Semanario Expresión up

EN LAMBAYEQUE: EL 40 % DE LA POBLACIÓN YA SE HABRÍA CONTAGIADO DE COVID-19

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1175

  comentarios   

  • Los hospitales de la Red Asistencial Lambayeque tienen ocupadas la totalidad de camas UCI.
  • La Seguridad Social en Lambayeque ha dado el alta hospitalaria a cerca de tres mil pacientes.

 

Según los resultados preliminares del estudio de seroprevalencia que desarrolla el Seguro Social de Salud – EsSalud, cerca del 40 % de la población en Lambayeque ya se habría contagiado del Covid-19, cifra que se constituye como una de las más altas en el mundo. Al respecto, Cristian Díaz Vélez, médico epidemiólogo y jefe de la Oficina de Inteligencia Sanitaria del Hospital Nacional Almanzor Aguinaga Asenjo, señaló que las proyecciones indican que se seguirán registrando fallecidos y nuevos casos positivos de Covid-19 que requieran hospitalización en lo que resta del año y posiblemente los primeros meses del próximo.

 

“El comportamiento de la población no fue el mejor, ni durante la cuarentena obligatoria, ni ahora que se levantó. La transmisión se sigue dando y se seguirá dando, es inevitable. Quizá cuando lleguemos al final de la pandemia ya no contemos los casos positivos, sino la gran cantidad de fallecidos”, manifestó.

Manifestó que la eventual llegada de la vacuna contra el Covid-19 es importante, pero será necesario contar con la capacidad logística suficiente para poder aplicarla a toda la población y con los estudios de seroprevalencia para saber en qué lugares se encuentran las personas más susceptibles al contagio y de mayor prioridad.

“Las vacunas no se van a colocar solas, debemos tener la capacidad logística necesaria para ponerlas a buen resguardo y usarlas de forma adecuada. Por ejemplo, si no tenemos una cadena de frío, se van a malograr. No se trata solo de esperar a que lleguen, sino de estar preparados. Tampoco es que llegue hoy y mañana ya todos van a estar vacunados. Pasarán varias semanas para que la cobertura esté por encima del 80 % de la población”, aseguró.

 

Descenso

Sin embargo, ratificó que el descenso de las defunciones y casos del nuevo coronavirus sí se viene dando. En el caso de la Red Asistencial de Lambayeque – RAL, desde hace varias semanas la cantidad de fallecidos diarios está por debajo de diez. El reporte de muertes de la seguridad social en Lambayeque a causa del Covid-19 es de mil 574, cifra que incluye a cien casos de Chepén y Jaén, provincias que forman parte de la cobertura de la RAL.

Del mismo modo, se pasó de 300 atenciones diarias en toda la red a entre 100 y 150.  De estos pacientes, aproximadamente el 40 % arroja positivo al virus.

Asimismo, refirió que en toda la RAL se han atendido a 80 mil pacientes, incluidos los que fueron vistos en triaje diferenciado y por las brigadas médicas. De estas, 31 mil han sido atenciones a domicilio por los equipos de respuesta rápida y se han tomado cerca de 37 mil pruebas serológicas.

Del mismo modo, señaló que la RAL ha otorgado el alta hospitalaria a un promedio de tres mil pacientes, de los cuales alrededor de mil se encontraban en el Hospital Almanzor Aguinaga Asenjo.

“Quisiéramos que llegue el día en que ya no haya ningún fallecido, pero hasta ahora no sucede. Si bien ya no tenemos el riesgo de antes, aún no podemos bajar la guardia, porque es probable que más del 50 % de la población aún no se haya infectado. Mientras no tengamos una vacuna eficaz no podemos decir que la pandemia está controlada”, refirió.

 

Pruebas

Por otro lado, explicó que – si bien la RAL sí dispone de pruebas moleculares – su aplicación es más compleja, sobre todo para el trabajo de campo, por lo cual prefieren usar las rápidas o también llamadas serológicas.

“Tenemos pruebas moleculares, pero no en la misma cantidad que las serológicas. El problema con las primeras es que los resultados no son inmediatos, en cambio para el trabajo de campo diario con una prueba rápida se puede saber en 15 minutos si el paciente está o no infectado, a diferencia de las pruebas moleculares que requieren de un hisopado, conllevan muchas más medias de bioseguridad, además del transporte de la muestra y el tiempo de espera de los resultados que puede ser de tres a cinco días”, detalló.

