up

PARA REDUCIR BRECHA EN LA REGIÓN: IPAE OFRECE 300 MEDIAS BECAS EN CARRERAS TECNOLÓGICAS

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 952

  comentarios   

La demanda de profesionales técnicos capacitados en los diferentes rubros de las empresas no es atendida eficientemente debido a la falta de compromiso por parte de los institutos y la falta de difusión sobre la importancia de las carreras técnicas. Asimismo, la alta exigencia de competitividad y el perfil profesional bajo son factores que influyen en la dificultad de contratación de los egresados de diferentes centros superiores.

 

El Perú es un país que se encuentra en un franco proceso de desarrollo, involucrando un crecimiento a nivel empresarial y la fuerte demanda laboral. Sin embargo, los requerimientos de las empresas no solo van orientados a la necesidad de profesionales universitarios, sino también de técnicos capacitados y de calidad.

 

“Según un estudio realizado el año pasado, las empresas en el Perú necesitaban 300 mil profesionales técnicos en los diferentes rubros y especializaciones, desde profesionales orientados a la producción hasta aquellos que están orientados al diseño y gestión. Los resultados de este estudio arrojaron que los institutos a nivel nacional solamente lanzan al mercado 98 mil profesionales, evidenciando una brecha en el cual existen más de 200 mil puestos de trabajo que no están siendo atendidos adecuadamente”, comenta Hernán Lúcar Ciurliza, gerente del IPAE Escuela de Empresarios sede Chiclayo.

 

Explica que las empresas sí necesitan personas que cubran estas posiciones, pero debido al déficit existente  llegan a métodos no convenientes como la contratación de personas que no tienen la formación adecuada o subempleando a personas que no están orientadas a funciones más especializadas.

 

“Esto si lo ubicamos en Lambayeque, que es una región que está en proceso de crecimiento importante, a nivel de competitividad se ubica en mitad de la tabla que es una posición interesante y expectante. Tenemos muchas instituciones educativas de muy buena calidad y otras no tanto. Hay muchísima población joven que considera que la formación universitaria es la única que puede abrirles un camino mejor de desarrollo, de futuro familiar, profesional y personal. Sin embargo, esta idea que no es correcta los induce a la toma de decisiones apresuradas sobre el lugar donde estudiar, la profesión elegida y las habilidades para desarrollarla”, señala.

 

Hernán Lúcar menciona que en los países desarrollados la proporción de profesionales universitarios y técnicos está relativamente pareja, como es el caso de Alemania que tiene casi un 50 % de profesionales universitarios y el restante de técnicos, porque las empresas lo requieren así. Además, expone que la existencia de estas brechas enormes representa un problema de presente y de futuro para el país.

 

“Si no comenzamos a dar pasos en el sentido de una mejor formación profesional de todos los niveles y en el tema de concientización sobre la existencia de más caminos para el desarrollo profesional, el Perú no podrá hacer frente a los retos de desarrollo futuro. Las empresas van a tener que buscar talento en el exterior, ya que por ser un mundo globalizado se puede dar con mayor facilidad”, advierte.

 

El año pasado, el World Economic Forum en su ranking de competitividad colocó al Perú en el puesto 134 de 144 países, respecto a la competitividad en el sistema educativo superior, evidenciando que gran parte de la oferta educativa existente en el mercado actual no responde a las necesidades de las empresas ni del país, y es por ello que “los jóvenes que optan por la formación en instituciones que no brindan formación de calidad, no van a ser adecuadamente empleados después”.

 

“Es una pena ver que una persona invierte cinco años de su vida, que es tiempo valioso, además de los recursos económicos, para salir al mercado laboral y no consiga el puesto que sueña y aspira, porque las empresas no la van a querer contratar debido a la falta de cualidades y competencias adecuadas. Estamos en una situación que se requiere compromiso por parte de las instituciones académicas, compromiso de regulación por parte del Estado y la concientización de la población en la elección de la institución educativa”, menciona.

 

El gerente de IPAE indica que el origen del déficit de profesionales técnicos se da por la falta de información en los jóvenes, debido que se ha convertido en una tradición considerar a la universidad como el único medio de desarrollo de oportunidades laborales, generando una conceptualización no favorable hacia las carreras técnicas.

