up

LAMBAYEQUE: CUNA DE ARTESANOS

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1062

  comentarios   

Lambayeque alberga gran parte de la historia del Perú no solo por los mitos y leyendas que forman parte de su cultura, sino también por sus costumbres que datan desde tiempos inmemorables como la artesanía, habilidad para la confección de piezas en hilo o paja que se conserva en los diferentes pueblos de la región.

 

Localidades como Ciudad Eten, Monsefú, Mórrope o Batan Grande poseen artesanos que constantemente realizan trabajos a base de paja palma, soguillas y algodón. Por ello, a fin de incentivar la creatividad y competitividad de la producción artesanal y los servicios turísticos el Centro de Innovación Tecnológico y Turístico Artesanal – CITE Sipán apoya a los exponentes de la artesanía por medio de la innovación y modernización de diseños, según las tendencias actuales.

 

ASOCIACIONES DE ARTESANOS

“Actualmente la actividad artesanal a nivel nacional cobra protagonismo, sin embargo aún hay mucho por trabajar, sobre todo en las exportaciones, que es el anhelo de las personas dedicadas a este sector”, menciona Onelia Chafloque, presidenta de la Asociación de Artesanas Divino Niño del Milagro de Ciudad Eten.

 

Dicha asociación lleva 15 años en el rubro artesanal y según Onelia Chafloque sus 12 socias desde los 9 años aprendieron lo básico como el tejido de sombreros. Posteriormente en el 2004 trabajaron productos a base de paja palma y telares.

 

La Asociación de Artesanas Divino Niño del Milagro maneja tres técnicas: el telar en cintura, el tejido en aguja y el tejido a mano. Asimismo, posee una marca llamada ASDINIM que propone productos en miniatura de fibras vegetales, paja palma macora, cestería y bordado.

 

“Desde el 2004 trabajamos con el CITE Sipán. La institución comparte con todos los artesanos sin distinción alguna. A todos nos brindan oportunidades por medio de capacitaciones y gracias a ello innovamos nuestros productos, pues para cada charla traen diseñadores que nos informan sobre las nuevas tendencias, además aprendemos sobre colores y texturas”, refiere.

 

TRADICIONES ANCESTRALES

De igual manera, la Asociación de Artesanos de Túcume trabaja en cinco técnicas distintas como el teñido en reserva, el repujado en láminas de aluminio con iconografías lambayecanas, algodón nativo, cerámicos y papel reciclado.

 

El teñido en reserva es una técnica artesanal que fue muy común en culturas de la época prehispánica y se empleaban para plasmar la identidad de sus pueblos. En el Perú se encuentran tejidos teñidos en reserva que forman parte de los envoltorios de los fardos funerarios. También se empleaban como ornamento de las vestimentas de personajes con cargos importantes o como piezas de tapicería. Actualmente, el teñido en reserva se usa para centros de mesa, bolsas, cojines, agendas, monederos, pareos y cuadros.

 

“La técnica consiste en cubrir o reservar las zonas de la tela que no se quieren teñir de modo que no queden expuestas a la tintura y así preserven su color original. El teñido por reserva se puede hacer a ebullición o a temperatura ambiente”, expone Marilú García, representante de la asociación.

 

Por su parte, la Asociación Manos con Talento confecciona prendas a base de algodón nativo y dentro de ellas destaca la ropa de bebé, ropa de adulto, bolsos y accesorios. La asociación tiene seis años de organización y la conforman 15 mujeres del caserío Pómac III.

 

El algodón nativo posee una fibra pequeña, por tal motivo el proceso de transformación a hilo es dificultoso, pues la infraestructura existente está diseñada para la hilatura de algodones de fibra larga. Sin embargo, el producto posee bondades como cierto grado de protección solar, es antialérgico, contribuye con el medio ambiente y es reciclable.

 

Mery Chumioque, fundadora de Bordados Mery, señala que su taller se dedica a la línea de bordado con iconografía monsefuana y ofrece productos de mantelería como servilletas y centros mesa, así como delantales e interiores de marinera.

