Semanario Expresión up

MOTIVO DE PREOCUPACIÓN: Inflación Acumulada Anual fue mayor al rango meta establecido por el BCRP

Escribe: Juan Miguel Valdivia Goycochea (*)
Edición N° 1212

  comentarios   

  • Según reporte a junio de este año.

Según el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP), la inflación acumulada anual julio 2020 a junio 2021, ha sido de 3.25%, por encima del rango meta establecido por el ente emisor para el presente año, el cual oscila entre el 1% y el 3%; sin embargo, mantienen la expectativa de inflación para el presente año (enero a diciembre) de 2.60%. Este incremento del nivel general de precios se explica en el incremento de precios de los combustibles, que, a su vez, ha presionado el incremento de los precios de transporte, y de los alimentos, producto de la depreciación de la moneda nacional. Otro de los rubros que ha aportado en este proceso, es el incremento de los precios de los medicamentos y servicios de salud, por la mayor demanda generada por la pandemia del Covid-19.

¿Qué es la Inflación?

En un artículo anterior señalé que una de las principales funciones del dinero era servir como medida de valor, vale decir, gracias a la moneda existe un Sistema de Precios mediante el cual le asignamos un valor monetario a todos y cada uno de los bienes y servicios de la economía. La estabilidad económica requiere que esos precios no suban traumáticamente, pero tampoco bajen; o sea, que se mantengan estables o ligeramente al alza a través del tiempo. Cuando se rompe esa estabilidad es porque se ha producido algún tipo de perturbación o fenómeno monetario.

Una de las perturbaciones monetarias más temidas es la Inflación, la cual, se define como el incremento sostenido en el tiempo del nivel general de precios. Cuando hablamos de incremento “sostenido” en el tiempo, es porque la inflación es un proceso, razón por la cual a este fenómeno se le llama también proceso inflacionario; vale decir, este incremento debe ser continuo o permanente en el tiempo, no se trata de que hoy, por alguna razón, estacional por ejemplo, subieron los precios y se quedaron en ese nivel por seis meses, eso no es inflación, y, cuando hablamos de que ese incremento debe ser del nivel general de precios, es que, inflación no se produce cuando se incrementa el precio de un solo producto de la economía, sino cuando se incrementan los precios de todos o casi todos los bienes y servicios transados dentro de nuestro territorio.

¿Cómo se mide la Inflación?

La inflación se mide a través de un indicador llamado Índice de Precios al Consumidor, el cual, en el Perú, se calcula sobre la base de ocho rubros o grupos de consumo, los cuales tienen un diferente peso específico en función del porcentaje del ingreso que se destina a una canasta de consumo.

Así tenemos, que un peruano en promedio destina el 37.818 % de su ingreso a alimentos y bebidas (más de un tercio de su ingreso), razón por la cual un incremento en el precio de estos bienes tendrá un impacto mayor en el nivel general de precios, que, los incrementos en otros grupos de consumo, luego, tenemos vestido y calzado con 5.38 %, alquiler de vivienda combustible y electricidad con 9.286 %, muebles y enseres con 5.753 %, cuidados y conservación de la salud con 3.69 %, transportes y comunicaciones con 16.455 %, esparcimiento, servicios culturales y de enseñanza con 14.93 % y otros con 6.688 %. Como podemos observar, después del gasto en alimentos y bebidas, los peruanos gastan sus ingresos principalmente en transportes y comunicaciones y en esparcimiento, servicios culturales y de enseñanza.

Inflación Subyacente

Existen algunos productos, cuya volatilidad (incremento y disminución) de precios, hace que no sean considerados en el cálculo del Índice de Precios al Consumidor (IPC), de tal manera que este indicador refleje de forma menos errática los cambios o variaciones del nivel general de precios, lo que permita una mejor toma de decisiones por parte del BCRP.

