Semanario Expresión up

SINDICATOS DE CHICLAYO PROTESTAN: TRANSPORTISTAS ESPERAN HACE SEIS MESES TARJETAS DE CIRCULACIÓN

Escribe:
Edición N° 946

  comentarios   

Juan Vásquez García, presidente de la Central de Empresas, Asociaciones y Operadores del Servicio de Taxis de Lambayeque - CEAOST – Regional, y Segundo García Sánchez, dirigente del Sindicato Único de Taxistas Independientes de Lambayeque – SUTIL, manifiestan los actuales problemas de transporte, opinan sobre la participación de la actual gestión municipal y critican la ‘deficiencia’ técnica en la gerencia sectorial.

 

La problemática del transporte urbano en la ciudad de Chiclayo sigue siendo caótica.

 

A pesar de los ‘intentos’ municipales del actual alcalde David Cornejo Chinguel, la capital departamental sigue creciendo desordenadamente. Es por ello que los dirigentes de los gremios sindicales de transportistas, después de varias conversaciones, propuesieron una ordenanza de emergencia para declarar la reorganización del sistema de taxis.

 

Sin embargo, el plazo preestablecido para su ejecución fue ampliado por treinta días más.

 

“La ordenanza conllevaba a que se sincere la base de datos en la Gerencia de Tránsito, y paralelo a esto que se dé una oportunidad a todos los vehículos informales para que se empadronen y cuenten con la autorización para el servicio. Esperamos que se cumpla el objetivo que es erradicar la informalidad, siendo uno de los perjuicios más grandes a las instituciones formales y ojalá que este retraso sea para bien”, acota García Sánchez.

 

Asimismo, Juan Vásquez menciona que a través de la ordenanza se abriría un abanico de usuarios y se lograría empadronar a los vehículos informales. “Lamentablemente, se dan las reglas del juego y en el camino se cambian. Se dio un plazo de 60 días y lo han ampliado hasta los primeros días de marzo”, agrega.

 

No obstante, la preocupación no termina solo en la ejecución de la ordenanza de emergencia, sino en las propuestas que acompañarían para dar solución a los problemas del sector.  

 

“Nosotros dimos cinco propuestas a la actual gestión. La primera, el terrapuerto. Con eso se solucionaría el problema del transporte nacional. Segundo, el caso de semaforización en el anillo vial, con reducción de velocidad y foto papeletas para evitar la contratación de numerosos inspectores. Tercero, el cambio en las rutas del transporte de carga pesada, es decir, que ya no ingresen a las vías urbanas. Cuarto, el caso de la formalización. Par ello pedimos que se realice un censo vehicular, antes de hacer una formalización, para manejar un sistema actualizado del número de vehículos que hay en la ciudad. Y, por último, el registro de conductores que recién se están tratando de laborar. Para tener primero el plan regulador de rutas debemos antes ordenar el transporte, que ahora se ha incrementado y congestiona más las calles”, indica Vásquez García.

 

En tanto, Segundo García expresa que al culminar el período de formalización y organización del sistema de taxis, se debe pensar en cómo se va a combatir la informalidad. “Debe haber inspectores debidamente capacitados y un depósito lo suficientemente equipado como para iniciar esta guerra contra la informalidad”, expresa.

 

Ambos destacan que la municipalidad de Chiclayo formó la Comisión Consultiva con la que se busca escuchar los problemas y la actual situación de transporte, equipo de trabajo que a la larga fue un ‘engaña muchachos’, según expresa Juan Vásquez García.

 

“Hubo solamente una reunión y de ahí se desapareció. Hasta el día de hoy no citan para poner las alternativas de solución al caótico transporte de la ciudad”, agrega.

 

Dentro de las recientes decisiones tomadas por el alcalde Cornejo Chinguel respecto al tema de transporte, está la revocación del gerente de Desarrollo Vial y Transportes de la Municipalidad Provincial de Chiclayo, Edwin Vásquez Sánchez, retornando en el cargo al abogado Isaías Merino Chavesta.

 

Este cambio dentro de la gerencia ha despertado inquietudes, sobre todo en Juan Vásquez García, quien sugiere existencia de un trasfondo político en las decisiones del alcalde, idea que también comparte Segundo García.

