Semanario Expresión up

JUAN PABLO SILVA: MAESTRO EN POTENCIA DEL AJEDREZ

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1142

  comentarios   

  • Obtuvo la norma de ‘Candidato a maestro’ de ajedrez a sus cortos nueve años.
  • El niño lambayecano alcanzó la medalla de plata en el X Torneo Panamericano Escolar de Ajedrez.

 

Antes que aprender a leer, Juan Pablo Silva Encisco aprendió a jugar ajedrez. Tenía cuatro años cuando participó en su primer campeonato interno desarrollado en el colegio del nivel inicial donde estudiaba. Aquel día - cuenta Jhony Silva Enríquez, su padre - regresó del jardín y pidió que le comprasen un tablero y le instalasen un software en la computadora que le permitiese practicar. Desde entonces, ha obtenido más trofeos que los años transcurridos hasta ahora.

 

El padre del menor relata que tanto para él como para su esposa, Erika Enciso Castro, los logros que fue obteniendo su hijo en el deporte del tablero suscitaron sorpresa, pues ninguno de los dos había jugado ajedrez antes. Sin embargo, decidieron apoyarlo en su afición y, sin ser miembro aún de la Institución Educativa Jorge Basadre lo animaron a probarse en el Club de Ajedrez del citado colegio, al mismo que ingresó y al que actualmente pertenece ya como estudiante.

 

AGRESIVIDAD

Omar Mesones Mesones, entregador de Juan Pablo Silva desde junio del 2017, señala que una de las cualidades que inmediatamente notó en su discípulo fue su temperamento a la hora de jugar, el cual apunta que dista mucho de su forma de ser en persona, pues es un niño un poco tímido.

“Admiro mucho el temperamento de Juan Pablo, pues en la vida real es un niño distinto al que se muestra en el tablero. Él es un jugador de ataque, es muy táctico. Por lo general le enseño líneas agudas de juego donde se complique la partida, pues ese es el contexto donde más cómodo se siente”, indica.

Mesones Mesones, entrenador homologado de la Federación Deportiva Peruana de Ajedrez – FDPA, y árbitro de la Federación Internacional de Ajedrez – FIDE, explica que el ajedrez es un juego que se divide en tres etapas: apertura, medio juego y final, cada una de las cuales tiene sus características y principios.

“En la apertura es muy importante el desarrollo de las piezas, así como el dominio del centro buscando la seguridad del rey, a diferencia del final donde el rey se constituye en una pieza agresiva e importante en el ataque. En esta etapa por lo general el rey va al centro donde domina todo el campo del tablero”, expone.

Al respecto, menciona que a Juan Pablo Silva le ha enseñado diferentes tipos de aperturas, pero hoy por hoy trabajan con movimientos que se adecúen al juego agresivo del pequeño ajedrecista, haciendo énfasis – antes que en el resultado – en el desarrollo del proceso de aprendizaje, pues aspira a que pueda medirse con rivales provenientes de países que son potencia a nivel internacional.

“A mí no me quita el sueño que Juan Pablo juegue una ‘Defensa Sciliana Najdorf’, porque yo no aspiro a que él gane premios acá, sino que lo haga en el extranjero, quiero que compita contra niños de Georgia, Ucrania, Rusia, Azerbaiyán, etc.”, menciona.

 

CAMPEONATOS

Solo este año Juan Pablo Silva ha ganado por lo menos seis trofeos entre los que destacan el Campeonato Nacional de Ajedrez ‘Mentes Brillantes’, organizado por el Colegio Peruano Español; el Torneo Nacional de Ajedrez del Manuel Pardo; el Campeonato Regional Escolar Categoría Sub 9, organizado por la FDPA en Piura; el Campeonato Regional Juvenil Zona Norte Categoría Sub 10, desarrollado en Chiclayo; y los Juegos Deportivos Escolares Categoría ‘O’, organizados por el Ministerio de Educación – MINEDU.

Además, del 11 al 18 de noviembre el niño ajedrecista participó en el X Torneo Panamericano Escolar de Ajedrez desarrollado en Colombia, competición que agrupó a 400 deportistas de distintos países y en la cual obtuvo la medalla de plata, tras quedar invicto en la competición, superando a rivales de Chile, Colombia, Ecuador y el mismo Perú.

“Llegar a Colombia fue complicado porque fuimos pasando por varios torneos clasificatorios en los que la perseverancia se puso a prueba, pues no en todas las competencias a uno le va bien. En Perú los resultados fueron positivos, pero cuando fuimos a competir a Ecuador no nos fue tan bien. Sin embargo, los traspiés nos han servido para pulir la técnica que le faltaba a Juan Pablo y en este Panamericano nos fue muy bien, reafirmamos que como país somos una potencia en Sudamérica”, menciona.

