Semanario Expresión up

PESE A ESTADO DE EMERGENCIA: SOLO TRES MUNICIPIOS HAN PRESENTADO EL PLAN DE CONTINGENCIA POR LLUVIAS

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1147

  comentarios   

  • Las zonas aledañas a las cinco cuencas del departamento de Lambayeque se configuran como puntos críticos ante fuertes precipitaciones.
  • El 73.8 % de centros poblados en Lambayeque registra un nivel de exposición alto y muy alto ante la ocurrencia de un eventual Fenómeno El Niño.

 

Pese a que la Ley Nº 28551 obliga a los municipios a presentar sus planes de contingencia ante posibles desastres naturales, en Lambayeque solo tres ayuntamientos han cumplido con presentar este documento técnico ante el Centro de Operaciones Emergencia Regional - COER: la Municipalidad Provincial de Lambayeque, la Municipalidad Provincial de Ferreñafe y la Municipalidad Distrital de Motupe.

 

En cuanto a los sectores que han presentado su plan de contingencia se encuentran Desarrollo Productivo, Agricultura y Educación.

Al respecto, Ramón Becerra Cervera, jefe del COER, advierte que esta demora puede deberse a que las autoridades ediles han estado esperando la presentación del Plan de Contingencias por Lluvias Intensas del Gobierno Regional de Lambayeque, aunque el mismo se encuentra disponible desde diciembre y no constituye excusa para que cada municipio no haya elaborado el suyo.

Según el Decreto Supremo Nº 201-2019-PCM, del 27 de diciembre pasado, son 26 distritos en el departamento los que han sido declarados en emergencia. Por Chiclayo: Cayaltí, Chongoyape, Ciudad Eten, José Leonardo Ortiz, Lagunas, Monsefú, Nueva Arica, Oyotún, Pátapo, Picsi, Reque y Tumán; por Ferreñafe: Cañaris, Incahuasi, Pítipo y Pueblo Nuevo; y por Lambayeque: Íllimo, Jayanca, Lambayeque distrito, Mochumí, Mórrope, Motupe, Olmos, Pacora, Salas y Túcume.

 

PUNTOS CRÍTICOS

Becerra Cervera manifiesta que en Lambayeque los trabajos en prevención se realizan en las cinco cuencas: Chancay, Zaña, La Leche, Motupe y Olmos – Mórrope. Apunta que cada distrito tiene sus propias zonas vulnerables, pero a nivel regional mantienen énfasis en Zaña, Oyotún, Chogoyape con la quebrada Juana Ríos, la unión del río La Leche con el río Motupe en Íllimo, Olmos, etc.

Asimismo, refiere que en Chiclayo, pese a que el municipio no ha presentado su plan de contingencia, se tiene identificados como puntos de riesgo a los pueblos jóvenes 9 de Octubre, José Olaya, Túpac Amaru, Ampliación Túpac Amaru, La Primavera, Suazo; las urbanizaciones 3 de Octubre, Magisterial, Remigio Silva, Patazca, La Primavera, San Juan, avenidas como Augusto B. Leguía; etc.

En José Leonardo Ortiz se considera puntos críticos a Garcés, San Lorenzo y la Urbanización Popular de Interés Social – UPIS Artesanos Independientes.

 

MEDIDAS

Becerra Cervera comenta que se hace uso de maquinaria pesada en los diferentes distritos para limpiar las riberas de los ríos, aunque afirma que el principal riesgo allí viene por parte de los mismos pobladores de dichas zonas que se rehúsan a ser reubicados.

“¿Qué culpa tienen los niños, ancianos y discapacitados de esas familias que se niegan a obedecer las disposiciones para su seguridad? En Lambayeque hay un millón 200 mil habitantes aproximadamente, de ellos se vería afectado entre un 10 % y 20 % si ocurren lluvias de gran magnitud. Felizmente de a pocos parece que van tomando conciencia”, manifiesta.

Añade que en Incahuasi se realizó un trabajo con dinamita para destruir unas rocas que impedían que la corriente del agua fluyera con normalidad, mientras que en Chongoyape se trabaja en la elaboración de una ficha técnica para la construcción de un puente a la altura de la quebrada Juana Ríos.

En cuanto a Chiclayo, indica que realizaron coordinaciones con funcionarios del Ministerio de Vivienda y de la Municipalidad Provincial de Chiclayo para la limpieza de las tres acequias (Cois, Pulen y Yortuque). Apunta que ahora realizan un trabajo en conjunto para limpiar la Avenida Chiclayo y evitar que la Urbanización Magisterial se inunde, pues es una zona baja y el agua se empoza rápidamente con las lluvias.

Anota que la Urbanización Magisterial es una suerte de termómetro, pues cuando ocurren precipitaciones y el agua allí llega a la altura de un metro es casi un hecho que en el resto de Chiclayo los puntos críticos también se habrán inundado, puesto que a ese nivel no hay ningún colector que resista.  