 

“En los 90 en el país se dio una liberación en la educación en el sentido de que haya mayor oferta educativa a disposición de los jóvenes. Sin embargo, las mayores inversiones se realizaron para las universidades, que a la larga descuidaron el tema de calidad. A partir de ese momento, se convirtieron en el lugar de excelencia de formación para muchas familias, principalmente aquellas que sentían que antes era imposible acceder a una educación superior por distancias y recursos económicos”, indica.

 

IMPACTOS ECONÓMICOS Y PRODUCTIVOS

Hernán Lúcar señala dos impactos importantes que se originan debido a la falta de profesionales técnicos en el país: la improductividad y los costos de contratación, los cuales son factores que afectan directamente al proceso de crecimiento de la nación.

 

“El hecho que exista déficit de profesionales técnicos origina que las empresas tengan que cubrir la demanda con personas no capacitadas en el área, creando así improductividad. Estos impactos de improductividad hacen que en el caso de desarrollo tecnológico, según el informe del World Economic Forum, el Perú se encuentre ubicado en el puesto 90, de 144 países, en lo referido a competitividad y desarrollo de software. En una economía tan abierta y competitiva a nivel mundial, estar en una posición tan retrasada es prácticamente una apuesta segura que vamos a tener dificultades significativas para las sostenibilidad o para seguir compitiendo en este entorno”, explica.

 

“Según un estudio realizado por el Ministerio de Trabajo cerca del 40 % de empresas tienen dificultades para la contratación de profesionales, debido que el perfil de las personas que están dentro del mercado no es lo que se están buscando. Asimismo, el 80 % de las empresas principales y no reconocidas en el país están proyectando que a futuro van a tener problemas de contratación. No solamente es la oferta educativa, sino también qué es lo que necesitan las empresas, hacia dónde están proyectando sus necesidades de recursos humanos y de talento, y cómo estamos formando como organizaciones educativas para asumir esos retos”, manifiesta.

 

FORMACIÓN EDUCATIVA

Hernán Lúcar define a Lambayeque como el reflejo de la situación actual del país, en la que se evidencia que ya no solamente las empresas “buscan competencias técnicas duras como saber soldar, gestionar y realizar un proceso, sino también competencias blandas y personas que generen liderazgo en equipos, con habilidades de innovación y demás”.

 

 “Existen instituciones de prestigio, como IPAE, que ya han identificado está necesidad y están realizando estos esfuerzos de capacitación dentro de la malla curricular. También están las otras que espero que en un futuro cercano empiecen a reconocerlas, porque de eso depende el índice de trabajo y el futuro laboral de sus egresados”, opina.

 

Lúcar Ciurliza expresa que muchas veces las empresas reciben currículos que en el papel son fantásticos, pero cuando se atiende la entrevista de trabajo rápidamente sobresale que el candidato probablemente tendría problemas en cuanto a su rol en la organización. Por ello, agrega que “un profesional técnico se forma para brindar una repuesta inmediata en el centro de trabajo, su formación está orientada a la acción, pero sin el balance de habilidades, conocimientos, competencias técnicas y habilidades blandas, hace que el mix que las empresas requieren sea más difícil de conseguir”.

 

“Existe una oferta de 11 universidades que tienen presencia física y otras tres más que tienen presencia virtual. Asimismo, existe un buen número de institutos tanto privados como públicos que no están orientados a las necesidades de Lambayeque a futuro. Estamos hablando de perfiles orientados a los proyectos de desarrollo como es el Proyecto Olmos, con los agricultores de exportación y la demanda logística que va a generar este tipo de desarrollo y crecimiento de la región”, señala.

 

Por otro lado, Hernán Lúcar resalta que se presencia un desfase de lo que se ofrece como carrera y lo que el mercado realmente requiere para el campo laboral. Además, otro punto que incrementa el déficit de profesionales técnicos es la búsqueda de los jóvenes que toman como única propuesta educativa a la universitaria.

 

“Hace tres semanas un investigador de la Universidad del Pacífico, Gustavo Yamada Fukusaki, publicó un artículo de un estudio realizado a través del portal ‘Ponte en carrera’, que brinda información sobre los sueldos promedios de los egresados de las instituciones educativas. Descubrió que un profesional técnico de un instituto de buena calidad tiene un retorno de su inversión alrededor de un 11 %, mientras que un profesional universitario egresado de una universidad de media o baja calidad tiene un retorno de porcentaje negativo. Esto significa lo que ha invertido en tiempo y dinero para estudiar, una vez que egresa, no es compensado por los sueldos que recibe”, indica.

