up

MAYORÍA DE CASOS SE DETECTA EN ESTADÍOS AVANZADOS: EL 66,6 % DE CASOS DE CÁNCER EN EL PERÚ ATACA A MUJERES

Escribe: Sharon Romero Burga (*)
Edición N° 1038

  comentarios   

En el Perú, en el período comprendido entre enero y diciembre del 2016, se registraron cinco mil 474 casos de cáncer, de los cuales el 66.6 % afectaron a mujeres y el 33.4 % a varones.

 

Según el boletín epidemiológico del Ministerio de Salud - MINSA, el 50.2 % de los casos de cáncer en el sexo femenino se presentan generalmente entre los 45 y 69 años de edad, mientras que en el sexo masculino el 49.2 % a partir de los 60 hasta los 79 años.

 

Los tipos de cáncer más frecuentes son: el de cérvix o cuello uterino (21.9 %), piel (12.3 %) y estómago (11.4 %). Las mujeres se caracterizan por padecer de cáncer de cérvix (32.9 %), mama (13.2 %) y piel (10.4 %). Los hombres generalmente sufren cáncer de estómago (19.2 %), piel (16.2 %) y próstata (14.1 %).

 

IMPORTANCIA DE LA PREVENCIÓN

El boletín epidemiológico señala que el 65.7 % de la población se realiza un diagnóstico tardíamente. Es decir, los casos de cáncer frecuentemente son detectados cuando los pacientes acuden a un establecimiento de salud por los síntomas ocasionados, mas no para hacerse exámenes preventivos.

 

Sin embargo, el porcentaje de casos diagnosticados mediante una técnica de tamizaje incrementó progresivamente entre el año 2011 y el 2016. Las regiones beneficiadas por ello son Junín (69.5 %), Lima Metropolitana (69.2 %), Áncash (57.7 %), Madre de Dios (55 %) y Loreto (50.9 %).

 

La técnica de tamizaje ha permitido diagnosticar a nivel nacional mil 200 casos de cáncer de cérvix (32.9 %), 676 casos en piel (12.3 %), 624 casos de cáncer de estómago (11.4 %), 483 casos de cáncer de mama (8.8 %), 257 casos de próstata (4.7 %), 225 casos de colon (4.1 %), 160 casos de pulmón (2.9 %) y 128 casos de ovario (2.3 %).

 

Por otro lado, los departamentos con menor porcentaje de diagnóstico microscópico fueron Apurímac (40.7 %), Huancavelica (45.9 %) y Huánuco (48,1 %). Solo en el 1.5 % de los casos la base del diagnóstico fue el certificado de defunción. Según el MINSA, esto evidencia una oferta insuficiente de servicios oncológicos y recursos humanos para la demanda de la población de estos departamentos.

 

SITUACIÓN DEL DEPARTAMENTO

En Lambayeque, las cifras del preventorio oncológico del Hospital Regional Docente Las Mercedes reportan aproximadamente, para el período enero- octubre de este año, 37 casos de cáncer de mama y 50 casos de cáncer de cérvix.

 

Amira Santa Cruz Benavides, responsable del preventorio oncológico, explica que el nosocomio cuenta con diversos departamentos como ginecología oncológica, gastroenterológica, dermatológica y urología, que posibilitan la detección y atención a los pacientes de la localidad.  

 

Manifiesta que los casos con mayor incidencia en la región son de cuello uterino y mama en mujeres de aproximadamente 40 años. Empero, anualmente aumentan los casos de cáncer de próstata en hombres.  “Producto del cambio climático y la radiación ultravioleta, el cáncer de piel aumenta en la población que se dedica, sobre todo, al sector pesquero, a la agricultura y al comercio, ya que se exponen constantemente al sol sin utilizar lentes, sombreros, protectores o prendas de manga larga”, agrega.

