Semanario Expresión up

RICARDO PUN CHONG: "UN NIÑO BIEN NUTRIDO PUEDE VENCER AL CÁNCER"

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1121

  comentarios   

El médico Ricardo Pun Chong, ganador del Premio Héroes del 2018 entregado por CNN, afirma que el tratamiento de un paciente con cáncer solo es efectivo si es que se acompaña de una correcta nutrición. Por su experiencia, al frente de la ONG Inspira, que brinda asistencia y albergue a cientos de niños con enfermedades oncológicas y sus familias, sostiene que cualquier persona puede convertirse en un ejemplo de solidaridad y amor al prójimo.

 

“Inspira nació ante la necesidad de mucha gente de llevar a sus niños a la capital para poder tratarlos. El niño, después de recibir una quimio o una radioterapia, muchas veces no tiene dónde alojarse y por eso decidimos alquilar una casa en el distrito de Santiago de Surco e instalar allí nuestra actividad de apoyo. Ahí es donde nosotros le damos casa y comida totalmente gratis a la familia”, comenta Pun Chong.

Desde el 2008, Inspira ha dado apoyo a más de mil familias, dando uso más de 50 mil veces a las camas con las que cuenta la organización, cobijando a necesitados de ayuda asistencial hasta por períodos de casi cuatro años y sirviendo hasta 300 mil raciones de comida.

El albergue se enfoca a ayudar a niños que se tratan en el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas – INEN y también a los que son atendidos en el Instituto Nacional de Salud del Niño – INSN.

Inspira tiene como misión que ningún niño suspenda sus tratamientos por falta de recursos económicos, brindando un albergue temporal a niños que llegan del interior del país acompañados de un familiar (mamá) para atenderse en la capital de la República.

“A una familia piurana la alojamos tres años y ocho meses, porque el niño necesitaba un trasplante de médula y fue así como recibimos tanto al niño, a su hermanita, que era la donante, y a su madre. De ese modo hemos generado una relación espectacular, porque tenemos la oportunidad de conocer muchas costumbres, creencias… Me siento realmente afortunado. Imagínense alquilar una casita y ahí poder atender a familias de la selva, de la sierra y de la costa”, manifiesta.

 

EJEMPLO DE SOLIDARIDAD

El año pasado, CNM nominó y premió a Ricardo Pun Chong como uno de los héroes mundiales, reconociendo la encomiable labor solidaria que realiza a favor de los niños con cáncer en el Perú.

En su juventud, el médico graduado en la Universidad Autónoma de Guadalajara, fue bombero y voluntario, teniendo desde siempre vocación de servicio a los más necesitados.

“He tenido el honor de ser el primer peruano en traer este premio para el país, pero considero que cualquiera puede ser héroe. No se necesita ser médico para apoyar a la gente, eso se puede hacer desde cualquier espacio, solo es necesario recordar que siempre habrá alguien que nos mire y nos pueda imitar. Existen dos caminos: se pueden hacer cosas positivas o negativas y con el ejemplo se puede marcar el camino de esta y la futura generación”, afirma.

 

VERDADERAS NECESIDADES

Pun Chong, quien integró una de las primeras brigadas promotoras de la donación trasplante de órganos en Jalisco, México, sostiene que existen muchos factores que condicionan el incremento de los casos de cáncer en el país, como los patrones hereditarios y los higiénico – dietéticos.

“Debemos entender también que como sociedad estamos cambiando nuestro ecosistema como al depredar nuestra selva y ensuciar nuestros ríos, y los alimentos no son nutritivos, sino más bien de placer gustativo. Muchas veces la gente que viene a nuestro albergue considera que una de las cosas que nosotros necesitamos son cosas que alegren a los niños. Se cree que un dulce alegra a un niño, pero ¿eso es lo que necesita el niño o es un gusto? Es un gusto. Un niño con cáncer necesita nutrirse, para que en el momento que inicie la quimioterapia pueda responder de forma adecuada”, señala.

Añade que para un niño el tratamiento oncológico resulta traumático porque supone el desarraigo del territorio y del entorno familiar, debido a que debe viajar a la capital a fin de recibir las atenciones médicas necesarias.

“Lo que necesitamos es que el niño con cáncer coma bien, porque si le doy un dulce para alegrarlo lo más probable es que cuando le dé algo nutritivo no lo quiera recibir. El azúcar hace un gran daño, pero su consumo son saberes adquiridos. Yo prefiero mil veces darles una fruta, quinua o avena a un chocolate”, precisa el galeno.

Refiere que la sociedad ha establecido cuáles son las supuestas necesidades de un niño enfermo, aunque estas sean totalmente distorsionadas. Cita, como ejemplo, a los juguetes en la época navideña.

“Un niño hospitalizado recibe hasta cinco o seis regalos diarios y cuando es dado de alta regresa a su pueblo con docenas de regalos y sus hermanos o sus amigos tergiversan el sentido de lo que es estar enfermo, asumen que tener cáncer está bien porque te dan regalos y otras cosas a las que estando sanos no puede acceder. Se genera un conflicto de comprensión sobre lo que es realmente la enfermedad”, manifiesta.

Anota que muchas veces las personas o las organizaciones tratan de ayudar sin antes enterarse de las necesidades reales que tienen los pacientes con cáncer. “A veces lo único que se necesita es que se les escuche, que se les dé soporte emocional, hablar con los padres, llevarles compañía y no algo material. Todos podemos ser solidarios, todos podemos ser héroes y para eso no se necesita tener grandes recursos”, añade.

 

FONDOS PARA EL ALBERGUE

Pun Chong refiere que se siente afortunado de proceder de una familia de médicos, en la que su abuelo, su padre y su hermano abrazaron la vocación del servicio a la salud. Además de su ejercicio profesional y su labor como presidente de la ONG Inspira, se desempeña como conferencista, sumando participaciones en ciudades de Bolivia y Estados Unidos.

El premio de la CNN estuvo acompañado de una asignación económica de cien mil dólares, cuyo total ha destinado a la construcción del nuevo albergue para niños con cáncer, en el que también se ofrece apoyo a niños quemados, con parálisis parcial o total y con Síndrome de Down.

“He donado el premio íntegramente al albergue, pero además gracias al premio fue posible que muchas personas conozcan el proyecto a nivel mundial y con aportes se ha logrado reunir otros 50 mil dólares, monto que fue duplicado por la Fundación Subaru. A nivel nacional, América Televisión se unió a esta noble causa y juntos realizamos ‘La semana que inspira’, reuniendo otros 80 mil dólares de donaciones. Así tenemos 280 mil dólares para la construcción del nuevo albergue. Realmente se necesita más, pero con esto podremos construir el primer piso y Dios quiera que podamos pasar nuestra primera Navidad en el nuevo local”, comenta.

El terreno para el albergue fue donado por la Municipalidad de Santiago de Surco, donde se ubica la organización que lidera Pun Chong.

El médico visitó Chiclayo para ofrecer una conferencia magistral en la Universidad Señor de Sipán, casa superior que le confirió el grado de Doctor Honoris Causa en la conmemoración de su vigésimo aniversario institucional.

Deja tu Comentario