 

Por ende, el gerente de IPAE sostiene que sí es importante que las familias se orienten a lo que realmente va a convenir a sus hijos, ya que la vocación de la persona que va a estudiar debe ser la brújula esencial dentro de su elección.

 

FORMACIÓN TECNOLÓGICA

Dentro de la formación profesional hay diferentes carreras y rubros de actividad que pueden ser empleados en las distintas áreas empresariales, tanto para profesionales universitarios como técnicos. Sin embargo, existe también una brecha significativa en cuanto a las tecnologías de información, formación tecnológica que no es impulsada fuertemente en el país.

 

“El año pasado se requerían 16 mil profesionales técnicos especialistas en desarrollo de softwares, redes y todo vinculado al soporte informático en empresas. Sin embargo, a nivel nacional solamente egresan 10 mil profesionales técnicos, reconociendo un desfase más notorio entre las capacidades y competencias adquiridas por el egresado versus la demanda empresarial. Hoy las empresas están buscando expertos en desarrollo de software, en programación, con conocimientos claros sobre la seguridad informática y que sean capaces de desarrollar trabajo web, teniendo a la eficiencia como una prioridad. Además, y es la diferencia que existe en la oferta del mercado, las empresas necesitan que el software que produzcan sea viable y fácil de usar”, expresa, agregando que la oferta tradicional de desarrollo de softwares se orienta a desarrollar productos eficientes mas no con altos índices de usabilidad.

 

A partir de esta necesidad, el instituto IPAE Escuela de Empresarios a través del análisis de la demanda empresarial y las consultas con los principales proveedores de tecnología en el mundo, ha creado tres nuevas carreras en la Facultad de Tecnología orientadas al desarrollo de software.

 

Las tres carreras son: Desarrollo de Software, con una duración de dos años y por la que se alcanza el título de técnico; Desarrollo de Software e Inteligencia en Negocios, con una duración de tres años y la emisión del título de técnico profesional, y Desarrollo de Software y Aplicativos Móviles, con tres años de duración y también con el título técnico profesional.

 

“La carrera de Desarrollo de Software e Inteligencia en Negocios se orienta hacia jóvenes que les guste el tema empresarial, amen la tecnología y quieran aprovechar toda la información de la empresa almacenada con la finalidad de crear modelos predictivos, generar información para respuestas inmediatas y prever situaciones a futuro. Es una tendencia en la cual nuestra expectativa y esperanza es que los egresados ayuden al segundo nivel, que es de mediana y pequeña empresa, para implementar estas tecnologías en función a crecimiento y ser competitivos en el futuro”, manifiesta.

 

“Asimismo, la carrera de Aplicativos Móviles está orientada al estudiante sobre el aprendizaje de todas las técnicas y lenguajes de programación que se requieren para desarrollar aplicaciones que se visualicen en celulares y tablets. Cada vez más las empresas aplican la estrategia de marketing a través de la presentación de un aplicativo, y es una tendencia que ya está implementada y que a futuro irá creciendo más. La usabilidad aquí se convierte en algo mucho más importante que en las otras dos anteriores. Según la estadística mundial el 80 % de las aplicaciones descargadas son borradas en menos de tres minutos porque, a pesar de que el aplicativo se venda bien, no es fácil de usarla o manejarla y la terminamos eliminando. Es por ello que durante toda la carrera, además de tener una línea transversal de usabilidad, estamos incluyendo conceptos de ganificación que significa trabajar como jugando o aprender como jugando”, agrega. 

 

CONCURSO DE BECAS

El programa de Beca Tecnológica IPAE ofrece 300 medias becas integrales al mérito a través de un examen de postulación en las tres nuevas carreras tecnológicas. Asimismo, los requisitos básicos para el concurso son la presentación del certificado de estudios finalizado del nivel secundario, además de poseer un talento referido a las tecnologías y pasión por ellas.

 

“IPAE desea que cada dos o tres años el mercado peruano cuente con profesionales técnicos de excelencia y que den fe de lo que se puede crecer en una carrera que ha sido elaborado de manera inteligente, escuchando lo que necesitan las empresas locales y el país, y recogiendo las mejores prácticas de los principales líderes del mundo”, concluye.

