up

LINEAMIENTOS BÁSICOS PARA MEJORAR LA REGULACIÓN LABORAL

Escribe: Rosa Amelia Chambergo Montejo
Edición N° 1142

La Cámara de Comercio y Producción de Lambayeque que preside el ingeniero Carlos Burgos Montenegro junto al Comité Gremial de Profesionales en Proyectos de Tecnología de la Información y Comunicación desarrolló un Desayuno Informativo en el que se habló de los problemas judiciales del Régimen Laboral Agrario.

De manera magistral el abogado laboralista Carlos Palomino Guerra mencionó las diversas sentencias judiciales que a nivel nacional vienen reconociendo la desnaturalización de la relación laboral de los trabajadores sujetos al régimen agrario. Sentencias que ordenan el pago a favor de los trabajadores de los conceptos que son propios de los trabajadores del Régimen Laboral 728.

La Cámara de Comercio y Producción de Lambayeque respalda y promueve para el Perú una legislación laboral simple, flexible, realista, sistematizada y equitativa, que promueva la formalización laboral y la generación de nuevos puestos adecuados de trabajo que requiere el país. Por tanto, se debe poner atención a los principales problemas que afectan el mercado laboral.

Ello me ha motivado a recordar que la Cámara de Comercio de Lima que representa a las Cámaras de Comercio del país elaboró lineamientos básicos para la reforma laboral que requiere el país a fin de reducir la informalidad, eliminar los sobrecostos, promover el crecimiento, incrementar la productividad, la competitividad empresarial y la generación de empleo productivo que requiere el país.

Por ello quiero compartir con ustedes lectores de Expresión lo que el empresariado nacional agrupado en nuestra representativa Cámara de Comercio ha planteado entre otros lineamientos como:

En el marco Constitucional: Deben mantenerse los derechos laborales reconocidos en la Constitución 1993.

Libre contratación: Para promover el empleo se debe facilitar la contratación laboral a plazo fijo, considerando las necesidades de la empresa, sin expresar causa específica y sin exigir su remisión a la Autoridad de Trabajo, tal como lo prevé el D. Leg. 1246. La contratación y el cese laboral sumamente rígidos son los principales problemas que afrontan las empresas y que impiden la formalización, el crecimiento y la generación de empleo productivo.

Régimen laboral para jóvenes: Debe crearse un régimen especial de emergencia laboral, para los jóvenes entre 18 a 30 años de edad, cuyos derechos sean no menores a los fijados para la pequeña empresa, con incentivos del Estado por crear nuevos puestos de trabajo.

Grupo de empresas: Se debe establecer que, cuando un trabajador presta servicios en varias empresas que conforman un grupo empresarial, las empresas del grupo en las que laboró el trabajador, y en las que se haya producido continuidad, son las únicas que responden solidariamente por el pago de los beneficios sociales.

Tiempo parcial: Debe mantenerse la libre contratación a  tiempo parcial (menos de 24 horas semanales), con derecho al seguro, pensiones y siete días de vacaciones. El contrato a tiempo parcial también debe corresponder a los jóvenes que laboran los fines de semana en restaurantes, eventos, entre otros, en jornadas mayores a las cuatro horas diarias, siempre que la jornada semanal sea menor a 24 horas.

Despido injustificado:  El despido injustificado debe dar derecho al pago de la indemnización por despido y no a la reposición al centro de trabajo (estabilidad relativa). Así lo dispone el TUO del D. Leg. 728, concordante con el artículo 27 de la Constitución.

Indemnización: La indemnización por despido injustificado de un sueldo y medio por año debe mantenerse con el límite de 12 sueldos, pero debe garantizarse su pago en 48 horas.

Régimen agrario: Debe mantenerse el régimen laboral agrario, donde el trabajador percibe la remuneración mínima más un 17% adicional (en sustitución de la CTS y gratificaciones), pues facilita la formalización de este sector. El régimen laboral agrario (Ley 27360) que vence en el año 2021, debe ser ampliado hasta por 10 años más.  Este régimen ha sido validado por el TC.