 

RECOMENDACIONES

La responsable del preventorio oncológico advierte que los hombres mayores de 50 años deben realizarse anualmente un descarte de la enfermedad a través de las pruebas del tacto rectal y la Prueba Sanguínea de Antígeno Prostático – PSA.

 

Del mismo modo, la especialista comenta que usualmente aquellas mujeres que acuden al centro de salud por cáncer están en un rango etario de 30 y 40 años. “Recomiendo a las mujeres más jóvenes que llevan una vida sexual activa a realizarse exámenes de papanicolau para descartar cualquier enfermedad y en cuanto al cáncer de piel, la población debe protegerse con un filtro solar”, precisa.

 

Por otro lado, sostiene que “los equipos para combatir el cáncer son deficientes en cuanto a mantenimiento”.

 

“Es necesario más personal especializado y maquinaria para atender a los pacientes. El hospital cuenta con un oncólogo y es difícil cubrir la demanda de la enfermedad”, asevera.

 

Entretanto, la responsable del preventorio informa que en comparación al año anterior, el número de casos de cáncer aumenta porque se realizan más diagnósticos.

 

“Los pacientes acuden al servicio cuando presentan alguna molestia, pero la cultura de prevención es escasa. Son muy pocos quienes vienen por descartar la enfermedad”, afirma.

 

“Tratamos de concienciar a los pacientes en que lo mejor es prevenir, es decir, acudir a un centro de salud cuando no hay molestia, porque así el pronóstico de la enfermedad mejora muchísimo. Es una cuestión cultural con la que batallamos mucho para llegar a estándares óptimos de una cultura preventiva contra el cáncer”, añade Santa Cruz.

 

En cuanto a la tasa de mortalidad por cáncer, Santa Cruz refiere que aumenta cada año, pero con ayuda del diagnóstico y la prevención primaria el pronóstico de los pacientes puede mejorar y así disminuir la mortalidad. “Si la detección de la enfermedad se realizara en una etapa temprana, los pacientes podrían evitar una situación dolorosa. El cáncer es la segunda causa de muerte en nuestro país”, indica.

 

ATENCIONES A DESTIEMPO

Respecto al proceso de diagnóstico, el MINSA observa que a nivel nacional el tiempo promedio desde la fecha de la primera atención hospitalaria por cáncer hasta la fecha en que se realiza el diagnóstico es de 27 días. Sin embargo, el promedio de días fue mayor el año pasado en Callao, Piura, Loreto, Tacna y Lambayeque, en donde varió entre los 40 y 60 días. Dicho fenómeno sucede por el exceso de demanda para la oferta disponible, dado que en departamentos de la costa la densidad poblacional es alta.

 

En ese sentido, Santa Cruz indica que en Chiclayo el tiempo de espera varía entre un mes o mes y medio y sucede por el exceso de casos en relación al personal y equipo tecnológico requerido.

 

Finalmente, la experta enfatiza que en el 90 % de casos detectados a tiempo hay posibilidad de combatir la enfermedad. “Esto es posible a través de la práctica de estilos de vida saludable, seguida de la realización de chequeos periódicos, buena alimentación y actividad física”, enfatiza.

 

(*) Estudiante de Comunicación – USAT. 

Leer más


EN LO QUE VA DE LA GESTIÓN CORNEJO: DEUDA COACTIVA DE LA MPCH AUMENTA EN MÁS DE SIETE MILLONES DE SOLES

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1038

  comentarios   

  • En el segundo gobierno de Miguel Ángel Bartra se originó el endeudamiento de la comuna provincial.
  • Administración de David Cornejo es responsable del 55.87 % de la deuda remitida a las centrales de riesgo.

 

Los incumplimientos en la Municipalidad Provincial de Chiclayo se iniciaron cuando Miguel Ángel Bartra Grosso era alcalde, en 1998. Desde entonces, la comuna local se ha convertido en una de las principales deudoras a la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria – SUNAT. Hasta diciembre del año pasado, según el Informe Multianual de Gestión Fiscal que maneja el Ministerio de Economía y Finanzas – MEF, el municipio mantenía una deuda ascendente a 423 millones 115 mil soles.