 

ANHELOS Y DIFICULTADES

La Asociación de Artesanas Divino Niño del Milagro de Ciudad Eten y Manos con Talento son las únicas que lograron exportar en una oportunidad. Sin embargo, dicha actividad no es recurrente. Por ello estas y otras asociaciones piden que su labor sea reconocida y promovida no solo en el Perú, sino también a nivel internacional.

 

La mayoría de asociaciones las integran mujeres de bajos recursos económicos y el principal problema que atraviesan es que no ganan el dinero suficiente gracias a su trabajo artesanal para cubrir la canasta básica familiar. Sin embargo, mediante exposiciones, ferias y exhibiciones en los museos las ventas de sus productos suelen incrementarse, situación que genera ingresos económicos para sustentar a sus familias.

 

“Tenemos mucho arte y conocimientos para transmitir. En nuestros pueblos los maestros artesanos son quienes se encargan de realizar esta labor, sobretodo en centros educativos, pues no queremos que se pierda esta tradición que es parte del folklor lambayecano y nos llena de orgullo. La artesanía nos ha ayudado a sostener a nuestras familias y a educar a nuestros hijos”, indica Onelia Chafloque.

 

+NOTICIAS

  • El mayor conglomerado de artesanos se encuentra en Chiclayo, pero el 18 % en Ferreñafe y solo en el Incahuasi hay 400 productores.

Leer más


LO QUE SIGNIFICA UNA MADRE

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1062

  comentarios   

Nuestra madre es la primera figura en nuestras vidas. Aunque pasemos por diferentes etapas, siempre estará allí para apoyarnos pase lo que pase y nos querrá de forma incondicional.

 

Nuestras madres son mujeres llenas de títulos, licenciadas en amor, enfermeras del alma capaces de curar las heridas con un beso, sanadoras del corazón y expertas en cariño. Ellas son nuestras niñeras, nuestras confesoras, nuestras maestras de vida, nuestras eternas acompañantes.

 

En Expresión rendimos homenaje a la MADRE reuniendo a distinguidas mujeres madre de Lambayeque quienes expresan lo que significa para ellas esta maravillosa experiencia.

 

“MADRE ES SINÓNIMO DE VALENTÍA Y CORAJE”

 

María Esther Estrada de Silva, ingeniera de profesión, es un madre amorosa, realizada y enamorada de su familia, tiene dos hijos: César Enmanuel y Christián Edgardo. Si bien el segundo domingo de mayo celebra con ellos y su esposo esta fecha especial; a ella la entristece el no contar con la presencia física de quien fue su progenitora. “No hay día que no la recuerde y mirando al cielo le diga lo inmensamente orgullosa que me siento de ella por todo lo que me enseñó”, esboza.

 

“Tener el privilegio de ser mamá es lo más maravilloso que me pudo pasar, es sentir ese amor infinito, incondicional, es seguir día a día con valentía y coraje aunque el camino sea difícil, realmente es un regalo de Dios”, precisa.

 

Desde hace 35 años es mamá y una de las cosas que le hubieran gustado desde que es madre es haberles dedicado más tiempo a su familia.

 

Señala que no tiene preferencia por uno de sus hijos, que el mismo cariño y amor les prodiga a los dos. “Los amo por igual”, enfatiza.

 

Ella  cree que hay que decirle  más seguido a los hijos cuánto se les ama con el corazón. “El amor es sanador, el amor te hace grande, si nuestros hijos crecen con la palabra “te amo”, serán siempre grandes”, remarca.

 

Considera que ahora es más difícil trabajar y compartir labores de hogar, los tiempos han cambiado, la vida es más rápida y como que no hay tiempo para ser mamá, eso le causa  mucha tristeza, afirma.

 

Recuerda que entre su mamá y ella no quedaron preguntas sin respuesta, hubo mucha comunicación y comprensión. “No tengo la dicha de tener a mi madre hoy en día, pero acordarme de ella es recordarla como una madre espectacular, fuera de serie, fue una madre valiente entregada a sus hijos con mucho arrojo  y ternura. Soy lo que soy por ella fue mi ejemplo. Doy gracias a Dios por haberme regalado una madre como ella”, acotó.

