Semanario Expresión up

CÉSAR PERALTA: EL CORONEL DE LA POLICÍA QUE RECUPERA ESPACIOS PÚBLICOS

Escribe: Semanario ExpresiĂłn
Edición N° 1108

  comentarios   

César Peralta Roncal personifica la historia de muchos otros buenos ciudadanos que dedican su tiempo y sus recursos al cuidado de los espacios públicos. El coronel en situación de retiro de la Policía Nacional del Perú, quien fue comisario de varios sectores, es el artífice de la recuperación de cientos de metros de áreas verdes en la Urbanización Monterrico III, tarea en la que ha logrado sumar a algunos vecinos y que ha servido de estímulo para que en otros sectores de la ciudad las familias se interesen por la limpieza pública y el ornato. Así, de manera silenciosa, cumple una labor que le corresponde a la Municipalidad Provincial de Chiclayo, que por su inacción permanece ausente.

 

“Mis padres, a quienes les gustó mucho el trabajo social, me legaron esa virtud y por lo tanto sé cómo hacer algo por la sociedad. Esta experiencia empezó de la nada y poco a poco empecé a recuperar espacios públicos, al inicio con el apoyo de algunos pocos vecinos de los muchos que hay. Me gusta este trabajo y con el tiempo ha sido posible convertir en áreas verdes terrenos que antes estuvieron llenos de escombros de la construcción”, señala.

Peralta Roncal comenta que no se trata de limpiar y sembrar, sino que también es necesario dar mantenimiento permanente a los espacios y áreas verdes, fumigando y aplicando herbicidas.

“Es un gasto económico principalmente de mi bolsillo, es un presupuesto que destino todos los meses y que bien podría ser utilizado para cualquier placer, pero no. Todos los meses reservo de mi pensión de la policía la cantidad necesaria para el mantenimiento de los jardines y lo hago con mucha gratitud”, enfatiza.

 

EXPERIENCIAS PREVIAS

Recuerda que cuando estuvo en actividad en la institución tutelar, siendo alférez, teniente o capitán, realizó obras como el mejoramiento de la Villa de Oficiales de la Policía Nacional y el mantenimiento del Parque Mariano Santos Mateo, que se ubica al frente.

“Ese parque lo mantenía con el apoyo de la Escuela Técnica de la Policía de Reque. Llegaban los alumnos, se les daban las instrucciones y el liderazgo era muy importante. Si no hay liderazgo en una empresa, en una sociedad, obviamente nadie sigue nada. Yo acá me he ganado quizá algunos enemigos, obviamente que con quienes se puede dialogar es fácil sumar, pero a la mayoría no le gusta el orden, tenemos que luchar contra eso. A la mayoría tal vez no le interesa la limpieza externa, pero lo hemos logrado conversando con un vecino, poniendo un letrero, enseñándoles. Nunca pensar en el mal. Hay quienes traen a sus mascotas, pero ni siquiera son capaces de limpiar las excretas”, manifiesta.

Cuenta que no le es inconveniente recoger con sus propias manos la basura que se acumula en algunos sectores de la urbanización en la que reside, pero lo ideal sería que más vecinos se sumen a esta acción cívica.

 

APOYO NECESARIO

Peralta Roncal se encarga del pago de los jardineros, cada uno de los cuales cobra 60 soles por jornal, tiene sus propios implementos de jardinería y mangueras con los que riega las áreas verdes, incluso los plantones ornamentales sembrados los ha costeado con sus propios recursos.

“No es el dinero lo que importa, sino la cantidad de gente que se puede sumar al cuidado. El liderazgo consiste en accionar. El municipio ha venido algunas veces a podar los jardines y el parque, pero eso demanda de varias gestiones y hasta de pagar el combustible para que los obreros lleguen, esto porque no hay presupuesto adecuado y yo les creo. En esta zona, por ejemplo, nadie viene a barrer las calles a nombre de la municipalidad. ¿Por qué tenemos que pagar entonces tributos por servicios que no recibimos? Nos responden que lo que pagamos es el mantenimiento de los jardines del Parque Principal”, señala.