 

CANDIDATO A MAESTRO

El entrenador de la FDPA explica que con este triunfo Juan Pablo Silva obtuvo la norma (título) de ‘Candidato a maestro’, ya que fue un torneo que le otorgó dos mil puntos Elo (sistema de puntuación que utiliza la FIDE para calcular el ‘ranking’ de los ajedrecistas).

El máximo órgano del ajedrez a nivel mundial otorga cuatro normas, las cuales dependen de la cantidad de puntos que obtenga el deportista. Por ejemplo, para convertirse en un ‘Candidato a maestro’, el jugador debe acreditar que tiene de dos mil 200 a más puntos Elo; mientras que para convertirse en un ‘Maestro FIDE’, este debe ser de dos mil 300 o, caso contrario, ganar alguna competición prestigiosa como los Juegos Panamericanos de la Juventud.

En tanto, para obtener la norma de ‘Maestro internacional’ el ajedrecista debe acreditar tener de dos mil 400 a más puntos; mientras que para ser un ‘Gran maestro’ deberá superar los dos mil 500. Además, los torneos en los que participen los deportistas deben contar con por los menos tres grandes maestros de diferentes países, así como árbitros internacionales.

 

CLAVES

Juan Pablo Silva revela que la clave para ganar las partidas de ajedrez es la concentración para observar todo el tablero y detectar dónde hay posibles amenazas y por cuáles líneas se puede atacar. Apunta que la partida más rápida que disputó en Colombia fue de una hora y la más larga de tres horas y media.

Refiere que en los días previos al enfrentamiento estudia junto a su entrenador las partidas de su competidor, pero en el último día sale a caminar un poco para relajarse, pues estar nervioso puede jugarle una mala pasada.

Al respecto, su entrenador señala que a nivel profesional las partidas tienen una duración no menor a tres horas, mientras que en los mundiales estas suben a cuatro, por lo que la concentración es de vital importancia.

 

BENEFICIOS DEL AJEDREZ

Por otro lado, Omar Mesones señala que el ajedrez trae consigo múltiples beneficios a la formación del deportista, pues desarrolla distintos tipos de pensamientos como el estratégico, dado que en una partida el jugador idea planes de guerra y crea nuevos escenarios sin poder verlos; o el pensamiento divergente, pues ante un problema el competidor se plantea varias soluciones.

Además, menciona al pensamiento lateral, lógico y divergente, dado que el deportista debe estimar el valor de las piezas en el fichero, pues no puede perder, por ejemplo, a la dama que vale 10 puntos por el caballo que vale tres.

“El ajedrez implica demasiado estudio. Juan Pablo entrena dos horas y media diarias, pero un profesional de élite le dedica por lo menos siete horas, porque aprender a jugar uno puede hacerlo en cinco minutos, pero perfeccionar el juego puede tardar toda una vida y sin tener la certeza siquiera de qué se va a lograr”, sostiene.

Por su parte, Juan Pablo Silva señala que el ajedrez le ha ayudado en cursos como matemática, razonamiento matemático y razonamiento verbal, pues antes tomaba decisiones de forma rápida, pero muchas veces equivocadas, mientras que ahora las reflexiona.

A su turno, Erika Enciso Castro, madre del menor, apunta que el deporte del tablero le ha ayudado a ser un niño más ordenado, tanto en sus estudios como dentro de casa.

 

APOYO

Gracias al segundo puesto obtenido en el X Torneo Panamericano Escolar de Ajedrez, Juan Pablo Silva ganó el derecho de participar en el Campeonato Mundial Escolar a desarrollarse en mayo del próximo año en Brasil, por lo cual sus padres solicitan el apoyo de la empresa privada para viajar.

“El otro año Juan Pablo está clasificado para competir en el Panamericano Escolar, el Panamericano Juvenil, el Sudamericano y el Mundial Escolar, pero la legislación deportiva indica que los niños reciben apoyo estatal desde los 12 años y Juan Pablo aún tiene nueve. Para viajar a Colombia hicimos varias actividades este año, por eso pedimos esta vez apoyo a las entidades privadas, pues todo lo que ha logrado Juan Pablo finalmente es para Lambayeque y el Perú”, sostiene Jhony Silva.

 

+ NOTICIAS:

  • El máximo referente de Juan Pablo Silva en el ajedrez es Magnus Carlsen, quien ostenta el título de campeón mundial más joven con 22 años.

Deja tu Comentario