 

Nos confesó que lo mejor que sus hijos le pueden dar es su amor, “con ello me basta”, afirmó.

 

Mi mayor deseo es tener muchos nietos porque ellos son la prolongación de mis hijos. Y también me gustaría incursionar en la política para contribuir con mi país.

***

 “EL TÍTULO MÁS IMPORTANTE DE UNA MUJER ES SER MADRE”

 

Marlene Mesta Delgado, madre de dos jóvenes es una lambayecana que triunfa en los EE.UU, representa con mucho orgullo a los peruanos que viajana cumplir el sueño americano. “Cada vez que puedo, lo primero que hago es regresar a mi país, a mi querido Lambayeque y reunirme con la familia y amigos”.

 

Recuerda que fue madre a los 30 años. “Mientras crecía profesionalmente me sentía vacía porque me faltaba obtener el título más importante en la vida de una mujer: Ser mamá”.

 

Mesta Delgado afirma “Han pasado 27 hermosos años desde que obtuve el título de madre, logro hermoso e indescriptible. Me hubiera gustado ser mamá más veces y tener una familia numerosa como lo hicieron  mis padres pero las circunstancias de la vida muchas veces no lo permitieron”, diseña.

 

Sus hijos Pavel y Rodrigo de 27 y 19 años respectivamente son su orgullo. Al hablar de ellos desborda de sus labios  el amor, la comprensión y nobleza. “A los dos los adoro sin preferencia, pero al menor le digo que lo quiero doble, para nivelar los ocho años que solo quise al mayor”, manifiesta.

 

Mesta Delgado confiesa a Expresión que sus hijos son sus amigos y le gusta  que ellos participen en las decisiones importantes que toma en su vida. “Hay algunos hechos que les consulto y en la que junto asumimos decisiones, se siente muy bien involucrar a los hijos en las disposiciones que tomamos y finalmente benefician a toda la familia”, refiere.

 

Narra que en esta época donde hay tanta competencia profesional donde la mujer debe lograr empoderarse y seguir luchando por equidad`, es más difícil trabajar y atender el hogar. “Ojalá todas las madres podamos ayudar a nuestros hijos”, sustenta.

 

Sobre el entendimiento y relación con su madre manifestó “Nunca he tenido problemas de comunicación con mi madre. Hasta los novios que tuve la llamaban a ella cuando yo ya no quería escucharlos.  Tener a mi madre es el mejor y el más grande regalo que la vida me puede dar porque puedo gozarla, abrazarla, besarla y aún tengo quien me bendiga”, afirma.

 

Refiere que el mejor regalo que sus hijos le pueden dar es estudiar y ser personas honestas. Ellos saben que la educación es la clave del éxito.

 

Dentro de sus sueños, una de las aspiraciones que quiere alcanzar y es la más sublime es que pronto conocerá a su primer nieto. “Espero con ansias a octubre para conocer ese gran regalo que Dios hoy me permitirá recibir, producto del amor y la unión de uno de mis hijos”, acota.

 

Uno de sus más caros anhelos es ver graduado a su hijo menor y podrá decir: Tarea cumplida.

 

***

“NADIE EN LA TIERRA TE PODRÁ AMAR MÁS QUE TU MADRE”.

 

Cecilia Pastor Corrales, abogada de profesión, es chiclayana de nacimiento, exigente, disciplinada y muy creyente. Es madre de dos hermosas hijas Cecilia Ysabel y Pierina Martini, abuela de encantadores nietos que la hacen sentir una privilegiada de la vida.   

 

Hace 37 años tuvo el don de ser madre. “Este es uno de mis mejores títulos. Fue una enorme bendición traer a mi primera hija al mundo, por lo que expreso que ser madre  significa amor, entrega, paciencia, comunicación y mucha responsabilidad”, precisa.

