Semanario Expresión up

RESPONSABILIDAD PENAL EN EXFUNCIONARIOS DE VELEZMORO: CONTRALORÍA CONFIRMA SOBREVALORACIÓN DE OBRA EJECUTADA POR COMUNA DE LAMBAYEQUE

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1125

  comentarios   

  • Perjuicio asciende a más de un millón 148 mil soles.

 

Complicada situación es la que deben enfrentar varios exfuncionarios de la gestión de Ricardo Velezmoro Ruiz en la Municipalidad Provincial de Lambayeque, luego que el Órgano de Control Institucional – OCI, diera a conocer los alcances del Informe de Control Posterior N° 007-2017-2-0427, referido a la ejecución y supervisión de la obra de mejoramiento y ampliación de los espacios educativos del Colegio N° 11096, José Carlos Mariátegui, del centro poblado Hacienda Eureka, valorizado en cuatro millones 699 mil 203.20 soles.

 

Para el ente de control, existe responsabilidad penal en los exfuncionarios Luis Fernando Farfán Guerrero, César Augusto Payac Niño, Walter Marín Pérez Carranza y Carlos Isidro Arrasco Yarrín, quienes se desempeñaron como gerentes de Infraestructura y Urbanismo; Edward Senmache Elías, ex subgerente de Obras; Rafael Mío Failoc (inspector), además de Juan del Carmen Maco Carlos, Edward Alberto Adrianzén Carreño, José Herminio Quintana Acuña. 

Asimismo, estos comparten responsabilidad administrativa con Franz Cueva Moscol, Edyth Parra Ynfante, Segundo Mendoza Dávila, Javier Vásquez Exebio, Edwin Zapata Ríoz y Lucio Goicochea Paredes.

De acuerdo con el informe, la obra se ejecutó con un expediente técnico deficiente y sobrevalorado, sin profesionales ofertados, las obras preliminares no se ejecutaron en su totalidad, hubo retrasos, paralizaciones y la ampliación de plazo injustificada. Además, valorizaciones por trabajos no ejecutados, observaciones no corregidas pese a que la obra no estaba culminada ni liquidada, esto debido a la falta de control permanente por parte de la supervisión, generando un perjuicio de un millón 148 mil 100.56 soles a la comuna de Lambayeque, debido a que no se cobraron penalidades y se reconocieron mayores gastos generales. Los hechos ocurrieron en la gestión del exalcalde Ricardo Velezmoro Ruiz.

Para arribar a estas conclusiones, el Órgano de Control Institucional revisó la documentación existente en la Gerencia Municipal, la Gerencia de Infraestructura y Urbanismo, las subgerencias de Obras y de Logística, la Procuraduría Pública Municipal, la Gerencia de Planeamiento y Presupuesto, la Gerencia de Secretaría e Imagen Institucional, la Gerencia de Administración y Finanzas y Asesoría Jurídica.

 

EL PROYECTO

El proyecto “Mejoramiento y Ampliación de espacios educativos para la Institución Educativa N° 11096 José Carlos Mariátegui, del CP Hacienda Eureka, del distrito de Lambayeque”, se ejecutó en virtud del Convenio N° 211-2014-MINEDU, del 5 de junio del 2014, denominado “Convenio de Transferencia de partidas entre el Ministerio de Educación y la Municipalidad Provincial de Lambayeque para la ejecución de proyecto de infraestructura educativa”, celebrado entre el entonces alcalde Percy Ramos Puelles y la secretaria general de dicho ministerio, Úrsula León Chempén.

La ejecución de la obra se realizó por contrata bajo el sistema de suma alzada, a través del proceso de selección – Licitación Pública N° 009-2014-MPL-CE, convocado el 17 de agosto del 2015, con un valor referencial de cuatro millones 579 mil 203.20 soles. Para la ejecución se presentó como único postor el Consorcio Eureka, con el que se suscribió contrato el 3 de noviembre del 2015.

 

EXPEDIENTE DEFICIENTE

El plazo contractual inició el 4 de noviembre del 2015 con un expediente técnico deficiente, por cuanto carecía de memoria de cálculo de estructura que sustente el diseño de la infraestructura de los módulos A, B, D y E, de la cisterna – tanque elevado y las graderías.

