Semanario Expresión up

EN LO QUE VA DEL AÑO: MÁS DE 350 SOSPECHAS DE REACCIONES ADVERSAS A MEDICAMENTOS SE REGISTRAN EN LAMBAYEQUE

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1130

  comentarios   

  • El ciprofloxacino, la amoxicilina y el metamizol son los fármacos con más notificaciones de sospechas.
  • Las reacciones adversas que más se registran son las erupciones cutáneas, vómitos y náuseas.

 

Un total de 357 notificaciones por sospechas de reacciones adversas a medicamentos (se incluyen incidentes adversos a dispositivos médicoS) notificaron las boticas, farmacias, puestos de salud, clínicas y hospitales de Lambayeque en lo que va del año ante el Centro de Referencia Regional de Farmcovigilancia y Tecnovigilancia.

 

Según la responsable de Farmacovigilancia y Tecnovigilancia de la Gerencia Regional de Salud – GERESA, Zoila Quevedo Bravo, esta cifra podría duplicarse hasta fin de año, con lo que se superaría las 612 notificaciones del año pasado y las 210 del 2017. 

 

“Es importante que todos los establecimientos de salud, así como las boticas y farmacias, notifiquen ante el Centro de Referencia Regional los efectos no deseables que producen los medicamentos en los pacientes. A través de esta alerta contribuyen a que los laboratorios revisen los principios activos o insertos que generan estas reacciones y pueden lograr que incluso se retiren del mercado”, sostiene.

 

Explica que, en el marco de la Resolución Ministerial Nº 539-2016/MINSA, del 27 de julio del 2016, todos los profesionales de salud están obligados a reportar las reacciones adversas de los medicamentos. En ese sentido, revela que Lambayeque ha ocupado en los últimos dos años el primer lugar a nivel nacional en el Programa de Farmacias Notificadoras.

 

MEDICAMENTOS

Quevedo Bravo señala que dentro de los fármacos que más sospechas de reacciones adversas registran se encuentra el Ciprofloxacino en tabletas de 500 miligramos (medicamento para la infección en los riñones), cuyos síntomas notificados han sido prurito, vómitos, náuseas, dolor abdominal y cefalea; y la Amoxicilina en jarabe de 250 miligramos (medicamento para las infecciones bacterianas), cuyos síntomas son diarrea, náuseas y reacciones alérgicas.

 

Le siguen el Metamizol en inyección (destinado a calmar la fiebre) con reacciones como urticaria y prurito; el Enalapril en tabletas de 25 miligramos (hipertensión) con la tos seca; la Eritromicina en tabletas de 500 miligramos (infecciones respiratorias) con malestar general, rash (erupción cutánea) y dispepsia; Clindamicina en tabletas de 600 miligramos (medicamento para las infecciones bacterianas) con flatulencias, vómitos y diarreas; y Cialis Genérico en tabletas de 10 miligramos con deposiciones oscuras y dispepsia.

 

A estos se añaden el Naproxeno en tabletas de 550 miligramos, cuyas reacciones adversas son el dolor abdominal, dolor y sensación de quemazón epigástrica, constipación, náuseas, vértigo, zumbidos, somnolencia, cefalea leve a moderada, rash, edemas y dificultad respiratoria; y la Ceftriaxona inyectable de un gramo con diarrea, náuseas, vómitos, reacciones alérgicas, anemia hemolítica, problemas hepáticos, renales, confusión y alucinaciones.    

    

Asimismo, el Butilbromuro de Escopolamina con mareos, molestias visuales y náuseas; y el Medroxiprogesterona en inyección con cefalea, sangrado, aumento de peso y cambio de carácter.

 

En tanto, las vacunas también han registrado reacciones adversas. En el caso de la Pentavalente y la Triple Viral, los síntomas han sido fiebre, irritación, malestar general y dolor en la zona de la inyección. A la vacuna de la Influenza se le agregan los escalofríos.

 

Quevedo Bravo refiere que de todas las reacciones adversas, la más frecuente (9.57 %) obedece a las erupciones cutáneas. Le siguen los vómitos (5.31 %), náuseas (5.05 %), anemia (5.05 %), prurito (3.81 %), dolor abdominal (3.19 %), cefalea (3.1 %) eritema (2.66 %), erupción maculopapular (2.66 %) y urticaria (2.48 %).

 

“Muchas veces las personas no saben que padecen reacciones adversas. Por ejemplo, toman Amoxicilina y luego les duele el estómago o toman Enalapril y les produce tos. En ambos casos piensan que es normal cuando no lo es”, asevera.