 

 

+ NOTICIAS

  • El 12 de marzo a las 8:30 de la mañana se realizará el examen de medias becas en el instituto IPAE, ubicado en la avenida Santa Victoria #200.

Leer más


GRACIELA ALEGRÍA: “HAY AVANCES PERO LAS MUJERES TODAVÍA ESTAMOS EN SITUACIÓN DE DESIGUALDAD”

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 952

  comentarios   

Una sociedad donde hombres y mujeres tengan las oportunidades, donde haya respeto mutuo, donde se erradiquen problemas graves como el feminicidio, la trata de personas y la violencia contra la mujer, es una meta urgente, señaló la presidenta de la Asociación de Mujeres Solidarias de la Región Lambayeque, Graciela Alegría Olazábal, durante su discurso de orden por el Día Internacional de la Mujer.

 

La mujer tiene un papel protagónico en la historia y en todos los ámbitos de la sociedad, como la familia y el hogar. Pero antaño reducida al rol maternal y jefa de la casa, muchas veces humillada, marginada y víctima de maltratos, felizmente desde hace varios años inicio la lucha por la reivindicación de sus derechos.

Graciela Alegría recordó que hubo mujeres mártires y ahora las hay también, que no se quedan calladas ante la marginación. Recordó el hecho heroico del 8 de marzo de 1857 en que un grupo numeroso de obreras textiles de Nueva York (EE.UU.) se organizaron para protestar contra las condiciones laborales que tenían, exigiendo una jornada laboral, mejores condiciones de trabajo y el derecho a tener horas de lactancia. “Aquel día, murieron  más de 100  Mujeres quemadas en una fábrica de Cotton, el hecho  se atribuyó al dueño de la fábrica, como respuesta a la huelga”, comentó.

 

MUJERES CON POCO ACCESO A LA EDUCACIÓN

“Las mujeres de hoy se desenvuelven y se desarrollan en un medio que estimula la persecución de nuevas metas. Tanto el hombre como la mujer han tenido que adaptarse a estos cambios, modificando conductas y hábitos que creían tener arraigadas, como los quehaceres del hogar que eran exclusivo de las mujeres y los hombres solo eran proveedores", afirmó.

Y esta situación obliga a muchas a sobre exigirse, a prepararse mejor, a profesionalizarse, pero a la vez a no descuidar su rol en el hogar y en la maternidad, lo cual es un trabajo intenso que solo las mujeres pueden afrontar. En ese sentido, Graciela Alegría comentó que se requieren mejorar las condiciones para un acceso equitativo a la educación, especialmente de las mujeres de zonas urbano marginales y de las comunidades de la sierra y de la selva.

En ese sentido, precisó que el presupuesto del sector Educación para este año 2016 representa el 4.1% del producto bruto interno (PBI). “Hemos logrado adelantos importantes en términos de acceso y de rendimiento, Sin embargo subsiste la discriminación de género”, dijo.

Las cifras son reveladoras: en los últimos diez años la asistencia de niñas a educación inicial se ha incrementado  del 56 al 83 %, en tanto que a la educación primaria del 90 al 92 % y a la educación secundaria del 70 al 83 %. Asimismo, de cada 100 mujeres (de 15 años a más) solamente 30 cuentan con educación superior universitaria y no universitaria, lo cual es un indicador de la situación de desventaja que tienen las mujeres en el Perú.

 

DISCRIMINACIÓN LABORAL

“Hemos avanzado, aunque persiste la desigualdad frente a los hombres. Son contadas las mujeres que ocupan posiciones relevantes dentro del espacio político  y laboral, a lo largo de nuestra historia”, afirmó.

Las estadísticas en este rubro también reflejan una cruda realidad: solamente el 7 % de los ejecutivos que integran los directorios de las grandes corporaciones mundiales son mujeres, mientras que en Estados Unidos el índice crece al 15 % , pero en Japón desciende al 1 por ciento, pues es una sociedad conservadora y tradicionalista. Pero hay ciertos avances, porque estas cifras cambian de manera notable en puestos de menor jerarquía, donde las mujeres representan casi el 50% de la fuerza laboral.

