Semanario Expresión up

AFIRMA JUAN VALDIVIA: Plan de gobierno de Castillo costaría al menos 22 veces más que el de Fujimori

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1206

  comentarios   

  • Perú Libre propone que el 10 % del PBI se destine a Educación.

Esta campaña electoral se ha caracterizado por el ofrecimiento de propuestas, que en muchos casos han sido calificadas como populistas e inviables por los diferentes especialistas. Al respecto, el economista Juan Miguel Valdivia Goycochea cuestiona el programa de gobierno del candidato de Perú Libre Pedro Castillo, ya que este costaría por lo menos 22 veces más que el de su contendora Keiko Fujimori.

Juan Valdivia apunta que el presupuesto general del Estado para para este año es de 183 mil 29 millones 770 mil 158 soles, mientras que el Producto Bruto Interno – PBI, alcanza alrededor de 720 mil millones de soles. Enfatiza en que una de las propuestas de Perú Libre es destinar el 10 % del Producto Bruto Interno – PBI, al sector Educación, lo que equivale a un aproximado de 72 mil millones de soles.

Indica que el presupuesto actual para Educación es de 33 mil 132 millones de soles, lo que ya representa un 5.8 % más respecto al año pasado. Para alcanzar los 72 mil millones de soles, que equivalen a la meta del 10 % del PBI, hacen falta cerca de 39 mil millones de soles.

“Para hacer una comparación, todo el presupuesto del Estado para programas sociales es de cinco mil 392 millones de soles, quiere decir que el sector educación tendrá un presupuesto hasta seis veces mayor que todos los programas de alivio a la pobreza, sobre los cuales, dicho sea de paso, el candidato Castillo no dijo nada de forma directa en el debate”, menciona.

Keiko Fujimori

En cuanto la candidata de Fuerza Popular y su propuesta de duplicar el monto de Pensión 65, apunta que actualmente el programa atiende a 557 mil beneficiarios, lo cual supone un gasto de 888 millones de soles. Si este se duplica, es decir, se pasa de entregar 250 soles cada dos meses a 500 soles, el Estado tendría que desembolsar mil 776 millones. Indica que esta cifra en porcentajes constituye menos del 0.5 % del presupuesto general de la república.

Respecto a la propuesta de incrementar en 100 soles el bono del programa Mi Juntos, refiere que esto supondría un gasto adicional de 132 millones de soles para el Estado. Actualmente, el programa tiene 220 mil beneficiarios y otorga un bono bimensual de 200 soles a los hogares considerados como pobres o pobres extremos y con una incidencia de pobreza mayor al 40 %.

Sobre el Bono Oxígeno, propuesta que consiste en otorgar 10 mil soles a todas aquellas familias que han sufrido la pérdida de un miembro a causa del COVID-19, señala que esta promesa supone el gasto de aproximadamente 700 millones de soles, ya que a la fecha de la elaboración de este informe hay 69 mil 342 decesos por el nuevo coronavirus. Esto en porcentajes representa el 0.3 % del presupuesto general de la república.

Anota que la suma de Juntos (132 millones de soles), Pensión 65 (888 millones) y el Bono Oxígeno (700 millones) arroja un total de mil 720 millones de soles adicionales al gasto del Estado, lo que representa 22 veces menos que los 39 mil millones de soles adicionales que gastaría Pedro Castillo por solo incrementar el PBI de Educación al 10 %.

“Hay que tener creatividad, ver de qué manera podemos hacer propuestas que sean viables y no irroguen un mayor gasto a la caja fiscal. Lógicamente, si Pensión 65 tuviera dos o tres millones de beneficiarios, el impacto sería distinto, pero son solo 557 mil; y en Juntos son 220 mil las familias. Un incremento de 100 soles en Juntos y 265 en Pensión 65 no tiene mayor impacto en las finanzas”, señala.

Si bien los ofrecimientos de Keiko Fujimori, según los cálculos de Juan Valdivia, no suponen un gasto oneroso para el Estado, hace hincapié en que la candidata de Fuerza Popular ha dado otras propuestas para generar recursos como la del aporte solidario de las empresas mineras.

“Luis Carranza (director del equipo económico de Keiko Fujimori) ha dicho que, por último, si no se pudiesen obtener los recursos suficientes a través de las mayores contribuciones, siempre quedará como opción el endeudamiento, pero con el compromiso de que al final del período de gobierno se recupere el dinero”, postula.

Asimismo, anota que la propuesta de darle un crédito a los emprendedores con un período de gracia de cinco años no puede considerarse como un gasto presupuestal, pues tiene retorno, como los fondos del programa Reactiva. Subraya que un crédito no es una donación.

