up

KEIKO Y EL REMEZÓN DEL AÑO

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1140

Indudablemente, las revelaciones de Dionisio Romero Paoletti sobre los aportes a la campaña política 2011 y 2016 de la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori Higuchi, tendrán consecuencias en diferentes niveles.

Pero qué cosas nos trae la vida. Keiko lo tuvo todo: dinero a arca abierta, apostaron por ella todos los grupos de poder económico y no alcanzó a tocar el poder político que siempre ambicionaba. Creo que tampoco lo hará. Y si lo tuvo, a través de la mayoría congresal, no tuvo la capacidad e inteligencia para desde allí ejercer un rol constructivo que le habría allanado el camino para las elecciones del 2021. La ambición y angurria la hizo desafiar a la justicia de los hombres y de Dios.

Creo no equivocarme: Fuerza Popular está en el fango, así la ha colocado su mentora y lideresa. Los fiscales José Domingo Pérez y Rafael Vela Barba refieren que Fuerza Popular es una organización criminal y ésta fue considera la organización política más poderosa del país.

Millones de soles recibió para la campaña política y nunca convenció a la mayoría de electores. Es que cuando recordamos la historia de lo nefasto que fue el gobierno del dictador Alberto Fujimori los peruanos no queremos repetir la historia. El saldo del fujimontesinismo de los 90 fue grave para el país.

No olvidamos la pérdida de institucionalidad de la que aún no nos podemos recuperar, la creciente corrupción en todos los niveles, la inseguridad ciudadana, la venta a precios irrisorios de diversas empresas estatales… el quiebre de los poderes estatales.

A pesar que han transcurrido más de 20 años, aún está  latente ese recuerdo doloroso para los peruanos que vimos cómo un presidente, el padre de Keiko, renunció vía fax. Vimos cómo Vladimiro Montesinos pagaba en efectivo y en maletines a los dueños de los medios de comunicación para comprar su línea editorial, y también a congresistas de diversos partidos políticos para pasarlos al grupo fujimorista.

¿A cambio de qué Keiko Fujimori recibió los millonarios aportes? Considero que todo ese dineral no se agotó en gastos de campaña y gran parte pudo haber ido a parar a los bolsillos de la familia Fujimori o de su entorno.

Sin duda, estas revelaciones evidencian que el Congreso de la República hasta hoy ha respondido a intereses de grupos económicos, sino recordemos por qué están encarpetadas las más grandes reformas que necesita el país.

Recordamos cómo la mayoría fujimorista se oponía a la Ley de Promoción de la Alimentación Saludable para Niños, Niñas y Adolescentes, que dispuso entre otras medidas el "uso de un sistema de etiquetado de advertencia en los alimentos procesados", obviamente esta ley  "choca" con el bolsillo de los poderosos, sin importarles la vida y la salud de los peruanos.

No me queda duda que la mayoría del disuelto parlamento desarrolló una función de defensa a los grupos de poder y lejos de luchar por leyes que beneficien a los más de treinta millones de peruanos se encargó de obstaculizar al Ejecutivo, creyendo que era un poder paralelo por solo tener mayoría congresal. Keiko no aceptó la derrota en las urnas y en tono desafiante dijo que gobernaría desde el Congreso. 

La vida le está cobrando muy caro a Keiko Fujimori no solo los errores del gobierno de su padre,  también los desatinos que ella y su cúpula han cometido contra el país.

La revelación de Dionisio Romero es la punta del iceberg para saber cuánta fortuna han amasado los Fujimori con el cuento del partido político y de querer ser gobierno.

Peruanos, ya sabemos quién es quién en la política. Debemos escoger a los mejores cuadros en esta nueva elección congresal. No olvidemos que los nuevos elegidos  tendrán la responsabilidad de desarrollar importantes reformas en lo político, judicial, económico, en seguridad ciudadana y lucha frontal contra la corrupción.

Nunca más políticos que vivan de la ignorancia y necesidad de millones de peruanos en extrema pobreza y pobreza. Recuerden, ellos anulan la ilusión de una mejor educación, salud e infraestructura. Estos malos políticos agrandan el aparato estatal, acomodan a sus familiares y entorno y le restan las posibilidades a miles de jóvenes que con el título bajo el brazo siguen esperando una oportunidad.

El próximo 26 de enero tenemos la oportunidad histórica de demostrar que aprendimos la lección y que elegir a una mayoría irresponsable le pasa gruesa factura a nuestro futuro.

Leer más