 

ENTES NOTIFICADORES   

La especialista señala que los entes que más casos de reacciones adversas reportan son las farmacias y boticas. Dentro de las primeras destacan ‘Virgen de Guadalupe’ y ‘Naturfarma’. De los centros de salud, resaltan el Hospital Regional y la Clínica Metropolitana. Al respecto, menciona que trabajan actualmente con 15 clínicas de internamiento.

 

“Cuando se detecte una reacción adversa de algún medicamento, los profesionales de la salud deben llenar la ‘Hoja Amarilla’ que es un formulario de levantamiento de información que deben hacer llegar al Centro de Referencia para nosotros trasladarla al Sistema Nacional de Farmacovigilancia y emitir la alerta correspondiente”, subraya.

 

Según un estudio del Centro de Referencia Regional de Farmacovigilancia y Tecnovigilancia del 2017, en Lambayeque existen mil 280 establecimientos de salud, los cuales se dividen en 67 farmacias, 893 boticas, 73 droguerías, 35 servicios de farmacia privados, 30 establecimientos con internamiento privado, 179 establecimientos de salud públicos y tres hospitales públicos.

 

ALERTAS

Por otro lado, Quevedo Bravo apunta que en base a las notificaciones de los centros referenciales, la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas – DIGEMID, emite periódicamente alertas a nivel nacional.

 

Destaca este año la Alerta DIGEMID Nº 15-2019, respecto a la Norepinefrina, en la que se menciona que el Centro Nacional de Farmacovigilancia y Tecnovigilancia – CENAFyT, recibió un total de 14 notificaciones de sospecha en los fármacos que contienen dicho componente utilizado para el tratamiento en estados de hipotensión aguda, tales como los que se dan ocasionalmente después de un infarto de miocardio, shock séptico o transfusiones.

 

La alerta revela que las reacciones adversas observadas son cianosis, colapso circulatorio, necrosis, flebitis, bradicardia, entre otras, por lo que recomienda a los profesionales de salud administrar este fármaco siempre en venas grandes (antecubital) y nunca en las de las piernas de los pacientes de edad avanzada o con enfermedades vasculares oclusivas.

 

Quevedo Bravo destaca también la Alerta DIGEMID Nº 25-2019, respecto a los anticonceptivos hormonales. Se señala en el documento que el CENAFyT recibió un total de mil 924 notificaciones de sospechas de reacciones adversas asociadas al uso de estos fármacos.

 

Entre las reacciones se mencionan la ansiedad, cambios de humor, depresión, sueños anormales, trastorno de personalidad, disminución de la libido, nerviosismo, insomnio e irritabilidad. En esa línea, la DIGEMID sugiere que se considere el uso de un método anticonceptivo alternativo en los pacientes que desarrollan cuadros de depresión severos, dado que esta es un factor de riesgo asociado al comportamiento suicida.

 

Asimismo, la Alerta DIGEMID Nº 14-2019, da cuenta de mil 105 notificaciones del Metamizol, de las cuales 638 corresponden a trastornos de la piel y del tejido subcutáneo y seis casos extraños entre Síndrome de Stevens-Johnson y de Necrólisis Epidérmica Tóxica. La recomendación de la DIGEMID en este caso es suspender el tratamiento con dicho fármaco si se observan síntomas como erupciones cutáneas progresivas con ampollas o lesiones en la mucosa.

 

Quevedo Bravo refiere que el año pasado la DIGEMID dispuso el retiro de productos con Valsartán (principio utilizado para la hipertensión arterial) y que este año se han impuesto restricciones al Ibuprofeno.

 

ALCANCE

Por otro lado, el titular de la DIGEMID en Lambayeque, Jesús Valdivia Pacheco, aconseja a la población a no automedicarse y acudir siempre a los establecimientos de salud autorizados, a fin de evitar complicaciones severas.

 

Asimismo, exhorta a pedir los medicamentos genéricos, pues tienen el mismo compuesto que los comerciales.

 

“Los medicamentos comerciales pueden diferenciarse de los genéricos en el color, sabor, textura, presentación y etiquetado, pero el principio activo es el mismo, por lo tanto su efecto también. Por ejemplo, una Amoxicilina de 500 miligramos me cuesta 10 céntimos en genérico, pero si me tomo un Amoxicilin que tiene el mismo principio activo, me cuesta tres soles”, asevera.

Deja tu Comentario