“En 1998 Chiclayo soportó lluvias de hasta 168 milímetros por metro cuadrado, fue un desastre, pero el sistema de colectores del alcantarillado todavía aguantaba. Sin embargo, después de ese evento los emisores colapsaron. Aquí tenemos colectores de 18, 28, 42 pulgadas. En el 2017 las lluvias estuvieron entre los 38 y 40 milímetros. Hoy por encima de los 35 Chiclayo se inunda, por eso hemos buscado la forma de hacer canaletas para distribuir el agua”, advierte.   

Apunta que actualmente cuentan con 82 motobombas para atender inundaciones por lluvias, además de otras seis adicionales de ocho pulgadas que tiene la Gerencia Ejecutiva de Vivienda y Saneamiento, y cinco hidrojets propiedad de la Empresa Prestadora de Servicios de Saneamiento de Lambayeque – EPSEL.

 

ALMACENES

Del mismo modo, Ramón Becerra asegura que en el almacén del COER hay 400 toneladas de ayuda humanitaria consistente en calaminas, planchas de triplay, cocinas, ollas, camas, frazadas, bidones de agua, víveres, etc., para eventuales afectados y damnificados por desastres naturales. En total,  refiere que las reservas abastecen para auxiliar a un promedio de mil familias constituidas por cinco personas cada una.

Asimismo, señala que hay otras 105 toneladas en 11 almacenes adelantados, a fin de dar una respuesta rápida en los distritos que pudiesen verse afectados, por ejemplo, por la interrupción de vías. Algunos de los distritos donde se encuentra esta ayuda son Oyotún, Zaña, Picsi, Ciudad Eten, Chongoyape, Íllimo, Motupe, Mórrope y Olmos.

“Si ocurriese un hecho así, solo se nos debe comunicar por teléfono y nosotros autorizamos la salida de la ayuda de estos almacenes adelantados y ya luego los alcaldes por medio de la Ficha de Evaluación de Daños y Análisis de Necesidades – EDAN, nos regularizan”, explica.

Agrega que el Instituto Nacional de Defensa Civil – INDECI, cuenta también con ayuda humanitaria almacenada en la sede la Unidad de Gestión Educativa Local – UGEL Chiclayo.

 

ANÁLISIS DE VULNERABILIDAD

Según el Plan de Contingencia por Lluvias Intensas que se ha elaborado a nivel regional hay mil 411.66 kilómetros de vías con riesgo de exposición muy alto ante un Fenómeno El Niño - FEN, mil 345.41 con riesgo alto, 362.75 con riesgo medio y 472.11 con riesgo bajo.

Asimismo, 516 centros poblados presentan un riesgo muy alto de vulnerabilidad ante inundaciones, 560 alto, 204 medio y 178 bajo. Entre muy alto y alto la cifra abarca el 73.8 % que es donde se encuentra el 94.6 % de viviendas de los centros poblados.

En Chiclayo la mayor cantidad de centros poblados con riesgo muy alto se encuentra en Monsefú (35), en Lambayeque, Olmos (90) y en Ferreñafe, Pítipo (45).

En tanto, 50 establecimientos de salud también se encuentran en un riesgo muy alto, de los cuales siete pertenecen a Chiclayo, 37 a Lambayeque y seis a Ferreñafe. Además, 115 presentan un riesgo alto, ocho medio y 14 bajo.

Respecto a los centros educativos, 572 presentan un nivel de exposición muy alto. Dentro de estos se encuentran 163 centros del nivel inicial, 157 del nivel inicial no escolarizado, 195 de primaria, 53 de secundaria, dos Centros de Educación Básica Alternativa – CEBA, un Centro de Educación Técnico-Productiva – CETPRO, y un instituto superior de educación pedagógica. En total,  serían 22 mil 475 los estudiantes afectados. 

 

CAPACITACIONES

Por otro lado, la autoridad del COER refiere que se capacita constantemente a los acaldes y secretarios técnicos de las municipalidades respecto al manejo de la Ficha EDAN, pues es indispensable para canalizar la ayuda humanitaria cuando ocurre un desastre.

“Son pocos los alcaldes que se niegan a asistir a las capacitaciones que hacemos, aproximadamente un 25 % hace caso omiso”, informa.

Becerra Cervera exhorta a los burgomaestres a hacer uso del presupuesto de emergencia que asciende al 10 % del Presupuesto Institucional de Apertura, así como a preparar sus fichas de intervención que sirven para pedir sumas adicionales al Fondo Para Intervenciones ante la Ocurrencia de Desastres Naturales  - FONDES, el cual tiene un monto aproximado de 30 millones de soles para distribuirlos a nivel nacional.

“Tampoco hay que alarmar a la población porque no se han previsto lluvias extraordinarias. Dentro de todo, Lambayeque se encuentra preparado para una emergencia de este tipo”, sentencia.

Deja tu Comentario