Explicó que existen dos tipos de pacientes con prueba positiva: aquellos con anticuerpos IgG, es decir, aquellos que ya no están en etapa de contagio del virus, que son la mayoría; y los que tienen anticuerpos IgM, que sí están en fase activa de transmisión.

No obstante, puntualizó que para realizar seguir la cadena de transmisión del Covid-19 sí es necesaria la utilización de pruebas moleculares, pues el período de incubación del virus va desde los siete días.

En tanto, advirtió que las camas UCI de la RAL están ocupadas al 100 %, lo que genera que haya pacientes en lista de espera por acceder a una de estas. Asimismo, apuntó que ya se superaron los problemas con los Equipos de Protección Personal – EPP, y actualmente utilizan las mascarillas elastoméricas, cuyo uso es más prolongado.

 

Sintomatología

Por otro lado, resaltó que hay pacientes que son captados como asintomáticos, pero en los siguientes 14 días desarrollan síntomas. A ellos se les considera como “presintomáticos”. El reto – indicó - está en identificar quiénes se mantendrán sin síntomas durante todo el período de la enfermedad y quienes sí los desarrollarán posteriormente.

Resaltó que es notable la cantidad de fallecidos diabéticos, obesos, hipertensos y adultos mayores. En virtud de ello, están identificando a los pacientes, cuyo nivel de saturación está por debajo del 94 %, en vez de esperar a que lleguen a menos del 85 %, pues a ese nivel hay cuatro veces más probabilidades de fallecer.

Según el reporte del Sistema Informático Nacional de Defunciones – SINADEF, el 85.5 % de fallecidos a causa del Covid-19 padecía de obesidad.

“El problema está en convencer a los pacientes de ser hospitalizados, pues si ya de por sí es complicado hacerlo cuando presentan dificultad respiratoria, lo es mucho más cuando su saturación es de 94 % y no presentan síntomas. Sin embargo, son ellos los que tienen grandes chances de presentar un cuadro complicado en los próximos días”, subrayó.

En virtud de lo expuesto, afirmó que ahora la RAL cuenta con un equipo de siete psicólogos que visitan a los pacientes en sus domicilios para persuadirlos de que sean hospitalizados a tiempo.

 

Equipos de respuesta rápida

Graficó que actualmente hay 30 médicos que conforman los equipos de respuesta rápida de la RAL, quienes llegan hasta Chepén y Guadalupe, incluidos. Además, hay 15 biólogos que realizan trabajo de campo.

Indicó que los equipos de respuesta rápida evalúan al paciente sospechoso y, en caso de tener más de siete días con síntomas, se le toma la prueba serológica, pero – si son menos de siete – acude el biólogo a tomar la prueba molecular. Una vez confirmado el contagio, se determina si el paciente puede recibir tratamiento ambulatorio (leve y moderado) o amerita hospitalización (grave).

“La mitad de los pacientes que hemos atendido no han sido asegurados. El único criterio que tenemos para brindarle el servicio es que sea sospechoso de padecer Covid-19”, afirmó.

Del mismo modo, señaló que la RAL trabaja junto a las municipalidades un programa denominado ‘Lucha contra el Covid silencioso’, que incluye no solo el descarte con pruebas serológicas, sino el seguimiento diario de los pacientes a través de promotores de salud que son miembros de los comedores populares, vasos de leche y serenazgo. A cada uno de ellos se les asigna una manzana cerca a su domicilio y entrega un oxímetro de pulso para que en dicha área monitoreen a sus vecinos. Así pueden notificar de forma rápida a EsSalud cuando la saturación de alguno de ellos desciende de forma peligrosa.

“Desde la quincena de abril hasta fines de mayo salía del hospital a las 2:00 de la madrugada con mi equipo y a las 6:00 de la mañana ya estábamos de vuelta. Era el tiempo de mayor cantidad de pacientes, cuando no había camas, y si las había, no había oxígeno o puntos de oxígeno. Tampoco había empresas que realizaran la instalación de este elemento o el transporte para los balones. Hasta nosotros mismos no teníamos movilidad para los equipos de respuesta rápida. La gente fallecía frente a nosotros. No podemos bajar la guardia”, exhortó.

Deja tu Comentario