Pedro Castillo

En tanto, cuestiona que Pedro Castillo pretenda ampliar la cobertura de Pensión 65, bajando el umbral de edad del programa a los 60 años, ya que no ha explicado el criterio técnico de la propuesta ni mucho menos el impacto económico que generaría.

Además, anota que sería ilógico que los beneficiarios de Pensión 65 reciban una subvención económica a los 60 años, mientras que la gran mayoría de personas deben esperar cinco años más para recién jubilarse.

“Él (Pedro Castillo) no ha hablado de la edad de jubilación, que además sería sumamente complicado cambiarla en el país, ya que hoy la esperanza de vida en el Perú es de 77 años, a diferencia de las décadas de 40 o el 50 cuando no llegaba ni a los 50 años. Es fácil lanzar una propuesta, pero lo difícil es darle sustento, porque él no ha dicho a cuántas personas beneficiará, por cuánto tiempo, si será temporal o permanente, cómo se va a desarrollar el programa”, precisa.

Financiamiento

Valdivia Goycochea señala que hace 30 años el índice de pobreza en el Perú era de 58 %, cifra que disminuyó hasta el 2019, que alcanzó el 20.1 %. Sin embargo, solo en el 2020 la pobreza se incrementó en 10 % a causa de la pandemia. Es decir, alrededor de tres millones de connacionales volvieron a la pobreza.

Refiere que el presupuesto general de la república se nutre de impuestos (62.8 %), endeudamiento (26.1 %), tasas y contribuciones (6.8 %), canon y regalías (4 %) y donaciones (0.3 %). En tanto, los gastos se distribuyen en pago de planillas (42.1 %), inversiones (25.9 %), pago de servicios y compra de bienes (14.1 %), pago de deuda (8.7 %), otros gastos corrientes (6 %) y reservas de contingencia (3.2 %).

Indica que básicamente el presupuesto estatal se financia por impuestos y endeudamiento. Hasta antes de la Constitución de 1993 -señala- existía una tercera forma que era la emisión inorgánica de dinero, pero hoy el Banco Central de Reserva del Perú cuenta con autonomía, lo que ha permitido tener estabilidad fiscal.

“Durante el primer gobierno de Alan García se financiaba parte del presupuesto emitiendo más dinero, la famosa ‘maquinita’. No había recaudación, no éramos elegibles para créditos internacionales o préstamos para deuda externa. Solo quedaba emitir dinero y eso generó la hiperinflación que vivimos. Hoy esa opción está descartada. Lo único que podemos hacer es recaudar más o endeudarnos más”, asevera.

Explica que antes la moneda tenía valor intrínseco, es decir, valía por sí misma (sol de oro), pero luego se cambió por monedas hechas de cobre, bronce, níquel y zinc, que como metales no tienen valor. Quien le da su peso a la moneda es el Estado, a través del respaldo de las reservas internacionales.

“Uno tiene una moneda de cinco soles y piensa que ese pedazo de metal vale cinco soles, pero si vas a una joyería y pides que te den el valor de esa moneda te van a decir que no vale nada (…) Lo que respalda a nuestra moneda son las reservas internacionales, ya que tenemos más de 65 mil millones de dólares, pero ese dinero no puede servir para pagar la totalidad de la deuda u para otros gastos, ya que es lo que le da fortaleza a nuestra moneda”, menciona.

Recuerda que Argentina en la década del 90 utilizó sus reservas internacionales para pagar la deuda externa, lo cual devino en una gran hiperinflación, dado que su moneda se debilitó. Esto se conoció como el ‘Plan Cavallo’.

“¿Cómo determinamos la fortaleza de una moneda? En la medida en que no se deprecia a través del tiempo. Los últimos incrementos del dólar, que son depreciaciones de nuestra moneda, se dan básicamente por expectativas. Una vez que pase el 6 de junio, el dólar se seguirá disparando o regresará a su nivel, según la opción que salga ganadora”, sostiene.

Lambayeque

Por otro lado, anota que el presupuesto de Lambayeque (gobiernos distritales, provinciales y el regional) para este año es de dos millones 580 mil soles. De este total, 904 millones de soles se destinan a Educación (35 %), 401 millones a Salud (15.5 %), 299 millones a Planeamiento, gestión y reservas de contingencia (8.9 %), 209 millones al sector Agropecuario (8.1 %), 172 millones a Justicia (6.7 %) y 665 millones a otros (25.8 %).

Apunta que el 78.5 % de este presupuesto se va en gasto corriente y solo el 21.5 % se destina para gastos de capital, lo que representa aproximadamente 500 millones de soles. Asegura que con ese monto es muy poco lo que se puede hacer, pues un solo proyecto de mejoramiento de redes de agua potable y alcantarillado cuesta dicha suma.

Deja tu Comentario