Semanario Expresión up

PRONUNCIAMIENTO JUDICIAL: DIRECTORA DE ESCUELA DE POSGRADO DE LA UNPRG DEBE MANTENERSE EN EL CARGO

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1178

  comentarios   

  • El Quinto Juzgado Civil de Chiclayo dejó sin efecto la resolución que consentía la sentencia con la cual se declaró nula la elección de Olinda Vigo Vargas como directora de la Escuela de Postgrado de la UNPRG.
  • Vigo Vargas demanda que el rector de la UNPRG, Jorge Oliva Núñez, le restituya sus derechos como directora de Posgrado de la casa de estudios.

 

Luego de que el Quinto Juzgado Civil de Chiclayo dejase sin efecto la resolución que consentía la sentencia con la cual se declaró nula la elección de Olinda Vigo Vargas como directora de la Escuela de Postgrado de la Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo - UNPRG, de Lambayeque, la citada autoridad defendió su cargo, al señalar que fue elegida en el marco de la democracia interna, en la cual incluso participó la Oficina Nacional de Procesos Electorales – ONPE.

 

El caso se inició con la demanda presentada por Saúl Espinoza Zapata contra la universidad y el Comité Electoral que desarrolló el proceso eleccionario en el que resultó ganadora Vigo Vargas, con el objetivo de impugnar la designación de la directora de la Escuela de Postgrado.

La decisión fue emitida el 22 de octubre, luego que Olinda Vigo interpusiera el recurso de impugnación, debido a que el fallo judicial afectaba sus derechos, aun cuando no fue incluida como parte del proceso, pues los demandados fueron la UNPRG, representada por el rector Jorge Oliva Núñez, y el Comité Electoral, ninguno de los cuales presentó recurso en contra de la sentencia.

 

PROCESO

Al respecto, Vigo Vargas explicó que fue elegida por la comunidad universitaria en el 2018 como directora de posgrado, tras un proceso democrático en el que participaron tres candidatos y tuvo la participación del comité electoral, la ONPE y la Policía.

“En la primera vuelta alcancé el más alto porcentaje, pero la norma decía que debía tener la mitad más uno, así que pasé a una segunda vuelta  junto a Saúl Espinoza. Ambos competimos y obtuve el apoyo de una amplia mayoría”, manifestó.

Asimismo, desmintió lo que se habría dicho en Consejo Universitario de la UNPRG, respecto a que ella habría cometido una “negligencia” al no defenderse de las imputaciones. Según refirió, nunca tuvo conocimiento del proceso que se seguía en su contra, pues ni el rector Jorge Oliva Núñez ni el departamento de Asesoría Jurídica le informó.

A raíz de la decisión judicial que le da la razón, ha presentado un documento pidiendo que se le repongan todas sus atribuciones como directora de la Escuela de Posgrado. Incluso – afirmó – el 28 de octubre se dirigió  a las instalaciones de la UNPRG para conversar con Oliva Núñez, pero este no la recibió.

“Pido que se me restituyan mis derecho. Espero que el rector lo tenga en cuenta. Han habido Consejos Universitarios a los cuales no he sido invitada y debí estar, porque como miembro tengo obligaciones allí que debo cumplir. A las asambleas tampoco se me ha convocado”, denunció.

 

ELECCIONES

Por otro lado, Olinda Vigo señaló que el 23 de noviembre culmina el período de la gestión liderada por Oliva Núñez, la cual recién ha convocado al Comité Electoral, pese a que esté debió operar desde hace medio año.

Sobre la posibilidad de que sea ella quien asuma el rectorado por ser la profesional con mayor antigüedad - dado que la UNPRG no fue licenciada – señaló que, si bien esa es una posibilidad, ahora se encuentra enfocada en sacar adelante a la Escuela de Posgrado, pues esta puede erigirse como un pilar clave para obtener el licenciamiento institucional.

“Quien asuma el rectorado deberá tener la legitimidad que corresponda. A mí me preocupa la Escuela de Posgrado, que es para la cual fui elegida. Tengo un compromiso con mis colegas y los estudiantes que me dieron su voto”, resaltó.

En tanto, aseguró que ella no tiene ninguna aspiración personal de poder al frente de la UNPRG, salvo la de culminar con su labor como directora de la Escuela de Posgrado y continuar su labor como docente de la Escuela de Matemática, de donde hay egresados que actualmente desarrollan su profesión en  Chile y Brasil.

“En este mundo no espero ganar más nada porque Dios ya me bendijo con los hijos que tengo, mi familia y con eso me ha dado mucho. No aspiro a poder ni cargos, sino a ganarme el cielo algún día. Creo que vivimos para eso, para ser felices y hacer felices a los otros, pero sobre todo aportar a que el mundo sea mejor”, resaltó.

 

Deja tu Comentario