up

EN COLEGIO SAN JOSÉ Y CIUDAD ETEN: Expondrán la ingeniería y el arte en la pintura de un artista chiclayano

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1270

  comentarios   

Como una forma de devolver el arte que nació y creció en su tierra natal, el ingeniero y artista plástico Teodoro Reque Liza organiza una exposición pictórica que mostrará de manera gratuita en el Colegio Nacional San José, como preámbulo a la que desarrollará posteriormente en Ciudad Eten, distrito que lo vio nacer. La exposición incluye obras que fueron seleccionadas en las bienales de Argentina y Beijing (China) y expuestas en los museos respectivos de cada país.

Se abrirá primero durante las celebraciones del 163° aniversario del emblemático plantel, este 24 de setiembre a las 12 m. en la biblioteca del colegio, en lo que el artista ha dado en llamar “Muestra Pictórica la ingeniera y el arte”.

“Hace 50 años, emigré de mi querido Ciudad Eten en busca de desarrollar mi actividad artística, que la había iniciado en las aulas de primaria del colegio 2235 del distrito. Jamás imaginé que tanto la ingeniería como la pintura, iban a ser mi pasión de toda la vida”, confiesa el hombre del pincel.

Revela que siempre tuvo en mente realizar una exposición de tipo cultural en Chiclayo y sobre todo en su tierra natal, con la finalidad de despertar y dinamizar en la niñez la imaginación y la creatividad, así como incentivar las artes plásticas y cualquier otra actividad artística en toda la comunidad.

El artista plástico señala que entre los objetivos que se ha propuesto para su proyección en estos ámbitos, están motivar a la niñez y alumnos en la práctica e investigación del mundo artístico; despertar y dinamizar la imaginación y la creatividad; reflexionar y analizar el mundo visual que nos rodea; fomentar la autoexpresión; incentivar las artes plásticas en toda la comunidad etenana y lambayecana; e informar a la niñez, alumnado y juventud en general, que las artes plásticas son también un camino y  una opción de vida profesional.

Ángulo de análisis de la muestra

Según Teodoro Reque, a través de la historia, la ingeniería y el arte han estado profundamente relacionados para resolver, ayudar y transmitir mensajes a la sociedad que trasciendan de una manera positiva en la evolución del ser humano. “Tanto la ingeniería y el arte tienen componentes comunes como la creatividad, la perspectiva, la visualización en el espacio, el uso de elementos básicos de la geometría, las figuras geométricas y graficas de funciones trigonométricas, espirales, etc. El arte y la ingeniería aúnan a la imaginación y la razón, la fantasía y el cálculo de las cosas en su justa medida y resistencia para crear y hacer realidad los proyectos en bien de la sociedad”, afirma.

Destaca que la ingeniería puede aprender del arte y viceversa, de tal forma que ambas se combinan para optimizar sus resultados. “La ingeniería aprende del arte a fomentar la creación sin límites o barreras, logrando experimentar diferentes modelos de pensamiento. Y el arte utiliza e implementa lo que es desarrollado por la ingeniería. En otras palabras, utiliza los recursos que le son brindados por la ingeniería para crear y transmitir sus mensajes”, señala.

Agrega que, “si bien la ingeniería es la técnica para aplicar los conocimientos científicos a la invención, diseño, perfeccionamiento y manejo de nuevos procedimientos en la industria y otros campos de aplicaciones científicas y de materializar las ideas en obras con un valor económico, el arte le da a esa obra un valor de belleza, de fe. A la realidad lo convierte en espíritu; entonces el arte lo eleva a la obra material, en símbolo inmaterial dotándolo de aliento y sentido espiritual y liberándolo de su condición perecedera para vestirla de eternidad”.

