Semanario Expresión up

MERCEDES AR√ĀOZ: ‚ÄúVotar√© por Keiko Fujimori, a pesar que fui maltratada por el fujimorismo‚ÄĚ

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1206

  comentarios   

  • La ex ministra de Economía recuerda que Fuerza Popular promovió la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski a la presidencia.

La economista Mercedes Aráoz Fernández fue uno de los blancos de la bancada fujimorista en el Congreso pasado. Asumió la presidencia del Consejo de Ministros el 17 de septiembre del 2017 y se mantuvo en el cargo hasta que Pedro Pablo Kuczynski renunció a la presidencia el 21 de marzo del 2018, tras la difusión de unos audios y videos en los que se daba cuenta del negociado de votos que había para evitar la vacancia de Kuczynski. Aráoz Fernández recuerda que durante ese período Fuerza Popular la fustigó, impidiendo la gobernabilidad.

Pese a ello, la economista asegura que este 6 de junio le dará su respaldo en las urnas a Keiko Fujimori, pues considera que la candidata de Fuerza Popular aprendió la lección y esta vez ha conformado un equipo técnico de ancha base, entre los que destaca a su colega Luis Carranza Ugarte, quien fuese ministro de Economía durante el segundo gobierno aprista al igual que ella.

“La señora Fujimori ha pedido perdón casi entre lágrimas y espero que sea sincera. Votaré por ella, a pesar del maltrato de la que fui víctima por parte del fujimorismo. Le daré un voto de confianza, de fe, porque espero que se haya arrepentido y dado cuenta del grave error que cometió al desencadenar una crisis política que no era necesaria. Los políticos tenemos que aprender la lección y por eso creo que ahora ella tiene la apertura de buscar a personas que no le son cercanas y que incluso han sido fuertes críticos como Mario Vargas Llosa”, reflexiona.

Indica que una de las acciones que le genera confianza es que Keiko Fujimori haya armado un equipo técnico de ancha base que, a diferencia del de Pedro Castillo, no es improvisado. Afirma que la propuesta programática de Perú Libre apunta a retornar a la década del 70, cuando la dictadura militar generó un enorme endeudamiento y una crisis política, económica y social. 

Empleo

Enfatiza en que uno de los riesgos del programa que ofrece Pedro Castillo es la disminución del empleo, pues en vez de fomentar la actividad privada la está espantando al hablar en sus mítines sobre expropiaciones y estatizaciones. Cita un estudio de Apoyo Consultoría e indicia que, de aplicarse el plan de gobierno de Perú Libre, el número de pobres en el Perú aumentaría a 8.2 millones de personas y permanecería por encima del 30 %.

Cuestiona también la propuesta lanzada por el candidato de Perú Libre en el debate presidencial, respecto al “turismo sin fines de lucro”. Afirma que ni siquiera el turismo rural comunitario se puede hacer sin fines de lucro, ya que los miembros de la comunidad, quienes son los verdaderos guardianes del sitio natural, venden sus artesanías para generar ingresos.

“Inclusive el turismo rural comunitario como el que tiene Lambayeque en el Bosque de Pómac es con fines de lucro. Este es propiciado por las comunidades campesinas e indígenas que protegen el ambiente. Si no les damos la posibilidad de generar ingresos para mantener a sus familias, ¿quién protegería a los bosques? A veces la Policía no está disponible como quisiéramos. Otro excelente ejemplo es Chaparrí, donde hay trabajo público, privado y comunitario”, precisa.

Control

Asimismo, asegura que tampoco es viable que el Estado ejerza control de precios, pues eso generaría inflación y largas colas para conseguir productos básicos como en los años 80. Explica que el mercado se regula a través de la oferta y la demanda, pero sí se imponen restricciones se generan mercados negros, es decir, comercio al margen de la ley, donde los productos que se ofertan cuestan mucho más.

“Los jóvenes no se acuerdan de eso, porque ocurrió hace 30 años, pero antes teníamos que formar tremendas colas para conseguir un tarro de leche o una bolsita de la llamada leche ENCI. Lo mismo pasaba con el arroz o el azúcar”, postula.

Añade que la prohibición de las importaciones que plantea Pedro Castillo generaría graves perjuicios en la actividad agroexportadora de los departamentos del norte del país, ya que inmediatamente el mercado internacional tomaría represalias comerciales contra el Perú.