 

 “El gerente solamente es un ejecutor. No quiero decir que el ingeniero Edwin Vásquez no ha puesto orden, más bien le faltó ponerse los pantalones y modificar el área. Él es honesto, pero estaba rodeado de cosas que no lo dejaban trabajar y eso lo llevó a renunciar. El alcalde debió tratar de evitar compromisos políticos porque, a mí parecer, el ingeniero Isaías Merino está por esas cuestiones. Si hubiera acertado solo una, me sacaba el sombrero y saludaba, pero no es el caso”, comenta Vásquez García.

 

“Ese aspecto lo hemos visto de lejos, como un tema aparemente político sacar al ingeniero Edwin Vásquez del cargo. El ingeniero Vásquez es un hombre muy ligado al partido de Alianza Para el Progreso – APP, y sabemos también, por otro lado, que el hermano del alcalde está postulando al Congreso de la República y pareciera que hay un poco de celos de uno y otro lado. Las decisiones que tome el alcalde en adelante deben ser más trascendentes”, indica Segundo García.

 

Agregando, el Juan Vásquez menciona que el gerente debe ser un técnico capacitado, que sepa resolver los problemas en el área de transporte. “Debería estar a la cabeza un ingeniero de transportes, porque es la persona que sabe cómo diseñar y planificar. Teniendo a alguien con ese perfil como gerente, la situación caminaría a favor”, menciona.

 

PROBLEMAS ACTUALES

Los dirigentes mencionan que actualmente se ha presentado un problema originado por la comuna provincial, debido a que es la encargada de entregar las Tarjetas Únicas de Circulación – TUC, documento que exige a los conductores la Superintendencia de Transporte Terrestre de Personas, Carga y Mercancías – SUTRAN, y que hasta el momento, pese a haber trascurrido más de seis meses, sigue sin cumplirse.

 

 “La municipalidad debería entregar las Tarjetas Únicas de Circulación después de haber pagado los derechos y eso es lo que no está pasando, y es preocupante. Cuando ingresó del ingeniero Edwin Vásquez el proceso fue que en 60 días debieron haber entregado las TUC, pasaron ya seis meses y no se pudo, porque no implementaron el área de la Gerencia de Tránsito”, indica Segundo García.

 

Que un transportista no porte la tarjeta motiva a la aplicación de sanciones de parte de la superintendencia, además de la detención del vehículo y su internamiento en el depósito.

 

 “Al no entregarnos las tarjetas de circulación, los vehículos están siendo sancionados por la SUTRAN, porque los inspectores le piden la tarjeta y no toman en consideración ni la hoja de trámite ni los recibos de pago que se hacen de la municipalidad. Se imponen multas equivalentes a Unidades Impositivas Tributarias – UIT, y todavía se llevan las unidades al depósito”, expresa Juan Vásquez.

 

Asimismo, Segundo García explica bajo qué razones son sancionados los vehículos y el porqué no deberían serlo.

 

“Ellos interpretan colocando en una papeleta el siguiente texto: ‘Hacer servicio de pasajeros en la modalidad regular sin contar autorización’. Hemos hablado con la persona a cargo de la SUTRAN, explicándole que en Chiclayo nosotros no somos transporte regular. Nosotros formamos parte del servicio público de pasajeros, pero nuestra modalidad es de servicio especial, porque no tenemos punto de partida ni de salida ya que recorremos toda la ciudad. Sin embargo, insisten y sigue infraccionándonos. A parte está actuando en un territorio que le corresponde a la municipalidad. Nosotros estamos controlados por la municipalidad, no por el Ministerio de Transportes. No somos vehículos de servicio interprovincial, pero si prestamos un servicio especial dentro de la región”, enfatiza.

 

A pesar que no se puede determinar con exactitud la cantidad de transportistas informales, se puede afirmar que estos doblan  la cantidad de vehículos formales.

 

“El número varía entre 11 mil 500 y 12 mil vehículos formales, aunque la informalidad doble a esa cantidad. Justamente esperamos que al cierre de esta ordenanza de emergencia y formalización, la base de datos de la municipalidad arroje con exactitud la cantidad de vehículos que están empadronados en la Gerencia de Tránsito” menciona Segundo  García.

 

Además, el presidente de la CEAOST agrega muchos transportistas formales están pasando a la informalidad debido a los retrasos en la tramitología municipal.

 

 “Dentro de las 62 empresas que forman parte de la corporación, aproximadamente debemos tener a 51 o 52 empresas que están legalmente constituidas, con la documentación en regla y sus vehículos debidamente formalizados”, señala García Sánchez.