De otro lado, Alegría indicó que a nivel de ingresos y salarios hay diferencias significativas por sexo, pero la brecha es mayor en las categorías que requieren una mayor calificación y además existe un mayor número de trabajadoras informales en comparación con los varones. “Los grupos más numerosos son las trabajadoras  ambulantes, trabajadoras a domicilio, trabajadoras de microempresas y trabajadoras del hogar”, aseveró.

Explicó que tiene un objetivo equilibrador de las desigualdades que enfrentan las mujeres para acceder a cargos políticos, al forzar su ingreso al poder público. “El sistema de cuotas es implementado en el Perú en año 1997.  En el año 2000 la cuota para la lista al Congreso fue de 30%. En el 2002 se hizo lo mismo con la cuota para municipios y en el 2002 también se aplicó el 30% para las elecciones regionales. Fue en el año de 1995, que por primera vez asume una mujer la presidencia del Congreso de la República”, explicó.

Actualmente las mujeres congresistas constituyen el 21.5% (28) del total de congresistas (102).  “En noviembre de 2012 se presentó un Proyecto de Ley con el objetivo de lograr la participación equilibrada de las mujeres respecto a los hombres en los cargos de elección popular mediante la ubicación alternada (una mujer, un hombre intercaladamente) desde los primeros puestos de las listas de candidaturas. Hasta ahora no ha sido aprobado”, afirmó.

La presidenta de la Asociación de Mujeres Solidarias de la Región Lambayeque indicó La igualdad de género es una tarea pendiente que demanda no sólo de la aprobación de medidas legislativas y políticas públicas sino también a través de la eliminación o supresión de prácticas que en la actualidad menoscaban nuestros derechos humanos.

 

FEMINICIDIO Y VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

SIN DUDA, ESTE ES UNO DE LOS PROBLEMAS MÁS GRAVES, CON TASAS ALARMANTES DE FEMINICIDIOS.

“La violencia contra la mujer es un problema mundial, histórico, cultural  y estructural.  Se ha ido construyendo una realidad donde lo femenino es inferior a lo masculino, donde las mujeres somos vistas como objetos desechables y maltratables. El feminicidio es una categoría que responde a un clima social  de discriminación y violencia contra la mujer. Es el crimen cometido contra la mujer. El 70% de las mujeres que son víctimas de asesinato mueren a manos de su pareja o ex – pareja, según datos de la OMS”, comentó.

 

ACCESO A LA SALUD Y CÁNCER

Otro problema es el acceso a la salud. “La salud en nuestro país tiene serias deficiencias institucionales, caracterizada por el bajo presupuesto (2.1% del PBI), mala calidad de atención, infraestructura deteriorada, carencia profesionales especializados, de medicamentos. Además existe escaso apoyo a la políticas de prevención, lo que se evidencia en la mortalidad por cáncer”, dijo.

El cáncer femenino es uno de los mayores problemas de salud pública a nivel mundial.  Más del 50 % de los casos y muertes se producen en los países en desarrollo.  En nuestro país el cáncer se ha convertido en la segunda causa de muerte, pero es limitada la información de la carga de la enfermedad que esta produce a nivel local y nacional.

Las estadísticas señalan que en Lambayeque la morbilidad por cáncer es alta entre 2009 al 2014, con más de 2,357 casos registrados de cáncer de cérvix y 2057 de mama, frente a 1,343 de próstata, por lo cual es importante reforzar las campañas de prevención: comer más verduras y frutas, beber menos licor, no fumar, controla tu salud anualmente, cuidar tu vida sexual. Asimismo realizar más actividad física, conservar un peso adecuado y protegerse piel del sol.

En conclusión, Gabriela Alegría señaló que las mujeres peruanas todavía tienen mucho por lo cual luchar, para mantener su dignidad, para tener igualdad de oportunidades, pero sin perder su esencia femenina.

Leer más


INGENIO DE GLORIA TIENE 40 % DE AVANCE: LA PRIMERA BOLSA DE AZÚCAR DE OLMOS SALDRÁ AL MERCADO EN AGOSTO

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 952

  comentarios   

La automización en el proceso productivo del azúcar es la principal característica del moderno ingenio que construye el Grupo Gloria, a través de su subsidiaria AgroOlmos, en el valle nuevo irrigado con el emblemático proyecto lambayecano. Esta innovación hará posible que la fábrica, con capacidad para moler más de cinco mil toneladas de cada por día, y las más de ocho mil hectáreas actualmente sembradas, sean manejadas únicamente por 500 trabajadores, entre profesionales, técnicos y operarios. 

