Semanario Expresión up

EN CHICLAYO: Cerca de 10 mil taxis esperan ordenanza que regule su salida del parque automotor

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1201

  comentarios   

  • Solo el 10 % de vehículos cumplen con los criterios de peso y cilindrada.

Según el Decreto Supremo N° 058-2003-MTC, modificado mediante el Decreto Supremo N° 033-2011-MTC, del 16 de julio del 2011, los vehículos destinados al servicio de taxi deben cumplir con dos criterios: que su peso mínimo sea de mil kilos y su cilindrada de mil 250 centímetros cúbicos.

Para someterse a estas disposiciones, la mayoría de municipalidades a nivel nacional ha venido trabajando en la elaboración de ordenanzas. Por ejemplo, la Municipalidad Provincial de Arequipa logró en el 2016 la aprobación de su régimen especial de sustitución de vehículos, mediante la Resolución Ministerial N° 888-2016 MTC/01.02, con la cual la última unidad que no se ajuste al Decreto Supremo N° 058-2009-MTC saldrá del parque automotor en el 2025.

En Chiclayo, sin embargo, el tema avanza a paso de tortuga. El regidor Orlando Puell Varas explica que en la jurisdicción hay aproximadamente 11 mil taxis formales, de los cuales más de nueve mil 500 no cumplen con los criterios de peso y cilindrada, es decir, alrededor del 90 %.

“El ente rector en materia de transportes es el Ministerio de Transportes y Comunicaciones - MTC, que ya emitió una resolución ministerial. Nosotros como municipalidad tenemos ese sustento legal para emitir nuestra ordenanza, debido a que la propuesta de la comuna ya se hizo ante el MTC, pero esta demora en aprobarse. Mientras tanto no vamos a estar con los brazos cruzados para accionar, teniendo el sustento para decirles a los taxistas de qué manera van a ir programando la salida de sus vehículos”, señala.

Dos ordenanzas

Refiere que el regidor Pedro Ubillús Falla, presidente de la Comisión de Transportes -en la cual no está incluido Puell Varas, pese a su conocimiento del sector- ha elaborado un proyecto de ordenanza dirigido a formalizar a aquellos vehículos que sí cumplen con el peso y cilindrada. Si bien saluda esta iniciativa, refiere que el ordenamiento del parque automotor formal no estará completo, mientras no se elabore la otra ordenanza que regule la salida de aquellas unidades que no cumplen con los criterios del MTC.

Indica que se deben trabajar en ambos frentes: en el inicio de la formalización los vehículos que sí cumplen con el peso y cilindrada y en la renovación de la formalización de los que no cumplen, pero fueron formales en su momento y ya han presentado su requerimiento. Añade que hay taxistas que, incluso sin la necesidad de la ordenanza, ya han vendido sus unidades y se han comprado otras que sí alcanzan los mil kilos de peso y mil 250 centímetros cúbicos de cilindrada.

“Es importante que estas dos ordenanzas se debatan el mismo día, en diferentes puntos de agenda. No puedes darle la solución solo al 10 % de conductores, cuyos vehículos son los que cumplen el peso y la cilindrada y tener el 90 % del parque automotor sin resolver. Incluso, por importancia y por cantidad, lo primero que debería solucionarse es la salida del 90 % de vehículos que no cumplen lo dispuesto por el MTC, y luego al 10 % que sí”, asevera.

Normativas

Por otro lado, Puell Varas señala que urge actualizar el Cuadro Único de Infracciones y Sanciones – CUIS, de la Municipalidad Provincial de Chiclayo – MPCH, aprobado mediante la Ordenanza N° 011-2012, toda vez que está desactualizado, ya que no se ajusta al Reglamento Nacional de Administración de Transporte, aprobado mediante el Decreto Supremo 017-2009-MTC.

Por ejemplo, señala que el reglamento nacional advierte que las multas no deben ser mayores al 5 % de una Unidad Impositiva Tributaria – UIT, sin embargo, en el CUIS las multas alcanzan el 10 % de la UIT.

Además, refiere que la MPCH debe implementar la Ordenanza Municipal N° 005-2020-MPCH/A, aprobada el 28 de febrero del año pasado, que determina las zonas rígidas para el estacionamiento vehicular.