 

CRÍTICAS Y SUGERENCIAS

Algunos de los trabajos realizados por la gestión municipal actual son la ordenanza de Tolerancia Cero, que crea 17 zonas rígidas en la ciudad; la creación de la Comisión Consultiva y las promesas de resoluciones respecto a los paraderos de paso de transporte público.

 

Sin embargo, dichas acciones no han sido suficientes para atenuar los problemas actuales, por ende el presidente de la CEAOST, Juan Vásquez, menciona que “no hay cambio alguno” y que se sigue en lo mismo.

 

El dirigente critica la falta de técnicos capacitados que deben estar a cargo de la Gerencia de Desarrollo Vial y Transporte de la comuna. “Una vez que tenemos todo saneado en esta área, automáticamente podemos salir al campo y en él tenemos que diseñar soluciones. Para ello están los ingenieros de transporte que deben dar la solución al problema del caos vehicular. La importancia de tener uno es crucial ya que es aquel que va afuera, mide las calles y le da la viabilidad a estas, porque para eso estudió. Lo malo es que no lo tenemos”, indica.

 

Juan Vásquez expone que al no ser la primera autoridad municipal experto en la materia, debería rodearse de un equipo técnico de nivel. “Si no puede solucionar el tema del transporte, creo que debería, por lo menos, anunciarlo. El problema no es económico, sino que se necesita a una persona que tenga los pantalones para salir a la calle, diseñar la forma y tratar que el transportista se ponga en línea”, enfatiza.

 

A su turno, el dirigente Segundo García menciona que las ordenanzas que se den a futuro deben perseguir un fin de ordenamiento y control, agregando el requerimiento del material humano capacitado y logístico en el área de tránsito para que se puedan cumplir los objetivos.

 

“Es decir, hecha la ordenanza y siendo aprobada, la Gerencia de Tránsito debe estar implementada con equipos de punta. No puede ser que un inspector salga a la calle y no sepa qué hacer. Por ejemplo, para saber si el vehículo que está interviniendo tiene una tarjeta auténtica o bamba, es necesario que cuente con un equipo computarizado de última generación para enlazarse directamente con el sistema de la gerencia. Con  esto, ingresaría la placa del vehículo y comprobaría si está operativo o no, evitando que se genere el problema de llevar por la duda el vehículo al depósito, lo que puede generar algún perjuicio al transportista”, explica.

 

Por último, ambos dirigentes hacen un llamado al alcalde de la ciudad.

 

“Nosotros como transportistas y dirigentes del gremio de taxis le invocamos al señor alcalde que no solamente cambie de funcionarios, sino que atienda la preocupación que ya es más grande. Debe implementarse la Gerencia de Tránsito, tanto con equipos de última generación como con personal técnico calificado. Solamente así esa gerencia podrá caminar conforme a las expectativas, de lo contrario solamente pasarán seis meses nuevamente y el gerente que ingrese no tendrá el apoyo y será cambiado. La preocupación tanto de los transportistas como de la municipalidad tiene que ir de la mano, pero nosotros estamos poniendo de nuestra parte y vamos a seguir apoyando su gestión en la medida que veamos que las cosas se estén haciendo bien. Si vemos que esta parsimonia continua al tratar de implementar la Gerencia de Tránsito, no tendremos más opción que hacer un reclamo, pero ya no a través de documentos, sino con una medida de fuerza”, advierte Segundo García Sánchez.

“Mis palabras siempre han sido las mismas: No puedo demostrar todo lo contrario cuando en realidad la ciudad está pésima en el sector. Yo invito al alcalde a que vaya a la Gerencia de Desarrollo Vial y vea cuántas filas de papeles y expedientes duermen el sueño de los justos. Parece el archivo del Poder Judicial. Yo no puedo callarmelo. En el Área de Tránsito, contratan a una persona que en lugar de diseñar y estudiar las calles, va a cuidar a los pintores por la noche. Asimismo, el Subgerente de Tránsporte solo trabaja tres horas diarias, porque más para en la calle. El funcionario público debe trabajar a puertas abiertas y no poner horarios de atención. Pareciera que a la municipalidad poco le interesa la situación de la población. Está más preocupado en captar dinero así deje el muerto para el otro alcalde que venga”, concluye Juan Vásquez García.

Deja tu Comentario