Semanario Expresión up

¿Y NO PASA NADA?: MILES DE ASEGURADOS SE PERJUDICARON PORQUE ESSALUD LAMBAYEQUE INCUMPLIÓ PLAN DE CONTRATACIONES Y CO

Escrito Rosa Amelia Chambergo Montejo
Edición N° 1121

Es increíble la insensibilidad de quienes han dirigido EsSalud Lambayeque, por qué aceptar cargos que no van a desempeñar de manera profesional, ética y de acuerdo a ley, es que acaso tienen otros fines cuando son nombrados por confianza para representar a las altas autoridades de este organismo que pareciera velan por todo, menos por la salud de los asegurados.

Saben ustedes lectores que los funcionarios de la Red Asistencial Lambayeque “Juan Aita Valle”, el año 2018 dejaron de cumplir con el plan anual de contrataciones y la programación de compras, pese a que la entidad tenía el presupuesto correspondiente.

No lo decimos porque se nos antoje a nosotros como periodistas, lo señala como conclusión el Informe de Visita de Control N° 008-2019-OCI/0251-VC, del Órgano de Control Institucional de EsSalud, sobre el cumplimiento en la ejecución del Plan Anual de Contrataciones 2018 de la Central de Abastecimiento de Bienes Estratégicos – CEABE, y las compras delegadas a la Red Asistencial Lambayeque, durante la gestión del exgerente Juan Rodríguez Terrones, quien deberá asumir responsabilidades administrativas, civiles y penales, se debe sentar un precedente por faltas muy graves cometidas por el referido funcionario.

Inaceptable, por este incumplimiento, de acuerdo al órgano de control, afectó la oportunidad en la atención, diagnóstico y tratamiento de los pacientes de los servicios asistenciales, generó desabastecimiento de medicamentos (entre ellos los oncológicos) por hasta 212 días en el Hospital Nacional Almanzor Aguinaga Asenjo, así como de reactivos de laboratorios, pues estos no fueron incluidos en la programación del Plan Anual de Contrataciones.

Ha sido tanta la irresponsabilidad de los funcionarios el año 2018 que ocasionó también el desabastecimiento de materiales médicos para exámenes de Colangiopancreatografía Retrógrada Endoscópica – CPRE, en el servicio de Gastroenterología, así como demoras en la adquisición de material médico para procedimientos quirúrgicos de Oftalmología y Ortopedia – Traumatología.

En amplio informe publicado en el Semanario Expresión, hemos dado cuenta que  durante el desarrollo de la Visita de Control y de la información proporcionada por el jefe de la Oficina de Adquisiciones de la Red Asistencial Lambayeque, se determinó que nueve procedimientos de selección para la adquisición de bienes estratégicos previstos en el Plan Anual de Contrataciones – PAC del año 2018, aprobado con Resolución de Gerencia General N° 165-GG-ESSALUD-2018, del 9 de febrero del 2018, no fueron convocados en los meses de marzo y agosto como estuvieron previstos.

Por ejemplo, hasta diciembre del año pasado, la licitación pública para la adquisición de kit aféresis y kit completo para recolección de progenitores hematopoyéticos, valorizada en 700 mil 915.08 soles, programada para agosto, no se había convocado. Otros procesos, como la compra de pruebas de detección biomolecular para tamizajes de VIH, VHB y VHC, por un millón 542 mil soles, estaba en absolución de observaciones, al igual que la adquisición de reactivos para tamizaje serológico, por un millón 730 mil 160 soles.

Los procedimientos de adjudicación simplificada para la adquisición de bolsas tiple de extracción de sangre, valorizada en 297 mil 789.97 soles, y para la compra de medicamentos delegados, por 625 mil 992 soles, fueron cambiados.

El Órgano de Control Institucional de EsSalud detectó que en el Plan Anual de Contrataciones del 2018 no se consignó la totalidad de procedimientos de selección necesarios para el abastecimiento de bienes estratégicos en la Red Asistencial Lambayeque, habiéndose realizado en el trascurso del año 27 inclusiones entre el 3 de abril y el 16 de octubre.