“Por ejemplo, en la avenida Luis González, el lado izquierdo es blanco para estacionamiento y el lado derecho es zona rígida. Sin embargo, en la cuadra 7 hay dos letreros que dicen ‘No estacionar’, pese a estar pintada la zona de blanco. Si vamos por la misma Luis González y llegamos al Colegio Manuel Pardo encontraremos que también la pista está pintada de blanco, pero hay un letrero que dice ‘No estacionar’. En la calle Leoncio Prado, el lado izquierdo está reservado para estacionamiento, pero ambos flancos están pintados de amarillo”, explica.

Apunta que la comuna también debe emitir otra ordenanza que indique cuáles son los paraderos para los vehículos de servicio público, ya que la norma indica -por ejemplo, en el caso de los colectivos- que estos deben tener un punto de partida, recorridos establecidos y un paradero (punto final).

“En el caso del taxi, la ley te dice que tienes que darles estacionamiento en los puntos estratégicos como los supermercados. Si tú juntas todos estos dispositivos legales y al mismo tiempo sacas tu ordenanza del Cepo o de la grúa, puedes comenzar a fiscalizar. Estos dispositivos te ayudan a ordenar lo que ya has regulado con tus ordenanzas. Eso es lo que se tiene que dar, pero lamentablemente hasta el día de hoy no se hace absolutamente nada”, manifiesta.

Tarjeta Única de Circulación

Asimismo, enfatiza en el hecho de que hoy a los conductores que pretenden formalizar sus taxis, que sí cumplen con los estándares de peso y cilindrada, no se les está otorgando la Tarjeta Única de Circulación – TUC, por el mismo tiempo de la autorización, contraviniendo así el Reglamento Nacional de Administración de Transporte, en cuyo Artículo 53 se dispone que las TUC deben otorgarse por el período de diez años.

Comenta que la anterior normativa fijaba como obligatoria la renovación anual de las TUC, pero en la actualidad, el Reglamento Nacional de Administración de Transporte dispone que sea por diez años.

“En esta propuesta de la municipalidad para formalizar a los vehículos que sí cumplen con el peso y cilindrada, se les está dando la autorización por diez años, pero se les pretende dar la TUC por tres, cuando la ley prohíbe eso. Y ojo que les dan la TUC por tres años, pero les cobran por cada año, cuando en realidad solo debería cobrarse en razón de un año y otorgarla con vigencia para diez”, afirma.

Fiscalización

Por otro lado, anota que la MPCH cuenta con aproximadamente 24 fiscalizadores de tránsito, divididos en dos turnos, quienes no se dan abasto para observar a toda la flota vehicular. A ello añade que tampoco está bien capacitados.

“Tenemos un déficit de fiscalizadores, ellos no se abastecen. Mientras no tengamos un grupo más amplio, más compacto, mientras no se generen estrategias de fiscalización, los resultados no van a ser los necesarios. Hace algunos años había casi el mismo número de fiscalizadores, pero conocían bien la normativa y hacían maravillas. Hoy se le acaba el contrato a un grupo y no se les renueva, se contrata a otro grupo, al que necesitas volver a capacitarlos. Regresas a cero”, sostiene.

Refiere que esta situación también ha impedido fiscalizar adecuadamente a los taxis en lo que va de la pandemia. Según la Resolución Ministerial Nº 0258-2020-MTC/01, los conductores deben implementar una división transparente entre los asientos delanteros y traseros.

“Los vehículos formales han cumplido con esto, pero donde hay dificultades es en los informales. Estos pasan como carros particulares y se entiende que allí solo van los miembros de una misma familia. Estos autos han pasado totalmente desapercibidos. Allí se ve que la fiscalización es deficiente”, asevera.

Asegura que otro error recurrente de los inspectores es que no aceptan los documentos de solicitud de renovación que presentan los conductores.

“Si uno solicita la renovación de la autorización de su vehículo, lo que debe invalidar esa solicitud es una resolución negativa. Sin embargo, los fiscalizadores te dicen que no vale la solicitud, pero no te muestran el documento que la invalida. Eso genera que lleven la unidad al depósito, que te impongan una infracción y se generan un montón de problemas porque no se capacitó correctamente al fiscalizador”, señala.

Finalmente, expresa que la gestión del alcalde Marcos Gasco ha hecho poco o nada por el transporte en lo que va de su período, toda vez que incluso el desorden vehicular se ha recrudecido. “Hemos retrocedido respecto a años anteriores”, sentencia.

+ NOTICIAS:

  • Según cifras de la Corporación de Taxis de Chiclayo, la cantidad de taxis formales es similar a la de informales.
  • El parque automotor de Chiclayo no debería superar los 15 mil taxis.

Deja tu Comentario