Como Ingeniero y artista plástico, dice, quiso desarrollar este proyecto, toda vez que siempre estuvieron presente en forma paralela en su visión de vida, pues el arte y la expresión artística tienen como finalidad expresar, comunicar e intercambiar emociones entre todos los seres humanos, a través de una obra. “La educación artística es fundamental en todo ser humano, porque a través de ella puede conocer y transformar la realidad; por lo tanto, es básico en el proceso de formación integral”, remarca.

Entonces, dice, es necesario que la niñez y todos los alumnos reciban incentivos para que se integren y realicen una producción artística que favorezca la expresión del pensamiento, sentimientos y percepciones tanto de formas, colores, sonidos y movimientos para desarrollar su imaginación artística y su personalidad integral.

“Por todo lo anterior, quienes estamos en el campo del arte, estamos obligados a realizar actividades que permitan difundir las artes plásticas. Y el propósito de esta muestra, es justamente eso, de comprometer a los padres y profesores  para llevar a sus hijos o alumnos al lugar de la exposición, durante el tiempo que se exhiba, para alcanzar los objetivos de la muestra pictórica”.

Descripción de las obras

En esta exposición se está considerando mostrar alrededor de 20 a 30 obras en formatos grandes, de 150x180 cms; medianos, de 70x 120 cms; y pequeños, de  50x60 cms aproximadamente.

Las obras son originales de su autoría. En su mayoría son figurativas y algunas abstractas, con tendencia surrealista, donde la línea y las formas geométricas siempre están presentes como elementos principales y quienes se encargan de componer la obra, limitar o agrupar espacios, unir formas, crear planos o valores estéticos de la misma.

Proceso creativo

El artista Teodoro Reque explica que el proceso creativo de las obras, siempre está inspirado en fuentes vividas en su entorno cultural, inicialmente observadas, meditadas y luego de ser analizadas y ayudado por fotos, videos, libros, revistas, audios y su experiencia, la traslada al lienzo mediante un boceto, creando los espacios y planos, los elementos principales que deben dialogar en la obra, posicionándolos cada uno en su lugar respectivo, así como también dándoles el color base inicial para mostrar la sombras y luces respectivas de todo el conjunto.

Señala que siempre busca un lugar iluminado como foco de atención y como consecuencia conseguir el contraste estético. “Este primer proceso es solo un boceto con oleo licuado; luego de dejar secar empiezo un segundo proceso con la técnica de la llamada veladuras de color, en que voy corrigiendo formas y color, agregando detalles y creando formas imaginarias en la obra. Dejo secar y nuevamente empiezo otro proceso similar. Después de cinco a siete procesos de veladuras de color la obra ¿estará terminada’ y como diría Fernando de Szyszlo: ‘es una batalla entre el artista y el lienzo’”.

Para la exhibición de sus obras, tanto en el colegio San José, como en Ciudad Eten, ha establecido un presupuesto valorizado en cerca de 10 mil soles en cada lugar, entre embalaje, movilidad, catálogos, afiches, fichas técnicas, entre otros gastos; pero el artista plástico anuncia que todo ello correrá por su cuenta, que tratará de bajar buscando auspicios, intercambios y colaboraciones que se puedan encontrar con la finalidad de llevarse a cabo de la mejor forma posible la muestra y alcanzar la meta trazada.

Sí pide que las instituciones donde se exponga su trabajo brinden las facilidades para la ambientación del lugar de la exposición en lo que concierne a las luces, paredes, paneles y/o caballetes, limpieza y otros; así como también se haga cargo de administrar la muestra y el cuidado de las obras de arte durante todo el tiempo de la exposición.

Teodoro Reque Liza, natural de Ciudad Eten, estudió secundaria en el Colegio San José de Chiclayo (1968-1972), años en que perteneció al Club de Bellas Artes del centenario plantel. Entre 1977-78 hizo estudios generales en la Universidad Católica del Perú; en 1982-90 siguió Ingeniería Mecánica Eléctrica en la Universidad Nacional de Ingeniería. Entre 1994 a 1996 ha realizado Talleres en la Escuela Superior de Educación Artística: Corriente Alterna.