“Solo un par de veces he ido a la municipalidad a gestionar que el camión de la basura pase por aquí, pero creo que no debería ser así. Nosotros, que pagamos nuestros impuestos municipales, que nos sometemos a la fiscalización, no tenemos por qué rogarle al municipio que haga su trabajo. Sin embargo, algunas veces ha sido necesario”, agrega.

 

BUENOS SERVICIOS

La solución – indica – está en la tercerización del servicio de limpieza y del mantenimiento de parques y jardines, para que de esa forma se cuente con personal capacitado, bien implementado y con la obligación de cumplir las labores que se les encomienda.

“No es difícil asegurar ambos servicios y lo digo porque yo lo hago solo en este sector. Dirán que no hay agua para regar los parques y jardines, ¿y el subsuelo? ¿Se olvidan acaso que la capa freática es alta en Chiclayo? La solución está en saber organizar y gestionar, convocar a organizaciones no gubernamentales que tranquilamente podrían ayudarnos a hacer las tomas para captar el agua de riego. Todo se puede, solo es cuestión de querer hacerlo”, asevera.

 

ÁREAS RECUPERADAS

Son ocho años ya los que lleva el coronel Peralta en el cuidado de su sector. Al principio empezó solo con el apoyo de su familia. Su esposa, por ejemplo, es quien le recuerda qué áreas son las que necesitan mantenimiento.

Así, con su trabajo paciente y dedicado ha logrado sembrar y mantener 300 metros de sardineles de la Avenida Santa Rosa, 800 metros del parque de la urbanización y 160 metros cuadrados de un terreno contiguo a su vivienda, a cuyo propietario convenció para que en vez de tenerlo sin ocupar pueda convertirlo en un jardín de libre acceso.

“No solo es el cuidado de las áreas verdes, procuro mantener limpias las calles y eso el vecino lo ve, la pregunta es por qué no todos se animan a imitar. Al principio teníamos un serio problema porque instalamos jardineras y como el recojo de la basura por aquí es deficiente estas se convirtieron en depósitos de basura, algo lamentable”, refiere.

 

ACCIÓN MUNICIPAL

Peralta Roncal manifiesta que es necesario que la restitución de la autoridad municipal implique mejores servicios a los vecinos, como en la fiscalización de los establecimientos en los que se expende licor o al barrido de las calles. “Cuando estaba en la secundaria recuerdo que detrás del barredor iba el inspector con su tablilla para verificar si es que se había hecho un buen trabajo”, dice.

También enfatiza en la importancia del trabajo comunitario de los jóvenes. Señala que en otras ciudades se involucra a los estudiantes en el cuidado de los espacios públicos y acciones de servicio social, lo cual “dignifica a las personas y las hace responsables”.

“Los jóvenes pueden y deben ayudar en sus barrios, promovamos que la juventud no tenga vergüenza de barrer una calle y el ejemplo lo tiene que dar la autoridad”, señala.

 

SEGURIDAD CIUDADANA

Sobre la seguridad ciudadana, Peralta Roncal refiere que la solución no está en tener a miles de policías en las calles, sino en saber utilizar las herramientas tecnológicas para disuadir la presencia delincuencial. El uso de las cámaras de video vigilancia es una de esas opciones.

“¿Tener miles de policías para que estén con el celular en la mano? Dos o tres juntos ya son problema, hay que cuidarlos más bien a ellos para que no distraigan su servicio. En cualquier ciudad del mundo hay un solo policía patrullando, pero cuando se presenta un evento llegan 20 o 30 de manera inmediata y en sus patrulleros, no a pie ni en bicicletas. Usemos cámaras y drones, que el delincuente sepa que se le está vigilando permanentemente, así podemos combatir a la delincuencia”, indica.

Recomienda también que se vuelva a poner en funcionamiento los Puestos de Auxilio Rápido – PAR, para atender las emergencias más próximas.

César Peralta como policía en actividad hizo también una importante obra: fue jefe de Radio Patrulla y construyó las bases del segundo nivel de la dependencia, fue comisario en Lambayeque y Campodónico, donde mejoró el campo deportivo, también fue jefe de la Comisaría “César Llatas Castro” y se retiró con el grado de coronel siendo Inspector de Cajamarca, en el 2010.

Deja tu Comentario