Cuando del cálculo de la inflación se excluyen los productos cuyo precio es sumamente volátil, se denomina “inflación subyacente”. En nuestro país estos productos son los alimentos y la energía, por ejemplo, a mayo 2021, la inflación acumulada anual (junio 2020 a mayo 2021), fue de 2.45 %, mientras que la inflación subyacente (IPC sin alimentos y energía) fue de 1.76 %. El incremento de precios, sólo de alimentos y bebidas, fue de 3.26 %.

Rango meta de Inflación

El BCRP tiene como una de las funciones principales, sino la más importante después de la emisión de dinero, el preservar la estabilidad monetaria, anunciando para cada ejercicio fiscal, el rango meta de inflación, vale decir, el incremento mínimo y máximo que deben sufrir los precios durante el año corriente. Para el presente 2021, el rango meta oscila entre el 1 % (mínimo) y el 3 % (máximo), debiendo aclarar, que ello no implica compromiso alguno respecto al tipo de cambio, cuyo precio debe fluctuar libremente, interviniendo el BCRP solo ante variaciones amplias en su cotización, para evitar una depreciación traumática de nuestra moneda.

La inflación acumulada anual julio 2020 a junio 2021 ha superado el rango meta de inflación, al haber alcanzado el 3.25 %. Sin embargo, considero, que aún no hemos ingresado a un proceso inflacionario, es por ello, que el BCRP mantiene como expectativa de inflación al final del 2021, un incremento del 2.6 % en el nivel general de precios.

¿Qué está sucediendo con los precios en nuestra economía?

Si observamos el cuadro donde se muestran los diferentes grupos de consumo utilizados en el cálculo del Índice de Precios al Consumidor (IPC), veremos que los rubros cuyo precio se ha incrementado por encima del 3 %, son el precio de los combustibles que se incrementó en 6.92 % debido principalmente al incremento en la cotización del dólar, debiendo recordar que el Perú es importador de combustibles, pues no producimos lo suficiente para autoabastecernos. Al aumentar los precios de los combustibles, los precios de transporte se han incrementado en 3.71 %.

Otro de los rubros de consumo cuyo precio se ha incrementado es el de alimentos en un 3.66 %. Algunos de los productos cuya subida de precios ha sido más notoria es el del aceite vegetal, debido principalmente a la mayor cotización internacional del aceite de soya en bruto importado, principal insumo para su elaboración (representa entre el 75 % al 85 %), y al incremento también del tipo de cambio. Según Index Mundi, usando como fuente el Departamento de Agricultura de Estados Unidos y el Banco Mundial, entre junio 2020 y mayo 2021, el precio del aceite de soya se incrementó en 98.36 %, y solo en los primeros cinco meses del presente año se incrementó en 46.07 %. Un rápido estudio de mercado realizado en las páginas de supermercados Metro, Plaza Vea y Tottus, nos muestra que los precios de los aceites domésticos oscilan entre S/ 6.20 el aceite de soya de marca Soya y S/ 11.90 el aceite de maíz de marca Florida.

Dentro del rubro de alimentos también se debe considerar el incremento de precios de productos agrícolas como la papa, debido a una menor oferta de dicho producto, por las alteraciones climáticas en la sierra central, y a una mayor demanda, por la reapertura, a partir de marzo, de los restaurantes al flexibilizarse algunas de las restricciones impuestas para contrarrestar la propagación del Covid-19.

El cuarto y último grupo de consumo cuyos precios han sufrido un incremento significativo es el de servicios de salud que aumentaron en 3.19 %, debido a la mayor demanda, que en algún momento desbordó la oferta, de medicamentos, oxígeno, camas UCI, necesarias en la lucha contra la pandemia.

Repito, considero que aún no hemos ingresado a un proceso inflacionario, y todo dependerá de lo que proponga el nuevo gobernante, luego de su proclamación, en materia económica, que, brinde la tranquilidad que la población y la economía necesitan.

(*) Economista.

Deja tu Comentario