Hubo que incorporar, por ejemplo, la “Adquisición del Hemograma automatizado diferencial 5 estirpes kit con ECU para el área de Hematología rutina y Emergencia”, la “Adquisición de Hemograma automatizado diferencial 5 estirpes kit con ECU para CAS”, de “Bolsas tripe para extracción de sangre y cuádruple para sistema de buffy coat para Banco de Sangre con ECU – HNAAA”, de “Medicamento fuera de petitorio nivolurnab”, de “Antisueros para inmunofluorescencia – anatomía patológica”, de “Tira reactiva para orina – área de bioquímica ligado a equipo”, y otros insumos, reactivos y medicamentos más.

Aun con las inclusiones hubo demoras en el abastecimiento, como sucedió con el medicamento “Everolimus 0.75 mg.”, que fue solicitado por el jefe de la Unidad de Evaluación de Recursos Médicos - UERM el 19 de julio del año pasado y recién fue adjudicado para su compra el 31 de octubre, 90 días después, esto pese a que la norma interna señala que la compra delegada debe efectuarse a los 30 días.

Durante la visita de control, se detectó una lista de 20 medicamentos diversos agotados en la farmacia del Hospital Almanzor Aguinaga por períodos que iban desde los 40 hasta los 212 días.

Este era el caso de la vacuna antimeningocócica, de la “Ciclofosfamida 50 mg.” (medicamento oncológico), del “Lanastosódico C 0.2 mg./ml. y de la “Captopril” de 25 mg. para cardiología, o de la “Haloperidol 5 mg./ml x 1ml. para psiquiatría. Faltaban medicamentos para Hematología, Nefrología, Centro Quirúrgico, Ortopedia y Traumatología, el Programa TBC, Anestesiología, Neurocirugía y vacunas.

De los 20 medicamentos identificados como faltantes, 17 debían ser proveídos por la compra centralizada de EsSalud y tres por las compras locales de la Red Asistencial Lambayeque.

Como consecuencia se tuvo que los pacientes de cáncer, al no recibir oportunamente la aplicación de los medicamentos oncológicos, sufrieron el progreso de la enfermedad, limitándose los objetivos planteados al inicio del tratamiento.

Ante la falta de medicamentos oncológicos, los pacientes se vieron obligados a adquirir los mismos por su cuenta y a precios algunas veces elevados, para lo cual una vez adquiridos se presentaron solicitudes para la devolución de lo gastado.

Así, OCI estableció que la red devolvió dinero algunas veces por encima de los precios con los que los hubiera adquirido mediante un proceso logístico. Solo entre octubre y noviembre del año pasado, EsSalud tuvo que devolver a 19 pacientes lo gastado en medicamentos oncológicos por montos superiores hasta en 317 % a los que pudo acceder la entidad en una compra corporativa.

Por ejemplo, los pacientes compraron “Capecitabina de 500 gr.” a 17.27 soles cada una, cuando el precio para EsSalud en un proceso de adquisición es de 1.95 soles. En 27 unidades, cada paciente gastó 466.29 soles, lo que hubiera representado para el seguro social solo 52.65 soles de haber realizado la compra oportunamente.

Ninguna de las comunicaciones enviadas por el jefe del Servicio de Oncología del Hospital Almanzor Aguinaga fue atendida por la gerencia de la red, la gerencia del nosocomio ni las oficinas administrativas y asistenciales, en las que pedía superar el desabastecimiento.

Con indignación informamos que por falta de materiales médicos muchos procedimientos fueron postergados. Entre el 21 de julio y el 20 de noviembre del año pasado debieron realizarse 144 exámenes de Colangiopancreatografía Retrógrada Endoscópica – CPRE. Sin embargo, por falta de insumos solo se realizaron 31.

Y para poner la cereza a la torta, en el Servicio de Ortopedia – Traumatología no fue posible realizar todos los procedimientos quirúrgicos de artoplastías de rodilla con prótesis constreñida y artroplastia con prótesis acetabular y femoral por falta de dichos materiales. En Oftalmología, sucedió lo mismo por la falta de lentes intraoculares flexibles y rígidos. Los pacientes tenían que esperar hasta 70 días para ser intervenidos.

Deja tu Comentario