 

Dijo que como madre ha sido muy drástica, tal vez hoy en día no se entiende esta actitud, pero al final los resultados son buenos. “Mis hijas aprendieron a ser disciplinadas, respetuosas, estudiosas y muy responsables de cada  encargo que asumen”, delimitó.

 

Pastor Corrales afirmó que no hace diferencias entre sus hijas, para ella, las dos son iguales y a las dos, les brinda todo lo que una madre pueda dar. “Las amo intensamente a las dos, no hago diferencias entre ellas porque ello trae enfrentamientos”.

 

Ella también nos hizo saber que desde muy joven trabaja y siendo madre todo se le facilitó “Para mí fue muy fácil ser mamá y trabajar, tuve el total apoyo de mi familia. Ahora es más difícil cumplir las tareas de criar hijos, atender el hogar y trabajar,  primero porque ya no se puede confiar en el personal de apoyo, los juegos ya no son los mismos, los padres trabajan mucho y para compensar,  los padres privilegian las cosas materiales,  criando de esta manera hijos indolentes y por estas razones no disfrutan del amor de los padres como debería ser”.

 

Manifiesta “Con mi madre tuve la mejor relación, no me arrepiento de nada. Mi madrecita que está en el cielo fue extraordinaria, sólo guardo amor y gratitud hacia ella y se lo digo a diario en mis oraciones, ella es un ser de luz”.

 

Precisa que el mejor regalo que sus hijas le puedan dar es siendo mujeres de bien y verlas felices, cada una en sus lugares donde viven y sobretodo verlas que sean mujeres de fe.

 

Afirmó “A mis hijas siempre les he hablado de manera directa y cruda todo cuanto tenían que saber y también lo que he sentido ante cualquier situación”, refiere que ello creo mucha confianza entre las tres.

 

Para Corrales Pastor definitivamente ser madre “es lo mejor que la vida me pudo dar, haber tenido a mi madre es algo que jamás dejaré de agradecerle a Dios, después de todo nadie en la tierra te podrá amar más que tu madre”.

 

Entre sus deseos manifiesta que como madre, sueña con el hecho que su segunda hija le dé nietos y como mujer sueña con hacer una maestría en familia, anhelo que está segura lo concretizará en los próximos días.

 

***

DIOS NOS CREÓ PARA CUIDAR Y DEFENDER A NUESTROS HIJOS HASTA CON LA VIDA

 

Milagros Núñez Núñez, periodista de profesión es madre desde hace 13 años de dos hermosas niñas Ariana del Carmen e Isabella Nicolle, quienes junto a Martín el jefe de familia constituyen el hogar Quilcate Nuñez. Para ella ser madre significa amor, entrega, fortaleza, todo a cambio de nada, precisa.

 

Núñez refiere a Expresión que de no haber  sido madre le hubiese gustado trabajar en la Sierra con madres y niños desamparados y viajar por las zonas alto andinas de nuestro país para impartir educación y ayudar a empoderar a estas personas que esperan mucho de todos y donde existe un atraso en educación, infraestructura, nivel de salud muy preocupantes y pobreza extrema que la sufren los niños, las madres y ancianos de estas zonas.

 

Señala “Esta fecha de celebración del día de la madre, sirva para manifestar mi amor eterno por mis dos hijas, ellas son mi pasión, inspiración y motivación para avanzar día a día”.

 

Para la comunicadora, el dialogo con los hijos es básico, pues ello genera confianza entre padres e hijos.

 

Manifestó que a pesar de los tiempos difíciles y complicados entre las tareas del hogar y el trabajo ella trata de estar con sus hijas lo máximo del tiempo que le es posible para escucharlas, atenderlas, compartir vivencias, alegrías y pasear al lugar que ellas elijan.

 

Al preguntarle para qué sirve ser madre, respondió que una mamá sirve para cuidar, enseñar, proteger mientras los hijos son chiquititos. “Creo que Dios nos puso en el mundo para cuidarlos, para que sean hombres y mujeres de bien, aunque ya estén grandes, es para que siempre, las mamás estamos ahí, cuidándolos, protegiéndolos y pendientes de todo cuanto necesiten nuestros hijos, al punto de dar incluso nuestra vida para defender a nuestros hijos”.

