Semanario Expresión up

SUBVENCIONADO POR EL ESTADO: EL 70 % DE LOS ESTUDIANTES DE LAS UNIVERSIDADES PÚBLICAS CUENTA CON UN PLAN DE DATOS

Escribe: Semanario ExpresiĂłn
Edición N° 1179

  comentarios   

  • El Ministerio de Educación modificó la Ley Universitaria para garantizar la prestación del servicio educativo en la modalidad virtual.
  • A la fecha, el Ministerio de Educación capacitó a más de 13 mil docentes en herramientas digitales.

 

Antes del proceso de licenciamiento emprendido por la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria – SUNEDU, 41 universidades ofrecían programas de educación semipresencial, las cuales en conjunto ofertaban 827 programas en 16 departamentos del país. Sin embargo, antes del inicio de la pandemia eran solo 25 las universidades licenciadas para esta modalidad educativa, de las cuales 23 eran privadas y dos públicas.

 

Ante esta situación, desde el Ministerio de Educación – MINEDU, se emprendió el proceso de transformación digital de la educación superior sin perder lo avanzado en el proceso de licenciamiento. Para Martín Benavides Abanto, quien lideró la citada cartera durante el proceso, esto significó todo un reto, pues demandó modificar la Ley Universitaria, ya que la norma ponía un tope de programas semipresenciales que podían ofertar las universidades.

Asimismo, señaló que la SUNEDU también debió cambiar su visión de criterios, a fin de pasar hacia un enfoque centrado en la supervisión de la calidad y no en la cantidad de créditos de los programas. Así, se eliminó la prohibición referida a que en pregrado los programas de educación a distancia no podían pasar del 50 % de créditos del total de la carrera, para que estos pasen a alcanzar el 100 %.

 

Estrategias

Benavides Abanto precisó que otra de las estrategias que implementó el MINEDU fue el fortalecimiento de las capacidades institucionales, a través de un fondo concursable para que las organizaciones internacionales puedan brindar asistencia técnica a las universidades públicas. Con ello, se capacitó a más de 13 mil docentes.

Otra de las estrategias estuvo relacionada a asegurar la infraestructura tecnológica, a partir de la aprobación del uso de recursos para contratar el servicio de Internet. En total, el MINEDU invirtió 61 millones de soles para que la totalidad de docentes de las universidades públicas y 233 mil estudiantes, es decir, el 70 %, pueda acceder a un plan de datos.

La tercera estrategia fue la implementación del portal web ‘Conectados’, plataforma en la que se pone a disposición de los estudiantes, docentes y la comunidad en general recursos educativos virtuales, además de investigaciones y documentos técnicos de gobierno.

 

Becas

Por otro lado, indicó que para garantizar la continuidad de los estudios el Estado emprendió una política de financiamiento de los mismos. Así, se otorgaron ocho mil Becas Permanencia para las universidades públicas y 24 mil Becas Continuidad de Estudios para públicas y privadas, las cuales estuvieron dirigidas a quienes estaban matriculados en el semestre académico 2020-I.

Para acceder a la Beca Continuidad de Estudios, los aspirantes debieron acreditar encontrarse en alguna situación de vulnerabilidad: pertenecer al quintil de pobreza, según el Sistema de Focalización de Hogares – SISFOH; recibir alguno de los bonos estatales, pertenecer a un hogar con suspensión perfecta de labores, contar con descuentos o becas, o haber sido recategorizado en el ciclo 2020-I.

Del mismo modo, se entregaron tres mil créditos educativos y están en oferta otros siete mil. En total, el número de becas pasó de 12 mil en el 2019 a 40 mil este año.

 

Retos

Si bien a la fecha todas las universidades públicas ya iniciaron las clases remotas, todavía existen retos pendientes que trascienden a la pandemia. Uno de estos es asegurar el acceso inclusivo a la educación superior, toda vez que el Perú cuenta con una de las tasas de matrícula más bajas de Latinoamérica (33.4 %), por debajo del promedio (46.5 %) y de países como Colombia (51 %) y Chile (85 %).