El expediente – según OCI – tampoco tenía cotizaciones que respalden los precios de mano de obra e insumos en los análisis de costos unitarios, crecía de un plan de monitoreo arqueológico, no estaba firmado por profesionales especialistas en arquitectura, instalaciones eléctricas y sanitarias, pues solo llevaba la rúbrica de la Gerencia de Infraestructura y Urbanismo y el visto bueno de la Subgerencia de Obras. Además, los 32 planos del proyecto carecían de firmas.

Con la revisión se detectó también que el expediente presente sobredimensionamiento de los metrados consignados en la planilla correspondiente, advirtiéndose mayores metrados y, en consecuencia, la sobrevaloración del presupuesto real en 226 mil 480.37 soles.

 

EJECUCIÓN

“El inicio del plazo de ejecución de obra se realizó sin cumplir las condiciones establecidas en el contrato de obra y bases integradas concordantes a la normativa de contrataciones, pues el contratista no presentó los certificados de habilitad de los profesionales propuestos como lo establecía el contrato. Asimismo, se designó inspector pese al monto de la obra, que de acuerdo a la Ley de Presupuesto del año 2015 exigía supervisor y contaba con certificación presupuestal”, detalla el OCI.

La obra contaba con contrato de supervisión por 120 mil soles, el mismo que fue resuelto con posterioridad al inicio de los trabajos, en tanto la Gerencia de Infraestructura y Urbanismo designó a un inspector, cuando se encontraba vigente el contrato de supervisión, originando a que la obra, por el período de 10 meses, cuente con inspector y en los cinco meses siguientes con supervisor.

Lo irregular es que ni el inspector ni el supervisor permanecían en la obra. El primero alegaba tener a la vez otras obras y la falta de apoyo en movilidad, mientras que el segundo, contratado bajo la modalidad de locación de servicios, mantenía, a la par, contratos por residencia de obra en las municipalidades de Cutervo y Sócota, Cajamarca.

“La falta de permanencia del inspector y/o supervisor generó un inadecuado control de la obra que ocasionó perjuicio económico a la Municipalidad por un total de 343 mil 78.76 soles”, concluye el órgano de control.

 

DEFICIENTE CONTROL

Resultado de la ausencia del inspector y el supervisor, el contratista no ejecutó en su totalidad las obras preliminares por las cuales la comuna de Lambayeque pagó al 100 %, generándose un perjuicio de 108 mil 664.7 soles.

También se pagó por servicios no realizados por los profesionales ofertados por el Consorcio Eureka, ocasionando un perjuicio de 48 mil 560 soles, hubo retrasos constantes e injustificados por debajo del 80 % de la programación acumulada, que de acuerdo a la normativa de contrataciones requería calendario acelerado de trabajos para asegurar que la obra culmine en el plazo contractual estipulado. Sin embargo, el inspector no lo solicitó, con lo cual no permitía que la municipalidad adopte los mecanismos que la norma de contrataciones ha previsto como intervención económica o resolución de contrato y una eventual ejecución de la garantía de fiel cumplimiento.

También se admitió paralizaciones injustificadas por un total de 128 días calendario y que la partida de “Corte de terreno para veredas hasta nivel de subrasante” se ejecute parcialmente, en tanto la partida “Relleno de material granular con espesor de 20 centímetros para subases de veredas y patios” no se ejecute. Empero, estas fueron valorizadas al 100 %. El perjuicio por ello asciende a 184 mil 854.69 soles.

 

SILENCIO CÓMPLICE

“Pese a todo lo descrito la Gerencia de Infraestructura y Urbanismo aprobó por silencio administrativo la Ampliación de Plazo N° 1 por 123 días calendario, generando el derecho al contratista para el cobro de mayores gastos generales por 39 mil 686.79 soles”, concluye el informe del OCI.

Sin embargo, se ha establecido que la solicitud de ampliación no se encontraba justificada, toda vez que los supuestos invocados por el contratista no se encontraban previstos en el Decreto Legislativo N° 1017, bajo el cual se suscribió el contrato.

En total, se ha contabilizado que la municipalidad dejó de cobrarle al contratista, por mora, 457 mil 920.32 soles.

Finalmente, OCI confirmó que la liquidación de la obra fue realizada con precios del 2014, pese a que el presupuesto fue actualizado al 2015. Pese a ello, esto no fue observado por la municipalidad, que aprobó la liquidación por un monto a favor del contratista superior al que correspondía, ocasionando un perjuicio económico de 80 mil 934.32 soles.

Deja tu Comentario