Deuda

Por otro lado, refiere que el Perú ha tenido un buen manejo sobre la deuda externa en la última década. Si bien este año ha subido al 35 % del Producto Bruto Interno – PBI, y probablemente al finalizar alcance el 40 %, asegura que siguen siendo niveles óptimos. El problema sería si supera el 50 %, ya que eso le reduciría al gobierno la posibilidad de conseguir créditos internacionales.

“Si bajamos nuestra calificación crediticia, inmediatamente las entidades financieras subirán sus tasas de interés porque ellas tampoco conseguirán fondeo más barato. Esto significa que las Pequeñas y Medianas Empresas – PYME, no conseguirán créditos, aún con el subsidio que otorga el Estado, porque la tasa se va a disparar. Una pequeña empresa tendrá que pagar 10 veces más por tasa de interés de lo que debería pagar con una deuda estable y bien manejada como en los últimos 20 años, que hemos tenido éxito a nivel macroeconómico”, precisa.

Señala que gracias al ahorro de los últimos años es que el Estado ha podido emitir bonos y lanzar programas como Reactiva Perú, cuyas empresas beneficiarias fueron en un 80 % pequeñas y medianas.

Sobre los bonos que ha prometido Keiko Fujimori en el debate presidencial, apunta que el análisis hecho por Luis Carranza arroja que la deuda pública podría incrementarse hasta el 40 %. Afirma que la coyuntura amerita la entrega de estos subsidios monetarios, pero a mediano y largo plazo lo que se debe hacer es generar empleo.

“Tengo algunas críticas al programa de Fuerza Popular. Creo que las personas no pueden vivir de bonos, no les podemos estar dando donativos. Entiendo que esta propuesta es por la emergencia momentánea que vivimos, pero lo que debemos hacer es generar trabajo. El Estado debe facilitar el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas para que crezcan, porque a veces las tenemos acogotadas de trámites, que les impiden desarrollar sus emprendimientos”, apostilla.

Venezuela

En tanto, afirma que Venezuela es un reflejo de las propuestas económicas que plantea Pedro Castillo. Incluso, refiere que el discurso del candidato de Perú Libre es similar al de Hugo Chávez cuando postuló por primera vez a la presidencia.

“Chávez se pintaba como el demócrata e incluso dijo que si no cumplía con sus ofrecimientos electorales se iba a retirar antes de que termine el gobierno. Al final los que más perdieron fueron los pobres, aquellos que no pudieron salir del país. Lo que hemos visto en Venezuela es una tragedia, que alcanzó escala regional, pues son seis millones de venezolanos los que han salido de su país, ya que el hambre allí es inmisericorde. Esas personas han tenido que emigrar sin nada en su bolsillo a Colombia, Ecuador, Perú, Chile y otros países.

Anota que la migración venezolana encontró al Perú en buenas condiciones económicas para poder recibir a un millón de personas, pero de ganar Pedro Castillo la situación se invertiría.

Próximo gobierno

Por otro lado, Aráoz Fernández expresa que la tarea inmediata del próximo gobierno es acelerar el proceso de vacunación, para lo cual le exhorta a trabajar de la mano con el sector privado, tal como se ha hecho en otros países, donde se ha inmunizado a las personas en las farmacias y los supermercados.

Asimismo, apunta que una segunda tarea inmediata es trabajar por la recuperación económica. Para ello refiere que se pueden plantear algunas medidas como la ampliación de horarios, pero con más turnos de personal, a fin de que no se genere la aglomeración de personas. Añade el apoyo a la actividad productiva a través del programa Reactiva Perú y programas similares como los Fondos de Apoyo Empresarial al agro y las MYPE.

“Tenemos que pedirle al próximo gobierno que destrabe muchas cosas que hoy están atoradas. Hay un problema de burocracia, que ha hecho todo muy lento. Hay que ordenar el sistema público. Pero también es el momento de que la ciudadanía esté vigilante, porque no le daremos un cheque en blanco a Keiko Fujimori. Es el momento que las personas comprendan lo importante de la democracia y de tener partidos políticos sólidos, que reflejen los intereses ciudadanos y escuchen a la sociedad”, asevera.

Deja tu Comentario