Semanario Expresión up

ANTONIO URIARTE SE PREPARA PARA COMPETIR: “ACUÑA NO SE TRAZÓ METAS REGIONALES”

Escribe: Semanario ExpresiĂłn
Edición N° 1050

  comentarios   

Volverá a tentar la gobernación de Lambayeque como candidato de Somos Perú.

 

Antonio Uriarte Gonzales ha retomado su trabajo político para llegar al sillón regional de Lambayeque. Retomado – dice - porque en todo este tiempo, desde su primera postulación en el 2014, nunca renunció a ese objetivo. Por el momento es el único precandidato de Somos Perú, partido que busca presentar una mejor organización de bases y al que se van sumando cuadros técnicos y empresariales, así algunos debutantes en política que esperan dar la sorpresa en las elecciones de octubre.

 

En su primera postulación al Gobierno Regional de Lambayeque, Antonio Uriarte, actual decano del Colegio de Arquitectos de Lambayeque, obtuvo el 1.45 % de los votos válidos, quedando en décimo lugar. Solos dos años antes se había desvinculado de Alianza Para el Progreso – APP.

Sin embargo, aquellos resultados no desaniman a Antonio Uriarte, quien refiere que esta vez las condiciones son mucho más favorables a su candidatura y que Somos Perú empieza a tener a mayor presencia en Lambayeque. Como ejemplo indica que en el 2014 solo tuvo siete candidatos distritales. Esta vez, la agrupación cuenta con 28 precandidatos confirmados hasta el momento.

 

¿Por qué insistir en postular al Gobierno Regional de Lambayeque?

Soy militante de Somos Perú y mi decisión de hacer las cosas mejor no ha cambiado, sigue igual y este es casi casi el mismo escenario que el de la vez pasada, con una gestión de APP muy limitada, muy deficiente. Yo nunca he dejado la decisión de querer participar, que es muy distinta a que lo haga. Habiendo estas condiciones trataré de aprovecharlas.

 

A inicios del año pasado, cuando se formó el Comité Cívico de Lambayeque, usted, como representante de una organización de la sociedad civil, firmó un compromiso de no postular a ningún cargo político. ¿Esta candidatura no es faltar a su palabra?

Claro, porque en ese momento no habían elecciones y además porque se pensaba que la reconstrucción de Lambayeque iba a ser un proceso mucho mejor y que en el último tramo de la gestión de Humberto Acuña Peralta se iba a mejorar en algo, pero estamos igual. Seguimos como hace un año.

La decisión que tuve en el 2014 se mantiene y voy a explotarla lo más que se pueda, sabiendo que es muy complicado.

 

¿Por qué quiere ser gobernador regional de Lambayeque?

Porque creo que Lambayeque tiene muchas potencialidades y porque creo que puedo hacer las cosas mucho mejor que el que está ahora. Mucho mejor.

 

Usted trabajó para que Humberto Acuña llegue al sillón regional…

Así es, fui su jefe de campaña provincial y porque apoyaba también al doctor Carlos Uriarte, quien es mi tío, hermano de mi papá. Pero bueno, así es, uno apoya pensando que las cosas van a salir bien y en este caso no fue así.

 

¿Qué pudo hacer Humberto Acuña en estos ocho años de gobierno, considerando que faltan diez meses para que acabe su mandato?

Pudo trazarse metas que sí se podían realizar sin necesidad de meterse al nivel provincial y distrital.

 

¿Le han faltado metas regionales?

Claro que sí, Acuña no se trazó metas regionales. Cañaris e Incahuasi tienen las tasas de pobreza extrema más altas en toda la región y no ha habido ninguna política orientada a reducir ese indicador. La pregunta es, ¿por qué no se ha hecho?

Prefirió hacer una vereda o una plataforma deportiva en lugar de entrar a los temas de salud. El analfabetismo en esas zonas es altísimo, al igual que la desnutrición y la falta de oportunidades. De los 200 mil lambayecanos que no terminan la educación básica la gran mayoría está en Ferreñafe.

A una gestión siempre se le mide por cuánta obra o infraestructura ha hecho, que seguramente es importante, pero más importantes son los indicadores de salud, educación y servicios básicos como agua, alcantarillado y electricidad. Si no tenemos eso, lo demás no puede llamarse desarrollo.

 

¿Cuáles serían sus metas entonces?

Estamos actualizando el plan de gobierno que presentamos en las elecciones pasadas porque nos hemos dado cuenta que todo sigue siendo casi casi lo mismo, con un Proyecto Olmos que no ha beneficiado mucho a los lambayecanos, con un Terminal Portuario que no se ha hecho, con un Plan Hidráulico del que no se ha hecho nada, porque no tenemos ni La Calzada ni Las Delicias, que son los dos proyectos que ya deberían estar ejecutados; al menos La Calzada, mínimamente.

