Semanario Expresión up

PRODUCCIÓN ESTANCADA: REACTIVACIÓN DE LAS EMPRESAS TEXTILES ALCANZA UN RITMO DEL 20 %

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1178

  comentarios   

  • Las empresas textiles llevan cuatro campañas perdidas: la escolar, por el Día de la Madre, por el Día del Padre y Fiestas Patrias.
  • Los empresarios del sector textil cuestionan el enfoque del programa Reactiva Perú.

Cuando el 16 de marzo se decretó la cuarentena general en todo el país, las empresas textiles estaban en plena campaña escolar. La gran mayoría había adquirido deudas con las cajas y financieras para la confección de uniformes. Sin embargo, toda esta producción se encuentra detenida por la crisis económica derivada de la pandemia del Covid-19. Al respecto, la presidente de la Asociación de Empresarios Confeccionistas de Lambayeque, Esperanza Tafur Huamán, señaló que la reactivación del sector es sumamente lenta, alcanzando un ritmo de entre el 10 % y 20 %.

 

La dirigente explica que los talleres, cuyo personal bordeaba los 15 o 20 trabajadores, actualmente solo trabajan con tres, dado que la población ahora prioriza la compra de alimentos y medicamentos, antes que prendas de vestir. Añadió que la prohibición de reuniones masivas también afecta indirectamente al sector textil, pues son esas ocasiones las que motivaban a la gente a adquirir ropa.

Apuntó que son alrededor de mil 500 las Micro y Pequeñas Empresas – MYPE, que han emprendido el proceso de reactivación económica, aunque un gran porcentaje de estas han virado hacia la informalidad.

“Nosotros trabajamos en función de las campañas. La primera afectada fue la escolar y luego han seguido la del Día del Madre, Día del Padre, 28 de julio. Todo el año no ha habido ventas porque la economía estuvo detenida… Cuando empezó la cuarentena era verano y se detuvo la producción. Esta ha quedado almacenada porque las restricciones para el sector se levantaron en invierno. Lo mismo pasa con los uniformes (escolares), aquellos que lograron colocarlos no pueden cobrar hasta ahora porque simplemente no fueron vendidos”, graficó.

 

PROGRAMAS ESTATALES

Esperanza Tafur manifestó que el programa Reactiva Perú estuvo mal enfocado, pues fue dirigido para medianas empresas y empresas con personería jurídica con una cierta cantidad de personal en planilla. No obstante, el 70 % de las MYPE en el sector textil son persona natural con negocio, las cuales no pudieron acceder a los créditos estatales.

Refirió que en la segunda etapa de este programa se flexibilizaron las condiciones para el acceso a los préstamos, pero se chocaron con otro problema, pues las entidades bancarias dieron créditos solo a sus clientes y la mayoría de empresarios textiles trabajan con financieras, las cuales no postularon a la subasta de los créditos de Reactiva Perú.

Por el contrario, destacó que uno de los programas que sí les está ayudando en el proceso de reactivación es ‘’Compras MYPErú’, a través del cual se destinaron 131 millones de soles para los departamentos (sin incluir a Lima), con lo cual el Estado adquirió de las MYPE los uniformes para la Policía.

Sumó a las buenas iniciativas el Decreto de Urgencia N° 075-2020, mediante el cual el gobierno destinó 700 millones de soles para la adquisición de bienes manufacturados por las MYPE de los sectores metalmecánica, muebles (para bienes de madera, no maderables y plástico), textil-confecciones, cuero y calzado.

 

ENERGÍA

Por otro lado, advirtió que una preocupación del sector es la presión que estarían ejerciendo las empresas generadoras de energía para que el gobierno defina tasas estándar, pues consideran que esto agravaría la crisis del sector industrial, dentro del cual están los empresarios textiles.

“En este momento la energía es barata porque hay una sobreproducción. Ahora las empresas generadoras están condicionando al Estado para que regule el precio y no lo fije a la oferta y la demanda. Le pedimos al gobierno que piense en la población. Ahora existe competencia entre las compañías generadoras, eso asegura que el precio no se dispare”, manifestó.

Al respecto, el ministro de Energía y Minas, Miguel Incháustegui  Zevallos, manifestó hace unos días que desde el año pasado se creó una comisión para trabajar mejoras del sector eléctrico, la cual ha venido trabajando un proyecto para el cambio de regulación. Esta ha recibido 17 sugerencias de personas naturales y empresas y, lo más probable, es que al finalizar esta semana se emita el decreto supremo correspondiente.

Deja tu Comentario