Semanario Expresión up

SUBEN TASAS DE PRÉSTAMOS: CRISIS POLÍTICA AFECTÓ EL RIESGO PAÍS

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1180

  comentarios   

  • La buena imagen del Perú a nivel internacional en cuanto a su fortaleza fiscal se vio mellada la última semana por la crisis política.
  • De no haberse logrado consenso en el Congreso, la recuperación económica podría haber tardado un año más de lo esperado.

 

A la crisis sanitaria y económica, el Congreso le añadió la semana pasada la crisis política originada por la vacancia de Martín Vizcarra. La muerte de dos jóvenes durante las manifestaciones pacíficas no hicieron más que despertar las alarmas en los organismos internacionales sobre lo que sucedía en el País. En opinión del economista Limberg Chero Senmache, todo esto afectó el riesgo país, lo cual pone en un panorama desalentador la reactivación económica.

 

Según definición del Instituto Peruano de Economía – IPE, el riesgo país es un indicador que valora el conjunto de contingencias referentes a las características específicas de cada país. Suele asociarse con conceptos de conflictos internos, riesgos regulatorios, cambiarios y aspectos legales y jurídicos, que puedan afectar las operaciones y la voluntad de pago de todas las empresas que operan en un país. De esta manera, un país más riesgoso pagará un mayor costo de capital y, por el contrario, uno menos riesgoso pagará menos.

En línea con lo descrito, Chero Senmache apuntó que la situación en el país ha hecho dudar a los países y organismos internacionales sobre la participación del Perú en reuniones donde se trata la agenda mundial de todos los años, a lo cual se suma que, después de muchos años, el Perú está nuevamente adquiriendo préstamos en el exterior, los cuales ya no serán otorgados a tasas bajas, por el incremento del riesgo país.

 

Recuperación

El experto advirtió que – de no haberse llegado a un consenso en el parlamento para definir a las autoridades que dirigirán el gobierno de transición – a fin de año habría llegado el punto más alto de la crisis económica, de la cual la recuperación había tardado tres años, es decir, uno más del estimado para la reactivación económica por la pandemia del Covid-19.

“La incertidumbre política genera que no haya inversión por parte del privado. No habrá forma clara de tener un panorama de deuda para los próximos 30 años, pero a los hechos hay que ponerles el valor de la confrontación, tomar conciencia de que hemos elegido mal y debemos elegir mejor la próxima vez. Tenemos nueve meses para pensar bien y recuperar el país. Las opciones que hemos escuchado como candidatos tampoco son las mejores para el futuro, así que es hora de que los jóvenes formen sus propios partidos u ocupen los actuales”, expuso.

En cuanto a inversión, añadió que el 0.5 % del Producto Bruto Interno – PBI, está en manos de los gobiernos locales y regionales; y el 1.5 % en el sector privado, tanto formal como informal. Sin embargo, la gran preocupación radica en la inversión futura, que cae todos los meses en el Perú y se recuperará recién en el 2022. Fruto de ello es que el déficit de empleos que ahora bordea los cuatro millones podría llegar a cinco o seis millones para el 2023.

 

Acciones

Chero Senmache indicó que existen dos escenarios para la reactivación económica. El primero tiene que ver con el sector en el que se desempeña cada negocio, dentro de los cuales el turismo es uno de los más afectados, pues los vuelos internacionales no llegarán en la cantidad que se había previsto, debido a la imagen de convulsión que ha dejado el Perú. El otro escenario es el del comercio interno, que ya estaba empezando a despegar. Sin embargo, ahora la población será todavía más cautelosa con sus compras.

“El desempleo está jugando un rol preponderante. He participado directa e indirectamente de algunos directorios y puedo decir que las empresas van a disminuir su personal. La realidad es que los negocios no son para regalar dinero, sino para generar usufructo. Debemos trabajar en futuros escenarios donde el Estado apoye a la empresa para el 2021 y 2022”, graficó.

Exhortó a los gobiernos locales y regionales a no dejarse contagiar por el accionar del gobierno central, sino a seguir trabajando en su cartera de proyectos de inversión. Recomendó a las municipalidades a poner énfasis en el programa Trabaja Perú y a darle todas las facilidades a los negocios para que obtengan sus licencias, hagan el cambio de giro de negocio y saneen las deudas que puedan tener ante la comuna. Todo esto ayudará a agilizar la economía.

En cuanto a los ciudadanos, resaltó que deben continuar realizando control social, es decir, hacerse  escuchar y exigir a las autoridades. “Esta situación política no nos debe contagiar del todo. Tenemos que seguir en lo nuestro. Lambayeque es una zona pujante. Mañana seguiremos yendo al trabajo, tomando taxis y mototaxis. Hay que enfocarnos en trabajar mejor, porque así contribuimos al país”, aseveró.

Deja tu Comentario