up

REGIDOR VICTOR ROJAS DIAZ LEVANTA LA VOZ Y CUESTIONA: “LA GESTIÓN DE CORNEJO ES UNA ESTAFA PÚBLICA”

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1033

  comentarios   

Frontal. Para el regidor de la Municipalidad Provincial de Chiclayo, Víctor Raúl Rojas Díaz, es lamentable que alcalde David Cornejo Chinguel, sea incapaz de escuchar las observaciones y propuestas que hacen los regidores de oposición a quienes consideran sus enemigos. “Tenemos un alcalde autoritario, prepotente, abusivo y que caricaturiza nuestra labor de fiscalización con una serie de adjetivos que no vale la pena reproducirlos”, remarca.

 

El representante del Partido Humanista Peruano, calificó el periodo edil como una “gestión muy deficiente y una estafa pública”, que se inició en enero del 2015 y culminará el 31 de diciembre del 2018.

 

Recordó que la autoridad en ejercicio, ofreció una gran cantidad de obras para la ciudad, entre ellas, construir el Terrapuerto de la ciudad, El Mercado Modelo, edificar tres o cuatro baipás. También prometió crear la guardia municipal para dar seguridad a los chiclayanos, ofreció convertir a Chiclayo en ciudad “anís”, además de recuperar la Videnita y el Parque de “Los Héroes”, sin embargo, a 15 meses de culminar su periodo edil, nada de lo citado lo ha cumplido.

 

El concejal chiclayano, además recordó que el burgomaestre provincial, ofreció una gestión transparente y tampoco lo ha cumplido. “Hicimos una serie de iniciativas al iniciar el periodo municipal y que se aprobaron por unanimidad, que tampoco las cumplió. Por ejemplo, se sugirió que se actualizara el catastro urbano a fin de mejorar la recaudación y no se ha hecho casi nada, sólo se constituyó la comisión y no se hizo nada”, indicó.

 

Añadió que igualmente se acordó desarrollar el Plan Metropolitano de Chiclayo, cuya comisión se designó, pero no avanza en nada. Acordamos que, para desarrollar una gestión transparente firmaríamos un acuerdo con Transparencia Internacional, pero pasado el tiempo, tampoco quiere hacer realizar dicho acuerdo, incluso en el organigrama de la Municipalidad, se incluyó conformar un comité anticorrupción, que tampoco lo quiere instalar, como tampoco cumplió cuando ofreció trabajar con los mejores técnicos de la ciudad y de los Colegios Profesionales.

 

“Como resultado de todo lo que explico, tenemos una gestión caótica, una ciudad que luce abandonada, con problemas de inseguridad, de invasión de las calles, una ciudad sin control donde todos los acuerdos y ordenanzas no se cumplen. En la calle, cada quien hace lo que quiere y no hay respeto al ciudadano, todos miccionan en la calles, botan basura a la hora que se le da la gana y la situación se agudizó con los efectos de “El Niño Costero” de los últimos meses”, explicó.

 

Rojas Díaz, dijo que junto a los regidores de la comuna de Chiclayo, en el marco de su labor de fiscalización, solicitaron información de determinados temas donde se presumen irregularidades y no se les informó oportunamente, por lo que decidieron acudir al Poder Judicial a fin de que la autoridad judicial ordene la entrega de documentos para desarrollar su labor. “Hemos logrado obtener siete resoluciones del Poder Judicial, que exigen al alcalde de Chiclayo, se nos entregue información, pero no lo ha hecho”, sostuvo.

 

AUDITAN GESTIÓN

También reveló que exigieron se realice una Auditoría Externa para conocer cómo está la situación económica financiera de la comuna y por la presión se hizo dicha acción de control del año 2016, pero no para el año 2015. Lamentablemente, dijo el regidor Rojas, la empresa auditora no pudo emitir su opinión técnica, porque no encontró información adecuada que sustenten las cifras que se exponen en los años 2016 y como consecuencia la situación es similar en el 2015.

 

“La información económica del 2015 y 2016, no se pudo conocer a pesar que el alcalde David Cornejo, dijo que en los dos primeros años de gestión se dedicó a ordenar la casa, las cuentas, que había modernizado la gestión, etc y ahora vemos que nada de eso ha ocurrido. Más bien, la auditoria externa, ha constatado que todas las cuentas que constituyen las finanzas de la municipalidad no tienen sustento, no hay información ordenada, ni siquiera tienen un inventario de su patrimonio, menos tiene el sustento de las deudas por cobrar, por pagar. Por otro lado, sigue contratando gente, se estima que el personal contratado llegue a mil trabajadores quienes cobran remuneraciones ascendente al 13% de lo que recauda el Centro de Gestión Tributaria y con el temor de que este nuevo personal gane estabilidad laborar en los próximos meses”, sostuvo.

 

Al preguntarle a Rojas Díaz, por las acciones positivas de la gestión edil, dijo haber hecho el esfuerzo por ubicar los avances de la gestión municipal en alguna área donde se observe algún avance significativo, sin embargo, dijo no encontrar nada qué resaltar. “Transportes de la comuna es una caos total, el área de obras de la comuna, 45 procesos han sido observados por Control Interno de la Contraloría General de la República, lo que demuestra la falta de capacidad y eficiencia con la que actúa la actual gestión”, remarcó.

 

Aseguró que como respuesta a estas observaciones, David Cornejo Chinguel, decidió reducir al 50% el presupuesto para la Oficina de Control Interno (OCI), en el año 2018. “El presupuesto del 2017 de la OCI es de 620 mil soles y para el 2018, será de 317 mil soles, con lo que se demuestra que la autoridad no quiere control, no quiere fiscalización, no quiere que le observen su forma de operar”, sostuvo.

 

Recordó que en la gestión del ex alcalde Roberto Torres, se decía que el ente recaudador municipal era manipulable y que era la caja chica de la ex autoridad edil, “en mi opinión esto no ha cambiado significativamente y la recaudación no ha variado ostensiblemente a lo que se recaudaba en el anterior periodo edil, pues fluctúa entre 59 y 60 millones de soles anuales”, acotó.

 

RESALTAR

“La gestión de David Cornejo, es la continuidad de la gestión de Roberto Torres. Al Servicio de Administración Trubutaria (Satch), sólo se le cambio de nombre por Centro de Gestión Tributaria (CGT), pero sigue el mismo personal, dinámica, operatividad y software que administraba la recaudación en la gestión del encarcelado ex alcalde”, sostuvo Víctor Raúl Rojas Díaz.

 

+ NOTICIAS

  • Rojas Díaz, precisa que en la comuna de Chiclayo, tiene 2500 trabajadores con estabilidad, número que se puede incrementar con personal contratado en la gestión de Cornejo Chinguel.
  • En Chiclayo, sólo pagan sus impuestos 64 mil contribuyentes, pero si se actualizara el Catastro Urbano, serían más 124 mil contribuyentes.
  • Lo único que se ha cumplido es la instalación del software para el control de ingreso de los documentos (SISJEDO), que opera para administrar el trámite documentos, agiliza los trámites de documentos y reduce la corrupción.

 

Leer más