Semanario Expresión up

JORGE VILLENA LARREA: “El Jurado Nacional de Elecciones ha consagrado la criollada”

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1212

  comentarios   

  • El exregidor de la Municipalidad de Lima asegura que no se ha respetado la Ley Orgánica de Elecciones.

La labor del Jurado Nacional de Elecciones – JNE, ha estado en tela de juicio a lo largo de todo el proceso electoral. Para un sector de la población ha cumplido a cabalidad con sus funciones, mientras que para otro no ha hecho los esfuerzos suficientes por lograr que la voluntad popular se exprese en los resultados. En opinión del analista político y exregidor de la Municipalidad Metropolitana de Lima, Jorge Villena Larrea, el JNE no solo no ha sido transparente en su accionar, sino que ha violado a ley electoral.

Villena Larrea señala que la candidatura de Pedro Castillo es nula de origen, toda vez que la plancha presidencial, conformada por Dina Boluarte y Vladimir Cerrón (separado por su sentencia de corrupción) no se ajusta a la ley electoral.

Villena Larrea explica que la Ley Orgánica de Elecciones precisa en su artículo 107 que los funcionarios del sistema electoral no pueden participar de los comicios, salvo que hayan renunciado seis meses antes. Apunta que Dina Boluarte, quien fue servidora del Registro Nacional de Identificación y Estado Civil – RENIEC, no cumplió con esto.

“Este no es un acto anulable, es un acto nulo, que es diferente. Nunca tuvo validez. Entonces, al no haber cumplido con el requisito que exige la Ley Orgánica de Elecciones, esa plancha es nula, porque Castillo no puede postular solo. Cerrón y Boluarte no pueden acompañarle, pero claro, el JNE ha dicho lo siento mucho, como no se dieron cuenta a tiempo, ahora me toca proclamarlo”, afirma.

Criollada

Añade que el mensaje que está mandando el JNE al país es que los actos ilegales pueden ser convalidados cuando se consagra la “cultura de la criollada”. Resalta que como Fuerza Popular no presentó personeros en algunas mesas del país, el JNE estaría convalidando que se haya hecho fraude en mesa, y se valdría de una formalidad para no aceptar los pedidos de nulidad que fueron ingresados pasada las 8:00 de la noche del miércoles 9 de junio, fecha límite establecida por el JNE.

“Cada vez que hay un problema político, este se dirime en la vía electoral. En este caso particular, la solución electoral no fue la suficiente, entonces se acudió a un plano legal, que también fue insuficiente. No tuvo ningún eco porque el JNE no actuó de acuerdo a ley. Desde mi punto de vista, Castillo no solo carece de legitimidad, sino de legalidad, porque la Constitución le manda al JNE a velar por el correcto desarrollo de las elecciones, logrando que la verdad electoral se plasme en los resultados y eso no se ha hecho”, asegura.

“Eso ha hecho el JNE: consagrar la criollada, la viveza. Lo que podrá ser legal para ellos, para nosotros es ilegítimo. Y el artículo 46 de la Constitución Política dice que nosotros los ciudadanos no le debemos obediencia a ninguna autoridad que llega al poder violando la ley. Entonces, si tenemos a alguien, cuya candidatura es nula, y pese a ello el JNE quiere consagrarla como válida, nosotros los ciudadanos, que conocemos la ley y la respetamos, no vamos a considerarlo como presidente”, asevera.

Agrega que Pedro Castillo será un presidente nulo y todos los actos de su gobierno y las decisiones que tome también serán nulas, ya que en el derecho la nulidad de origen trae como consecuencia que todo acto posterior tampoco tenga valor.

“Voy a considerarlo (a Castillo) como un presidente nulo y no acataré las medidas que este gobierno imponga. De allí a que haya una revolución o insurgencia armada, lo dudo mucho. Creo que la ciudadanía tiene mecanismos pacíficos para expresar su descontento. Por más que la izquierda tenga el control de los medios de comunicación, del Poder Judicial, Congreso, Tribunal Constitucional, JNE, de la Oficina Nacional de Procesos Electorales – ONPE, por más que tengan el control de las instituciones, nosotros seguiremos marchando”, indica.

Francisco Sagasti

Villena Larrea resalta que el gobierno del presidente Francisco Sagasti debería solicitar una auditoría electoral, toda vez que el JNE se ha negado a solicitar el padrón de electores a la ONPE, con el cual se podrían corroborar o desmentir las denuncias de fraude.

“Sagasti dice que este proceso ha sido una maravilla porque la Unión Europa y unas ONG por allí han dicho que esta elección ha sido muy transparente, pero la transparencia no se pregona, se demuestra. Y en los asuntos públicos es mejor pecar por exceso que por defecto. No le hace ningún daño a la sociedad mostrar los padrones. Sin embargo, se niegan y con ello queda un hoyo negro que le hace sombras al próximo gobierno”, anota.

Señala que Francisco Sagasti es un operador del exmandatario Martín Vizcarra y que como tal ha tomado partido por la candidatura de Pedro Castillo, declinando a la neutralidad que todo gobernante debe tener en un proceso democrático. Indica como ejemplo de esto la llamada que hiciese el presidente a Mario Vargas Llosa en la segunda semana de junio, en la cual supuestamente le habría pedido que intervenga en aras de que Keiko Fujimori acepte los resultados electorales.