 

Sin embargo, lo más complejo de la situación financiera de la municipalidad provincial es la deuda coactiva que tiene pendiente de pago desde el gobierno de Bartra Grosso, la que misma que actualmente llega a los 12 millones 888 mil 433 soles.

 

Según el reporte de la SUNAT, son varios los conceptos por los que la entidad se mantiene como morosa. El principal es el endeudamiento con el Tesoro Público, generado debido al incumplimiento de retorno de saldos presupuestales al erario nacional, así como por la no transferencia de tributos y tasas que cobra la municipalidad y que deben ingresar al fisco.

 

El segundo concepto es la deuda a EsSalud, seguida de la que se mantiene con la Oficina de Normalización Previsional – ONP y el Fondo Consolidado de Reserva, fondo intangible creado en 1996 y que está destinado a respaldar el pago de las pensiones a cargo de la ONP, de los Bonos de Reconocimiento y de las pensiones y nivelaciones a los jubilados comprendidos en el régimen 20530.

 

DEL GOBIERNO DE BARTRA

Miguel Ángel Bartra fue alcalde de Chiclayo en dos períodos (1996-1998 / 1999-2002). En su primer mandato, el municipio contrajo una deuda con el Tesoro Público ascendente a 227 mil 105 soles, que corresponden al período diciembre de 1998, la que enero del 2004 pasó a cobranza coactiva.

 

“1998 fue el año del Fenómeno El Niño, se depreciaron los ingresos de la municipalidad. De 120 mil soles diarios ingresaban 20 mil, que con las justas alcanzaban para completar las planillas metas. Cuando nosotros quisimos acudir a la herramienta de poder presionar para que las empresas privadas cumplan con sus obligaciones, el gobierno dio una ley de restructuración patrimonial para toda la zona de reconstrucción, por la cual no podíamos embargarlas. Entonces, la municipalidad empezó a tener un embalse y problema económico no solo con la SUNAT, también con la AFP y proveedores y tuvo que finalizarse la obra pública. No hubo el apoyo de la reconstrucción como hay ahora. La municipalidad tuvo que asumir totalmente la rehabilitación de pistas y veredas y la ciudad, después de un año, estuvo como si no hubiese llovido. Eso tuvo un costo en la deuda de la municipalidad.

 

Sin embargo, ese no debe ser un problema ya. Ahora el gobierno central ha dado una disposición en la que está rebajando totalmente intereses, moras y multas, y solamente los municipios se están quedando con las deudas insolutas. Después del 98 la recuperación de la municipalidad no fue inmediata, fue terrible”, asevera Miguel Ángel Bartra.

 

En diciembre del 2000, la gestión de Bartra Grosso endeudó nuevamente al municipio con el Tesoro Público por 71 mil 933 soles, iniciándose el proceso coactivo en febrero del 2004. En adelante, todas las deudas contraídas por la gestión del ahora alcalde de Monsefú fueron con el Tesoro Público. Estas corresponden a los períodos abril-2001 (22 mil 448 soles) y agosto-2001 (20 mil 272 soles).

 

Vacado como alcalde, Bartra Grosso fue reemplazo por Fernando Noblecilla Merino, en cuya gestión se originaron las deudas al Tesoro Público correspondientes a octubre-2002 (202 mil 772 soles); noviembre-2002 (185 mil 109 soles) y diciembre-2002 (232 mil 241 soles).