Otro de los retos es construir un proceso formativo integral, pues el 18.5 % de personas con educación universitaria se encuentran subempleadas, cifra que aumenta al 24.7 % cuando se trata de educación superior no universitaria. A ello se suma que la Encuesta de Habilidades Al Trabajo – ENHAT, del 2018, arrojó que el 22 % de las empresas nacionales señaló como causal para no contratar a los egresados de las universidades sus limitadas competencias académicas.

“Definitivamente, el proceso de licenciamiento ha significado un esfuerzo para promover carreras y programas que estén alineados a las necesidades del mercado laboral, pero todavía tenemos un margen de actuación. Debemos articular las necesidades de nuevo conocimiento que tenemos como país, sobre todo después de la pandemia, a fin de que las universidades sigan pensando en cómo responder de manera permanente a los retos. Debemos seguir incorporando la innovación al sistema universitario”, resaltó.

Indicó que otro de los retos es trasladar el modelo de aseguramiento de la calidad para el sistema universitario a la educación superior en su conjunto (institutos, escuelas artísticas), de modo tal que el licenciamiento sea un primer piso de condiciones básicas de calidad y la acreditación se reserve para la transición hacia la excelencia.

Asimismo, resaltó que el gran desafío es migrar de una Enseñanza Remota de Emergencia – ERE, que obedece a la necesidad inmediata de garantizar el servicio educativo en medio de la incertidumbre por la pandemia, a una educación virtual a distancia, que amerita un mayor nivel de organización, planificación, interacción y apoyo sostenido a todos los actores, incluso mayor al entorno del aprendizaje tradicional.

 

Política Nacional de Educación

Todo lo expuesto se enmarca en la Política Nacional de Educación Superior y Técnico Productiva – PNESTP, al 2030, documento que presenta seis objetivos prioritarios. El primero consiste en incrementar el acceso a la educación superior en igualdad de oportunidades, a través de las distintas alternativas formativas; lo cual va de la mano con el segundo objetivo sobre brindar una formación integral acorde a las necesidades sociales, culturales y productivas del país.

El tercer objetivo es fortalecer el desempeño docente, mejorando sus competencias mediante procesos de formación continua y evaluación; mientras que el cuarto es promover la calidad de las instituciones y la mejora continua, siempre en el ejercicio de su autonomía universitaria.

En tanto, el quinto objetivo es articular el aseguramiento de la calidad, a través de la rectoría del MINEDU, fortaleciendo la gobernanza y consolidando el sistema de la educación superior y técnico productiva. Todo ello se logra con la movilización de recursos para mejorar la asignación y la generación de capacidades para la captación de recursos, con énfasis en la investigación e innovación, lo cual es el sexto objetivo.

El cumplimiento de esos objetivos deviene en seis metas: la reducción al 50 % de la brecha de acceso a la educación superior en los quintiles uno y dos, que al menos cinco de cada diez egresados de la educación básica regular accedan a la educación superior, que todas las instituciones reúnan las condiciones básicas para brindar el servicio educativo, incrementar la producción científica, ubicar a diez universidades dentro de las mil mejores del mundo y lograr la transitabilidad de la trayectoria educativa a lo largo de la vida del estudiante.

 

Licenciamiento

Hasta la fecha, 94 universidades han obtenido el licenciamiento institucional, a 49 se les ha negado y una se encuentra en proceso de acreditar el cumplimiento de las condiciones básicas de calidad. Asimismo, se han cerrado 230 locales y 114 filiales, tanto de universidades licenciadas como no licenciadas.

En el período comprendido entre el 2010 y el 2014 se produjeron cinco mil 273 artículos científicos, mientras que del 2015 al 2019, tiempo del proceso de licenciamiento emprendido por SUNEDU, se produjeron 14 mil 327, de los cuales cinco mil 46 fueron de universidades públicas y nueve mil 281 en privadas.

“El proceso de licenciamiento tuvo como centro de la reforma la promoción de la investigación, elemento importante en la transformación de las universidades. Todas las licenciadas se han adecuado a esta expectativa nacional, que busca emular lo que se hace en el mundo”, destacó.

 respuesta de APC el 2020-11-17.

Deberian explicar en la Nota que es un Plan de Datos. Gran error el del ministerio de educacion de financiar capacitacion a nuestros docentes por parte de Otras universidades que estan en el mismo problema que las nuestras , solo porque estan fuera del territorio creen que es mejor.

Deja tu Comentario