Semanario Expresión up

UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA DEL PERÚ: COMPETITIVIDAD PROFESIONAL PARA EL MERCADO LABORAL

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 934

  comentarios   

A poco más de un año de iniciada su labor educativa en Lambayeque, la Universidad Tecnológica del Perú – UTP ha logrado posicionarse rápidamente en el sector de la formación superior, recibiendo la aceptación de los jóvenes del departamento. A la fecha suma casi mil estudiantes en sus diferentes escuelas profesionales.

 

La doctora Mónica Jacobs Martínez, vicerrectora académica de Gestión y Humanidades de la casa superior, señala que el objetivo de la UTP es convertirse en la mejor universidad de Chiclayo, tan igual como se apunta en la sede central de Lima.

 

“Tenemos unas políticas claras de calidad educativa que desde Lima se piensan e idean con grupos especializados, las mismas que se trasladan a Chiclayo, adaptándolas a la idiosincrasia propia de la región. No solo nos preocupamos por la calidad educativa, sino también por la base académica de las carreras, por el diseño de los perfiles profesionales por competencias y generales”, refiere.

 

EDUCAR BIEN

Anota que la universidad busca valorar y darle fuerza a tres aspectos fundamentales: contar con profesores altamente comprometidos con la docencia, que utilicen tecnologías en la educación; brindar educación práctica y aplicada para que los alumnos puedan alcanzar una rápida empleabilidad, y tecnología para el complemento de las clases, no limitándose únicamente a herramientas de computación y aulas virtuales, sino también de metodologías.

 

“La respuesta de los jóvenes es muy buena, tenemos alumnos en quinto ciclo en Chiclayo y en sexto ciclo en Lima que desde ya son requeridos para trabajar por diferentes empresas, también vemos mucho compromiso de ellos con su docencia, en asistir a clases, cumplir con los trabajos y con las actividades de la universidad”, menciona.

 

Jacobs Martínez señala que la UTP tiene competencias generales que apuntan a formar a los alumnos de la universidad independientemente de la carrera que cursan. Dichas competencias tienen que ver con las humanidades, la comunicación efectiva, la cultura digital, la resolución de problemas, la ética y la ciudadanía, y el afán de superación y emprendimiento.

 

“Desde las humanidades proveemos a los alumnos de espacios ya sean curriculares o extracurriculares para que puedan desarrollar estas competencias y sean personas íntegras, que la sociedad requiere para su funcionamiento y el buen desarrollo del país”, asevera.

 

MEJORA CONTINUA

La Universidad Tecnológica del Perú desarrolla actualmente procesos de evaluación interna con miras a la acreditación general. Sin embargo, en la sede central de Lima hay carreras que ya se encuentran acreditadas y han iniciado un segundo proceso de certificación de la calidad como Ingeniería Marítima e Ingeniería de Telecomunicaciones.

 

“Estamos preparándonos para, en un futuro, pasar por los procesos de acreditación apenas el Estado defina quiénes serán los evaluadores en el marco de la nueva ley universitaria”, explica.

 

La vicerrectora comenta que la casa superior se fija mucho en el mercado laboral antes de lanzar una nueva carrera profesional. Esto permite responder a qué esperan los estudiantes del mercado y cuánta demanda pueden tener las nuevas especialidades que se ofrecen, componentes que se consideran básicos para el diseño de los perfiles profesionales.

 

“Sabemos que para nuestros alumnos es muy importante conseguir trabajos no solamente al terminar la carrera, sino desde que estudian, por eso es un factor que consideramos mucho y para ello convocamos a especialistas de cada área en el campo laboral para que nos ayuden a elaborar los perfiles profesionales. No se trata únicamente de una labor de académicos, sino también de especialistas para saber qué es lo que ellos requieren cuando contratan a practicantes o egresados. Esos insumos forman parte del currículo”, menciona.

 

BUENOS RESULTADOS

Destaca que la UTP Chiclayo ha logrado un significativo crecimiento en el corto tiempo que tiene prestando sus servicios académicos en la región, lo que para la universidad es un buen indicador de resultados eficientes.

 

“Hemos visto un crecimiento rápido en el alumnado y ello ha significado la convocatoria de un mayor número de docentes. El próximo año abriremos nuevas carreras como Psicología, por ejemplo, porque nos hemos dado cuenta que hay una demanda embalsada respecto a esta especialidad pese a que hay muchas universidades que ya la ofrecen aquí, pero parece ser que no están muy satisfechos con los programas. Otra carrera que abriremos es Ingeniería Civil”, señala.

 

Agrega que la UTP busca que sus estudiantes desarrollen proyectos que sirvan al desarrollo regional, para de esta forma lograr casos de éxito e incluso la generación de industrial formadas por los propios jóvenes.

 

“Pertenecer al Grupo Intercorp nos da una ventaja no solo para la inversión sostenida en infraestructura y equipamiento, sino también en el aspecto laboral, porque nuestros alumnos pueden trabajar en las empresas del grupo a través de convenios con ellas. Otro aspecto importante es que muchos de los funcionarios y gerentes llegan a dictar clases en la universidad y esto permite que los alumnos no conozcan solo el aspecto teórico, sino también práctico – laboral”, destaca.

Deja tu Comentario