Entre el 2013 y el 2017 hay acaso alguna diferencia. Casi ninguna, al menos desde mi punto de vista. Lo que sí es que con El Niño Costero ahora tenemos más deficiencias.

Nosotros vamos a apostar por el ser humano. Salud, educación y generación de oportunidades serán la prioridad, porque si no tenemos eso no avanzamos. Yo soy arquitecto, debería apostar por la construcción, pero soy consciente que hay que reforzar el capital humano de Lambayeque.

En Cañaris e Incahuasi, por ejemplo, tenemos 72 % de desnutrición mientras que en Chiclayo tenemos 8 %. No es posible que eso suceda. Pareciera que la autoridad de turno ve a los ferreñafanos como gente de segunda clase.

 

Quizá desde su percepción las condiciones de Lambayeque siguen siendo las mismas, pero ¿cree que las condiciones políticas hacia su candidatura han mejorado?

Cuando uno se traza una meta debe continuarla, debe perseverar. Yo creo que en la perseverancia está lo positivo de una persona. Más allá de la coyuntura nosotros mantenemos la misma posición.

 

¿Qué tiene que decirle a quienes señalan que durante este tiempo ha utilizado al Colegio de Arquitectos para ponerse en vitrina o como un trampolín para satisfacer sus intereses políticos?

No es un trampolín. Yo he sido candidato antes de ser algo en el colegio. Nunca antes había sido autoridad en el colegio, ni director ni nada. Cuando fui candidato regional fue muy duro generarme un espacio y en ningún momento he mezclado la política con el colegio. Otras personas sí lo hacen.

Además, en el colegio no realizamos ninguna reunión política y ni un sol de la institución está destinado a fomentar mi candidatura.

 

¿Somos Perú tiene bases articuladas?

Estamos en eso. El responsable político regional es Eduardo Díaz Chanamé y él está encargado de armar la estructura política sabiendo que Somos Perú aquí en Lambayeque no tiene mucha presencia. Eso hay que reconocerlo.

Sin embargo, también hay que reconocer que siendo una organización política fortalecida al no estar vinculada con el caso Odebrecht. Somos Perú es un partido limpio, que no está manoseado y en el cual mantenemos lealtad. En las elecciones pasadas postulé por Somos Perú y esta vez será igual.

 

¿Se resolvieron las pugnas internas entre la facción de Fernando Andrade y la esposa de Alberto Andrade por la conducción del partido?

El partido se está manejando independientemente. Patricia Lee es la presidencia del partido y el tema de la familia se ha resuelto, dejando en libertad para que los militantes tomen las riendas. Eso deberían hacer otros partidos.

El partido de Acuña no puede hacer eso, por ejemplo. Humberto es responsable político nacional y Mary la regional, entre ellos nomás dan vuelta.

 

¿Cómo va la búsqueda de candidatos para las provincias y los distritos? La sorpresa es la adhesión de Wilmer Sencie Llanos, actual alcalde de Pueblo Nuevo, como candidato a Ferreñafe. Hace solo unas semanas era voceado como candidato de Peruanos Por el Kambio.

Wilmer Sencie hace un tiempo se venía acercando a nosotros. Un grupo de su equipo quería estar con otro partido, pero finalmente han tomado la decisión de ir con nosotros considerando que Somos Perú es un partido que no tiene lastre.

Para Chiclayo tenemos la precandidatura de Sergio Gavilán Montesinos, un empresario arrocero, que vive hace muchos años acá y preocupado por el abandono de la ciudad ha tomado la decisión de postular. Esperemos que se pueda llegar hasta la inscripción con él.

En Lambayeque estamos postulando al profesor Horacio de la Cruz, dos veces alcalde de Salas por Somos Perú. Para La Victoria está Erdwis Valdivieso y para José Leonardo Ortiz tenemos a Wilder Serna, un empresario constructor que ha tomado la decisión de ir con nosotros.

 

¿Quiénes podrían acompañarlo en el equipo regional? ¿Con quiénes está trabajando su candidatura?

Estamos conversando muy fuertemente con el ingeniero David Landa Tucto, un muy buen cuadro. El ingeniero Ramón Cornejo Saavedra también está apoyándonos, estamos convocando a gente de la cámara de comercio, a dos cuadros jóvenes, posiblemente a un arqueólogo de mucho renombre y en Ferreñafe a dos vecinos de mucho prestigio. También está César Maguiña, Karla Buendía, José Antonio Cárdenas Reynaga y otros más.

 

¿Cómo va a financiar su campaña?

A todas las personas que se están sumando al equipo nosotros no les ofrecemos dinero. Yo pienso que ahí viene la principal debilidad de los otros partidos, que ofrecen dinero o financian campañas y a la hora de la hora empiezan las desavenencias. Nosotros no.

Todos los que vienen saben que si buscan ser una opción tendrán que aportar con lo poco que tienen. Nosotros no vamos a hacer una campaña ostentosa, sino racionada. 

Deja tu Comentario