up

PÉRDIDAS EN EPSEL SUPERAN LOS 17 MILLONES DE SOLES: ESTADOS FINANCIEROS DEL 2016 AÚN NO SON APROBADOS

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1013

  comentarios   

La Entidad Prestadora de Servicios de Saneamiento de Lambayeque – EPSEL, administra el agua y el alcantarillado en 26 de los 38 distritos del departamento, incluyendo a las capitales provinciales, y pese a tener presencia monopólica en la dotación de ambos servicios desde hace años atraviesa una crítica situación financiera, resultado de las gestiones cada vez menos eficientes de sus funcionarios y los integrantes del Directorio. A esto se suma la intromisión política de los alcaldes, que se sobreponen a los criterios técnicos que la empresa demanda.

 

En el 2015, por ejemplo, las pérdidas económicas en EPSEL llegaron a los 17 millones de soles. Los estados financieros fueron presentados al Directorio en junio del año pasado y la conclusión de la auditoría, realizada por la firma Ángel López Aguirre Auditora & Asociados CCPPSC, fue que no era posible emitir opinión sobre la situación financiera, administrativa y contable de la empresa debido a que no se dieron las condiciones suficientes para acceder de manera integral a la información requerida, lo que a decir del director, representante del Gobierno Regional de Lambayeque, Rogger Inga Durango, evidencia la intención de la plana gerencial de ocultar permanentemente la manera en la que se conduce a la entidad.

 

CRONOLOGÍA DE LAS PÉRDIDAS

De acuerdo al cuadro de Montos de las Variables Empresariales del período 2009 – 2013, elaborado por la Oficina de Desarrollo Empresarial de EPSEL, la última utilidad neta histórica negativa que tuvo la empresa fue en el 2009, cuando registró una pérdida de dos millones 308 mil 565 soles, situación que para el año siguiente se recuperó registrando un pico positivo de ocho millones 200 mil 476 soles, cifra que por primera vez en la historia se había acumulado.

Iniciada la segunda administración de Roberto Torres Gonzales en la municipalidad de Chiclayo y manejando este el Directorio de la entidad, al tener la comuna provincial el mayor paquete de acciones, se inició un severo retroceso económico – financiero para EPSEL.

 

En el 2011, asumió la presidencia del Directorio Percy Quesquén Díaz y ese año las utilidades netas bajaron de ocho a dos millones 292 mil 975 soles. En el 2012 estas se incrementaron a seis millones 853 mil 67 soles, pero en el 2013 volvieron a caer, llegando a su punto más bajo, acumulando la empresa una pérdida de 13 millones 769 mil 401 soles.

 

La auditoría del 2013 estuvo a cargo de Mosaihuate Contadores Públicos S.C, firma que halló incongruencias en el rubro de las Cuentas por Cobrar Comerciales, Inventario y Propiedad, Planta y Equipo. Dada esta situación, la auditora señaló en su informe que debido a lo hallado y, más aún por la falta de información proporcionada por las áreas de la empresa, no expresaba opinión en relación a los Estados Financieros de EPSEL.

 

Nunca antes en la historia de la empresa el informe final de auditoría contuvo tal conclusión, tal como se puede corroborar en el informe del año 2011, elaborado por Li Valencia & Asociados, y 2012, en el que también participó Mosaihuate Contadores Públicos S.C.

 

Sin embargo, esta situación se repitió en el 2014, y nuevamente en el 2015, ya bajo la gestión del alcalde David Cornejo Chinguel como presidente de la Junta Empresarial y responsable de la designación del presidente del Directorio y del gerente general de EPSEL, cargo que desde enero del 2015 hasta la fecha ocupa Néstor Salinas Vásquez.

 

PANORAMA NEGATIVO

“Los estados financieros del 2015, evaluados el 2016, revelan pérdidas por casi 17 millones de soles, pero lo más lamentable es que la empresa auditora, convocada por la Contraloría General de la República, se abstuvo de dar opinión, lo que implica que EPSEL no le dio las facilidades para hacer su trabajo”, comenta Inga Durango.

 

Uno de los rubros revisados por la auditora fue la actualización de los activos fijos de la empresa, inmuebles, muebles y equipos, procedimiento que no se realizó con éxito debido a la falta de información.

 

Inga Durango recuerda que en sesión de Directorio solicitó la actualización del margesí de bienes, a fin de menguar el estado de pérdidas. Empero, su requerimiento no fue atendido.

 

“Es a raíz de eso que en aquel entonces el director representante del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Humberto Suyón Prado, solicitó la remoción del gerente general de la empresa, lo que originó la intervención del alcalde David Cornejo, quien hizo que sus directores se opongan pese a que en mayoría habíamos ganado ese cambio. Cambiaron el acta del acuerdo de Directorio y eso está en investigación. Ya va a ser un año y no pasa nada, hecho del que también tomó conocimiento la OTASS y sobre el que no se ha pronunciado”, explica.