Desde 1972 ha recibido una serie de distinciones en concursos de bellas artes, concursos de acuarela y salones culturales y de pintura.

Leer más


MUNICIPIO APOYA A CASA DE LA CULTURA: “Alma lambayecana” se presentó en Jayanca

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1270

  comentarios   

La Municipalidad de Jayanca acordó en sesión de concejo otorgar en concesión un espacio de la Biblioteca Municipal con el fin de que allí funcione permanentemente la Casa de la Cultura del distrito.

El anuncio lo hizo el alcalde, Julio César Mundaca Nunura, durante su intervención en la presentación del libro “Alma lambayecana en la mirada de los fotoperiodistas Quiroga. Colección inédita de hace medio siglo”, del periodista, escritor e investigador Larcery Díaz Suárez, que fue comentado precisamente por el director de la Casa de la Cultura, profesor Luciano Morales Cieza.

“A veces hay imágenes de hondo significado que, al ser captadas con habilidad y técnica profesional, pueden retratar aspectos excepcionales de la vida. Esa es la labor del reportero gráfico que antaño tuvo muchísima importancia dado que, si se quería impactar con la noticia, la imagen de apoyo era muy necesaria. En eso se especializaron estos famosos periodistas nacidos en Rinconada de Licuar, Bajo Piura, hermanos Teófilo y Humberto Quiroga, que vinieron a Lambayeque y se enamoraron de esta tierra, como muchos”, dijo el profesor Luciano Morales.

Agregó que ambos fotoperiodistas retrataron el alma de Lambayeque, que hoy se puede conocer en este libro; cómo eran Chiclayo, Lambayeque y Ferreñafe, en los últimos cincuenta años del siglo pasado: Calles, iglesias, balnearios, ferrocarriles, personajes de la historia y la cultura, el deporte; y, lo más importante, dijo, los personajes del pueblo, que aquí aparecen retratados demostrando su religiosidad, su cultura viva.

Destacó que, entre otras fotografías, en una de las páginas aparecen imágenes de Jayanca, con sus maestras y alumnas en la antigua institución educativa 10126, donde antes era un molino. “Recorrer las páginas de este libro es realmente reconfortante; es encontrarse con el alma lambayecana”, remarcó.

A su vez, el periodista Larcery Díaz dio a conocer detalles de la elaboración del libro “Alma lambayecana”, ganador del Premio Nacional de Cultura 2021. Dijo que ya había sido presentado de manera presencial en Chiclayo, con auspicio del Colegio de Periodistas de Lambayeque, y en Lima en coordinación con el Club Lambayeque de la capital de la República. Igualmente lo había presentado vía zoom por la Universidad Pedro Ruiz Gallo, a través de la Cátedra Pedro Delgado Rosado, de la Facultad de Ciencias Histórico Sociales-Fachse.

Más adelante, el director de la Casa de la Cultura se mostró agradecido por la decisión municipal de concederles un ambiente especial en la biblioteca, “que viene a reforzar la intensa labor cultural que se viene desarrollando y que compromete a niños, jóvenes y adultos de la tierra ancestral de Llapchillulli y de Jotoro, en esta parte del país”, explicó.

Por su parte, el alcalde Mundaca Nunura agradeció la presencia del autor del libro y resaltó que su gestión municipal se había caracterizado por brindar espacios de cultura en sus diversas ramas: costumbres, literarias, arqueológicas, etc., en los que tienen oportunidad de participar los intelectuales del distrito e intervenir la colectividad, sobre todo juvenil, ansiosa de conocer los diversos aspectos culturales de nuestra sociedad. Dijo esperar que las nuevas autoridades municipales a elegir prosigan con este trabajo en beneficio de la población de Jayanca.

En el acto, la bienvenida a los asistentes fue brindada por la licenciada Ruth Monzón Rodas, coordinadora de patrimonio e identidad de la Casa de la Cultura.

Leer más