Semanario Expresión up

CON LA PRESENCIA DE JAVIER ECHEVARRíA: USAT REUNIÓ A MíS DE MIL ESCOLARES EN FERIA VOCACIONAL

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 989

  comentarios   

El último sábado se realizó EXPOUSAT, la feria estudiantil organizada por la Universidad Católica Santo Toribio de Mogrovejo, en la que más de mil estudiantes de cuarto y quinto año de secundaria de Lambayeque se dieron cita para conocer las carreras que ofrece la casa superior de estudios.

 

La actividad contó con la participación del destacado psicólogo y actor Javier Echevarría, quien tuvo a cargo la charla motivacional: “Emprende tu vocación”. Miles de estudiantes salieron satisfechos y con mayor determinación para elegir su futuro profesional. 

 

Los módulos informativos expusieron con creatividad las fortalezas y oportunidades de cada escuela de la USAT, mostrando a los futuros universitarios el trabajo que se realiza en la casa superior. Esto les facilitó la elección de su carrera profesional.

 

Algunos padres de familia asistentes se mostraron agradecidos y contentos de que sus hijos tuvieran acceso a una jornada de orientación vocacional de calidad.

 

“El roche y la timidez son los principales obstáculos en la vida y si tú paras escondiéndote y diciéndote: ‘No quiero que nadie note que estoy aquí presente, quiero ser invisible’, te mueres y nadie se da cuenta que existes. Las puertas se abren cuando tú te atreves a salir y decir aquí estoy yo tengo algo que decir. Si sigues escondiéndote al final todas las puertas se van a cerrar, o sea que el primer paso para que puedas encontrar tu vocación y haga la diferencia en el mundo es sacar tu voz”, dijo Echevarría a los estudiantes.

 

EL DINERO

“Hay que perseverar siempre, hay que meterse a lugares difíciles de nuestra alma y para poder conocer nuestra vocación es importante conocer y seguir perseverando”, señaló, añadiendo que existen cinco enemigos para hallar la verdadera vocación profesional.

 

Explicó que el primero de ellos es el dinero, pero no porque este sea malo, sino porque puede llevar a la persona a realizar acciones ilícitas con tal de conseguirlo.

 

“Lo que tienen que hacer para vencer este enemigo no es pelearse con la plata, el problema es creer que la profesión es la que da la plata. Lo que da el dinero es la ocupación y el Perú es un país en construcción, por lo tanto no hay ninguna garantía. Lo que sí les digo es que si estás en un lugar que no te gusta lo más probable que el del costado que le gusta más que a ti destaque más y gane más. Lo único que te puede garantizar que pueda irte mejor es que ames lo que haces, pero no hay que pensarlo como hago rentable, ese es el secreto. Si lo piensas bien siempre puedes encontrar la forma de hacerlo rentable”, refirió.

 

LA COMPARACIÓN

Javier Echevarría habló también sobre la comparación, mencionando que a los jóvenes desde niños se les medía por sus ubicaciones en el cuadro de mérito.

 

“Te comparan con el hermano, todo el mundo se para comparando y no sabes quién eres tú. Si tú vas a comenzar a mirar al otro para conocerte, lo único que va a pasar es que te vas a perderte, lo único que somos solamente lo podemos conocer dentro y lo que a ti te apasiona puede ser la clave para hacer la diferencia en el mundo”, expuso.

 

OTROS ENEMIGOS

Mencionó que otros enemigos de la vocación son: las expectativas ajenas, sobre todo las de los padres. “Si tú vas donde tu papá y le dices lo que deseas te va a incriminar, te dirá esto sí, esto no, por eso primero conócete tú primero”, indicó a los estudiantes.

 

Citó también a la indecisión, explicando que quienes tienen el enemigo de la indecisión difícilmente descubrirán qué quieren ser. “Y seguro los que no toman alguna decisión es porque les gustan muchas cosas, y eso no es ningún problema, eso es lo más maravilloso. Lo que pasa es que hay cosas que son prioritarias por las cuales empezar para luego continuar. La vida no se acaba a los 23 años cuando ustedes acaben su carrera, la vida continua y uno sigue estudiando y   el asunto es integrarlo, pero empieza por lo más largo y más difícil”, añadió.

 

Finalmente, dijo que el quinto enemigo es el desinterés. “Algo pasa con los adolescente de hoy. Recuerden las miradas de los bebés, a ellos todo les interesa, todo quieren agarrar, todo les gusta y de pronto llegan a la adolescencia y uno se pregunta qué le pasó, así no nació, en qué momento se fue apagando el fuego interno. El problema nació cuando empezaron a decirle no hagas esto, no hagas lo otro”, concluyó.  

Deja tu Comentario