 

EL TERCER MANDATO DE CASTILLO

Inmediatamente iniciado el tercer mandato de Arturo Castillo Chirinos como alcalde se originó una deuda de 193 mil 276 soles al Tesoro Público (enero-2003), situación que se repetiría hasta diciembre de ese año con montos ascendentes a 213 mil 959 soles (febrero), 196 mil 666 (marzo), 186 mil 49 (abril), 206 mil 762 (mayo), 229 mil 467 (junio), 221 mil 393 (julio), 182 mil 59 (agosto), 147 mil 170 (septiembre), 176 mil 350 (octubre), 118 mil 311 (noviembre) y 100 mil 142 (diciembre). Dichas deudas ingresaron a cobranza coactiva ese mismo año.

 

En el 2004, la comuna volvió a acumular deudas con el Tesoro Público. En enero se generó un endeudamiento de 178 mil 398 soles, en febrero de 113 mil 480 soles, en marzo de 113 mil 717 soles, en abril de 116 mil 914 soles, en mayo de 124 mil 721 soles, en junio de 131 mil 552 soles, en julio de 136 mil 822 soles, en agosto de 128 mil 23 soles, en septiembre de 130 mil 13 soles, en octubre de 123 mil 44 soles, en noviembre de 122 mil 543 soles y en diciembre de 32 mil 794 soles. Ese mismo año se inició el proceso coactivo.

 

“Cuando yo regresé, después de siete años, para mi tercer gobierno, ya el municipio estaba en una situación caótica. La planilla había crecido de 940 trabajadores que yo dejé inventariados a dos mil 400 trabajadores, y eso tornaba en una situación crítica y difícil la administración edil. Tuvimos que hacer malabares para mantener la estabilidad ahí y firmamos un acuerdo con la SUNAT para ver de qué manera podíamos fraccionar la deuda y eso estuvimos haciendo.

 

La planilla fue uno de los factores fundamentales para que se inflara la brecha de gastos corrientes. ¿Cómo será ahora manejar el municipio cuando tiene más de cuatro mil trabajadores? Esas son las causas por las que se generó e infló la deuda. Ahora el municipio está quebrado porque no tiene ni para pagar los sueldos de los trabajadores y eso todos sabemos que se debe al tremendo desorden e irresponsabilidad que hay en estos gobernantes, que dan verdadera vergüenza y han sido capaces de llevar al colapso total a la municipalidad”, manifiesta Arturo Castillo Chirinos.

 

LA GESTIÓN BARRUETO

Tras la salida de Castillo Chirinos del sillón municipal asumió el gobierno José Barrueto Sánchez, cuya administración también generó deudas con el Tesoro Público, pero por montos inferiores a los de su predecesor, aunque también se mantienen en situación coactiva.

 

En enero del 2005 la deuda fue de 32 mil 580 soles, en febrero de 29 mil 596 soles, en marzo de 29 mil 783 soles, en abril de 19 mil 340 soles, en mayo de 28 mil 616 soles y en junio de 26 mil 278. El endeudamiento se reiniciaría en octubre con el monto mínimo de mil 997 soles, seguidos de los 18 mil 791 soles acumulados en noviembre y de dos mil 542 soles correspondientes a diciembre. Por estas cantidades, SUNAT también inició cobranzas coactivas contra el municipio de Chiclayo.

 

En agosto del 2006 la deuda municipal con el Tesoro Público fue de 48 mil 724 soles y al mes siguiente de 33 mil 352 soles, esto durante el período transitorio de Guillermo Baca Aguinaga.

 

DEUDAS DE ROBERTO TORRES

Del primer mandato de Roberto Torres Gonzales ha quedado sin pagar 318 soles al Tesoro Público, correspondiente al período julio-2007 y al año siguiente, en noviembre, se generó una deuda de 35 mil 637 soles.

 

Desde ese momento, la comuna no volvería a endeudarse sino hasta agosto del 2013, cuando se acumuló 78 mil 780 soles. En septiembre se generó una deuda de 85 mil 595 soles, en febrero del 2014 la deuda fue de 83 mil 406 soles, en mayo 79 mil 69 soles, en junio 70 mil 673, en junio 81 mil 56, en agosto 76 mil 382 soles y en septiembre 61 mil 776 soles.

