up

EN LO QUE VA DE LA EMERGENCIA SANITARIA: SOY VOLUNTARIO LAMBAYEQUE LLEVÓ MÁS DE 600 TONELADAS DE AYUDA

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1175

  comentarios   

  • La organización ha distribuido ayuda consistente en alimentos, agua, útiles de aseo, de limpieza, pañales e incluso tabletas digitales.
  • Soy Voluntario Lambayeque entregó ayuda para 800 familias en Incahuasi.

 

La emergencia sanitaria por el Covid-19 ha hecho que decenas de organizaciones desplieguen su capacidad logística para llevar ayuda a la población más vulnerable. Una de estas es “Soy Voluntario Lambayeque”, la cual desde los primeros meses en que se dictó la cuarentena ha distribuido más de 600 toneladas de donativos entre alimentos, agua y artículos de higiene y aseo personal.

 

Franklin Varillas Salazar, coordinador de “Soy Voluntario Lambayeque”, cuenta que la organización se encuentra formalmente constituida ante la Superintendencia Nacional de Registros Público - SUNARP, y trabaja de la mano con las poblaciones vulnerables en pobreza y pobreza extrema a las cuales lleva ayuda, gracias a la canalización de donativos de empresas e instituciones aliadas.

 

Población vulnerable

Varillas Salazar refiere que entre de la ayuda que han canalizado se encuentran 90 toneladas de pollo congelado donadas por la empresa Redondos. Este producto fue repartido en todo el departamento con apoyo del Ejército, la Policía y el Gobierno Regional de Lambayeque, que ayudó con el transporte.

Asimismo, han entregado ayuda consistente en 20 toneladas de palta, donadas por la Agrícola Cerro Prieto, y cerca de mil canastas de alimentos, gracias al apoyo de la empresa Inca Kola y el Banco de Alimentos.

En tanto, en la zona altoandina han realizado tres campañas. En la primera, donaron 300 canastas de alimentos que beneficiaron a mil 200 personas en el caserío Janque, de Incahuasi; en la segunda llevaron abrigo para mil personas; mientras que en la tercera distribuyeron canastas para otras 500 familias más. Del mismo modo, con la firma Direc TV hicieron otra donación de alimentos no perecibles y útiles de aseo en el mismo distrito.

Apuntó que en articulación con la organización Yanapakuy han donado tabletas digitales a un grupo de estudiantes de Mochumí, que son primeros puestos en sus colegios.

De igual forma, entregaron canastas de alimentos a las trabajadoras sexuales de Lambayeque, a quienes las empadronaron y ayudaron a afiliarse al Seguro Integral de Salud – SIS.

Algunos de los lugares en los que han realizado campañas son los pueblos jóvenes Santo Toribio de Mogrovejo y La Molina, así como el centro poblado Cerropón, en Chiclayo. Además, han llegado a Pomalca,  Mochumí, Motupe, Olmos, Incahuasi y otras localidades.

Actualmente, con la marca de ropa “Walla” trabajan una campaña “One to one”, que consiste en que por cada prenda que se compre a la empresa esta donará otra adicional a la población vulnerable que está en la red de beneficiarios de “Soy Voluntario”.

 

Instituciones

La ayuda de “Soy Voluntario Lambayeque” no se limita solo a la población vulnerable en los distritos, sino también a las instituciones. Por ejemplo, gracias al llamado que hiciese Expresión, en julio, llevaron útiles de aseo y de limpieza y al asilo de ancianos “San José” y luego canalizaron un donativo de conservas de pescado por parte de una empresa que no pudo trasladarlas hasta su destino (China), a causa de las restricciones por la pandemia.

De igual forma, “Soy Voluntario” apoyó al albergue Kari Shaya, en Saltur, del Programa Integral Nacional para el Bienestar Familiar – INABIF, donde son atendidas diez niñas que fueron víctimas de violación sexual.

Además, han trasladado útiles escolares, de aseo y alimentos a las aldeas infantiles “Virgen de la Paz” y pañales al albergue Santa María Josefa de Ferreñafe.

Varillas Salazar explica que “Soy Voluntario Lambayeque” cuenta con organizaciones aliadas para la canalización de ayuda, pero también son “cazadores de oportunidades”, es decir, los miembros del voluntariado están al tanto de cualquier oportunidad para elaborar proyectos, sustentarlos y así conseguir donaciones.