 

En medio de desierto de Olmos enormes estructuras empiezan a tomar forma. Se trata de la fábrica de AgroOlmos que con su 40 % de avance promete estar operativa en agosto próximo, justo cuando esté disponible para la cosecha la caña de variedades mejicanas y brasileras adaptadas al suelo arenoso sobre el que se ha instalado el ingenio.

 

“Estamos en plena construcción de la planta y esta va a estar operativa en agosto de este año, la primera parte del ingenio contará con una balanza y luego estará el área de laboratorios. Se está construyendo en estos momentos la zona de descarga de caña y una parte muy importante es el difusor, para la obtención de mayor jugo del proyecto, lo que diferenciará a nuestra fábrica de las otras azucareras que hay en el Perú, porque la mayoría trabaja con trapiches”, explica Mario Espino Romero, gerente del proyecto.

 

AUTOSOSTENIBLE

Otra ventaja que pone al ingenio de Gloria como uno de los más modernos de América Latina es la implementación de su sistema de generación energética. Con el bagazo resultante de la molienda se alimentará la caldera con capacidad para producir hasta 100 toneladas de vapor por hora y, al mismo tiempo, 20 mega vatios de energía eléctrica solo en la primera etapa de funcionamiento.

Los trabajos constructivos avanzan a buen ritmo y hoy ya es posible identificar las áreas donde se instalan los evaporadores, así como las máquinas de hilo y envasado del azúcar.

 

El ingenio operará con tecnología hindú y el sistema de extracción de jugo funcionará con un ingenio traído desde Luisiana – Estados Unidos.

 

Además, se trabaja en la construcción de una villa para que los trabajadores vivan dentro del complejo, así como un moderno almacén de repuestos y un edificio para las labores administrativas.

 

“Este ingeniero será líder en lo que es el consumo de vapor, tenemos garantizado el 34 % de vapor por 100 % de caña, que si se compara a todos los demás ingenios del Perú estos están por encima de ello, igual que en el consumo de energía eléctrica. Otro aspecto importante es la automatización”,  destaca Espino Romero.

 

CAMPOS E INNOVACIÓN

“La capacidad de producción de la fábrica será de 500 toneladas de azúcar por día y hasta el momento la empresa ha sembrado ocho mil hectáreas con caña de distintas variedades, básicamente mejicanas y brasileras, que son las que tienen mayor rendimiento en zonas como el Valle Nuevo de Olmos. La cosecha de la caña se dará a los 14 meses”, anota.

 

La inversión de Gloria en el ingenio asciende a 300 millones de dólares y para agosto se tiene programada la primera producción de azúcar. Lo que no está definido aún es si es que esta saldrá al mercado con una marca propia del ingenio.

 

Gloria tiene en el Valle Nuevo de Olmos un total de 15 mil 600 hectáreas, sobre las cuales ha implementado un moderno sistema de riego que, por su extensión, es único en el país.

 

Se trata de la instalación de 97 pivotes, cada uno de los cuales puede cubrir 95 hectáreas, teniendo cada brazo un radio de riego de 500 metros. Los pivotes están compuestos por nueve cuerpos, y cada aspersor que poseen está debidamente regulado. Solo se necesita de una persona para operar uno de estos.

 

“El suministro de fertilizantes también se da a través de los pivotes. Las soluciones son preparadas en fábrica, donde existe una sala de control que las distribuye a través del sistema de tuberías instaladas a lo largo del complejo agrícola. Solo para llevar el agua hasta los pivotes se han instalado 300 kilómetros tubos, en tanto para el fertilizante han sido necesarios otros 500 kilómetros más de conexiones. A esto se suman las instalaciones eléctricas para el funcionamiento de cada sistema de riego”, detalla Mario Espino.

 

Desde la sala de control es posible no solo el suministro del fertilizante para ser aplicado por los aspersores a los cultivos de caña, sino también se puede regular la presión del agua y las horas de riego.

 

El riego por aspersión no afecta el rendimiento de la caña de azúcar, pero si el sistema fuera por goteo se podría abastecer de agua a un 3 % más de área cultivada, lo que en términos económicos no representa, por el momento, mayor impacto.

Leer más