Semanario Expresión up

LAS NECESIDADES URGENTES DEL HOSPITAL “ALMANZOR AGUINAGA ASENJO”

Escrito Rosa Amelia Chambergo Montejo
Edición N° 1151

En una reciente entrevista que publicó el Semanario Expresión sobre las necesidades urgentes del Hospital “Almanzor Aguinaga Asenjo”, el exgerente de la Red Asistencial de Lambayeque “Juan Aita Valle”, doctor Gino Dávila Herrera, refirió que se necesitan 15 millones de soles para mejorar la infraestructura del nosocomio.

Hace unos días llegó a Chiclayo la presidente ejecutiva de EsSalud, Fiorella Molinelli, quien anunció que se construirán tres nuevos nosocomios para los asegurados de Lambayeque, noticia que obviamente ha alegrado a la población que pasan un ‘vía crucis’ para su atención diaria en las diversas especialidades.

Lo más importante del anuncio que hizo Molinelli – creo - es la abultada deuda que sostienen las empresas azucareras y el municipio de Chiclayo con EsSalud.

“Las empresas Tumán, Pomalca y Agropucalá deben más de 250 millones de soles, mientras que la Municipalidad Provincial de Chiclayo 15 millones de soles, que suman más de 265 millones de soles y que pueden reducirse si se acogen a las facilidades de pago”, refirió ante la mirada atónita de quienes la acompañaron.

Si solo se recuperara la mitad de este adeudo, que suma 265 millones de soles, tendríamos una infraestructura de primer nivel en el Almanzor Aguinaga Asenjo. Son deudas que de manera complaciente dejaron de cobrarse y donde no queda duda hubo presiones de todo tipo, las que finalmente han perjudicado y siguen perjudicando a miles de asegurados los que en su mayoría puntualmente pagan sus aportaciones.

Tal como lo aseveró a Expresión Dávila Herrera, esta es una red compleja, que tiene a su cargo también establecimientos que no solo le pertenecen a Lambayeque, sino también a La Libertad y Cajamarca, y que realmente están en condiciones que ameritan no solo la reflexión de pensar todo lo que se debe hacer, porque hay una enorme deuda de atención que la alta dirección ejecutiva de Essalud debe dar a los asegurados de todo el norte, por lo que urge homogenizar todas esas necesidades para presentar a nivel central los requerimientos que se tienen en este momento.

La Red Asistencial Lambayeque tiene muchas deficiencias en infraestructura y recursos humanos. La brecha todavía no ha sido cubierta. Se ha ejecutado una serie de modalidades para tratar de mejorar la oferta en cuanto al recurso humano, pero también hay que tener en cuenta que hay profesionales que comienzan a retirarse y especialidades que tienen que ser cubiertas. Incluso faltan médicos generales en la red.

Un gran problema con los especialistas es que estos pocas veces retornan a sus ciudades de origen y eso obliga, por ejemplo, a que en un hospital nacional como el Almanzor Aguinaga se tenga que trabajar en condiciones técnicas muy diferentes.

Si bien hemos destacado en Expresión que para mejorar la infraestructura del Almanzor Aguinaga Asenjo se necesitan unos 15 millones de soles, esta cifra no compromete para nada lo que se necesitará para la construcción del hospital de alta complejidad, del Naylamp y el de Ferreñafe, que recientemente anunció Molinelli.

Y entre lo más importante, como son los necesarios recursos económicos, está la necesidad del recurso humano. En la Red Asistencial Lambayeque se requiere en promedio de 90 médicos, principalmente especialistas, sobre todo para la atención en el primer nivel. A ellos se suman 180 enfermeros y 250 auxiliares y técnicos.

El Hospital Almanzor Aguinaga Asenjo por falta de presupuesto no puede contar con este recurso. La presidente de EsSalud fue clara. A nivel de todo el país son como nueve mil profesionales los que se necesitan.

Quiero destacar que el exgerente de la Red Asistencial de Lambayeque “Juan Aita Valle”, el Gino Dávila Herrera, dejó el cargo encaminando las mejoras para este nosocomio en cuatro aspectos: infraestructura, emergencia, reposición de instrumental y cocinas.

Se ha dispuesto el mantenimiento a todas las unidades de cuidados intensivos y la creación de la unidad de cuidados neonatales intensivos y eso significa el área física. Eso es para el primer trimestre y ya se ha dejado presupuestado. Lo segundo, que también es importante, es la emergencia. Ya se ha establecido un plan de trabajo y conseguido un presupuesto que no existía, entre tanto se ha ordenado el arreglo de la cocina, algo fundamental en el Hospital Almanzor Aguinaga. Ciertamente ha entrado en mantenimiento esta área con sus cámaras frigoríficas, donde además se chequeará y supervisará no solo la calidad de alimentos, sino también las mejores condiciones higiénicas que debe tener un hospital.

En los próximos días están por llegar cien camas nuevas para el área de hospitalización y la adjudicación de los nuevos ascensores para el nosocomio, en tanto la reposición de equipos debe concretarse en mayo próximo.

Otro tema crucial es el de las ambulancias, a la red le tocan aproximadamente 21 ambulancias que se van a adquirir y a mediados de año ya deben estar en este nosocomio. Se calcula que en unos 60 días se tendrá las ambulancias para mejorar la atención de los asegurados.

Sumado a todo lo que viene en mejoras para nuestro primer nosocomio de la seguridad social, hace falta un compromiso profesional de todos los trabajadores para con los asegurados. Se necesita voluntad y actitud de servicio íntegro y con mística.

Deja tu Comentario