propuesta integral para la modernización del saneamiento básico de José Leonardo Ortiz y Chiclayo. Con eso le reclamaremos al gobierno. ¿Quiénes deben ser nuestros aliados? Los municipios.

Le he dicho a los alcaldes Marcos Gasco y Wilder Guevara que sus jurisdicciones son las principales afectadas y deben ser las futuras beneficiadas con esta obra. Como orden profesional buscamos contribuir en ese sentido, pero necesitamos estar unidos para reclamar. Un colegio profesional solo no puede, pero sí con el respaldo de las municipalidades.

He visitado a ambos alcaldes para hablar del alcantarillado.

Ante la Ordenanza Municipal 07-2019, emitida por la Municipalidad Provincial de Chiclayo autorizando nuevos anillos de circulación para el transporte pesado, el CIP Lambayeque señala que es preocupante por la situación de los pavimentos. ¿Consideran que el tránsito de los camiones no afectará el alcantarillado más de lo que ya está?

Las condiciones de los pavimentos en Chiclayo no son las adecuadas para el tránsito del transporte pesado, eso es lo que hemos dicho nosotros, pero para que la ciudad cuente con vías con capacidad para soportar los tonelajes de la carga y descarga antes se debe renovar el saneamiento básico. Eso es lo más importante. En orden de prelación, primero el alcantarillado, luego pavimentos con capacidad suficiente para el tránsito pesado y después ordenamiento y señalización de las rutas de circulación. Aquí se está haciendo al revés.

Los chiclayanos deben entender que no se podrá progresar si no se tiene el agua y el alcantarillado.

¿Qué hacer para que Lambayeque recupere su sitial como polo de desarrollo en el norte?

En los últimos años hemos retrocedido. Necesitamos sensibilizar a nuestra población. Las cosas no se consiguen con pañuelos blancos, miremos al sur, las cosas se consiguen con lucha. ¿Nos vamos a quedar siempre como la Ciudad de la Amistad? Eso ya nos ha dado malos resultados.

Deja tu Comentario