Actualmente, “Soy Voluntario Lambayeque” cuenta con 23 miembros. En noviembre se lanzará una convocatoria para reclutar nuevos miembros para la organización.

Leer más


BRECHA DIGITAL: CERCA DEL 10 % DE ALUMNOS EN CHICLAYO NO PUEDE CONECTARSE A SUS CLASES POR INTERNET

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1175

  comentarios   

  • Aproximadamente 11 mil 500 estudiantes a cargo de la UGEL Chiclayo tienen problemas de conectividad.
  • La UGEL Chiclayo congrega a cerca de 12 mil docentes, de los cuales aproximadamente cinco mil son cesantes y jubilados.

 

La Unidad de Gestión Educativa Local -  UGEL Chiclayo, es – después de la de Lima – la más grande del Perú, con dos mil 100 instituciones educativas a su cargo. Estas congregan a 140 mil estudiantes en los tres niveles de la educación básica regular. Sin embargo, 11 mil 500, es decir, el 8.21 %, tiene problemas de conectividad para acceder a sus clases.

 

Si bien esta situación no impide que los alumnos puedan hacer el seguimiento del programa ‘Aprendo en casa’, a través de la radio o la televisión, sí imposibilita que haya una retroalimentación con el docente, tal como explicó el director de la UGEL Chiclayo, Ángel Salazar Piscoya, quien demandó que el Ministerio de Educación – MINEDU, brinde tabletas digitales a dichos educandos.

Aseguró que las cuatro mil 825 tabletas que ha destinado el MINEDU para Chiclayo son insuficientes, pues no cubren ni el 50 % de la necesidad real, la cual en Ferreñafe y Lambayeque incluso es mayor.

“La adversidad crece porque ya se acabó el dinero del ahorro, del bono y no hay fuentes de trabajo. Los padres dejaron de pagar los equipos electrónicos. Esto se agudizará en los próximos meses porque el hambre y la miseria ya están dando sus primeros resultados. Nuestra expectativa es que las tabletas lleguen la próxima semana, al menos la primera quincena de octubre ya deberían estar acá porque esta vez el proceso lo ha realizado directamente el MINEDU con la firma Lenovo. Se requieren con urgencia”, remarcó.

Al respecto, indicó que la UGEL Chiclayo le ha dado a sus docentes el soporte de Google Meet ilimitado y 14 mil correos institucionales (se incluyen maestros de instituciones privadas). Además, todos los días, a través de su canal de YouTube, la UGEL brinda asistencia técnica, socioemocional, pedagógica, legal y administrativa a la comunidad educativa.

Sumado a esto, apuntó que la UGEL Chiclayo tiene seis psicólogos especializados en convivencia escolar, que están a disposición de los directores de las instituciones que soliciten sus servicios, los cuales se brindan gratuitamente.

 

Deuda social

Por otro lado, Salazar Piscoya señaló que las obligaciones pendientes con los maestros suman 224 millones 181 mil 125 soles, cifra que no podría honrarse aunque se destinara todo el presupuesto del Ministerio de Economía y Finanzas para el pago de deuda social.

Subrayó que el monto asignado este año por la cartera de Economía para el pago de la deuda social del sector Educación es de 200 millones de soles, lo cual se distribuye entre todos los departamentos del país. El año pasado, a la UGEL Chiclayo le correspondió 30 millones de soles, cifra que – espera – no disminuya este año.

“Este monto se distribuye de acuerdo a una escala: en primer lugar los que tienen más de 70 años y alguna enfermedad terminal, luego los que tienen más de 60 años y finalmente los menores de 60 que no presentan ningún mal. Es a cuentagotas”, cuestionó

Debido a esta realidad es que el Gobierno Regional de Lambayeque destinó los 23 millones de soles de saldos presupuestales al pago de deuda social. De este monto, al sector educación se destinaron 15 millones que se dividieron entre los casi cinco mil cesantes y jubilados de la UGEL Chiclayo.

 

Más deudas

En tanto, Salazar Piscoya refirió que el 35 % de los docentes de la UGEL Chiclayo cuenta con maestrías, 5 % con doctorado, mientras que la gran mayoría del resto se encuentra cursando estudios de posgrado. En virtud de ello, demandó que el Ministerio de Economía y Finanzas haga efectivo el bono que les corresponde a aquellos maestros, para evitar que se convierta en una nueva deuda social.