Además, critica que el jefe de Estado haya promovido una investigación contra un grupo de militares retirados, quienes pidieron desconocer los resultados electorales.

“Un militar en retiro es alguien ya mayor, que no tiene mando sobre ningún soldado ni arma de reglamento. Es decir, su capacidad de daño es cercana a cero. Que Sagasti monte un espectáculo, diciendo prácticamente que hay una amenaza de golpe de Estado, contribuye al relato de quienes consideran que el legítimo reclamo de Keiko Fujimori y Fuerza Popular es un intento de golpe, cuando no es así. Ellos simplemente están haciendo valer sus derechos expresados en la ley”, precisa.

Vínculos

Por otro lado, menciona que la investigación seguida a Vladimir Cerrón y otros exfuncionarios del Gobierno Regional de Junín, por formar parte de la presunta organización criminal denominada como ‘Los dinámicos del centro’, demuestra que la campaña de Perú Libre ha sido financiada con recursos provenientes de la corrupción.

“Todos los días sale un nuevo escándalo acerca de esta organización criminal, cada día nos damos cuenta cuál es el rostro de estas personas que han rodeado a Castillo durante los últimos meses y que han aparecido de la nada, porque hace medio año nadie sabía de la existencia del profesor y hoy estamos a punto de proclamarlo presidente”, refiere.

Asimismo, cuestiona que muchos excandidatos como Daniel Salaverry, George Forsyth, Verónika Mendoza, entre otros, se han sumado a Pedro Castillo, pues esperan obtener algo de él en su futuro gobierno.

Disputas en la izquierda

En tanto, Villena Larrea sostiene que dentro del círculo de asesores y allegados a Pedro Castillo existen conflictos, debido a las posiciones moderadas que ha marcado el virtual presidente, desde la realización de la segunda vuelta. Explica que este conflicto se da entre los técnicos de Verónika Mendoza (Pedro Francke y Hernando Cevallos) y los miembros de Perú Libre.

“La izquierda radical, que representan Vladimir Cerrón y Pedro Castillo, es enemiga de la derecha, pero sobre todo odian a los caviares, que para ellos representan la traición de todo lo que creen. Es gente que piensa como ellos, pero vive como burgués. La gente de Cerrón y su partido ha hecho todo el esfuerzo por hacer ganar a Castillo y ahora ve cómo se le va de las manos porque apareció Verónika Mendoza, Pedro Francke y todos esos blanquitos de Miraflores, que dicen ser de izquierda para vivir de consultorías”, asevera.

Comunismo

Afirma que el comunismo, que a su juicio pregona Pedro Castillo, es una amenaza para la humanidad, pues parte de premisas falsas. Por ejemplo, destaca que una de estas es pensar que la desigualdad es el principal problema del país, cuando para él en realidad es la pobreza. Apunta que hay países millonarios, pero muy desiguales como Estados Unidos; mientras que otros como Venezuela son igualitarios, pero inmensamente pobres.

“Creo que el factor a derrotar es la riqueza. Lo que quieren ellos (comunistas) es que la fortuna que unas cuantas personas se han forjado con mucho esfuerzo sea repartida. Y qué fácil es repartir plata ajena, pero no te hablan de cómo reducir la pobreza”, explica.

Añade que otro concepto erróneo es que los colectivos o minorías tienen derechos, pues los colectivos no son sujetos de derecho, sino las personas. Indica que este discurso lo que busca es cautivar bolsones electorales.

“Los derechos los tienen las personas, no los grupos. El día que permitamos que ese discurso se imponga se pondrá al grupo por encima del individuo. La única minoría que debemos defender es a la persona, pero claro, la izquierda quiere colectivizar estos derechos para tener bolsones electorales. En Estados Unidos esto se conoce como política identitaria. Si eres homosexual tienes que alinearte con la propuesta de los demócratas, porque ellos tienen un paquete de derechos para ti, pero si eres homosexual y de derecha, entonces no eres parte de este grupo”, manifiesta.

Bicentenario

En cuanto al Congreso, asegura que ha sido y sigue siendo la fiel representación de cómo es la población. Por ejemplo, recuerda a la exlegisladora Celia Anicama, conocida como la ‘Roba cable’, ya que el 15 % de peruanos tiene conexiones clandestinas de televisión por cable.

“Lo que digo es sumamente impopular, pero por qué esperamos tener otros congresistas si nosotros somos así. No esperemos algo mejor si, además, a los buenos políticos les han quitado el incentivo para postularse, al impedir las reelecciones. ¿Para qué hago carrera y me formo para ocupar un cargo público, si luego mi carrera se verá truncada porque no podré postular a nada más? Eso está mal, la reforma política tiene medidas absurdas. Han obstaculizado que se forje una dirigencia política profesionalizada”, puntualiza.

Villena Larrea considera que el Bicentenario de la Independencia encuentra al Perú igual que hace 200 años: con caudillos peleando por el poder y con actos de corrupción.

“Espero que estas fiestas patrias nos hagan reflexionar acerca del papel que tenemos como ciudadanos y veamos que tenemos una clase política que está al servicio de intereses. Si esto no nos gusta, entonces involucrémonos. Tenemos todo el derecho a rechazar cualquier poder que surja de un mandato ilegal”, afirma.

Deja tu Comentario