Semanario Expresión up

JEAN PIERRE BACA BALAREZO: “EL GRAN DERROTADO EN ESTE PROCESO DE VACANCIA FUE ACCIÓN POPULAR”

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1180

  comentarios   

  • El abogado Jean Pierre Baca Balarezo señaló que el gobierno de Francisco Sagasti Hochhausler debe estar orientado al diálogo y la calma.
  • El también analista resaltó que el descontento popular debe transformarse en pedidos concretos.

 

Superada la crisis política que se originó desde la vacancia de Martín Vizcarra, muchos partidos políticos pagarán el costo de sus decisiones en las próximas elecciones generales del 2021. Al respecto, el abogado y analista político Jean Pierre Baca Balarezo analizó la situación de las agrupaciones que estuvieron involucradas, de las cuales señaló que Acción Popular es la más golpeado.

 

“El gran derrotado de este nuevo proceso de vacancia es y sigue siendo Acción Popular, que no se cansa de perder. La negligencia, el egoísmo, la falta de visión política, de renuncia a un interés particular, ha hecho que sigan siendo los grandes perdedores. Han tenido la gran responsabilidad de conducir este nuevo Congreso y no lo han hecho como la ciudadanía esperaba”, resaltó.

Indicó que si bien la violencia no se justifica de ninguna forma, la agresión que sufrió el parlamentario de Acción Popular Ricardo Burga Chuquipiondo grafica el sentir de la población, que identifica a dicha organización como una de las responsables de la crisis política.

 

Otros partidos

Sobre Alianza Para el Progreso, señaló que el reto del partido será borrar la impresión de que es una agrupación dirigida por un caudillo (César Acuña), que define los votos de su bancada parlamentaria. Indicó que el haber cambiado de postura en cuanto a la votación de la vacancia contra Martín Vizcarra hará que la población dude, pasivo con el cual deberá cargar en las próximas elecciones.

En cuanto al Frente Popular Agrícola FIA del Perú – FEPAP, manifestó que su bancada ha sido consecuente con su discurso y eso se ha reflejado en sus votaciones siempre en bloque. Si bien tienen una tendencia religiosa marcada, destacó la coherencia en su accionar.

Respecto a Fuerza Popular, opinó que el gran reto de Keiko Fujimori es juntar de forma armónica a las dos alas del fujimorismo: la facción dura, liderada por Martha Chávez y Luz Salgado, y la menos radical, representada por Diethell Columbus. Este último – a su parecer – no genera tanta antipatía en la población, a diferencia de los representantes fujimoristas en el Congreso pasado.

“El antifujimorismo es muy fuerte, pero también tiene un voto escondido y en el norte, en Lambayeque, (Fuerza Popular) sacó una muy buena cantidad de votos en las elecciones antepasadas. El reto será consolidar ese electorado, asegurar ese grupo de votantes y evitar que el antifujimorismo tenga tanta trascendencia”, indicó.

En cuanto a Podemos Perú y Unión Por el Perú, resaltó que ambas agrupaciones también han resultado como perdedoras en esta crisis política.

 

Lo que se viene

Por otro lado, mencionó que la gestión liderada por Francisco Sagasti Hochhausler tiene una agenda pendiente en la cual el tema salud sigue siendo preponderante, en cuanto se debe evitar la segunda ola de contagios del Covid-19 y lograr que el  Perú sea uno de los primeros países que tenga acceso a la vacuna, a fin de que el personal de primera línea esté inmunizado.

Otro tema pendiente es educación, sobre el cual apuntó que debe prepararse la infraestructura de los colegios para unas eventuales clases semipresenciales el próximo año, con medidas como horarios flexibles y alternados, que la cartera sectorial deberá evaluar.

Del mismo modo, este gobierno de transición debe seguir trabajando por la reactivación económica, sosteniendo un mensaje claro de garantías hacia el sector empresarial, que le permita dinamizar la economía.

“El descontento popular debe transformarse en pedidos concretos. La opinión de algunos analistas era que la calle mostraba un descontento, pero no sabía exactamente lo que solicitaba, si era que vuelva Vizcarra, que se vayan todos o que hayan políticas concretas en trabajo, salud, educación… Este odio a la clase política debe pasar al siguiente nivel.  La población y los colectivos sociales que se han manifestado deben tener su pliego de reclamos para aprovechar la situación, hacerlo manifiesto y ver qué líderes políticos están dispuestos a aceptarlo”, aseveró.

Finalmente, lamentó que estos cambios hayan costado la vida de dos jóvenes, a quienes señaló que no se les debe catalogar como héroes, sino como víctimas de la “desfachatez política”. Exigió una sanción para los responsables, entre los que podría estar Manuel Merino de Lama.

Deja tu Comentario