Huelga: La huelga debe ser acordada mayoritariamente, debe ser voluntaria, pacífica y con abandono del centro de Nivel de negociación.- El nivel de negociación colectiva debe ser acordado libremente por la empresa y el sindicato, no pudiendo establecerse por acto administrativo o por laudo arbitral o sentencia judicial.

Despido nulo: Solo debe considerarse como causa de despido nulo, con derecho a reposición, los casos taxativos previstos en la ley (cuando el despido tenga por motivo: la afiliación al sindicato, por presentar queja o reclamo laboral, la discriminación por sexo, raza, religión, opinión, por embarazo, el nacimiento y sus consecuencias).

Reducción de personal: El cese de trabajadores por reducción de personal por causas económicas o cambios tecnológicos y otros, autorizado por el Ministerio de Trabajo, previa justificación de la empresa en un plazo de 30 días hábiles, no debe generar el pago de indemnizaciones.

Bono no salarial: Se debe autorizar a las empresas, según su disponibilidad, otorgar un bono no salarial hasta el 20% de la remuneración, que no tenga efectos laborales ni tributarios. Con ello se resolverá, en parte, los sobrecostos que actualmente deben asumir las empresas

Contratos de exportación: Para la mejor y correcta aplicación del D. Ley 22342, que regula la contratación de trabajadores en empresas que exportan más del 40% de su producción, es necesaria la aprobación de su reglamento. Estos trabajadores gozan de todos los derechos laborales del régimen general. Debe mantenerse los contratos a plazo fijo, de acuerdo a los pedidos de exportación que reciben las empresas peruanas desde el exterior.

Remuneración mínima: El gobierno debe exigir al Consejo Nacional de Trabajo (CNT) que defina los criterios y parámetros para el reajuste de la remuneración mínima (RM), para evitar que el incremento de esta se efectúe con criterio político y no técnico como hasta ahora. La RM debe ser diferenciada por actividades y regiones.

 Regímenes laborales: Los regímenes laborales especiales no deben tener fecha de caducidad y deben ser permanentes, en tanto las empresas cumplan los requisitos previstos en la ley.

Condonación tributaria: Para las microempresas que se formalicen, el Estado debe establecer una condonación tributaria por el periodo informal y resolver la problemática de los derechos laborales devengados.

Sunafil: La labor de la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) debe ser orientadora y no punitiva. Debe contar con recursos propios asignados por la Ley del Presupuesto Público, para evitar el incentivo perverso de sancionar para recaudar.

No olvidemos que El Perú es uno de los países con más altos beneficios laborales en la región. Por ejemplo, 30 días de vacaciones al año, dos gratificaciones al año, el pago de la CTS de más de un sueldo al año, indemnización por despido de un sueldo y medio por año de servicio, entre otros.

En la Alianza del Pacífico los sobrecostos laborales en Perú son del 59 %, mientras que en Colombia se da el 53,5 %; en México, el 36,4 % y en Chile, el 31,7 %. Ello nos permite afirmar que el Perú tiene los sobrecostos laborales más altos en la región.

En el Perú existen 20 leyes que otorgan descansos y permisos remunerados a los trabajadores por razones de maternidad, paternidad, adopción, parto múltiple, discapacidad y otros beneficios especiales que el Congreso de la República ha aprobado en la última década. En los países de la región solo se reconocen los permisos pagados por maternidad, paternidad y lactancia. Los otros descansos por adopción, socialización en la adopción, por hijos con discapacidad o enfermedad grave, entre otros, no se dan y son parte del populismo laboral de nuestros legisladores. Es hora entonces que apliquemos una verdadera y auténtica reforma laboral, los empresarios han planteado lineamientos básicos para mejorar la regulación laboral y creemos que es tiempo de realizar las reformas correspondientes.

Leer más