Semanario Expresión up

DEYSI VARILLAS: “Si Pedro Castillo es elegido presidente, no puede comportarse como un sindicalista”

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1207

  comentarios   

  • La politóloga destaca que el candidato de Perú Libre debe deslindar de posiciones extremistas.

El nombre de Pedro Castillo Terrones salió a la palestra en el 2017, cuando el profesor de Tacabamba lideró una huelga de maestros que duró tres meses. Uno de los motivos de la protesta fue la derogatoria de la Ley de la Carrera Pública Magisterial. Para la politóloga Deysi Varillas Salazar, el candidato de Perú Libre -de ser anunciado finalmente como el ganador de la segunda vuelta- deberá deponer ese ánimo sindicalista y asumir una posición de concesiones y diálogo.

“Pedro Castillo está a punto de ser elegido presidente, entonces él no tiene que buscar dividir, sino unir, establecer mesas de diálogo, de concertación, para ganarse al electorado que no le ha dado su voto, porque él no va a gobernar en función de sus simpatizantes, sino de todo el pueblo peruano. Deberá deslindar de algunas posturas extremistas y vínculos que siguen generando miedo en la población”, anota.

Confianza

Varillas Salazar destaca que hoy el país continúa dividido en dos, por lo que una tarea principal del próximo gobernante será trabajar para ganarse la confianza de esa otra mitad de la población que no votó por él. Apunta que ambos candidatos deben hacer un llamado a la calma y no seguir azuzando la confrontación con denuncias de fraude, sino más bien aceptar los resultados que anuncie el cuerpo electoral.

“Quien gane las elecciones deberá abordar las necesidades prioritarias del país como son la reactivación económica y el plan contra la pandemia. Tiene que centrarse en eso y dejar los extremismos de lado, pues es justamente eso lo que ha marcado la polarización en el proceso electoral”, apunta.

Fragmentación

Explica que pocos previeron el avance de la candidatura de Pedro Castillo en la primera vuelta, pues Verónika Mendoza era quien aglutinaba los votos de la izquierda. Sin embargo, en las semanas previas al 11 de abril se fue haciendo más notorio que la población de la sierra sur y centro buscaba un cambio más radical, por lo que su voto se catapultó hacia el docente cajamarquino.

En el caso de la derecha y el centro, detalla que hubo muchos partidos dentro de ese mismo espacio político, lo que atomizó el voto. Eso conllevó a que pasen a segunda vuelta dos opciones consideradas como extremas.

Apunta que para esta segunda vuelta el candidato de Perú Libre cambió su estrategia de campaña y moderó su discurso, a fin de no ser percibido como un político de pensamiento radical.

“Creo que con lo fragmentado que está el país, el candidato Pedro Castillo hizo mal en llamar a las calles a sus simpatizantes, después de conocerse el boca de urna. Si bien luego se retractó y llamó a la calma, su actitud no ayudó a generar un clima de tranquilidad. Las dos organizaciones políticas deben estar vigilantes de sus votos, pero también deben respetar la voluntad popular, sin llegar al extremo de hablar de fraude”, refiere.

Gobierno

La politóloga indica que, de ganar Pedro Castillo, el candidato de Perú Libre deberá dialogar con las diferentes bancadas, a fin de conseguir gobernabilidad, pues este Congreso será mayoritariamente de oposición.

Este parlamento estará conformado inicialmente por diez bancadas: Perú Libre (37), Fuerza Popular (24), Acción Popular (16), Alianza Para el Progreso (15), Renovación Popular (13), Avanza País (7), Somos Perú (5), Podemos Perú (5), Juntos Por el Perú (5) y el Partido Morado (3).

 “Para hacer reformas primero hay que conocer el Estado y esa es una de las deficiencias que se vio por ambos lados en el debate de equipo técnicos, incluso en el de candidatos. Quien salga elegido todavía tiene tiempo de acá al 28 de julio para sentarse y mejorar su plan de gobierno, pulirlo y aterrizarlo en las necesidades más urgentes del país”, enfatiza.

En tanto, afirma que el rol vigilante de la ciudadanía no termina con el anuncio oficial del ganador de las elecciones, sino que recién allí empezará, pues ambos candidatos generan dudas que ameritan una población alerta y fiscalizadora.

“Hay que esperar los resultados hasta el final, ser respetuosos de lo que decida la mayoría, eso es parte de vivir en una democracia representativa, de la convivencia ciudadana. Las organizaciones políticas deben trasmitir calma a sus simpatizantes y militantes para que esta fiesta democrática se defina según el voto popular y a partir de mañana construyamos todos el país que queremos, independientemente de la opción que hayamos adoptado en estas elecciones”, sentencia.

Deja tu Comentario