up

DESIGNACIÓN TRASGREDE NORMATIVIDAD: CONVIVIENTE DE FISCAL LÓPEZ PUPUCHE AHORA TAMBIÉN INTEGRA EL MINISTERIO PÚBLICO

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1068

  comentarios   

El 29 de mayo fue publicada en el Boletín de Normas Legales del Diario Oficial El Peruano la Resolución de la Fiscalía de la Nación N° 1692-2018, suscrita el día anterior por el fiscal de la Nación, Pablo Sánchez Velarde, en cuyo Artículo Noveno resuelve designar a la abogada Yris Melisa Núñez Alcántara como fiscal provincial titular mixta de José Leonardo Ortiz. El nombramiento llama la atención porque esta es pareja sentimental del también fiscal Héctor López Pupuche.

 

La decisión de la Fiscalía de la Nación se dio en virtud de la resolución emitida por el Consejo Nacional de la Magistratura, en el marco de la Convocatoria N° 008-2017-SN/CNM, que nombra a Fiscales Provinciales Titulares en el Distrito Fiscal de Lambayeque.

 

El 10 de mayo pasado el CNM proclamó y entregó los títulos de nombramiento correspondientes a Núñez Alcántara y los abogados Milton Morales de la Cruz, Pedro Vásquez Deza y Paúl Quesquén Liza.

 

INFRINGE LA LEY

Lo irregular de la designación de Núñez Alcántara como fiscal de José Leonardo Ortiz es que mantiene una relación sentimental y de convivencia con el también fiscal Héctor López Pupuche, integrante de la Tercera Fiscalía Provincial Penal de Chiclayo. Ambos tienen dos hijos menores de edad y – tal como informaron fuentes dignas de crédito a Expresión – también consignarían el mismo domicilio.

 

Con ello, se violaría el Artículo 41 de la Ley N° 30483, Ley de la Carrera Fiscal, vigente actualmente y que señala cuáles son las causales de incompatibilidad para el ejercicio de la función fiscal.

 

El artículo precisa que “hay incompatibilidad por razón de parentesco hasta el cuarto grado de consanguinidad, segundo de afinidad, por matrimonio y unión de hecho”, siento esta la última la figura que acreditarían Núñez Alcántara y López Pupuche.

 

La norma es aplicable – de acuerdo al texto de la ley – a relaciones que involucren al Fiscal de la Nación, los fiscales supremos, entre estos y los fiscales superiores, provinciales y adjuntos de los distritos judiciales de la República, así como a situaciones como las precitadas en el mismo distrito fiscal entre fiscales superiores y entre estos y los fiscales provinciales y adjuntos en las respectivas categorías, entre los fiscales provinciales y entre estos y los adjuntos. También entre el personal administrativo y entre estos y los fiscales pertenecientes a un mismo distrito fiscal.

 

Núñez Alcántara fue juramentada por la presidenta de la Junta de Fiscales del Distrito Fiscal de Lambayeque, Mariana Vásquez Zagaceta, con la presencia del jefe de la Oficina de Control Interno, Alejandro Ubillús Lamadrid, y la coordinadora de las fiscalías penales, Carmen Miranda Vidaurre.

 

PARTICIPACIÓN EN TUMÁN

En la Edición 1065, Expresión dio cuenta de cómo Núñez Pupuche se convirtió en apoderada legal de la Empresa Agroindustrial Tumán, luego que de instalada la Administración Judicial de Marcelino Llontop Suyón.

 

El 12 de abril del 2016, en la Notaría Macedo, la Empresa Agroindustrial Tumán, representada por los entonces administradores Marcelino Llontop, Diómeses Bocanegra Irigoin y Jorge Paredes Delgado, otorgó poder general y especial para juicios a Yris Melisa Núñez Alcántara, Helder Enrique López Fernández, Yván Daniel Salazar Moncada, Óscar Alberto Zamora Vega, José Luis Falen León, Edgar Armando Carrasco Vega, Richard Rogger Tirado Ventura y Julio César Tapia Santome.

 

A estos se les otorgó poder para “ejercer la representación procesal de la Empresa Agroindustrial Tumán S.A.A”, pudiendo de manera individual o colectiva ejercer la representación judicial y legal de la sociedad en todo asunto, juicio, proceso y procedimiento de carácter comercial, agrario, de aduanas, administrativo, tributario, municipal, judicial, laboral, penal, civil y arbitral, constitucional, procesal y de cualquier naturaleza con todas las facultades generales del mandato y las especiales contenidas en los artículos 74 y 75 del Código Procesal Civil.

 

También, representar a la azucarera ante el INDECOPI, la SUNAT, SUNARP, Superintendencia del Mercado de Valores, Bolsa de Valores, CAVALI y empresas prestadoras de servicio sin limitación alguna.

 

Asimismo se les facultó para asistir a diligencias, conciliar y disponer del derecho sometido a conciliación y para arribar a acuerdos conciliatorios o de transacción con la autorización de los administradores judiciales.

 

CARTA NOTARIAL

Precisamente por dicha publicación, que pone en evidencia los intereses familiares que a raíz de la designación de Núñez Alcántara tuvo el fiscal López Pupuche en la azucarera, a la que acudió a realizar una diligencia como representante del Ministerio Público en septiembre del 2015, este último cursó una carta notarial a la directora de Expresión, atribuyéndole al medio dichos y afirmaciones no contenidos en la Edición 1065.

 

Señala el fiscal que la publicación le atribuye “un inconducta funcional que por la gravedad del hecho linda con una conducta delictiva”, lindando su actuación fiscal con actos de corrupción. Según López Pupuche, la información – que se limita a hechos reales como su participación en la intervención a las instalaciones de la empresa y la posterior designación de su conviviente como apoderada de la azucarera – “hace alusión a que ha infringido su deber de objetividad e imparcialidad en relación a las diligencias fiscales”.

 

Líneas seguidas, refiere que el informe denota que se habría coludido con el fiscal Juan Manuel Carrasco Millones para realizar intervenciones con algún interés económico o de otra índole, por lo que califica aquella inexistente afirmación de parte de Expresión como “falaz, temeraria e irresponsable”.

 

Es más, el fiscal señala que el semanario se ha comportado como “un panfleto” al publicar hechos que – en su opinión – son inexactos, asumiendo por sí mismo que la información le sindica facultades como, por ejemplo, “ejecutar diligencias motu proprio”.

López Pupuche se esfuerza además en defender la idoneidad profesional de su conviviente, aspecto que en ningún extremo del informe fue puesto en cuestión y se atreve a afirmar que si el objetivo del semanario es atacar al fiscal Carrasco Millones (afirma que se hace ello hace años atrás) debe “buscar otros chivos expiatorios”.

 

Finalmente, pide la rectificación del medio puesto que – a su entender – se ha acreditado el “ánimus difamandi”. Al respecto, Expresión se ratifica en lo informado, por cuanto la interpretación del fiscal López Pupuche obedece a su criterio y no a lo publicado, que responde a hechos reales. 

Leer más