“En la década del 90 los maestros debían recibir el 30 % por concepto de preparación de clase, pero el Estado nunca les pagó y ellos se vieron obligados a litigar para recibir a cuentagotas lo que les corresponde. Más de 300 maestros (en la  UGEL) han fallecido esperando su dinero. Hoy tenemos docentes con más de seis años de haber egresado de sus posgrados y hasta ahora no reciben los 50 mil soles que les prometió el Estado por bono académico”, resaltó.

 

Descentralización

Salazar Piscoya propuso que la UGEL Chiclayo se descentralice en tres unidades de gestión para atender la necesidad de toda la comunidad educativa que actualmente la conforman 140 mil estudiantes y siete mil 713 maestros, auxiliares de educación y directivos, distribuidos en las dos mil 100 instituciones educativas (mil 300 públicas y 800 privadas). Si se suma a esta cifra a los cesantes y jubilados, el personal docente alcanza las 12 mil personas.

Además, de las unidades ejecutoras en Lambayeque, la UGEL Chiclayo es la que mayor presupuesto anual maneja (360 millones de soles), y cuenta con una planilla mensual de 23 millones.

“Si se descentraliza la UGEL tendría que dividirse el presupuesto, pero al menos se daría un servicio más oportuno, porque la justicia que tarda ya no es justicia. Cómo es posible que se mueran los maestros esperando el pago de la deuda social. Cuando me dieron la resolución del 35 % que me corresponde como directivo pensé ponerla en mi testamento y esperar que algún día uno de mis nietos lo cobre. Es la realidad de muchos maestros”, resaltó.

Respaldó su propuesta en la gran cantidad de denuncias que recibe la UGEL Chiclayo. Hace nueve meses, cuando inició su gestión, había 25 servidores del sector educación acusados por delitos contra la libertad sexual, acoso y tocamientos indebidos. De estos, a 23 ya se les culminó el proceso, con sanciones y absoluciones, según cada caso, y hoy solo quedan dos con proceso en curso. Sin embargo, según el inventario, hay procesos en trámite de otros años. Del 2015, por ejemplo, hay 72 casos sin resolver, de los cuales incluso algunos ya prescribieron.

“La UGEL Chiclayo cuenta con solo dos abogados para ver casos de reclamos y otros dos para asesoría jurídica.  En otras palabras, ni aunque este personal trabaje las 24 horas del día podría atender todos los procesos. Con poco personal y una gran carga, la UGEL Chiclayo es un lugar donde difícilmente se alcanza justicia”, precisó.

Añadió que la UGEL Chiclayo tiene solo 13 especialistas de educación, quienes tienen a su cargo más de mil 500 docentes y 180 instituciones educativas, cada uno, lo cual hace imposible que puedan brindar la orientación oportuna a los directores y maestros.

“Es una labor titánica. Humanamente los especialistas podrán conversar con cada docente una vez al año, mientras que en el resto del país cada especialista tiene como máximo ocho instituciones educativas a su cargo, a las que tranquilamente puede visitar una vez al mes”, precisó.

 

Perspectiva

En tanto, precisó que será difícil que en el corto plazo se vuelva a las clases presenciales. Por lo pronto, el próximo año serán semipresenciales. Por ejemplo, los alumnos solo asistirían dos días a la semana al colegio y lo harían por grupos.

Subrayó que será imposible que se cumplan con todas las competencias programas en el currículo nacional, ya que solo se abarcarán las consideradas básicas y que responden a la problemática de la pandemia.

Exhortó a los directores de las instituciones educativas a darle un buen uso al dinero que reciben por concepto de mantenimiento, pues los colegios que ha visitado se encuentran en malas condiciones. De no ejecutarse, este se revierte al erario público.

“En lo que va de la pandemia he ido a la zona rural de Oyotún, Nueva Arica, y Chongoyape. Allí encontré a maestros que una vez a la semana se van a los caseríos, a la casa de un padre de familia a donde llegan los estudiantes y dejan sus cuadernos con lo trabajado durante la semana. Ese día el profesor hace la revisión, recomendaciones y luego los padres llegan para recoger los cuadernos. El maestro ha vencido a la adversidad de la lejanía y no abandona sus responsabilidades”, destacó.

Leer más


MÁS DE MILLÓN Y MEDIO DE SOLES: SUNAT REINTEGRA DINERO A ALIMENTA PERÚ POR EXCESO DE PAGOS EN IMPUESTOS

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1175

  comentarios   

  • Empresa de Lambayeque opera hace más de 10 años en el mercado nacional.