 

Sobre su relación con su progenitora afirmó que tenerla es un regalo divino, su sola presencia la hace sentir como una adolescente, porque sabe que puede voltear y encontrarla dispuesta a ayudarla en todo lo que necesite, desde un abrazo, beso y consejos siempre oportunos para seguir adelante. “La presencia de mi madre me da mucha seguridad”.

 

Entre sus anhelos más preciados está viajar a la sierra de Lambayeque acompañada de sus  hijas y esposo y pasar unas cortas vacaciones por estos lares. Otro sueño de Núñez Núñez, es estudiar una Maestría y poder celebrar algún día esta fecha rodeada de sus hijas, nietos y yernos y así  ver a su familia crecer.

 

***

SER MADRE ES LA  CARRERA  MÁS  LARGA DE LA HISTORIA: NO  TIENE SALARIO NI DESCANSO

 

Martha Sifuentes Rojas es administradora y contadora de profesión, ha desarrollado varios Diplomados en Negocios Internacionales, es una madre aguerrida y valerosa  que sola educa a sus dos hijos Juan Pablo y Juan Pedro Senmache, jovencitos  que  actualmente  están  cursando  sus estudios  universitarios. Enviudó cuando tenía 29 años y a pesar de las múltiples adversidades que la vida le mostró ha salido adelante. Sin duda sus hijos son su fortaleza para el logro de sueños y anhelos que día a día se cumplen.

 

Sifuentes refirió que ser  madre para ella tiene mucho significado. “No dudo en afirmar que somos la creación perfecta de Dios, que damos vida, que ayudamos a hacer de este mundo lo mejor como seres humanos”.

 

Es madre desde hace 21 años y desde esa fecha, hasta hoy dice sentirse el Angel de la Guarda de sus hijos. “Estoy en este mundo cumpliendo una misión sagrada”, refiere.

 

Jamás hace diferencia con sus hijos. “Amo a los dos, comparto con ellos por igual, aconsejo de la misma forma, todo cuanto hago es de los tres. El amor de  una madre es  maravilloso y muy grande”.

 

Afirma que sus hijos la conocen muy bien, a ellos la palabra que los hace feliz es cuando les dice “Los amo, los quiero mucho, son mis héroes, entre nosotros nació la  confianza desde muy niños, a su lado tuve  que  aprender  muchas  cosas de  varones, como  aprender  a jugar  futbol,  aprendimos a  afrontar  las cosas  en  cada  época que  nos  tocó  vivir de la  mejor  manera. Ellos conocen mucho de  la  vida  de su madre”, afirma.

 

Con nostalgia precisa que para  una  madre  que  trabaja; llevar el manejo del hogar sin la compañía o apoyo de una pareja, por circunstancias  de la vida  es muy  difícil, sin embargo cree  que Dios hace  muy  fuertes a las madres  como ella. “Todo sufrimiento es pasajero cuando tienes en tus brazos a una personita chiquita, indefensa que te parte el alma con sus lágrimas y te hincha el corazón con sus sonrisas y balbuceos”.

 

Martha Sifuentes dijo a Expresión que le faltó decirle  a su mamá muchas cosas, entre ellas que ser madre es  la  carrera  más  larga de la historia, que no  tiene salario, ni descanso. “Benditos  todos  los  que  gozan  de  la  felicidad  de  tener  una  madre entre  la familia, porque  es  la  fuerza  y  regalo  que  nuestro  Señor  nos ha dejado.  Madre  palabra  sagrada y única  en nuestras  vidas, nunca la olvidemos”, dijo.

 

Con tristeza nos relató que hace  muchos  años su mamá partió a la eternidad. “Esta  fecha  para  mí son  tristes. Solo  decirles  a  las personas  que tienen  a  su  lado a su mamá que en esta fecha y todos los días,  la llenen de detalles,  besos  y  la  palabra “te quiero”, porque ellas  son  el  ser  más  noble  de la  tierra.

Leer más