 

SIN CAMBIOS

Inga Durango sostiene que en EPSEL no se han producido cambios sustanciales que permitan mejorar la gestión de los activos de la empresa y, sobre todo, recuperar los indicadores económicos negativos.

 

“De la gestión anterior a la actual el único cambio que ha habido es que antes el alcalde de Chiclayo era Roberto Torres y ahora es David Cornejo Chinguel quien digita la agenda de EPSEL. Estoy solicitando los estados financieros del 2016 y hasta ahora nada. Hay una costumbre de guardar información relevante porque nos les conviene mostrarla, porque indudablemente muestra la gestión del gerente, cómo es que la empresa está siendo llevada. Esto sumado a que tres miembros del directorio no solicitan, no investigan, llevan las cosas como si fuera su chacra”, menciona.

 

FACTORES DE PÉRDIDA

¿Cómo es posible que EPSEL, siendo la única que administra el agua y el alcantarillado en 26 municipios del departamento tenga sus finanzas en rojo?

 

Rogger Inga comenta que esto se debe a que la empresa solo factura el 55 % del agua que produce. Lo restante se pierde, ya sea por las conexiones clandestinas, la rotura de tuberías o, por la evasión de pagos valiéndose de la tarifa doméstica.

 

“Hay mafias al interior de la empresa que permiten que mucha gente que tiene consumo comercial pague sumas irrisorias, como si tuviera un consumo doméstico. Eso se atacó con el anterior Gerente Comercial, pero lamentablemente no recibía ningún tipo de apoyo de parte de parte de la Gerencia General no obstante que el Directorio ordenó que se le dé apoyo logístico y económico para realizar operativos”, manifiesta.

 

EPSEL no cumplió los objetivos de su primer Plan Maestro Optimizado – PMO, que tuvo vigencia en el quinquenio 2009-2014. El principal propósito del plan era avanzar, bajo la supervisión de la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento – SUNASS, en la instalación de medidores domiciliarios para sincerar la facturación del agua potable.

 

Pese al incumplimiento, por el que la empresa fue sancionada, la actual gestión presentó hace seis meses su intención de ingresar a un nuevo PMO, el mismo que hasta ahora no ha sido aprobado por la superintendencia.

 

“No hay plan aprobado, porque la SUNASS hizo las observaciones a la propuesta presentada y hace seis meses se espera su levantamiento. Ese es otro serio problema de EPSEL, que está conducida por personas que no tienen la capacidad técnica y tampoco moral, todo es un saludo a la bandera. Los acuerdos del Directorio muy pocas veces se implementan, y cuando se implementan es por un determinado tiempo y todo vuelva hacia atrás. Por esta razón tenemos la necesidad urgente de hacer un cambio estructural del Gerente General y los gerentes de línea, convocar a gente que realmente se involucre y que haga cumplir las normas”, señala Inga Durango.

 

LETRA MUERTA

Y es que además de los problemas financieros y técnicos, EPSEL presenta serias anomalías en su gobierno corporativo. Se han dado casos, por ejemplo, en que se dispuso la sanción de trabajadores por faltas graves en su desempeño y, sin embargo, fueron librados del procedimiento interno por la Gerencia General.

 

El director menciona que seis trabajadores se incrementaron los sueldos sin previa autorización, en contubernio con quienes manejan las planillas de la empresa, y pese a que en sesión del Directorio se ordenó que se apliquen las sanciones correspondientes, un informe alcanzado por la Gerencia General señala que se impuso castigos de suspensión por hasta cuatro días contra los infractores.

 

“Un trabajador fue reiterativamente encontrado que en horas de trabajo se dedicaba a las redes sociales. Se le sancionó 15 días, pero el gerente general le levantó la sanción y lo devolvió a su puesto. ¿De qué estamos hablando? El gerente hace lo que quiere, cree que es su chacra y que eso no le repercute a la empresa”, indica.

 

Anota que otro problema interno es el protagonismo que cumplen los sindicatos al interior de la empresa, cuyos dirigentes – señala – abusan de su rol e intervienen en asuntos que nos les competen como sucede cuando se designan nuevos gerentes o generan desinformación en relación a la implementación del Régimen de Apoyo Transitorio – RAT.

 

“El señor Néstor Salinas está procesado por haber hecho uso indebido de su cargo, en el área de proyectos, y haber pagado a una constructora tres valorizaciones demás. Eso está de acuerdo a un informe de Contraloría. ¿Cómo puede mantenerlo el alcalde en el cargo?”, enfatiza.

 

+ NOTICIAS

  • En los últimos meses han ingresado a EPSEL 44 nuevos trabajadores para funciones administrativas.
  • Desde el 2015 a la fecha, EPSEL no ha renovado su equipamiento. Los camiones hidrojet que posee han sido enviados a Lima para ser reparados por el Ministerio de Vivienda.
  • Por el período de lluvias, la empresa contrató cisternas particulares a cuyos propietarios aún no cumple con pagarles por los servicios prestados.

 

Leer más