 

Iniciado el gobierno de Elizabeth Montenegro Dávila, se generó en octubre del 2014 una deuda al Tesoro Público de 54 mil 118 soles, en noviembre de 59 mil 999 soles y en diciembre de 62 mil 802 soles.

 

ADMINISTRACIÓN CORNEJO

De toda la deuda coactiva existente, el mayor porcentaje corresponde a la que ha generado entre el 2015 y este año la gestión del alcalde David Cornejo Chinguel, sumando un total de siete millones 201 mil 648 soles, es decir el 55.87 % del total.

 

En enero del 2015, Cornejo Chinguel endeudó a la Municipalidad Provincial de Chiclayo con el Tesoro Público por 421 mil 112 soles. El problema no se volvió a presentar sino hasta junio del 2016, cuando se generó una deuda de 675 soles, mes en el que también se dejó de pagar 4 mil 13 soles a EsSalud y tres mil 415 soles a la Oficina de Normalización Previsional.

 

En julio del 2016 se endeudó al municipio con el Tesoro Público por 48 mil 607 soles, con EsSalud por 260 mil 906 soles y con la ONP por 260 mil 949 soles. Ese mes también se dejó de pagar 289 soles al Fondo Consolidado de Reservas.

 

En agosto del año pasado, la deuda con el Tesoro Público fue de 55 mil 12 soles, con EsSalud de 334 mil 361 soles y con la ONP ascendente a 283 mil 121 soles, además de los 286 soles que no se pagaron al Fondo Consolidado de Reservas.

 

Al mes siguiente, septiembre del 2016, la gestión de Cornejo Chinguel dejó de pagar 54 mil 435 soles al Tesoro Público, 323 mil 508 soles a EsSalud, 271 mil 173 a la ONP y 283 al Fondo Consolidado de Reservas. En octubre también se generó deudas por los mismos conceptos, con montos ascendentes a 53 mil 828 soles (Tesoro Público), 319 mil 534 soles (EsSalud) y 273 mil 662 soles (ONP).

 

En noviembre la deuda fue de 52 mil 132 soles con el Tesoro Público, 312 mil 998 soles con EsSalud y 264 mil 588 con la ONP. En diciembre, se dejó de pagar 55 mil 18 soles al Tesoro Público, 318 mil 224 soles a EsSalud, 271 mil 157 a la ONP y 274 soles al Fondo Consolidado de Reservas.

 

DEUDAS DEL 2017

Solo entre enero y junio de este año la administración de David Cornejo ha generado deudas que se encuentran en situación coactiva por la suma de dos millones 958 mil 88 soles.

 

De este total, 56 mil 434 corresponden a incumplimientos con el Tesoro Público producidos en enero, al igual que los 295 mil 347 soles no abonados a EsSalud, los 249 mil 251 no pagados a la ONP y 257 soles no dados al Fondo Consolidado de Reservas.

 

En febrero se acumuló deudas por 52 mil 125 soles (Tesoro Público), 282 mil 599 soles (EsSalud), 238 mil 966 (ONP) y 257 (Fondo Consolidado de Reservas). En abril, los montos fueron de 56 mil 170, 292 mil 508, 245 mil 691 y 254 soles por los mismos conceptos.

 

En mayo, no se pagó 53 mil 824 soles al Tesoro Público, 290 mil 975 a EsSalud y 245 mil 337 a la ONP, en tanto en junio no se abonó 61 mil 888 soles al Tesoro Público, 292 mil 620 soles a EsSalud y 243 mil 585 a la ONP.

 

+NOTICIAS

  • De acuerdo a la información remitida a SUNAT, la Municipalidad Provincial de Chiclayo tuvo hasta septiembre de este año mil 962 trabajadores, 258 pensionistas y 49 prestadores de servicios. 

Leer más