up

OLMOS: LA PROTESTA RECIÉN EMPIEZA, LA MIRADA EN UN PUEBLO QUE DESPIERTA.

Escribe: Rosa Amelia Chambergo Montejo
Edición N° 1058

La pasividad, el respeto y la tolerancia  se dejaron de lado. Un grupo de ciudadanos olmanos tomaron la decisión de protestar, de paralizar labores, tomar carreteras y hacerse escuchar por las autoridades. Tuvieron que haber signos de alta violencia para llamar la atención nacional, hoy no podemos negar que es evidente el atraso en que viven los pobladores de un distrito que reclama y exige obras trascendentales para mejorar su calidad de vida.

 

Ellos han logrado se conforme una Mesa de Diálogo para atender sus más urgentes reclamos entre los que figura revisar las obras de saneamiento, agricultura y salud.

 

Desde el pasado 18 de marzo, los protestantes se oponen a la construcción de la Nueva Ciudad de Olmos, cuyo presupuesto oscila en aproximadamente 700 millones de soles. Su rechazo a esta construcción es porque en el distrito se carece de servicios de agua potable, alcantarillado, obras de infraestructura en sus más de 120 caserillos, hospitales, botadero, planta de reciclaje,  mercado de abastos, iglesia, centros educativos, de recreación y otros elementales servicios que como Distrito con más de 132 años de elevada a la categoría de ciudad no han logrado a la fecha ser atendidos por el estado, ni menos los gobiernos de turno han mostrado interés en su problemática.

 

Los olmanos exigen a las autoridades nacionales representados por la Presidencia del Consejo de Ministros que de inmediato la Municipalidad Distrital de Olmos entregue información sobre el estado financiero de los seis proyectos de saneamiento que se encuentran paralizados. Como se conoce durante el gobierno del presidente Ollanta Humala y en la gestión del ex alcalde Willy Serrato Puse el ministerio de economía y finanzas otorgó más de 120 millones de soles para servicios de Agua Potable y Alcantarillado, obras que están denuncias ante la Contraloría General de la República y Ministerio Público por serias deficiencias en su ejecución.

 

Asimismo demandan que el Proyecto Especial Olmos Tinajones (PEOT), cumpla en el plazo inmediato con  concluir el estudio de factibilidad de la infraestructura menor que servirá para irrigar 5,500 hectáreas de cultivo en el Valle Viejo, exigencia que hacen porque está otorgado el financiamiento para los referidos estudios por parte del Ministerio de Agricultura.

 

Los organizadores de las protestas están exigiendo que el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento entregue en la Mesa de Diálogo toda la documentación respecto a la construcción de la Nueva Ciudad Charles Sutton en Olmos, con el propósito que los millonarios recursos destinados a la habilitación de servicios básicos de la  Nueva Ciudad, sean destinados para solucionar las necesidades que actualmente tiene la capital del distrito.

 

La falta de atención a los planteamientos de los protestantes conllevarían a radicalizar el alto clima de violencia que se está viviendo hace un mes en el distrito olmano, cuya población está muy atemorizada por los desvanes que se originen.

 

Recordemos que el pasado doce de marzo, no solo se incendiaron llantas, palos,  sino que los manifestantes voltearon una camioneta del Gobierno Regional de Lambayeque con el argumento de que esta trasladaba municiones para repeler a los pobladores que mantenían bloqueado el puente de acceso al distrito. Producto del enfrentamiento resultaron heridos seis policías y hubo detenidos.

 

Al parecer hasta hoy se minimizo que desde octubre del año pasado diversas organizaciones agrupadas en el Colectivo Ciudadano del Distrito de Olmos cursaron documentos a los tres niveles de gobierno local, regional y nacional, pidiendo que sus demandas sean atendidas en rechazo a la construcción de la nueva ciudad.

 

Incluso hicieron llegar un memorial al entonces presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, denunciando abusos de parte del Estado contra el distrito, que se remontan al gobierno de Alberto Fujimori Fujimori, cuando este expropió 111 mil hectáreas de la Comunidad Campesina Santo Domingo de Olmos para ser adjudicadas a favor del Proyecto Olmos.

 

Otro de los hechos que consideran lesivos a los intereses del distrito es que durante el gobierno de Ollanta Humala Tasso se haya suscrito un convenio entre el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento y el Gobierno Regional de Lambayeque para la asignación de 650 millones de soles para la construcción de la nueva ciudad, obras que – a su entender – solo benefician a Odebrecht, propietaria de las concesiones de trasvase e irrigación del Proyecto Olmos, y a las empresas asentadas en el Valle Nuevo.

 

Para los protestantes la construcción de la nueva ciudad no fue socializado en su oportunidad en el distrito por la administración municipal anterior ni menos consultado a la población. Según los agrupados en el Colectivo se trataría de un oscuro expediente administrativo constatándose que el anterior alcalde de Olmos, Willy Serrato Puse, en un acto de burla sin precedentes, elevó temerariamente a la Municipalidad Provincial de Lambayeque un acta de asamblea pública fraudulenta, donde supuestamente la población estaba de acuerdo con la creación de la nueva ciudad, precisan haber plasmado en un memorial este reclamo.

 

Sin embargo el Colectivo también responsabiliza al actual alcalde, Juan Mío Sánchez, así como a funcionarios municipales y directivos de la Comunidad Campesina Santo Domingo, de favorecer a la empresa Obrainsa, integrante del Consorcio Nuevo Olmos, responsable de la habilitación urbana de la nueva ciudad, con la tramitación y otorgamiento de permisos.

 

Creo que frente a todo cuanto se ha descubierto es necesario que el gobierno del presidente Martín Vizcarra y la Presidencia del Consejo de Ministros a cargo del legislador César Villanueva deben atender las urgentes demandas de los olmanos. Ellos necesitan obras públicas en el distrito, no se puede construir una ciudad paralela a la que por años reclama elementales servicios. La coherencia debe imponerse.

 

Si tienen o no razón en oponerse a la construcción de la Nueva Ciudad, será materia de análisis, por ahora diré que no les falta razón a los miembros del Colectivo cuando creen que la pobreza se acentuará en el Distrito porque para la nueva ciudad se está priorizando la construcción de infraestructura para un hospital, universidad, parque industrial, terrapuerto, moderna infraestructura de saneamiento y aeropuerto. Sin embargo en la más absoluta incoherencia en el distrito de Olmos se carece de todos estos elementales servicios.

 

Los integrantes del Colectivo olmano,  exigen en un memorial dirigido a las altas autoridades nacionales que la comisión Lava Jato del Congreso de la República investigue la relación de Odebrecht con congresistas lambayecanos, el gobernador regional, el alcalde del distrito, el presidente de la comunidad y los funcionarios del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento.

 

Queridos lectores la Ciudad Sutton ha sido considerada como la primera urbe planificada del país. Su construcción se dispuso para atender la necesidad de vivienda de los trabajadores de las empresas instaladas en la irrigación Olmos, para su construcción se destinaron mil 700 hectáreas.

 

 Creo que la protesta recién empieza, tal vez podría descubrirse un gran faenón, hay que seguir la punta de la madeja. Lo que si debo dejar sentado es que no se debe  permitir infiltrados en las protestas, reclamos, en la Mesa de Dialogo, los olmanos tienen que estar representados por olmanos y no foráneos. Desde aquí nuestra adhesión con este pueblo pujante, que lo que quiere es atención para sus prioritarias obras que deben realizarse con honestidad y transparencia.

Leer más