 

La empresa lambayecana Alimenta Perú SAC recibió el reintegro de más de dos millones de soles por parte de la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria – SUNAT, al alcanzar establecerse que pagó demás por el concepto de Impuesto a la Renta.

 

La devolución más reciente fue aprobada con la Resolución de Intendencia N° 12-180-0022990/SUNAT, del 18 de septiembre pasado, ascendente a 267 mil 736 soles, por concepto de saldo a favor del Impuesto a la Renta – Regularización – Tercera Categoría, correspondiente al ejercicio gravable 2019.

 

 

Actividad comercial

La empresa, que pertenece al Grupo Flores fue fundada en el 2010 teniendo como sede de sus operaciones comerciales en la ciudad de Chiclayo, en el departamento de Lambayeque, pero con alcance a todo el país, principalmente en el mercado limeño.

El giro de Alimenta Perú SAC es la comercialización de productos de alta rotación en el mercado interno como azúcar, aceites, arroz, harinas y otros, teniendo al momento la distribución exclusiva de los productos que se fabrican en varios de los ingenios azucareros del norte.

Además, la compañía ha logrado incursionar en el mercado internacional, principalmente con exportaciones a Estados Unidos y Alemania.

“Nosotros estamos actualmente trabajando en lo que es el rubro de comercialización y en el rubro de alquiler de maquinaria, dando trabajo a gente de la zona”, destaca Euler Zune Montalvo, gerente general de Alimenta Perú.

 

Otras devoluciones

En julio del 2019, la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria – SUNAT, acogió la solicitud de la empresa para la devolución de otros montos considerables por pagos adicionales por concepto de Impuesto a la Renta.

Así, el 12 de ese mes la entidad de tributación emitió la Resolución N° 12-0180-0019684, autorizando a emisión de cheques a favor de la compañía por un monto total de 564 mil 993 soles.

Días después, el 19 de julio del 2019, la SUNAT emitió la Resolución N° 012-180-0019759, procediendo a la devolución por concepto de saldo del Impuesto Temporal de los Activos Netos – ITAN, por 98 mil 244 soles.

En tanto, se aprobó la Liberación de Fondos de Detracciones, acumuladas entre enero y julio del año pasado, por lo cual la empresa recibió la devolución de 680 mil 407 soles.

Las decisiones de la SUNAT a favor de la firma lambayecana obedecen a la conclusión de exhaustivas órdenes de fiscalización, concluyéndose en resultados óptimos en los períodos 2014  (OF160011497110), 2015 (OF 170011551590) y 2016 (OF 180011588490).

En suma, Alimenta Perú SAC ha recibido un millón 611 mil 380 soles como reintegros de la autoridad tributaria, en consideración de los pagos adicionales que efectuó al Estado Peruano como impuestos.

“Las cifras de la empresa están en azul y se respaldan con los Informes de Auditoria Internacional de Pazos, López de Romaña, Rodríguez SCRL - BDO y Baker Tilly Perú”, resalta el gerente general de la compañía.

 

Buen comportamiento

Alimenta Perú ha ganado premios como “Empresa Peruana” en el 2016 y 2017, conferido por el Colegio de Administración de Lima y Latinoamérica, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y la Universidad Ricardo Palma. Asimismo, el Premio Internacional 2018 a la Buena Gestión Empresarial otorgado por el Consejo Nacional de Comerciantes y Prestadores de Servicios - CONACO, en México.

Ernesto Flores Vílchez, uno de los accionistas de la empresa resalta que esta ha procurado mantener una conducta responsable en cuanto a la administración de sus recursos y al cumplimiento de sus obligaciones con el Estado, lo que le permite gozar de un historial positivo y ser sujeta de crédito tanto en el país como el extranjero.

“Que SUNAT nos devuelva dinero pagado demás, significa que no dudamos en cumplir con las obligaciones tributarias, lo que demuestra nuestro compromiso empresarial con el desarrollo del país”, manifiesta.

El mismo Flores Vílchez ha mostrado una buena conducta como contribuyente. Como persona natural ha abonado al Estado dos millones 198 mil 986 soles en impuestos.

La cifra está dividida en la declaración de impuestos del 2017 (48 mil 576 soles), 2018 (150 mil 432 mil soles), y 2019 (144 mil 876 soles). A esto se suma un millón 855 mil 102 soles pagados a la SUNAT por otros conceptos.

Leer más